Imprimir
Inicio » Opinión, Economía  »

La religión de mercado

| 10

monedas-dineroCasi todos los dirigentes políticos, ya sean de la izquierda tradicional o de la derecha, ya sean del Sur o del Norte, confiesan una verdadera devoción por el mercado, y en particular por los mercados financieros. En realidad habría que decir que ellos han montado una verdadera religión del mercado. Cada día, en todas las casas del mundo que tienen televisión o internet, se celebra una misa dedicada al dios Mercado durante la difusión de la evolución de las cotizaciones de la Bolsa y de los mercados financieros. El dios Mercado envía sus señales a través del comentarista financiero de la televisión o de la prensa escrita. Esto sucede no sólo en los países más industrializados sino también en la mayor parte del planeta. En Shanghai o en Dakar, en Río de Janeiro o en Tombuctú, uno puede saber cuáles son «las señales enviadas por los mercados». En todas partes, los gobiernos han llevado a cabo privatizaciones y han creado la ilusión de que la población podría participar directamente de los ritos del mercado (mediante la compra de acciones) y que como contrapartida se beneficiaría si interpretaba correctamente las señales enviadas por el dios Mercado. En realidad, la pequeña proporción de población trabajadora que adquirió acciones no tiene el más mínimo peso sobre las tendencias del mercado.

De aquí a algunos siglos, quizás se leerá en los libros de Historia que, a partir de los años ochenta del siglo xx, hizo furor cierto culto fetichista. La expansión así como el poder que llegó a tener dicho culto quizás se relacionará con los nombres de dos jefes de Estado: Margaret Thatcher y Ronald Reagan. Se destacará que este culto se benefició desde sus inicios de la ayuda de los poderes públicos y de las potencias financieras privadas. En efecto, para que este culto encontrara cierto eco en las poblaciones, fue necesario que los medios de comunicación públicos o privados le rindieran pleitesía cotidianamente.

Los dioses de esta religión son los Mercados Financieros, a los que se dedicaron templos llamados Bolsa, y en donde sólo son convidados los grandes sacerdotes y sus acólitos. Al pueblo de los creyentes se invita a entrar en comunión con los dioses Mercados mediante la pantalla de TV o del ordenador, el diario, la radio o la ventanilla del banco. Hasta en los rincones más recónditos del planeta, gracias a la radio o la televisión, centenares de millones de seres humanos, a quienes se niega el derecho de tener sus necesidades básicas satisfechas, son convidados a celebrar a los dioses Mercados. Aquí en el Norte, en la mayoría de diarios leídos por los asalariados, las amas de casa y los desocupados, existe una rúbrica del tipo «dónde colocar su dinero», a pesar de que una aplastante mayoría de lectores y lectoras no cuenta ni con una acción en la bolsa. Se paga a los periodistas para que ayuden a los creyentes a comprender las señales enviadas por los dioses.

Para aumentar el poder de estos dioses sobre el espíritu de los creyentes, los comentaristas anuncian periódicamente que éstos han enviado señales a los gobiernos para indicarles su satisfacción o su descontento. El gobierno y el Parlamento griegos, habiendo comprendido finalmente el mensaje recibido, han adoptado un plan de austeridad de choque que hará pagar la crisis a los de abajo. Pero los dioses siguen descontentos con el comportamiento de España, Portugal, Irlanda e Italia. Sus gobiernos también deberán llevar como ofrendas importantes medidas antisociales para calmarlos.

Los lugares donde los dioses abruman con la manifestación de sus humores están en Nueva York, en Wall Street, en la City de Londres, en las Bolsas de París, de Frankfurt y de Tokio. Para medir su satisfacción, se inventaron instrumentos que llevan el nombre de Dow Jones en Nueva York, Nikei en Tokio, el CAC40 en Francia, el Footsie en Londres, el Dax en Francfort, el IBEX en España. Para asegurarse la benevolencia de los dioses, los gobiernos sacrifican los sistemas de seguridad social en el altar de la Bolsa, y además privatizan.

Valdría la pena preguntarse por qué a estos operadores se les ha otorgado esta dimensión religiosa. Ellos no son ni desconocidos ni meros espíritus. Tienen nombre y domicilio: son los principales dirigentes de las 200 multinacionales más grandes que dominan la economía mundial con la ayuda del G7 y de instituciones tales como el FMI -que volvió al centro del escenario gracias a la crisis después de haber pasado un tiempo en el purgatorio-. También actúan el Banco Mundial y la Organización Mundial de Comercio, aunque ésta no esté en su mejor momento, nadie sabe si de nuevo puede ser la elegida de los dioses. Los gobiernos no son una excepción: desde la era de Reagan y Thatcher abandonaron los medios de control con que contaban sobre los mercados financieros. Dominados por los inversores institucionales (grandes bancos, fondos de pensiones, compañías de seguros, hedge funds…) los gobiernos les donaron o prestaron billones de dólares para que puedan cabalgar de nuevo, después del desastre de 2007-2008. El Banco Central Europeo, la Reserva Federal estadounidense, el Banco de Inglaterra prestan diariamente, con un tipo de interés inferior a la inflación, enormes capitales que los inversores institucionales se apresuran a utilizar en forma especulativa contra el euro, contra las tesorerías de los Estados, etc.

Actualmente, el dinero puede atravesar fronteras sin ninguna imposición fiscal. Cada día circulan en el mundo 3 billones de dólares saltándose las fronteras. Sólo menos del 2 % de esta suma se utiliza directamente en el comercio mundial o en inversiones productivas. Más del 98 % restante se dedica a operaciones especulativas, en especial sobre las monedas, los títulos de la deuda o las materias primas.

Debemos terminar con la trivialización de esta lógica de muerte. Se necesita crear una nueva disciplina financiera, expropiar a este sector y ponerlo bajo el control social, gravar con fuertes impuestos a los inversores institucionales que primero provocaron la crisis y después se aprovecharon de ella, auditar y anular las deudas públicas ilegítimas, instaurar una reforma fiscal redistributiva, reducir radicalmente el tiempo de trabajo con el fin de poder contratar masivamente, pero sin disminuir los salarios, etc. En dos palabras, comenzar a poner en marcha un programa anticapitalista.

Traducido por Griselda Pinero y Raul Quiroz.


Eric Toussaint es presidente del CADTM Bélgica (Comité por la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo, www.cadtm.org ),  es doctor en Ciencias Políticas de la Universidad de Lieja (Bélgica) y de la Universidad de Paris VIII (Francia). Es autor de Banco del Sur y Nueva Crisis internacional (editorial Viejo Topo, Barcelona, Enero 2008; editorial Abya-Yala, Quito, Junio 2008;  Observatorio DESC, La Paz, Octubre 2008), autor de Banco mundial, el golpe de estado permanente (El Viejo Topo, Barcelona, Enero 2007; Editorial Abya-Yala, Quito, Julio 2007; CIM, Caracas, Agosto 2007; Observatorio DESC, La Paz, Noviembre 2007); autor de La Bolsa o la Vida (CLACSO, Buenos Aires, 2004; Editorial Ciencias Sociales, La Habana, 2004; editorial Abya-Yala, Quito, 2002); Coautor con Damien Millet de 60 Preguntas/60 respuestas sobre la Deuda, el FMI y el Banco Mundial, Icaria/Intermón Oxfam, Barcelona, 2010.

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Arturo Ramos dijo:

    Me gustaria subrayar lo referente a que la pequeña proporción de población trabajadora que adquirió acciones no tiene el más mínimo peso sobre las tendencias del mercado.
    Esto es un espejismo que ciertamente atrapa a algunos.
    Las leyes ciegas del mercado favorecen al 1 por ciento mas rico del planeta. La cultura del mercado está impuesta y respaldada por este porcentaje de población minoritaria pero muy pudiente.
    El denominado mercado financiero tiene un propósito esencial: obtención de plusvalía. Dinero fácil, especulativo, lógica evolución del capitalismo.
    Si con una guerrita ganarán mucho dinero un grupito de poderosos (muy lógico en el denominado mercado financiero), pues una guerrita armarán.

  • Luis M. Domínguez Batista dijo:

    Este Eric pudiera llamarse Eric el Rojo. Causa un poco de tristeza oirlo, pero el pariente parece haber salido de un escondrijo y estar descubriendo el mundo. A saber cómo se podría aplicar lo que propone porque atacar, someter, poner tras las rejas al capital que ha acumulado en estos años tanto poder, que somete a todo el mundo y se aprovecha de cuanta ventaja representa la crisis o la hora buena. Ellos realmente no tienen crisis porque han aprendido a revertirla en favor de los millonarios. Imagínense que los millonarios crecieron en todo el mundo caitalista en el 2009. El poder del dinero parece incalculable y con la santicima trinidad que los apoya porque el: FMI, el Banco Mundial y la Organización Mundial de Comercio son en realidad para su religión lo que para los católicos la Santisima Trinidad. Y no se ocupen que el globo los alimentas pero les pesa. El mundo no se puede dirigir ni resuelven nada con el dinero que en un 98% va al negocio ficticio y solo el 2% a la economía real. Algún día van a lamentar no haber escuchado los consejos de los comunistas y eso si que lo sabe Europa porque fue por allá donde nacieron las teorías que luego revlvió el mundo. Marx escuchó a Smit, pero ahora hay que escuchar a Marx porque el mundo se les viene en cima.Ahora el mundo lo están revolviendo los capitalistas y los millonarios y las trasnacionales se llevan las vacas gordas mientras otros hacen la guerra. Lo de ellos es el dinero, las arcas, los bancos. La mayoría de los habitantes del III mundo nunca vieron ni visitaron un banco y mucho menos compraron un bono, ni tienen capital alguno para invertir. Esta preocupación es de los habitantes de los países ricos, donde alimentan una aristocracia obrera que se les está convirtiendo en menos y luego se les puede poner malo el asunto. Saquen las cuentas. Este señor deberá salir a las calles y poner pasquines como Martín Lutero e iniciar la reforma porque de lo contrario va a tener que sumarse a los rebeldes que en todo el mundo piden que caiga el capitalismo. Al parecer ya es comunista, aunque para darse cuenta de la realidad en realidad no hace falta.

  • Jose Luis dijo:

    Siempre me llamo la atencion las constantes criticas,muchas de ellas bien merecidas,al sistema capitalista,pero casi siempre los criticos no aportan una viable alternativa.Es un sistema injusto y nada equitativo,pero hasta ahora no se ha creado nada que funcione mejor.La propiedad coectiva quizas sea el futuro,pero por ahora ha demostrado que no funciona o funciona mal.Quizas los seres humanos somos tan egoistas que no estamos preparados para algo mas justo y equitativo,o no se ha hayado el sistema que equlibre las ambiciones personales con el bien colectivo

  • Compay Alonso dijo:

    Quisiera exponer mi humilde punto de vista acerca de la opinión de marras y los comentarios hechos, en realidad considero el trabajo muy bueno y claro, solo quierría apuntar que la misa expuesta en este al dios mercado no solamente es el culto diario de unos minutos que recibe y en el cual participa la familia común del país capitalista promedio, sino que esta ceremonia liturgica está compuesta también por todo el tiempo, espacio y dinero que las telemisoras y los mass media dedican a la propaganda comenrcial, interrumpiendo todo tipo de programas para todas las audiencias,desde novelas y peliculas del pasado hasta cartoons. De este culto participa a su vez todo el contenido de estos mismos programas mencionados el cual señala enfaticamente el exito de estos señores que se dedican a la especulación en los templos de adoración (bolsas)y de los empresarios en general, Así mismo participa en esta ceremonia toda la sociedad con la imposición de gustos y modas y la segregación y enajenación de las personas que no participan de su religión, por lo que el ciudadano está condicionado y obligado a seguir durante todo el día como fiel seguidor de el diós mercado.

    Por ultimo,comentando tambíen la opinión de Luis M. Domínguez Batista, y aunque considero que el autor del trabajo peca en algo de ingenuo, considero que compararlo con un pirata (aunque fuera también descubridor) no me parece correcto, mejor razono que su actitud es la de un soñador que divisa molinos de viento enormes y en este sentido señala la necesidad de enfrentarlos, por lo cual sin dudas debe ser reconocido y respetado.

  • Arturo Ramos dijo:

    Jose Luis, es cuestionable eso de que no se ha inventado nada mejor que la propiedad capitalista sobre los medios de producción. Las experiencias de la Union Soviética, o la RDA, con su tremendísimo desarrollo de la base material, o de CHINA que con su partido comunista al frente de la economía, (que vá a millón), demuestran que lo que denominas propiedad colectiva tiene alguna clave que resulta alternativa ante el odioso capitalismo. Es decir que quizá no se ha formado todavía pero evidentemente se está formando, accidente tras accidente, el modelo llamado a suceder al capitalismo.
    En cuanto al egoismo del ser humano, nada mas cierto, pero también se aprecian alternativas. Por ejemplo, cuando en nicaragua la contra mató a maestros cubanos, aquí (en cuba) se brindaron mas de 100 000 personas para ir a nicaragua a servir como MAESTROS. Para mí eso significa que el ser humano no es egoísta de por sí, sino que el egoísmo o altruismo se imponen en dependencia del modelo social…
    Esta es época de cambios. El capitalismo se ímpuso en un proceso de siglos. Ojalá el socialismo se imponga antes de que el capitalismo acabe con la humanidad.

  • Compay Alonso dijo:

    !Que cosa Jose Luis!

    Que todavía existan personas que consideren en ventaja al capitalismo con respecto al socialismo, cuando la mitad de la población mundial vive en la pobreza (a lo mejor no sabes que esa gente vive en paises capitalistas y que este sistema está acabando con el genero humano entre muchaas otras especies), las alternativas:lee; te pudiera recomendar alguna reflexión de Fidel pero me llamarían totalitarista, te recomendaré el discurso de Chavez el 17 de diciembre en Copenhague.

  • abel dijo:

    Señores el capitalismo y la sociedad de mercado donde quiera que se aplicado a dado lo que se espera de ella , la generación de riqueza ,tanto en el capitalismo como en el comunismo(CHINA) según los críticos ,el consumo es malo ustedes se imagina que seria de la SONY si un cliente comprara un televisor cada 10 años o de la TOYOTA si un auto te durara 30 años ,cuantos trabajadores en todo el mundo se quedarían sin trabajo durante 10 y 30 años ,cuantos de estos trabajadores no tendrían dinerito para mantener a sus familias ni para pagar impuestos al gobierno para la educación y la salud ,quien en el mundo tendría dinerito para gastar en unas vacaciones en nuestras playitas y hotelitos que seria de la economía si no existirán los créditos bancarios .Para mi el problema no es el mercado como dije ,este hace su papel, el problemas son las clases políticas y los gobierno que su papel en la sociedad es aplicar políticas impositivas para que estas riquezas sean para el bien común.
    Además de que vale una sociedad de productores si el consumismo es malo .SALUDOS.

  • Angel Gabriel dijo:

    Les propongo a todos hacer un nuevo culto, TODOS LOS DIAS A LAS 8:00 PM POR CUBAVISIÓN: El culto a la tarjeta de abastecimiento, y lo bien abastecida que está. Ave libreta, los que vamos a vivir, te saludamos.
    Le ronca ……….. ustedes saben como termina. Es verdad que debemos erradicar ese modelo destructivo e inhumano que nos agobia, pero NO PODEMOS IMPONER NUESTRO IMPERFECTO MODELO ECONÓMICO, creo que debería crearse un nuevo modelo económico, más justo, no capitalista, NO IGUALITARISTA!!. Saludos a todos Angel.

    PD: Creo que el comentario de abel es PERFECTO.

  • mario dijo:

    expropiar ,si.pero solo las empresas de areas estrategicas para la supervivencia y el bienestar de la mayoria.pero no todo en el capitalismo es negativo.por ejemplo la competencia regula y hace bajar los precios y constantemente mejora la calidad de los productos.es algo que podria incorporar la economia cubana para salir de esa inercia malsana en que se encuentra .

  • Luis M. Domínguez Batista dijo:

    No quice comparar al articulista con un pirata sino con que Eric el Rojo que a cada paso descubría algo nuevo que no había conocido antes y este señor le pasa algo parecido. No se trata de descubrir hoy al mundo sino de transformarlo. La lucha de contrarios no anula el contrario sino que lo vence en buena lid, pero hay algo que es la ventaja, la supremacía de armamento y fuerza del enemigo. Los pueblos contamos con muy poco a no ser la verguenza para hacer frente a toda la indumentaria capitalista en materia de armamento y potencial preparado como material de guerra, tenemos aún en contra que no hemos unido a todos para crear un frente en que puede dolerle que es la foraleza de los que producen, la concreción de un ideal de cultura que apunte a lo nuevo y sea inconforme con lo que ha habido hasta ahora. La lucha contra lo viejo, la forma de poder alcanzar a cambiar todo lo que deba ser cambiado, porque al que se les ocurra cambiar lo que en cultura y tecnología ha alcanzado el mundo lo copa nuevamente la ilusión. Es necesario cambiar la forma participativa de la gente y un poco obligar a que el comercio se rinda y el hombre deje por fín de ser capital para ser recurso en favor de si mismo. El hombre no admite, desde el punto teórico de Carlos Marx ser capital ni mercancía de nadie. El hombre mismo como especie es el mayor de los recursos, pero solo se liberará potencialmente cuando pueda manifestarse de forma totalmente libre. Yo admiro a los que profesan sus ideas así como la profesa este señor, lo que inteto es abrirle los ojos a los que ven tan fácil las cosas, al que decir el santo y la seña. Hay una distancia entre realidad y posibilidad y debemos unirnos, los que piensan y los que hacen para alcanzar las peras y no culpar la mano canija de que no las alcanzan. El mundo deberá avanzar, pero pongámoles realismo a los planteamientos. La major religicón es la de los trabajadores y no habrá al fin y al cabo mas poder en el mundo que las de los que crean.

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Eric Toussaint

Eric Toussaint

Historiador y politólogo belga. Es presidente del CADTM-Bélgica (Comité por la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo). Su último libro publicado es “Banque mondiale: le coup d’État permanent”.

Vea también