Imprimir
Inicio » Opinión, Militar e Inteligencia  »

Alan Robock ratifica gravedad de las armas nucleares

| +

Por Enrique Atiénzar Rivero

RobockTestifyingAdelante digital por vía electrónica envió al Profesor estadounidense Alan Robock, autor de la teoría del invierno nuclear, un cuestionario relacionado con la necesidad del desarme nuclear y su visión sobre el asunto. Él en La Habana brindó una conferencia sobre el tema el 14 de septiembre de 2010.

He aquí el cuestionario y las respuestas, hechas llegar este lunes a nuestro buzón.

El pasado 26 de octubre en Naciones Unidas la delegada cubana Lilianne Sánchez recordó que la seguridad y la paz internacionales continúan amenazadas por unas 4 400 ojivas nucleares desplegadas, de ellas la mitad listas y en estado de máxima alerta operativa. Y añadía que bastaría una parte ínfima de ese arsenal para que ocurra el invierno nuclear y con él, la destrucción de toda forma de vida sobre la tierra.

–¿Cree como estudioso y autor de la teoría del invierno nuclear, de que la humanidad vive un trance difícil y que se aproxima hacia una hecatombe, solucionable solo con la racionalidad de quienes portan los arsenales nucleares?

–El público en su mayoría desconoce la continua amenaza que las armas nucleares representan para el planeta. Es por eso que estoy trabajando tan duro para hacer correr la voz. Usted puede ver mi charla TEDx en http://www.youtube.com/watch?v=qsrEk1oZ-54 y espero participar en la conferencia sobre el impacto humanitario de las armas nucleares en México en febrero del 2014.

–Desde su visita a Cuba, momento en que tuvo la oportunidad de intercambiar con Fidel Castro sobre su concienzudo estudio sobre invierno nuclear, pregunto: ¿Hay nuevas evidencias que refuercen su afirmación y de desesperanza para la humanidad?

–Sí. Ahora, otros dos grupos de modelos climáticos han simulado el mismo escenario que hicimos de los efectos climáticos de una guerra entre India y Pakistán, y encontraron los mismos resultados,  que habría cambio climático sin precedentes en la historia humana, incluyendo el agotamiento del ozono. Además, se han estudiado los efectos en la agricultura de los cambios climáticos, lo que daría lugar a una gran disminución de la productividad agrícola en todo el mundo y una crisis alimentaria mundial.

 –¿Cuál cree que debe de ser la conducta de los países poseedores de los cerca de 18 000 artefactos para renunciar a su empleo, a la sombra de las equivocadas doctrinas de seguridad?

–Las potencias nucleares deben inmediatamente deshacerse de sus armas nucleares. Esto hará que ellos y el resto del mundo sea más seguro. Las armas no pueden utilizarse y que sería más seguro para deshacerse de ellas, aunque los demás no lo hagan. No sirven como elemento de disuasión.

–¿Cree acertada la iniciativa de la comunidad de 33 naciones latinoamericanas y caribeñas de trabajar para una conferencia internacional de alto nivel para identificar vías y métodos que permitan eliminar en un plazo breve los mortales artefactos?

–Sí. La presión de otras naciones es crucial”.

Precisamente la demostración científica y el aporte más reciente del Profesor Alan Robock  y sus colegas a la teoría del invierno nuclear y a la causa de la lucha por el desarme nuclear total es  que aun en el caso de una guerra nuclear regional se produciría un cambio climático que nunca ha sido experimentado por la especie humana.

Confiemos en que el llamado del científico norteamericano encuentre oídos receptivos en el mundo para evitar la desaparición de la especie humana, amenazada hoy peligrosamente.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también