Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Mireya Moscoso caza la plata de los terroristas (IV)

| 1

Luis Posada Carriles durante una conferencia de prensa en Miami. Foto: Archivo

Luis Posada Carriles durante una conferencia de prensa en Miami. Foto: Archivo

Los terroristas de Miami contra Panamá

Panamá ha sido el país de la región centroamericana  más afectado por el terrorismo de los cubanos radicados en Estados Unidos, por varias décadas. Allí pretendieron asesinar a cientos de personas al intentar colocar y hacer estallar una poderosa bomba en el Paraninfo de la Universidad de Panamá, con el objetivo de eliminar el presidente de Cuba, Fidel Castro Ruz, en noviembre del 2000.

El comando terrorista integrados por criminales de larga data fueron detenidos, juzgados y sentenciados a benignas penas por delitos menores asociados al terrorismo y no por la gravedad de sus intenciones magnicidas.

La entonces presidenta panameña Mireya Moscoso en acto genuflexo y ladino, con botín por medio, decidió hacer uso de sus prerrogativas ejecutivas para indultar a los criminales el 26 de agosto de 2004, como actos de última voluntad de su mandato a punto de concluir.

Abogados panameños dignos impugnaron esta decisión, que finalmente fue declara Inconstitucional por la suprema Corte de Justicia de Panamá. Durante seis años querellantes mantuvieron la lucha hasta lograr que años después el 13 de enero de 2012, la sentencia fue ratificada por medio de un fallo histórico por un tribunal panameño y se tramitará la debido extradición de los delincuentes para que cumplan las penas de prisión, de las cuales se deberá deducir el tiempo que permanecieron detenidos en cárceles istmeñas en espera del juicio y sentencia.

La historia registra un hecho relacionado, el  29 de julio de 1959, el gobierno cubano solicitó  al  de Panamá, la detención y  extradición  del  tristemente  célebre asesino el policía de la dictadura batistiana Ramón Calviño Insua, protegido en dicho país, siendo  dicha petición rechazada El represor y asesino era buscado por estar incoado en la Causa 975/959 por los delitos de maltratos continuados, tortura, muerte, amenaza de muerte y robo.

El martes 17 de enero de 2012, otro hecho bochornoso se produjo al exhibirse en público sin pudor, ni tapujos Mireya Moscoso junto a parte de los terroristas que se espera sean extraditados. Sin ética, ni respeto, ni consideración por el alto cargo ocupado al representar a todos los panameños durante cuatro años como Presidenta de Panamá, ratificó que no se retractaba de la decisión de entonces, lo volvería a hacer, sólo le faltó precisar si los dólares de los terroristas  volvieran a aparecer en la escena.

La reaccionaria emisora Radio Mambí fue el escenario que reunió a la Moscoso junto a los terroristas Santiago Álvarez Fernández Magriña, Luis Posada Carriles, Gaspar Jiménez Escobedo, Pedro Remón Rodríguez y el contrarrevolucionario  Armando Pérez Roura, quien fue el moderador del encuentro amistoso.

Fue ignominioso escuchar a la licenciosa Mireya Moscoso ex Presidenta de Panamá, bajo un mismo techo, acompañando con risas y elogios mutuos, que se dispensaban terroristas y sus admiradores entre ellos mismos.

La Moscoso relató en qué invirtió parte de la dadiva que recibió por indultar a los criminales, se presentó como negociante, relató su estancia en Miami, donde se formó, sus logros en la política de su país, la proyección de su hijo en la política panameña, pero no señaló por obvio sus contubernios con políticos y congresistas de origen cubano, así como su gesto de incondicional lealtad hacia el entonces embajador norteamericano en Panamá, a quien rindió cuenta de su decisión de forma inmediata tras el indulto, que resultó ilegal.

La complicidad es clara en su mensaje, que fue escuchado por el Embajador Simón Ferro en tiempo real, pero no lo respondió para reafirmarle a la Moscoso el lugar sumiso y vasallo, que a ella  le tocaba en esta farsa. La entonces Presidenta dijo: "Embajador buenos días, es la Presidenta para informarle que los cuatro cubanos ya fueron indultados en la noche de ayer y que ya salieron del país. Tres van rumbo a Miami y el otro con rumbo desconocido. Un abrazo"

También olvido relatar sobre el botín recibido, que incluía dinero en efectivo, un auto y una casa en Fort Lauderdale.

Esto tiene sus orígenes. EL indulto de los terroristas internacionales Luis Posada Carriles, Pedro Crispín Remón Hernández, Gaspar Jiménez Escobedo y Guillermo Novo Sampoll fue negociado en Miami por Ruby Moscoso, hermana de la entonces presidenta de Panamá, Mireya Moscoso, por una suma de 4 millones de dólares, afirman documentos publicados en Internet. Al figurar Mireya Moscoso como soltera, su hermana Ruby, en un claro caso de nepotismo, la personificaba en presentaciones oficiales como su "primera dama". Ruby devino en sirvienta de los manejos de la entonces Presidenta.

Es conocido y publicitado que el dinero fue entregado a las hermanas Moscoso, bajo forma de pago de transacción comercial, a través de un banco de Liechtenstein, un paraíso fiscal europeo. La operación fue dirigida por Pedro Gómez, cubanoamericano vinculado a la Mellon United National Bank, de Miami, quien también se encargó del pago de los honorarios a los defensores panameños, encabezados por el narcoabogado Rogelio Cruz Ríos.

Gómez formó parte de un denominado Comité Pro Libertad de los Hermanos Presos en Panamá que hacía recaudaciones para sufragar los gastos del proceso judicial. En este "pase de cepillo", como se conoce entre cubanos el recaudar fondos participó Santiago Álvarez Fernández Magriña, benefactor de Posada Carriles y uno de los asistentes a la tertulia del martes diecisiete de enero pasado en Radio Mambí. Gómez, es miembro del movimiento dirigido por el terrorista Ramón Saúl Sánchez Rizo, promotor de las provocadoras flotillas autorizadas por la administración de Barack Obama el pasado 9 de diciembre y organizador de una nueva edición de este tipo para ensombrecer la visita del Papa a Cuba en este año.

Continuará...

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • carlos dijo:

    Posada me suena a Albergue. Carriles a una carrilera por donde transita el tren de la muerte, el odio, la venganza y la maldad.......

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

José Luis Méndez Méndez

José Luis Méndez Méndez

Escritor y profesor universitario. Es el autor, entre otros, del libro “Bajo las alas del Cóndor”, "La Operación Cóndor contra Cuba" y "Demócratas en la Casa Blanca y el terrorismo contra Cuba". Es colaborador de Cubadebate.

Vea también