Imprimir
Inicio » Opinión  »

Las razones del camaleón y la guerra por llegar

| 4

La pupila insomne

Míralos, como reptiles,

al acecho de la presa,

negociando en cada mesa

maquillajes de ocasión;

siguen todos los raíles

que conduzcan a la cumbre,

locos porque nos deslumbre

su parásita ambición.

Antes iban de profetas

y ahora el éxito es su meta;

Luis Eduardo Aute, La belleza

Solana e Hillary

Solana e Hillary

Javier Solana (Madrid, 1942) fue ministro de Cultura de 1982 a 1988 y, por tanto, miembro del patronato del museo del Prado. Durante los muchos años que ha ocupado cargos de política exterior de la UE, aprovechaba las pocas horas que pasaba en Madrid para recorrer la exposición temporal del momento. Ayer, el ex ministro se reincorporó al patronato como miembro del cupo de designación directa del Ministerio de Cultura”. La amable nota la publicaba el periódico El País el 25 de febrero de 2010, pareciera a destiempo hablar de ella, pero en vísperas de una posible conflagración nuclear, el retorno triunfal de un criminal de guerra no es una cosa que debamos ignorar.

Es cierto que para muchos políticos occidentales la cultura no pasa de ser algo que “viste bien”, sin embargo sobre ella hay lecturas menos complacientes que la crónica social que hace el cotidiano del Grupo PRISA. En su monumental investigación La CIA y la guerra fría cultural, la ensayista británica Frances Stonor Saunders relata cómo la agencia norteamericana llegó a la conclusión de que “la destrucción del mito comunista sólo se podría conseguir movilizando, en una campaña de persuasión, a aquellas figuras de izquierda que no eran comunistas”. Según Stonor Saunders, el resultado que esperaba la CIA de esta labor era que “el sujeto” se moviera “en la dirección que uno quiere por razones que piensa son propias”.

Cercano colaborador y amigo de quien sería presidente del gobierno español, Felipe González, Javier Solana publicó -de cara a las elecciones de 1982- un folleto titulado 50 razones para decir no a la OTAN. Cuatro años después no encontrará una sola de aquellas razones que le impida promover fervientemente la entrada de España en la Alianza Atlántica. En 1995 (cinco meses antes de que el partido de González perdiera las elecciones), el autor del manifiesto antiatlantista es nombrado Secretario General de la OTAN, cargo que por cierto no menciona la reseña de El País, en cambio tan puntilloso en otros temas como los relacionados con Cuba. El diario madrileño tampoco dice que Solana es miembro del muy selecto Club Bilderberg, una especie de “gobierno mundial en las sombras” del que se habla poco en los grandes medios y que en junio de este año se reunió en España con un criterio mayoritario a favor de un ataque a Irán, como acaba de denunciar el líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro.

Acerca del antiguo jefe de Solana, el comandante de los servicios de información franquistas (CESED) Manuel Paredes -citado por Alfredo Grimaldos en La CIA en España- anotaba en su agenda de trabajo: “Felipe González, el sevillano, parece apasionado pero es frío. Hay en él algo falso, engañador. No me ha parecido un hombre de ideales, sino de ambiciones”. Volviendo a Stonor Saunders, y a falta de un testimonio similar sobre el reincorporado patrón del museo del Prado, podemos preguntarnos por las “razones propias” de Javier Solana, que terminaron llevándolo a asumir la dirección de la Alianza Atlántica en 1995 con el imprescindible aval de Estados Unidos.

Hay un dato adicional, luego de graduarse como licenciado en Ciencias Físicas en 1964, Solana marchó en 1965 como becario Fulbright a Estados Unidos, donde permaneció en diversas universidades hasta 1970.Allí participó en las protestas contra la guerra de Vietnam y llegó a ser presidente de la Asociación de Universitarios Extranjeros. Las becas Fulbright son un programa administrado por el State Department y han sido señaladas como una cobertura de la CIA; quizás esto nos ayude a comprender de qué callada manera quien fuera un joven pacifista en tierras del imperio, y -según El País- un eterno enamorado de las artes, termina bombardeando la televisión yugoslava a nombre de Washington y confabulándose con los poderosos del planeta para desatar una nueva guerra de consecuencias imprevisibles. Demasiada sombra, diría Silvio Rodríguez…”para ser casual”, agregaría cualquier hijo de vecino.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Peluche dijo:

    Sigue argumentando Iroel, que vas muy a tono con lo que Fidel nos convoca. No me cansaré de agradecerte el tiempo que te tomas para ello, aunque entiendo que lo haces por sentido de responsabilidad ética y estoy seguro que con muchísimo placer.
    Llevo años llevando el lastre de una imagen que me molestó sobremanera; me refiero a la negativa de Gorbachov de recibir la Orden José Martí (haya tenido razón o no en su argumento) en ocasión de su visita a Cuba, que más que a él, se la dábamos al noble pueblo soviético; y (a lo mejor fueron figuraciones mías, ha pasado tanto tiempo!) el gesto de distanciamiento que hizo al tratar Fidel de pasarle el brazo por los hombros mientras caminaban. Independientemente de que sea correcto o no esto último por parte de Fidel, (en el orden protocolar) siempre me quedó la imagen de una persona demasiado interesada en su imagen y no en el contenido de lo que promovía. El “implacable” tiempo ha demostrado quien fue quien.
    Quizás me haya ido un poco del tema que tocaste, pero una imagen y un nombre llevan asociaciones de ideas y recuerdos que al final esclarecen viejas dudas.
    Fidel está ahí, para Cuba y para el mundo, y Gorbachov… triste destino el suyo; pudo llenarse de gloria y se llenó de mm…manchas.

  • H. Lo dijo:

    !!QUE CASUADILADAD DE VECINO LA MIA!! Justamente converzaba de la Sr. en la foto con Pastrana. Hace un par de horas atras, e ironicamente le senalaba Que mujer mas trabajadora, Illary en Pakistan Illary en Israel , en Japon , Corea, en casamiento de su hija Chelsea, Illary en Brazil , en Argentina Illary “all arround the world” Y bromeando le decia si parece “Nana mejicana” empleada en casa de famosos del “Jet Set” norteamericano. What the rush. Quisas el apuro es por que se va a destapar la hoya, Mujeres asi ya no quedan , Tan trabajadoras y hacendosas, fieles y devota a su marido Mmmmmm Sra de las cuatro decada pongale vida a los anos and GIVE A PEAXCE A CHANCE.

  • Evm dijo:

    Como para llanto está el enredo mundial que están armando, con su reír tratan así de vestir de camuflaje cual peor engendrado han orquestado en el nuevo milenio, ¿será que les pesa tanto la Paz en las manos que ni con el premio Nóbel la pueden sostener?
    Solo espero que se escuche a Fidel cada vez más alto y este mundo por primera vez realmente se alinee contra la farsa imperial.
    Solana está tallado a la medida de los Yanques. Es doloroso que un hijo de España, la brava y cordial, este tan tristemente en manos del imperio, que los ve hoy como aliado, pero mañana la vida dirá.

  • unkas dijo:

    Mi difunto padre no le podia ver a Solana ni de lejos y siempre me dijo: no te apuntaras al PSOE, mejor con Carrillo.

    Para ser socialista no hace falta el carnet, nada mas el corazon y la mente y el cuerpo a trabajar

    El no es SOCIALISTA ES SUCIALISTA

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Iroel Sánchez

Iroel Sánchez

Ingeniero y periodista cubano. Trabaja en la Oficina para la Informatización de la Sociedad cubana. Fue Presidente del Instituto Cubano del Libro. En twitter @iroelsanchez

Vea también