Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Ofensiva gringa al sur del río Bravo

| 8

La troglodita asonada parlamentaria que destituyó al presidente de Paraguay Fernando Lugo viene a poner de relieve dos cuestiones muy importantes. Una, Estados Unidos, cuya embajada en Asunción incubaba el derribo del mandatario desde 2009, ha sido el diseñador, fabricante, o cómplice, de todos los golpes de Estado contra los gobiernos democráticos latinoamericanos, aunque últimamente los disfrace con ropajes distintos a los tradicionales.

Cataloga de amigos a los gobiernos salidos de las urnas sólo cuando se pliegan a sus dictados y no lleven a cabo reformas que afecten sus intereses. Así lo demuestran sólidas evidencias, cuya investigación debemos a una pléyade de eminentes historiadores insuficientemente conocidos, como el argentino Gregorio Selser.

Dos, esta tradicional conducta no ha sido modificada en lo esencial durante la administración de Barak Obama, que no sólo ha continuado, sino profundizado, la política de su antecesor respecto a nuestra región, persiguiendo los mismo objetivos aunque utilizando el llamado poder “inteligente”.

Este conlleva, entre otros recursos, alianzas regionales de gobiernos derechistas, o efímeras y pragmáticas para ciertas coyunturas, cooptación de mandatarios que enarbolan posturas latinoamericanistas e intentos de dividir al bloque de gobiernos progresistas. Otro de sus componentes importantes es la infiltración de fuerzas populares a través de fundaciones y ONG yanquis y europeas o hasta la propia USAID, cuya expulsión de sus países recién acordaron los miembros de la Alba. De repente nos encontramos luchas sociales con demandas legítimas, usadas por la derecha con fines golpistas contra los mandatarios populares.

Con Bush o con Obama, presidentes que se oponen enérgicamente a las políticas neoliberales han debido enfrentar intentos de golpes de Estado, llamémosles de nueva generación, como en Venezuela –tres veces-, Bolivia –dos veces, el más reciente abortado hace una horas- y Ecuador una. Contra los presidentes patriotas y latinoamericanistas de Honduras y Paraguay los golpes triunfaron dada la fortaleza política y militar de la derecha comparada con la debilidad de sus movimientos populares no suficientemente articulados, aunque existen diferencias entre ambas situaciones. Zelaya tenía un equipo de colaboradores cualitativamente superior al de Lugo y su combatividad, anterior y posterior al golpe, estimuló la forja de un ejemplar movimiento de resistencia.

En cambio, Lugo optó por hacer concesiones a la jurásica derecha paraguaya pensando tal vez que así podría su derrocamiento. No obstante, el pueblo lo sigue llamando presidente y clama por verlo al frente de la resistencia.
Ahora bien, es conveniente recordar que Hugo Chávez, como Evo Morales, Rafael Correa y antes Salvador Allende, ya desde que eran candidatos tuvieron que vencer feroces campañas de calumnias y maquinaciones orquestadas por Estados Unidos y las oligarquías con la proverbial complicidad de los consorcios mediáticos.

Evo pudo conquistar su primer mandato por la copiosa votación a su favor, pues hubo muchas evidencias de fraude electoral. La misma receta se aplica y aplicará en nuestra región contra cualquier candidato que se proponga cambiar, aunque sea moderadamente, el modelo neoliberal. Y si no es posible frenar su ascenso a la presidencia, Washington y la oligarquía no le darán un minuto de tregua a partir del momento en que se anuncie su victoria, como viene haciendo con los líderes mencionados.

Es también el caso de Cristina Fernández de Kirchner, sometida a una intensa guerra sucia, antes y después de su primera elección, por los consorcios Clarín, La Nación y sus socios continentales, y a los intentos de golpe rural primero, y ahora camionero, lanzados por extrañas alianzas que unen a latifundistas, exportadores, sectores medios culturalmente colonizados, la liliputiense izquierda gorila y los resentidos de turno.

Conviene profundizar en lo que une estos hechos entre sí y a su vez con otros como el ataque a Ecuador de 2008, la restauración de la IV Flota y la red de dispositivos militares y acuerdos de seguridad tipo Plan Colombia sembrados por Washington desde el mismo sur del río Bravo a lo largo de América Latina y el Caribe(http://alainet.org/active/45135). Se trata de una ofensiva para acabar con los gobiernos que se oponen a las políticas neoliberales y al saqueo de sus recursos cuando el hundimiento económico del imperio lo empuja a conquistarlos como sea.

Twitter: @aguerraguerra

(Tomado de La Jornada, de México)

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • OLIMPIO RODRIGUEZ SANTOS dijo:

    Bien claro el artículo sobre la ofensiva gringa al sur del río Bravo. Ese soñar de pueblos unidos a los que nos llamara Martí y que en la práctica poco se ha podido idealizar.
    Hoy el poderío militar de los Estados Unidos con sus generaciones de aviones espías y la tecnología de las comunicaciones puestas en función de la expansión, tienen en constante jaque a los gobiernos de izquierda y se aprovechan de cualquier error para provocar los cambios a su gusto.
    Son tiempos de no cometer errores y de unión si queremos vivir
    http://www.juventudrebelde.cu/columnas/acuse-recibo/2012-04-09/donaciones-entrampadas/
    http://www.juventudrebelde.cu/columnas/acuse-recibo/2012-06-26/responde-director-del-hotel-playa-giron/

    Olimpio Rodríguez Santos

    Member European Academy of Allergy and Cinical Immunology (EAACI)
    Miembro de la Asociación Cubana de Comunicadores Sociales (ACCS)

  • lily carabine dijo:

    ..ya era hora de que alguien “descubriera” que la mano omnipotente del imperio tambien estaba detras del golpe a Lugo..era de esperar, porque no hay nada malo que suceda en este mundo, que no sea responsabilidad de los yanquis,,,hasta los ciclones y los huracanes…

  • lily carabine dijo:

    ..en el segundo mandato de Clinton, el congreso estaba en manos de los republicanos…le hicieron la vida, vulgarmente hablando, un “yogurt cortado”, sin llegar a ser un “golpe” lo “golpearon” muy fuerte. Las dinastias tropicales no admiten, como legado del latinoamericanismo secular post-conquista, que las instituciones funcionen: en su lugar, la ascendencia a la cuspide del poder del caudillo queda lista. Creo que la gran dificultad, endémica, de latinoamerica es esa: el caudillo por encima de la institucion, porque es “mejor” dejar en manos de alguien, que se “dedique” a hacerlo todo…pero cuando abrimos los ojos, ya es demasiado tarde. Lugo, fue la figura que eligieron los partidos contrarios al Colorado, solo eso, una figura: los intereses de ellos, los partidos e la coalicion, son casi iguales a los seguidores del Colorado. Presidio un pais, como un titere con voz, pero sin voto y el mejor ejemplo fue el intento de aplicar la Reforma Agraria: las camaras legislativas y ejecutivas, le hicieron lo mismo que a Clinton y para colmo, con caracter legal, pero ilegitimo si lugar a dudas. Ahora vemos la reaccion de los paises: algunos comedida la de otros casi con caracter ingerencista, pero en todos los casos en franco desacuardo con el principal afectado: el pueblo paraguayo, los pobres, los carperos en fin, los de abajo que siempre pagan los platos rotos.

  • victor dijo:

    Cria fama y acuestate..en los EEUU.

  • henry dijo:

    muy claro el articulo no ago comentarios porque esto es mas que un comentario

  • celso aurelio dijo:

    CARTA CIUDADANA DESDE EL PARAGUAY
    Echa más leña al fuego: Chester Swann*.

    ¡Ahora la culpa la tiene… Chávez!

    Apenas me disponía a iniciar la jornada de rutina (regar macetas, alimentar mascotas y prender mis ordenadores, escuché por una emisora muy diestra que todo el perendengue —desde la masacre de Cueruguaty en adelante— fue una maniobra orquestada por Chávez y el anciller venezolano N. Maduro, para que el Paraguay (es decir su fáctico gobierno) sea apartado del Mercosur para permitir el ingreso de Venezuela… pese a la oposición de nuestro macarthista parlamento que aún sigue con el ¡chake! de la Guerra Fría y parece que, de tanto leer Reader´s Digest (los que saben leer, claro), prensa amarilla y ver pornoi-nternet en horario de sesiones, no ha tenido tiempo de aggiornarse para entender que los tiempos han cambiado y ya no es herejía ser socialistas, anarcos, neonazis o capitalistas salvajes (no domesticado por el humanismo, se entiende), no conspirarán contra la paz pública y la libertad de las personas (Ley 209 dixit).
    Las mafias enquistdas en el sistema político no han aceptado que el presidente (para mí sigue siéndolo) Lugo haya instituido salud al alcance de todos, ayuda a la tercera edad (exigua, pero ayuda al fin) y ayuda escolar, aún con los recortes impuestos por los retrógrados para-lamentarios al servicio de los empresaurios del latifundio, el agio y la especulación.
    ¿Cuándo tendremos verdaderos representantes en un congreso unicameral elegidos y no simplemente votados?
    ¿Cuándo respiraremos aires libertarios y democráticos con justicia social?
    Y créanme que en este estofado nada tuvo que ver Chávez, ni Venezuela… sino las mafias líbero-coloradas y patriapropistas, a la reconquista del santo zoquete.

    * Ex periodista, ex cantautor, ex artesano, ex caricaturista y escritor, actual buscador de moscas en la sopa y pelos en la leche.

  • Henry dijo:

    Muy buen comentario hermano celso Aurelio Sauludos desde Honduras

  • Julian dijo:

    Fortalecimiento de los movimientos populares,para evitar ser infiltrados por ONG´s yanquis. Es ahora o nunca,pues el imperio esta en la lona. Hasta la victoria siempre…Venceremos !!!!

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Angel Guerra Cabrera

Angel Guerra Cabrera

Periodista cubano residente en México y columnista del diario La Jornada.

Vea también