Imprimir
Inicio » Opinión  »

Nostalgia del futuro

| 6

Un héroe de Girón me dijo hace un par de días que a menudo sentía nostalgia de aquellos días en que con solo 20 años, dirigió una batería de morteros y combatía sonriendo, porque estaban intactas todas sus utopías.

Hasta yo sentí que me contagiaba su sentimiento, mientras revisaba imágenes y memorias con el “Preludio” de Silvio y “La victoria” de Sara sonando de fondo.

La historia, nuestra historia, pesa tanto, es tan sólida, tan auténtica, que suele ponernos esas trampas con mucha frecuencia. Entonces nos amarramos a ella y sentimos que los años de gloria ya fueron vividos. La fatal tendencia a creer que nuestros descendientes no tendrán ni la oportunidad ni las utopías para alimentar sus nostalgias de mayores, nos deprime y nos paraliza.

Pero este 16 de abril la nostalgia se escapó hacia adelante. Se fue al futuro. Las utopías de aquel héroe de Girón deben haber reverdecido como las mías, aunque entre él y yo hay casi 20 años de distancia y más o menos el doble de diferencia con la edad de los muchachos que cambiaron mi perspectiva.

La jornada ha sido larga -50 años son una vida- y tortuosa –entre carencias, ambiciones y agresiones enemigas-, pero el país que desfiló en la mañana del 16 de abril, era el país de los sueños de aquel héroe y de los que nunca lo fuimos pero jamás dejamos de pretenderlo.

Que alguien me señale otro punto en el mapa moderno, donde un mar de niños haga las olas de un barco histórico, donde personas de todas las edades y de todas las etnias, junten sudores y alegrías gritando lo mismo aunque nunca antes se hayan visto, donde todo el mundo espere ver una marcha de pueblo breve y veloz porque solo se cuenta con la espontaneidad como movilizador y lo sorprenda una ola ancha e infinita.

Que me muestren para creerlo, que existe otra geografía donde la marcialidad de los militares se transforma de pronto en la algarabía de una colmena de abejitas humanas que cantan animadas por un joven a quien el terrorismo le robó el padre y él se vengó creando con alegría.

Lo más importante, sin embargo, es que, además de todo eso, después de todo eso, alguien pueda encontrar un país cuyo destino se decida por consenso, después de recoger millones de opiniones del pueblo y transformar más de dos tercios de las proyecciones generadas desde el ejecutivo por todo lo que la gente común ha sugerido.

Claro, que para que la nostalgia se instale definitivamente en el futuro se necesita aún otro componente fundamental: que de pie, frente a ese país, su Presidente rinda cuentas y nos contagie con sus anotaciones al margen y sus profundas, y por momentos dolorosas, autocríticas.

Que ese Presidente nos traiga una y otra vez, en su informe, al líder que aparentemente no está, pero sí está en cada idea que orientó y no se hizo. Y que aprendamos, asistiendo a ese ejercicio singular de gobierno, otra exclusividad de nuestra tenaz historia: que nada es perfecto, que todo es mejorable, perfectible y que creemos en el hombre, en su materialidad, pero que él, nosotros, no seríamos nada sin esa espiritualidad profunda, de la que nos hablaron desde Varela y Martí hasta Cintio Vitier y Fidel Castro.

Es que a pesar de los errores de algunos y los desvíos de otros, la guía no ha extraviado el rumbo. Y están intactas todas las utopías, aunque no se nombren igual ni pueda encontrárseles siempre donde las conocimos.

VI Congreso del Partido Comunista de Cuba. Foto: Ismael Francisco

Raúl Castro en la inauguración del VI Congreso del Partido Comunista de Cuba. Foto: Ismael Francisco

VI Congreso del Partido Comunista de Cuba. Foto: Ismael Francisco

VI Congreso del Partido Comunista de Cuba. Foto: Ismael Francisco

VI Congreso del Partido Comunista de Cuba. Foto: Ismael Francisco

VI Congreso del Partido Comunista de Cuba. Foto: Ismael Francisco

VI Congreso del Partido Comunista de Cuba. Foto: Ismael Francisco

El Vicepresidente primero José Ramón Machado Ventura en la inauguración del VI Congreso del Partido Comunista de Cuba. Foto: Ismael Francisco

VI Congreso del Partido Comunista de Cuba. Foto: Ismael Francisco

VI Congreso del Partido Comunista de Cuba. Foto: Ismael Francisco

VI Congreso del Partido Comunista de Cuba. Foto: Ismael Francisco

VI Congreso del Partido Comunista de Cuba. Foto: Ismael Francisco

VI Congreso del Partido Comunista de Cuba. Foto: Ismael Francisco

VI Congreso del Partido Comunista de Cuba. Foto: Ismael Francisco

VI Congreso del Partido Comunista de Cuba. Foto: Ismael Francisco

Raúly Ramiro Valdés Menéndez en el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba. Foto: Ismael Francisco


Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • orestes dijo:

    ARLEEN:
    DESDE LA DISTANCIA QUE A VECES SABE A DEMASIADA NOSTALGIA, SEGUI EL DESFILE Y LUEGO LA INAUGURACION DEL CONGRESO. LO HICE DESDE INTERNET PUES AQUI NO TENEMOS LA "ANTENITA" PARA BAJAR LA SEÑAL DE CUBAVISION INTERNACIONAL. LO HICIMOS DESDE EL SITIO DE CUBADEBATE Y HOY COMO NUNCA LA SENAL NO SE INTERRUMPIO UN INSTANTE. LOS FELICITO.
    NADA QUE AGREGAR A TU COMENTARIO, QUE NO SEA MAS COMPROMISO.
    UN BESO
    ORE

  • FERNANDO VILORIA, MAESTRO AMBULANTE dijo:

    APROVECHO LA OPORTUNIDAD PARA FELICITAR AL PUEBLO CUBANO, A FIDEL, RAUL, A TODOS LOS MIEMBROS DEL CONGRESO DEL PCC, EN ESPECIAL A LA JUVENTUD CUBANA, SUS MUJERES BRAVIAS QUE CON SU TESON Y SU INMENSO AMOR TEJEN CON SUS SUEÑOS, LAGRIMAS Y SUDOR, LIENZOS DE VIDA Y COLORIDO; CAMARADAS CUBANOS ME ENORGULLESE PODER RATIFICAR MIS RESPETOS Y AGRADECIMIENTO, POR LO QUE SIGNIFICAN PARA LA HUMANIDAD, SIGUEN SIENDO REFERENCIA ETICA Y MORAL, ANTE LA BARBARIE QUE SIGNIFICA EL CAPITALISMO. EN NUESTRA QUERIDA VENEZUELA SEGUIMOS EN EL TERCO EMPEÑO DE ADELANTAR ESPACIOS PARA LA CONSTRUCCION DEL SOCIALISMO Y EN ELLO DEJAREMOS HASTA EL ULTIMO ALIENTO, ABRAZOS PARA TODOS. PATRIA SOCIALISTA O MUERTE!!!, VENECEREMOS.

  • liskabe dijo:

    Estoy tan lejos de la patria y a la vez tan cerca, ayer levanté bien en alto una grandísima aunque imaginaria bandera cubana, alcé el puño para gritar en silencio ¡viva cuba libre!, aplaudí a Raúl mientras me comentaba a mi misma que también mis opiniones fueron tenidas en cuenta, lloré leyendo las últimas Reflexiones del Comandante en Jefe de la Revolución cubana, que no estaba, pero estaba y está siempre ahí para suerte nuestra.
    Y ahora encuentro a esta coterranea que escribe sobre las nostalgias del futuro, gracias por expresar tan bien lo que muchos hemos sentido, tienes razón no hay otro punto del mapa como Cuba, aunque algunos tengan que irse lejos para entenderlo. Defendamos los sueños y las verdades que nos han unido y que creo firmemente seguirán uniendonos.

  • Mercedes dijo:

    Arleen:
    Maravilloso el desfile, allí estábamos todos los cubanos, es verdad que donde, si no es en Cuba, es así un desfile, allí estaba nuestro Fidel en cada combatiente de los que junto a el defendieron la patria en la cobarde agresión de Playa Girón, y los combatientes que se forman hoy en academias y escuelas militares.
    Ah! Arleen felicidades se que pronto estarás de cumpleaños: Muchas cosas buenas para ti, anoche te escuchamos en el Programa dedicados a nuestros cinco héroes.
    ¡VIVA NUESTRA REVOLUCIÓN SOCIALISTA!
    ¡VIVA NUESTRO PARTIDO COMUNISTA DE CUBA!
    ¡VIVAN FIDEL Y RAUL!
    ¡NO DESCANSAREMOS EN RECLAMAR LA LIBERTAD DE RENÉ, RAMÓN, GERARDO, ANTONIO Y FERNANDO!

  • Orestes E. dijo:

    Arleen, gracias por es amanera de mirar estos acontecimientos, de gloria ha sido cada momentos de estos 50 y tantos años, cda generación ha tenido lo suyo y en verdad cada Día la gloria es más dificil, decia Martí El Heroísmo en la Paz es más Dificil

  • Orestes E. dijo:

    Disculpen, que se envio el mensaje sin haberlo terminado, continúo...

    ...que el Heroísmo en la guerra y no es que se subestime a los que no dijeron que Morian por la Patria sino que murieron, es que en cada momento ese enemigo es más difuso, el enemigo en las circusntancias actuales podemos ser hasta nosotros mismos, de ahí que estar claro en lo que nos espera y en el compromiso que nos dejará la generación del centenario es tan estratégico. No me gusta el lenguaje extremadamente apologético, pero el trabajo de nuestro actual presidente, es sumamente importante, se trata de ponerle coto a la modorra, al desánimo, al desperdicio. El pueblo sabe que todo tiene que cambiar pero cambiarlo sin reeducar al pueblo es dificil, la gente quiere el cambio , pero cuando se levantan las tribulaciones que genera el cambio, se retuercen, y ahi esta la clave, cómo aceptar que es necesario trabajar más, ser más disciplinado, despilfarrar menos. Cuando eso se transfiere en nosotros mismos. Es fácil levantar la mano para que se depuren las plantillas, pero es más dificil cuando la plantilla que se depura es la de uno, asumir esto es heroísmo, de ahi el role que le toca a esta generación, vienen a mi las palabras del poeta cuando dijo Yo te invito a creerme cuando digo futuro, creeme que las comparto. Gloria a este pueblo y a sus heroes y martires pasados, presentes y futuros sin descalificar incluso a los héroes que señalan los Aldeanos en su canción.

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Arleen Rodríguez Derivet

Arleen Rodríguez Derivet

Periodista cubana y conductora del programa de la televisión cubana "Mesa Redonda", que transmite una emisión especial para Telesur. Es coautora del libro "El Camaján".

Vea también