Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

El monroísmo de la elite yanqui

| 6

Por Ángel Guerra Cabrera

La doctrina Monroe sigue viva en la cultura de la clase dirigente de Estados Unidos, que no puede tolerar, sea con rostro blanco o mulato, la independencia de América Latina. Por eso la nueva campaña multifacética del imperio contra Cuba se trenza en el tiempo con una acción semejante contra Venezuela, ahora enfilada a las elecciones de septiembre próximo, que ponen en juego la continuidad de la revolución Bolivariana. Esta coincidencia aunque por un lado responde a dinámicas específicas, por otro está relacionada con la animadversión de Washington a la creciente integración en todos los campos de ambas revoluciones y el decisivo papel que desempeñan como fuente de aliento y apoyo a los procesos emancipadores y de integración de América Latina y el Caribe.

El imperio se dispone a arremeter con toda la fuerza que pueda reunir contra el tándem cubano-venezolano, animador del único polo de resistencia a escala de una región/continente al actual orden mundial dominante. Y como ha expresado Evo Morales “de la resistencia pasamos a la rebelión y de la rebelión a la revolución”; es el caso que los líderes y procesos políticos de los países que forman la Alianza Bolivariana para los pueblos de Nuestra América se oponen a la dominación imperialista, al sistema capitalista y actúan -cada uno en su realidad y con su ritmo- para romper con aquellos.

En Cuba hace décadas que se construyen y defienden la independencia y el socialismo en las condiciones más adversas, lo que otorga mayor relevancia a sus logros en la creación de otro mundo(y otros seres humanos) posibles. Cuba, en medio del drama humano que está ocasionando la magna crisis capitalista descuella como un ejemplo de lo que pueden lograr la voluntad colectiva transformadora de la realidad, la cohesión nacional y el apoyo popular al proyecto revolucionario de un país pequeño y subdesarrollado, incluso bajo el acoso implacable de la potencia estadunidense.

Venezuela vino a demostrar que la historia no había concluido y a confirmar la enorme potencia política de los pueblos cuando despiertan, simbolizado en la fecha del 13 de abril de 2002 cuando por primera vez en la historia de América Latina las masas automovilizadas fueron capaces, en alianza con los militares patriotas, de revertir un golpe de Estado de inspiración yanqui.  Si ese día hace ocho años ya los venezolanos se habían dado una nueva Constitución aprobada en referendo por la gran mayoría del pueblo fue a partir de entonces y de la derrota del paro gerencial petrolero de meses después que la revolución Bolivariana acumularía la energía social necesaria para iniciar el proceso de rescate de su soberanía sobre los hidrocarburos, poderosa palanca para sacar de la exclusión a millones, como postulaba el texto constitucional. La sola cifra de haber pasado de medio millón a dos millones de alumnos en el sistema educacional habla por sí sola. Pero también palanca de una política solidaria latino-caribeña que ha contribuido en modo superlativo a la configuración de una voluntad de unidad e integración regional que es una verdadera pesadilla para Washington. Sin este antecedente, unido a los procesos de cambio en Bolivia, Ecuador y Nicaragua, la emergencia del Brasil de Lula como potencia y la acción de gobiernos más independientes de Estados Unidos en Argentina, Uruguay y otros países no se puede entender la decisión de crear la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe adoptada en Cancún por 32 de las 33 naciones de la región.

No nos podemos llamar a engaño. El golpe de Estado en Honduras fue una medición de fuerzas frente a la ALBA y un aviso de lo que viene. Las bases yanquis en Colombia, Aruba, Curazao, Perú y América Central, la desmesurada presencia militar en Haití y las continuas maniobras de la IV Flota crean un dispositivo de intervencionismo bélico enfilado a Venezuela, Cuba, Ecuador y Bolivia.

No están desencaminados los que se preguntan por qué toda esta alharaca contra Cuba ahora y recuerdan que las grandes campañas mediáticas han solido preceder a las agresiones armadas de Estados Unidos. Quienes atacan a Cuba por supuestas carencias democráticas y de derechos humanos saben muy bien que mienten y también que carecen de moral para acusar. Son meros pretextos para conseguir los más perversos objetivos políticos, como la cínica y macarrónica declaración de la secretaria Clinton sobre Cuba y el bloqueo.

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Dardo Ribas dijo:

    MIENTRAS LOS PAÍSES DEL ALBA LUCHAN POR DIGNIFICAR
    A SUS PUEBLOS, EL IMPERIO INSISTE
    EN MORDERLES LOS TALONES

    En un todo de acuerdo con el análisis del columnista.

    Todos los pasos que da el imperio, día a día, están dirigidos a conculcar la libertad política del continente.

    En alianza -y a manos de políticos compinches- o por obra y gracia de lo que más aman: la manu militari.

    No están solos. Ahora -más descarada que nunca-, aparece, por ejemplo, la España de Zapatero y del fascista Aznar (Asnar).

    Véase, en la edición digital de hace una hora, jueves 14 de abril, el anuncio de un “ACUERDO” para “EXIGIR” a Cuba la liberación “INCONDICIONAL” de los “presos de conciencia”, por parte del PP y el PSOE.

    En el mejor ejemplo de un ultimátum de tajadura militar.

    A esto han llegado. Ellos quieren dictar lo que debe hacer una Nación a miles de kilómetros de su soberanía.

    Además, obsérvese con qué descaro esperan la muerte del tal Fariñas.

    Dios los cría y el imperio los amontona.

    Honduras, Chile en manos de la derecha pinochetista, Colombia y las bases concedidas a los marines; la campaña contra Cuba y la que deben estar pensando para Venezuela, Ecuador, Bolivia y Nicaragua.

    No hay descanso para el monstruo. Con Bush o con Obama. Guerrean en Afganistán, matan a diestra y siniestra en Irak; “gestionan” golpes en Centro y Sudamérica y, al mismo tiempo, siguen intentando desbaratar a la Revolución socialista en Cuba.

    Por lo visto, están aplicando una metodología específica en lo que consideran “el patio trasero”.

    Siembran regiones con presencias militares amenazantes (Colombia, Haití); le dan curso a la IV Flota bajo excusas caricaturescas y mueven los hilos de las marionetas periodísticas que les sirven con esmero.

    Toda una legión de amanuenses se desvive día y noche en las redacciones de los diarios afines a su ideario y serviles a sus intenciones. En América o en Europa.

    El mascarón de proa de la goleta pirata -en estos días y desde hace un tiempo-, viene navegando desde España. “El País” y otros folletazos de la península no cejan en la ofensiva reaccionaria.

    Otros, desde países como Argentina -“Clarín”, “La Nación” y toda una despreciable tropa de periodistas asalariados y edulcorados con pomposos títulos de “editores jefes”-, ladran desde “posiciones democráticas” contra Cuba y reclaman por “cambios”, mientras el país entero sospecha que la directora de este pulpo mediático puede ser una apropiadora de hijos de desaparecidos.

    Al menos, probado, fue socia encubierta de la dictadura genocida. De eso, no cabe duda alguna. Esta habilidosa dama -sin mérito intelectual alguno, pero hábil a la hora de casarse y de formar sociedades y luego de haber enviudado-, “escribe” o “suscribe” permanentes notas editoriales reclamando libertades para la isla del socialismo o advirtiendo sobre imaginarios intereses dictatoriales, ya sea en Venezuela, Bolivia, Ecuador o Nicaragua.

    Contradicción repulsiva que muestra las entrepiernas de su moral. Casualmente, en estos días, la Justicia ha dictaminado se ejecute la comparación de ADN a sus “hijos” adoptados con el Banco Nacional de Datos Genéticos.

    No podemos siquiera imaginar las maniobras que se deben estar desarrollando para comprar voluntades y vulnerar los resultados. Dinero, es lo que les sobra. Y la Argentina, aunque nos duela, no es un modelo de conductas pundonorosas.

    Esta es la gente que ataca a Cuba y a los países del ALBA. Grupos empresarios como el tal “PRISA” que pretenden credibilidad pública hacia sus demandas “humanitarias”, mientras ocultan sus apetencias más deshonrosas.

    No obstante, son tan torpes que la maniobra está quedando con las nalgas a la intemperie.

    Los sectores más lúcidos e informados de este mundo, tienen conciencia en cuanto a sus verdaderos intereses y proyección de repulsivos negocios aliados con lo peor de la dirigencia política y los millonarios yanquis.

  • Jose M. Estevez dijo:

    Las razones que da el Sr. Angel Guerra Cabrera sobre las acciones del Imperio del Norte, muy validas por cierto, aumentan mi deseo de que la integracion que se vislumbra deba acelerarse.

    America Latina y el Caribe no se pueden dar el lujo de llevar a cabo una integracion regional, que es basica para su total liberacion de los EEUU, con la lentitud requerida.

    Comprendo que el proceso integracional que se inicio en Europa basado en la union economica de Alemania y Francia ha necesitado el paso de muchos anos para lograr sus propositos.

    Sin embargo la America Latina tiene a su favor que todas ellas son un producto del “llamado” descubrimiento por dos paises que tienen mucho en comun, Espana y Portugal.

    Creo que ello permite que por lo menos se pase de una Alba, un Mercosur, un Unasur y la nueva organizacion carente de nombre propio que excluye a los EEUU y el Canada, a a la consolidacion de una union en lo referente a su defensa y a su econiomia por el momento.

    Ello aplacaria a mi juicio la contraofensiva que se esta llevando a cabo en estos momentos por el pais mas poderoso de la tierra con sus socios Canada y la Union Europea que esta poniendo en riesgo los anhelos de nuestros paises.

  • Lilia dijo:

    Viva Venezuela y el nuevo camino que estamos buscando

  • Ariel Fornari dijo:

    Habiendo vivido por muchos años dentro de los E.U., conozco a esta cultura y pueblo probablemente mejor que a ninguno otro en el mundo. Y como latinoamericano que siempre he sido, y que ahora puedo manifestar mas plenamente pues he regresado a Nuestra America, me puedo dar modestamente el lujo de comparar el sistema de la Roma Imperial del Siglo 21, con las realidades que se estan viviendo en nuestro continente. Trato de distinguir con el mejor sosiego posible, entre el pueblo estadounidense y su sistema de gobierno. Y teniendo amistades en E.U., me identifico con sus vivencias y preocupaciones. Creo que aquello que una vez se pensaba como el “American Dream”, todo eso como se ha desvanecido a un pasado que no volvera. Aunque no soy historiador, me atrevo a comparar la actual encrucijada en que se encuentra E.U., en su “Conflicto de Civilizaciones” y sus guerras de Irak y Afghanistan, agregando la creciente toma de conciencia que parece ser el despertar inevitable que ya se habia profetizado en Nuestra America. Y tomando este conjunto de crisis al que se enfrenta el Tio Sam, es decir; su crisis en Medio Oriente y Asia, y la creciente rebelión en America Latina, y lo comparamos con la crisis que sufrió el Imperio Romano durante el Siglo III de nuestra era, con los pueblos barbaros amenazando sus fronteras, y el conflicto en Asia con Parthia, podriamos comparar de cierta forma como los imperios cuando llegan a su maxima extensión territorial pueden enfrentar el punto mas critico de su historia. Y es muy posible que ahora como E.U. finalmente se este dando cuenta que su apoteosis este pasando, podria ser que el Imperio se torne mas violento al tratar de frenar el reloj de la historia. Esto no debe intimidar de ninguna a los pueblos. Ya America Latina no es lo que fue en los 1950s o los 1960s. Ya tenemos cuadros capacitados a nivel continental, y paises que son vanguardia de nuestras aspiraciones. En este momento crucial de nuestra historia, las personas honradas de America Latina depositamos toda nuestra confianza en un pueblo que sabemos es el primer baluarte de nuestro continente. Es por esa razón que los latinoamericanos cerramos filas con el heroico pueblo cubano.

  • Gunnel Lindblom dijo:

    Interesante y bueno, informativo, pero tal vez algo demasiado optimista, por lo menos a lo que concierne Uruguay.
    El Comando Sur construyo una “policlínica” en el barrio “El Cerro”, Montevideo, hace unos años, durante el gobierno de Tabaré Vázquez.
    Hay convenios militares firmados por todos los gobiernos “democráticos”, incluyendo los de Vázquez y Mujica.
    Obviamente no sabemos su contenido y no tenemos acceso a los documentos – pero son ejercicios conjuntos, entrenamientos y asuntos de ese tipo.
    Las maniobras conjuntas anuales con EE.UU. y los países de América del Sur siguen como siempre, y Uruguay sigue participando, con gobierno colorado, blanco (nacionalista) o del Frente Amplio.
    Uruguay también promovió un TLC entre Israel y el Mercosur, acá ya está aprobado por ambas cámaras, así como varios proyectos de cooperación e “inversión”.
    En definitiva ponemos la alformbra roja para cualquier multinacional que venir a exprimir y llevarse nuestros recursos, con todo lo adicinal posible de regalo. Pobre Artigas, debe estar dando se vuelta en la tumba, lo siguen traicionando 200 años después de que inició la lucha.

    Por su lado Lugo tiene “cooperación” de inteligencia militar y armamentística con Colombia e indirectamente con Israel. Cristina de K parece preferir el G-20 ante la ALBA, además es muy servicial ante las grandes mineras transnacionales.

    Gran parte de las poblaciones del continente están adormecida políticamente y/o no tienen idea de lo que están haciendo y planificando ni los yankis, menos sus propios gobiernos, en los casos sumisos.

    La Cuba Libre y Socialista es ejemplo y guía para los que estamos luchando por el cambio, las reflexiones del Comandante Fidel aclaran las perspectivas ante un mundo que aparenta bien confuso a veces. También tengo un profundo respeto por Chávez y Evo, y hay que tener conciencia de la amenaza contra Nicaragua y la necesidad de recuperar a Honduras – por ser primer prueba de Obama y centro estratégico para C.A.

    Defender a Cuba, por supuesto, hasta la muerte, pero sé que jamás los yankis podrán con los Compañeros de la amada isla. Tenemos el deber que formar los otros frentes contra el imperio.

    Viva Cuba, Viva la Revolución y Viva el Socialismo,
    Gunnel
    Solymar, Uruguay

  • Gunnel Lindblom dijo:

    Respecto a Uniones:

    A propósito de lo que escribió Jose Estebez, creo que hay que tener claro que unión de por si, no necesariamente sea algo que favorezca la independencia y una mejora de vida de los pueblos.

    La Unión Europea, desde sus inicios, es una unión para el capital, para facilitar para sus empresas mover fabricas y productos sin controles y aranceles y radicarse donde los salarios y/o impuestos eran más bajos. Recuerden, son pequeños pero voraces imperialistas, Nokia, Ericson, SKF, AGA, Telefónica, YPF, Siemens, BP, Philips, y muchísimos más, aunque cada vez más concentrados.
    Nunca fue pensado para los pueblos y sus necesidades, y de hecho, generalmente ha traído peores salarios, condiciones laborales, menos derechos sindicales, menos seguridad social, menos control de calidad y seguridad de productos, etc.

    Mercosur fue un intento de copiar los conceptos de la UE, no hay que olvidar que fue creado bajo las presidencias de Menem en Argentina, Color de Melo en Brasil, Lacalle en Uruguay y un presidente del partido colorado en Paraguay, que no me acuerdo su nombre. Hoy sus gobernantes ya no son tan “cavernículas”, pero hay que tener claro que no tienen proyectos para favorecer sus pueblos humildes.Tiene un “parlamento”, creo que menos democrático como los demás por acá, que sus miembros sean nombrados por los parlamentos de los países miembros. A Venezuela todavía no lo quieren dejar entrar como miembro pleno, el parlamento brasilero lo frenó como dos años, ahora está frenado por Paraguay, me parece que Uruguay y Argentina lo apobó hace años.

    UNASUR parece ser algo más como una unión para afrontar a los yankis, por lo menos en sus planes más absurdos, protestas contra las siete bases en Colombia, defensa del gobierno de Evo contra los golpistas (pagos por EE.UU.) pero es solo a nivel de gobiernos, no hay influencia popular.

    ALBA es algo completamente distinto, por ser integrado por países con gobiernos verdaderamente populares, en el mejor sentido, con proyectos igualitarios entre los países, no discriminatorios, en fin, para el poder verdadero y el real bienestar de sus habitantes, eso es muy diferente de las “uniones” anteriores.

    Un abrazo, y Viva Cuba y Viva ALBA,
    Gunnel,
    Solymar, Uruguay

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Angel Guerra Cabrera

Angel Guerra Cabrera

Periodista cubano residente en México y columnista del diario La Jornada.

Vea también