Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

El año electoral y los intolerantes de Miami

| 1

La campaña electoral en Estados Unidos para elegir a quien ocupará la Casa Blanca a partir del 20 de enero de 2013 se ha enrumbado hacia su fase  final.

El terrorismo anticubano en ese país, que siempre ha sido tolerado por sucesivas administraciones norteamericanas, se exhibe con profusión en estos días.  En la madrugada del viernes 27 de abril un incendio destruyó las oficinas de Airline Brokers, en Coral Gables, Miami-Dade, una de las ocho compañías que organiza viajes a Cuba en la actualidad. La deflagración fue tan intensa que la oficina quedó “pulverizada, hecha escombros y cenizas”, declaró su dueña Vivian Mannerud, quien añadió no haber recibido llamada de los autores del atentado, pero las autoridades encargadas de mantener la “ley y el orden”, sin haber concluido las investigaciones le adelantaron que todo indicaba que había sido un acto intencional.

El suceso ocurrió el mismo día en que los extremistas recordaban la muerte del terrorista Orlando Bosch Ávila, fallecido en el 2011.

La intolerancia ha reverdecido como la primavera en Miami, lo cual ha sido una de las tendencias cuando los cubanos residentes a ambos lados del Estrecho de la Florida, se han acercado. Así ocurrió durante el proceso que derivó en el primer encuentro entre las autoridades cubanas y representantes de la emigración cubana.

Entonces los actos de terror de los contrarrevolucionarios cubanos tomaron como objetivos a emigrados quienes con total valentía y transparencia se oponían a la violencia y abogaban por el diálogo constructivo para la solución de diferencias. Tales fueron los casos de los asesinatos políticos como el de Luciano Nieves Mestre, el 21 de febrero de 1975, cuando visitaba a su hijo menor que estaba hospitalizado en el Variety Children Hospital de Miami y los furibundos terroristas Valentín Hernández Ramírez y Jesús Lazo Jiménez miembros de la violenta organización denominada “Los Pragmatistas” dedicados a la extorsión, asesinatos por contrato y otros servicios mafiosos, lo acribillaron a balazos sin darle la oportunidad a defenderse. Días antes sus asesinos lo habían golpeado y amenazado de muerte durante un acto a favor de la coexistencia.

Por la libertad de estos criminales lucha enconadamente la congresista norteamericana Ileana Ros Lethinen. A esta cruzada con fines electorales ha sumado pedir la liberación de Eduardo Arocena Pérez, hampón y terrorista de origen cubano, quien al servicio de la mafia en Estados Unidos, cometió más de treinta crímenes además de haber reconocido ante los tribunales que lo juzgaron, haber introducido gérmenes letales en Cuba como parte de un programa de guerra biológica.

Otro caso fue el del joven emigrado cubano Carlos Muñiz Varela, el 28 de abril de 1979, en las calles de San Juan, Puerto Rico, y del activista comunitario Eulalio José Negrín Santos, en noviembre de ese mismo año, quien cayó abatido a tiros ante los ojos de su hijo adolescente, en las calles de New Jersey, antes había sido víctima de una bomba colocada por los terroristas y de reiteradas amenazas de muerte.

Periodistas cubanos, residentes en Miami o artistas que han actuado en esa ciudad, pero residen y trabajan en Cuba, también han sido objeto de amenazas contra su vida y obra, solo por tener un pensamiento diferente al de los intolerantes opuestos a la concordia y que en realidad han vivido y viven de la industria lucrativa de la contrarrevolución.

Esto no es historia para ser contada. En enero de 2012, el periodista cubano residente en Miami, Miguel Fernández, fue amenazado por publicar la denuncia de la cubana Reina Luisa Tamayo, quien exclamó indignada: “Nos traicionaron”, al sentirse pasada de moda en la intolerancia de esa ciudad, por haber sido sacada de los titulares del vocero oficial de los extremistas. Tal y como ocurrió en su momento con otras mujeres llegadas a ese escenario y que en su momento pensaron haber alcanzado el llamado “sueño americano”.

Así paso con Paula Valiente y Ángela Herrera, quienes se paseaban por la ciudad  meca de la contrarrevolución con una imagen de la Patrona de Cuba, patrocinadas por la Fundación Nacional Cubano Americana, organización que después les retiró el apoyo y quedaron al garete en el inmenso mar de la intolerancia tarifada, engañadas y defraudadas por el sistema contrarrevolucionario que las utilizó.

En abril de este año se colocó en Miami una valla solidaria por la liberación de cinco luchadores antiterroristas cubanos. Las protestas surgieron de inmediato al extremo de ser retirada a las pocas horas, mientras los medios locales publicitaban con gran fanfarria la presentación de cuadros supuestamente pintados por el terrorista internacional Luis Posada Carriles, quien según uno de sus curadores: “maneja muy bien las sombras”.

El mutismo cómplice de las autoridades de varias agencias encargadas de velar y hacer cumplir las leyes en Estados Unidos es sospechoso, a casi dos semanas del incendio en una de las  agencias de viajes que organiza visitas a Cuba. En el pasado otras empresas similares han sido blanco de actos de terror, como MARAZUL, la naviera Bahamas Lines, Taíno Tours en Los Ángeles, California, la emisora WICID de Miami, la Revista Réplica, Radio Tropical de Miami, el centro Midem en Miami, el Club Amnesia en Miami Beach, el Hotel Seville y el Miami Arena, por sólo mencionar algunos de los afectados.

La pasividad premeditada de las instituciones policiales, propicia que la intolerancia anticubana germine en la Florida este año electoral.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • juan lopez dijo:

    Ya habia escrito por esta misma via que la esperanza no ha muerto. Anticipaba, entonces, la victoria en Francia de Francois Hollande. Ahora cabe esperar que esa libelula se fortalezca. Chavez esta ya de regreso en su gran Venezuela Bolivariana. El Continente de la Esperanza respira otros aires al fragor de los tambores de los indignados en todo el mundo. Deseo que el waca waca de Africa tambien haga temblar al planeta que clama por justicia social humanitaria. ! Pueblos del mundo, unios !

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

José Luis Méndez Méndez

Escritor y profesor universitario. Es el autor, entre otros, del libro “Bajo las alas del Cóndor”, “La Operación Cóndor contra Cuba” y “Demócratas en la Casa Blanca y el terrorismo contra Cuba”. Es colaborador de Cubadebate.

Vea también