Inicio » Opinión  »

¿Médicos cubanos en Brasil?

Por: Frei Betto
En este artículo: Brasil, Cuba, Frei Betto, Médicos
20 mayo 2013 | 43

7-mayo.medicos-cubanos-con-diploma1El Consejo Federal de Medicina (CFM) está indignado ante el anuncio de la presidenta Dilma de que el gobierno traerá seis mil médicos de Cuba y otros tantos de Portugal y de España, para trabajar en municipios carentes de profesionales de la salud.

También en Portugal y en España hay, como en cualquier país, médicos de nivel técnico aceptable. España tiene el 7° mejor sistema de salud del mundo y Portugal el 12°. En tierras lusitanas el 10% de los médicos son extranjeros, incluyendo cubanos, incorporados desde el 2009. Sometidos a exámenes, la mayoría obtuvo la aprobación, lo que llevó al gobierno portugués a renovar su estadía en el 2012.

Nadie se opone a que el CFM someta a los médicos cubanos a un examen (Reválida), igual que se hace con los brasileños, muchos de ellos formados en facultades privadas que funcionan como auténticas máquinas de hacer dinero.

El CFM reclama por la supuesta convalidación automática de los diplomas de los médicos cubanos. En ningún momento ha sido eso lo que ha defendido el gobierno. El ministro de Salud, señor Padilha, dejó claro que pretende seguir criterios de igualdad y de responsabilidad profesional.

La opinión del CFM importa menos que la de los habitantes del interior y de las periferias de nuestro país, que tanto necesitan de atención médica. Según estudios del mismo CFM, en conjunto con el Consejo Regional de Medicina de São Paulo, sobre la “demografía médica en el Brasil”, demuestran que en 2011 el Brasil disponía de 1.8 médicos por cada mil habitantes.  Tendríamos que esperar hasta 2021 para que dicho índice llegue a 2.51/1000. Y según los cálculos sólo en el 2050 tendremos 4.3/1000. Mientras que en Cuba hay 6.4 médicos por mil habitantes. Y en Argentina, en 2005, contaban con más de 3/1000, índice que el Brasil alcanzará hasta el año 2031. De los 372 mil médicos registrados en el Brasil en el 2011, 209 mil se concentraban en las regiones sur y sudeste, y poco más de 15 mil en la región norte.

El gobierno federal está empeñado en mejorar esa distribución de profesionales de la salud a través del Provab (Programa de Valorización del Profesional de Atención Básica), ofreciendo un salario inicial de US$ tres mil y puntos para mejorar en su carrera, para incentivarlos a prestar sus servicios de atención primaria a la población de 1.407 municipios de todo el país. Ya se han inscrito más de 4 mil médicos en este plan.

El senador Cristovam Buarque propone que los médicos formados en universidades públicas, pagados con su, o mi, o nuestro dinero, trabajen dos años en áreas carentes de servicio a fin de que sus hojas profesionales sean reconocidas.

Si la medicina cubana es de mala calidad, ¿cómo se explica que la salud en la isla esté, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), con índices mucho mejores que la del Brasil e incluso se pueda comparar con la de los EE.UU.?

El Brasil, antes de reclamar por medidas que beneficiarán al pueblo más pobre, debiera mirarse en el espejo. Según la lista de la OMS (datos de 2011), el mejor sistema del mundo en cuanto a salud es el de Francia. Los EE.UU. ocupan el lugar 37; y Cuba el 39. El Brasil está en el  puesto ¡125!

Si no vienen médicos cubanos ¿qué se le diría al pueblo carente de salud de nuestras periferias y del interior?  ¿Qué soporte los dolores? ¿Qué muera de enfermedades fácilmente tratables? ¿Qué le pida a Dios el milagro de la sanación?

Cuba es especialista en medicina preventiva y exporta médicos a 70 países. Gracias a esa solidaridad, la población de Haití vio aminorado su sufrimiento causado por el terremoto de 2010, en tanto que el Brasil envió militares. Cuba envió médicos entrenados para actuar en condiciones precarias y en situaciones de emergencia. Un médico cubano no vendrá al Brasil para  ofrecer resonancia magnética o tratar con medicina nuclear, sino a combatir parásitos y malaria, diarrea y deshidratación, reduciendo la mortalidad infantil y materna, aplicando vacunas, enseñando medidas preventivas, así como normas de higiene.

La prestigiosa revista New England Journal of Medicine, en su edición del 24 de enero de este año, elogió la medicina cubana, que ha alcanzado las cuotas más altas de vacunación del mundo, “porque el sistema no fue proyectado para que el consumidor escogiera o para iniciativas individuales”. En otras palabras, no es el mercado el que manda sino el derecho del ciudadano.

¿Por qué el CFM nunca ha reclamado por el excelente servicio prestado a nuestro país por la Pastoral de la Niñez, a pesar de que ella dispone de pocos recursos e improvise la formación de madres que atienden a la niñez? La respuesta es sencilla: es bueno para una medicina cada vez más mercantilizada, volcada más al lucro que a la salud, contar con el trabajo altruista de la Pastoral de la Niñez. El temor es encarar la competencia de médicos extranjeros.

Dios quiera que un día el Brasil pueda exponer en sus ciudades este lema que vi en una calle de La Habana: “Cada año mueren 80 mil niños en el mundo por enfermedades fácilmente tratables. Ninguno de ellos era cubano”.

Se han publicado 43 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Vicente Machado dijo:

    la olidarquia bajo cualquier justificación siempre querrá el máximo de ganancia, no importa si es desprestigiando a un servicio de salud altamente eficas como el de Cuba, la alta profesionalidad en todos los campos de sus médicos, así como, la de cualquier país del mundo. si quiere responder la causas, siga la ruta el dinero.

  • RAG TIME IN HAVANA dijo:

    Querido y fiel amigo Frei Betto, ya desde otros lugares, se imaginará Ud. desde cuáles, otros adversarios -muy poderosos- han dicho que nuestra medicina es mala, y ya a veces ni nos tomamos la molestia en contra-argumentar. La mentira anda junto a nosotros desde hace décadas, tratando de hostigarnos, y de cuando en cuando adelanta su pata peluda para hacernos tropezar, o nos larga un vituperio acabado de sacar de su bolsa, sin siquiera mirar si es de nuestra talla. A Cuba ya muy pocas cosas la afrentan, y mucho menos la deshonran: Así es de sólida nuestra vergüenza y nuestro honor que se enaltecen con amigos como Ud. Los cubanos revolucionarios, Ud. lo sabe, hemos llegado a un punto del camino en el que quienes nos aprecian lo seguirán haciendo de manera creciente, y quienes nos odian… también lo seguirán haciendo, y también cada vez más. La división es muy profunda. Lo que ocurre a veces es que cuando el odio es mucho, enceguece a quien lo profesa, y a veces se echa mano a cosas que hasta risa provocan: !tan poco prolijos son!.
    He aquí nuestro consuelo: Nuestra medicina “mala” está curando gente en la tercera parte de las naciones de este planeta, y en muchos de esos lugares sin cobrar un centavo. Es así, amigo Frei, pero a pesar de todo seguimos en la lista de las naciones que promueven el terrorismo, aunque ya nadie se lo crea. De cuando en cuando una buena acción de Cuba les tapa la boca, hasta que toman aire de nuevo. Estamos seguros de que Brasil y Cuba estarán por encima de todo eso. Le agradecemos, entrañable amigo, sus siempre acertadas observaciones sobre muchos tópicos, que tantas veces han sido lecciones para nosotros. Ud. nos honra.

  • rosa57 dijo:

    Como siempre Frei gran amigo de nuestro pais, mil gracias por tu reconocimiento

  • Javy dijo:

    Waaaoooooooo! Impresionante respuesta, sencilla y directa a la psiquis!

  • Francisco Rivero dijo:

    Estoy muy contento y feliz por esta noticia que de seguro sera en beneficio y en favor del bienestar del querido pueblo brasileiro

    Bienvenida la presencia de estos profesionales de la salud que juntos a sus homologos brasileños daran lo mejor de si en los sectores mas carente del pais donde no se ha podido instaurar estructura de servicio sanitario.

    Estimo que es una accion de importante significacion en favor de la vida y al derecho humano de vivir con dignidad saludable. Es gracia a ese principio que esta cooperacion entre los gobiernos de Cuba y Brasil tiene el aval de la Organizacion Panamericana de la Salud.

    La experiencia de cooperacion de Cuba con otros paises latinoamericano y en otras latitudes del mundo como Africa y hasta en paises tan lejanos en islas ubicados en Oceania ha sido bien valorada por la Organizacion Mundial de la Salud reconociendo su competencia eficaz en el ejercicio noble y primero de la etica medica de estar alli donde es mas necesario su presencia. Prodigando su mejor atencion, con amor, con amistad respetuosa y solidaria a la poblacion.

    Sera tambien la ocasion para los profesionales de Brasil y Cuba que trabajen en esta cooperacion de desarrollar programas de atencion tanto educativa como de prevencion sanitaria dirigida a los diferentes sectores de la poblacion donde sean ubicado.

    Un saludo fraterno

  • Leandro dijo:

    Sé que en muchos países en que han llegado los médicos cubanos ha ocurrido lo mismo: los colegios médicos, de cara al lucro y de espaldas a sus pueblos, han tratado de boicotear la presencia de estos embajadores de la salud; pero al final, por muchas mentiras que divulguen las transnacionales de la desinformación, la obra de la solidaridad cubana y especiamente de su calificada medicina en favor de los humildes de este mundo se impone y nuestros médicos son queridos y defendidos por los pueblos de los países donde prestan sus servicios.

  • Francisco dijo:

    La medicina en Cuba es un derecho del del pueblo, solo con la solidaridad de hermanos se ha avanzado en este campo tan hermoso como es la salud, nuestros médicos son de alta calificación, lo demuestra nuestros indices, no desplazan a los médicos naturales de los países a los que se les presta estos servicios, lo que se preocupan siempre por el ser humano en primera instancia esa es su razón de ser.

  • Siboney dijo:

    Muy objetivo el artículo del amigo Frei Betto, su portura vertical con la verdad siempre nos ha impresionado, su criterio ayuda a romper la hegemonía de la información transnacional que pretende satanizar todo lo que venga de los lugares donde no se aceptan sus mandatos. Seguro estoy que los ciudadanos más humildes del Brasil, agradecerán la presencia de los galenos cubanos. Van a conocer a profesionales que quizas sean una rareza en este mundo donde lo único que importa es lo material. Amarán a nuestros profesionales de la salud por su modestia, humildad, sentido del sacrificio, solidaridad, hermandad y por sus conocimientos. Verán que nuestros médicos no ponen objeciones para visitar a un enfermo a cualquier hora y en cualquier lugar por apartado que esté, verán que a nadie le preguntan que riqueza tiene para atenderlo, es más se sienten más a gusto cuanto más pobre sea el paciente, tampoco le preguntarán a qué religión pertenecen ni a que partido está afiliado, los verán donar su sangre y compartir su comida con el que lo necesite. No les quepa dudas que son así, sino quién explica que en medio de la guerra económica más cruel que se ha conocido contra un país, Cuba se ubique entre los primeros países del mundo en atención médica y en índice de salud de la población.

  • Esperanza dijo:

    Gracias por el comentario, querido amigo Betto.
    El gobierno de Brasil conoce las propiedades de los médicos cubanos, como lo conoce el mundo y cuando se quiere mejorar la calidad de vida de la población se superan ideas mercantilistas y se ponen delante las humanas, el juramento Hipocrático no tiene nada que ver con el dinero y si mucho con el servicio. Ya sabrán lo que van a hacer, nuestros médicos están esperando, con la mochila y al hombro.

    Saludos

  • Rafael dijo:

    De Brasil se comenta que es la quinta o sexta economía del mundo; que pertenece a la OMC; que su PIB crece; que pertenece al grupo BRICS …; pero por usted, nos hemos enterado que existen derechos humanos fundamentales que el gobierno no puede garantizar a todos sus ciudadanos por igual, como alimentación, educación y salud gratuita, algo que en Cuba están garantizados desde 1959. No vivimos en un Archipiélago perfecto pero al parecer es mejor que en la mayoría de este mundo. Si las cosas no están mejor es por culpa de nosotros mismos.

  • Miguel dijo:

    Es indudable que los médicos “colegiados-asociados-acomodados-confederados” o lo que fuera en todo el mundo son máquinas de hacer dinero como leí en un comentario y en la generalidad de los casos es cierto. No es así en el caso de los médicos cubanos que sobresalen en la medicina preventiva e integral! Ojalá todos nuestros países contraten a los profesionales cubanos para mejorar la salud de “nuestras perisferias existenciales” según el decir del Papa Francisco y aquellos médicos mencionados al principio se pongan y respeten su juramento al egresar de sus facultades.

  • Alexander Castellanos dijo:

    Parafraseando al comandante en jefe Fidel si alguien hiciera que mi fe fuera religiosa seguro se llama Frei Betto, no lo dude. Gracias por creer en Cuba.

  • wilson Peña Torres dijo:

    Como siempre el amigo de Cuba, Frei Beto, utiliza la palabra como arma de combate para defender la Revolución Cubana, esta vez desde el mismo Brasil, porque las fuerzas retrógradas de allí se empeñan en obstaculizar un programa tan noble como el de la colaboración de médicos cubanos en beneficio de los brasileños más humildes.(Porque hacia ellos no van a ir los médicos brasileños que tienen el ejercicio de la medicina como un negocio).

  • TOMY ONE dijo:

    La argumentacion de Frey Betto es suficiente , pero aun como dice Rag Time estamos curados de espanto no deje de encabronar tanto cinismo , cuando he tenido que compartir con medicos americanos por ejemplo , van a pasear por las aldes de africa vestidos de militares , hacen 2 o 3 cosas con los niños sobre todo y ya , esa es su ayuda , no los critico , no estudian para hacer solidaridad aunque algunos son humanistas por naturaleza, los nuestro se la juegan todos los dias con las enfermedades dandole vueltas , vease el ejemplo de Haiti y nada mas , gracias Frey por tu comprension y cariño,
    Gracias

    • manuel dijo:

      Me disculpa, si te molesta mi respuesta,pero creo que no tienes una idea de lo estas hablando.El pueblo mas solidario del mundo es los EEUU.No hablo de su Gobierno sino del pueblo.

  • jose pedro dijo:

    Esa posición del CMF brasileño solo quiere perjudicar al pueblo excluido de servicios primarios de salud del país y por ende OBSTACULIZAR la inciativa del gobierno socialista de Dilma Rousef.
    A la hora de la verdad siempre estas instituciones médicas que consideran la salud una mercancía se olvidan del JURAMENTO HIPOCRÁTICO que todo profesional de la salud esta obligado en este planeta.
    Que el pueblo brasileño tenga clara esa posición oligárquica del CMF.
    Frei Beto como siempre al lado del pueblo como un buen teólogo de la liberación de Nuestra América.

  • antonio dijo:

    DILMA PUEDE DECILE AL CFM BRASILEÑO.BUENO,PONGANME USTEDES LOS SEIS MIL MEDICOS QUE EL PÁIS NECESITA EN LOS LUAGARES DESATENDIDOS Y PERIFERICOS Y ENTONCES EL PROBLEMA ESTA RESUELTO.ES OBVIO QUE LOS MERCADERES DE LA MEDICINA NO ACEPTARAN.

  • Edelman dijo:

    Buen comentario, gracias a FREI BETO pero la foto de presentación por qué no tiene un letrerito que diga qué es. Pueden ser médicos de la ELAM , o pueden ser médicos del CFM protestando. Cualesquiera puede interpretar lo que le de la gana.

  • Amauris Domínguez Meriño dijo:

    Así mismo Alexander Castellanos, si algún correría a profesar las enseñanzas de Cristo sería siguiendo a alguien como Frei Betto.
    Gracias compañero por hincar rodillas al lado de los pobres y defender nuestra causa.

  • Narciso Duarte Rodriguez dijo:

    Gracias Freí Beto como siempre usted defiende la verdad objetiva pues la conoce de primera mano como se dice aquí por sus vivencias suyas en nuestro país y verlas con sus propios ojos, que es lo que pasa en esos países no solo en Brasil, hoy todavía hay muchos países que no reconocen a sus propios ciudadanos graduados de medicina en Cuba, pero la calidad y el servicio prestados por los profesionales cubanos en cualquier especialidad de la medicina en el rincón mas oscuro del universo se a ganada el valor mas apreciado para nosotros que es el reconocimiento del pueblo, su cariño, su atención y que estos no mueran por algo tan sencillo como la atención primaria y preventiva, en mucho de estos países los graduados en las universidades privadas muy poco son capaces de dar en paso para ir a las selvas o las rincones mas remotos a dormir en catres, o en las casa de campesinos, indios, obreros, enfangarse en los caminos brincar ríos para ir a kilómetros a atender un paciente para eso no los prepara las universidades privadas y muy pocos galenos de los hospitales majestuosos privados pueden competir con las experiencias de cualquier medico cubano, son tan malos los médicos cubanos que le hacen campañas para que deserten en los mismos lugares donde los Consejos Federales de Medicinas, o Colegios de Medicina, están en contra ahora con la presencias de nuestros profesionales y sin embargo han aceptados a los desertores, como se interpreta esto pues sencillamente hacen de la medicina para ellos primero su valor monetario de sus riquezas personales que no disminuyan y la segunda un problema político, le temen a los ejércitos de batas blancas cubanos que con su ejemplo y dignidad fortalecen el espíritu de hermandad y humanismo. Ahí esta el miedo del Consejo Federal de Medicina de Bracil.

  • jean dijo:

    Cuba va !

    • jean dijo:

      Cuba va

  • Mostrando 21 de 43 comentarios [Cargar más comentarios]

Se han publicado 43 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Frei Betto

Frei Betto

Teólogo brasileño y uno de los máximos exponentes de la Teología de la Liberación. Es el autor del libro “Fidel y la Religión”.

Vea también