Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Washington: cañones contra Venezuela

| 7

Por Hedelberto López Blanch

Las campañas contra el gobierno venezolano desde Estados Unidos, con el auspicio de todos los medios de comunicación dominados por los grandes grupos de poder capitalista mundial, se han incrementado abruptamente en los últimos meses.

No existe un solo día en que desde Washington o procedente de alguna capital aliada a Estados Unidos se lancen informaciones difamatorias, preparadas por los centros de inteligencia norteamericanos, con el objetivo de tratar de mantener una imagen desfavorable al gobierno bolivariano del presidente Hugo Chávez y crear las bases para un futuro golpe contra esa nación sudamericana.

Venezuela se ha convertido en el punto de mira de la política estadounidense para intentar doblegar la resistencia que ha surgido por toda América Latina contra las políticas hegemónicas e imperiales que las distintas administraciones norteamericanas han mantenido sobre la región desde hace más de un siglo.

Chávez, con su política nacionalista y antiimperialista en beneficio del pueblo, ha logrado junto a Cuba (que durante 50 años ha ofrecido un insuperable ejemplo de resistencia, independencia soberana y de ayuda solidaria desinteresada) levantar a los pueblos de la región que están dando la batalla por la verdadera independencia que soñaron Bolívar, O¨Higgins, San Martín, Martí y otros próceres.

El odio de la Casa Blanca se incrementa al poseer Venezuela la mayor reserva de petróleo en el mundo; haber recuperado Caracas esa fuente de riqueza que antes era extraída por las transnacionales y llevada principalmente hacia Estados Unidos; impulsar con esos dividendo numerosos programas sociales que han bajado abruptamente la pobreza en el país, y a la par ofrecer a la población educación, salud y otros servicios gratuitos.

Estados Unidos, es el principal consumidor de petróleo del orbe con un promedio de 22 millones de toneladas diarias y para mantener su actual debilitada economía y hegemonía mundial necesita irremediablemente de ese combustible. Para lograrlo no tuvo reparos en invadir Iraq, Afganistán y ahora enfilar sus cañones hacia Venezuela.

Contra Caracas se han utilizado las más disímiles acciones que van desde impulsar la oposición derechista interna, el fallido golpe de Estado y el intento de colapsar la producción petrolera, hasta las acusaciones sobre supuesta violación de los derechos humanos, de falta de democracia, etc.

En sus planes, la Casa Blanca acusa a Venezuela de ser un país “terrorista”, participar en el “narcotráfico”, apoyar a las guerrillas colombianas y de todo cuanto pueda tratar de desprestigiar internacionalmente al gobierno bolivariano.

El objetivo fundamental que es derrocar al gobierno de Hugo Chávez. Analistas políticos indican que la Casa Blanca tiene tres proyectos con ese fin.

En primer lugar ha estudiado el magnicidio que no ha sido posible por el fuerte respaldo social y político que mantiene Hugo Chávez a pesar de las fuertes campañas desatadas por los medios occidentales de prensa con la anuencia de Washington.

Como segunda vertiente, buscaría una solución a la Hondureña y para eso trataría de que el presidente perdiera la mayoría en las próximas elecciones parlamentarias. De esa forma buscaría el método utilizado contra Manuel Zelaya. Esta acción no contaría con los militares venezolanos que respaldan a Chávez pero a la larga podría debilitar al gobierno.

La tercera fórmula, que también Washington la ha estado llevando a cabo con la creación de bases militares alrededor de Venezuela, es la de utilizar a uno de sus aliados en la zona para que comience un conflicto parcializado que conllevaría a una guerra y permitiera a las tropas norteamericanas entrar en acción contra Caracas.

Tras la desestabilización de Venezuela, Estados Unidos se lanzaría con todas sus fuerzas contra Bolivia, Ecuador y Nicaragua y tratar de aislar a Cuba, que ha resistido todos los embates imperiales durante más de medio siglo.

Pero como dice el adagio, una cosa es con guitarra y otra con violín. Los tiempos de América Latina no son los de los años 70 ni 80 cuando Estados Unidos organizó y aupó dictaduras militares o llevó a cabo medidas neoliberales que le garantizaban el control económico y político en la región.

En Latinoamérica y el Caribe, los golpes sufridos han despertado a sus pueblos y dirigentes y esa ola de soberanía e independencia se extiende como un alud que será difícil de detener. Venezuela, su pueblo y militares resistirán los embates como lo ha ratificado su presidente Hugo Chávez Frías y para ello también cuenta con la solidaridad de las naciones de América Latina.

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Carlos Valdés Sarmiento. dijo:

    Estados Unidos no acaba de entender que, en Nuestra América, la hostilidad de ellos contra un país, es interpretada por nuestros pueblos como un indicio de que ese país mantiene una postura digna y que defiende los intereses de la nación.
    Esto lo prueba el caso Cuba, recuerdo que en mi visita a España, muchas personas, que me aclaraban que no eran comunistas, manifestaban su apoyo al gobierno cubano, por que no ha dejado que nadie se inmiscuya en sus asuntos internos, pues según ellos, tanto las personas como las naciones tienen el derecho a que se les respete su forma de vivir.
    Recuerdo en especial la expresión de un anciano sacerdote — los cubanos son unos c— pues nunca han aceptados que nadie le imponga desde fuera ningún tipo de chantaje, así era España en tiempos de Franco, yo no era franquista pero siempre admire su valor para hacer lo que le daba la gana, gústasele a quien le gustase o no.

  • luis guillermo dijo:

    Estoy muy de acuerdo con lo que dice el artículo, pero me molesta un poco , que si estamos hablando de la situación actual de venezuela y de los planes, que són mas que evidentes, por parte de la casa blanca; me parece mas que innecesario mencionar o recalcar, porque lo hizo dos veces el autor, que cuba ha tenido una resistencia por mas de medio siglo, a los ataques concertados por washington.

  • ADELANTE dijo:

    LOS EEUU Y SU ALIADO PARASITO SON CAPAZ DE TODO Y DE CUALQUIER COSA. USTEDES LO SABEN MAS QUE YO.YA COMO LEY EN LA INFORMACION,AMERICA DE LAS MISMA,Y SABIENDO LO QUE PUEDE SUCEDER,REMOJEMOS NUESTRA BARBA PARA QUE CUANDO LLEGUE EL FUEGO NO NOS QUEME.EN CUBA TRIUNFO UNA REVOLUCION EN TIEMPO MAS DIFICILES QUE AHORA Y TUVO EXISTO,GRACIA A LA FIDELIDAD DE SUS SIMPATIZANTE Y A LA SBIDURIA DE FIDEL.HOY SOMOS MAS ESTAMOS UNIDO,NO ES POSIBLE QUE NOS DEJEMOS CERRAR EL CAMINO,QUE AMERICA NO SIGA AVANZANDO Y CADA DIA FORTALESCA MAS SU UNION.YA ESTA BUENO DE SEPULTAR A LOS EEUU Y ALIADO PARASITO QUE MUCHO DAÑO NOS HAN HECHO.SI CUBA SE A MANTENIDO MEDIO SIGLO Y LOS EEUU NO PUDIERON,¿COMO AHORA QUE SOMOS MAS NOS VAMOS A DEJAR DERROTAR?.¿COMO?.DESDE REP DOMINICANA.TIERA DONDE EL CORONEL FRANCISCO ALBERTO CAAMAÑO DEÑO COMBATIO LOS PARASITOS YANQUI EN EL 1965.QUE VIVA EL ALBA.ES POSIBLE VIVIR MEJOR EN AMERICA

  • Jorge Cevallos dijo:

    En verdad el imperio sigue difamando al lider latinoamericano Hugo Chavez con todo el poderío mediático que disponde no solo en EEUU sino en toda nuestra América, es una verguenza saber que la prensa en nuestros paises responda a intereses extranjeros y es sumisa a Washington, aquí en Ecuador nos quieren hacer creer que Chavez es lo peor y que Bolivia, Venezuela y Cuba no deberían ser nuestros aliados. La peor parte de esto es que el pueblo cree en lo que dice esta prensa mediocre y corrupta, nuestro país al igual que muchos latinoamericanos carece de cultura política, podemos decir que existe analfabetismo político, y eso es una debilidad de la cual se aprovecha el imperio, incluso en nuestras fuerzas armadas la tropa ha sido instrumento de represión al servicio de los jefes militares y los grupos oligarquicos pro imperialistas, como en Honduras y todos sabemos que los soldados de nuestros paises cumplen ordenes superiores aunque estén en desacuerdo con ellas. Aún hay grandes debilidades en nuestros paises latinoamericanos lamentablemente, necesitamos de la ayuda de nuestros aliados como Cuba que tienen un pueblo con una cultura politica elevada, hoy mas que nunca debemos unirnos los pueblos oprimidos por el imperio y transformar esas debilidades en oportunidades, nuestros pueblos están llegando a acuerdos que ojalá nos permitan obtener una libertad sin condiciones del imperio.
    Hasta la victoria siempre!

  • Santiago Núñez dijo:

    En su nueva modalidad el imperio ha puesto de moda las llamadas guerras blandas o de cuarta generación tratando de levantar una quinta columna con el apoyo de una propaganda mediática que gane cada día más simpatizantes en grupos opositores a los gobiernos que ellos consideran son un peligro para LA SEGURIDAD NACIONAL (entiendase de los EEUU).Esto combinado con los viejos métodos de desacreditar a los líderes y presidentes que no siguen los dictamenes imperiales , las amenazas de invasiones, actos de terrorismos, planes de magnicidios forman una estrategia en la que el imperio supone les de el triunfo. Y en muchos lugares han tenido éxitos, pero en el caso de venezuela han fracazado, más no desisten y enfilan todas sus armas y todo su poder contra la Venezuela Bolivariana.
    Por eso America tiene que estar ALERTA junto a Venezuela codo con codo y presta a unir fuerzas para frenar y derrotar al imperio yanqui si intentara una agresión armada.
    Los pueblos de nuesttra América tiene que organizarce en un fuerte frente político y armado para derrotar al agresor en todos los terrenos.Vivimos tiempos de definición.

    Santiago Núñez
    Un cubano patriota.

  • E Diaz dijo:

    Por supuesto el imperialismo tratará por todos los medios de evitar una “segunda Cuba” en el continente, además con petróleo, recursos hídricos, más millones de habitantes y con fronteras por tierra a colombia y brasil.

    El problema es que no es una ” segunda Cuba”, sino una “primera Venezuela”, o una Quinta República, como dice Chávez.

    Y ahí es donde se equivocan un poco, tanto los imperialistas, como algunos de nuestros más fervientes y entusiastas admiradores y divulgadores del proceso bolivariano. Es cierta la tendencia en nuestros medios a comparar y mezclar constantemente a Cuba con Venezuela, las noticias de Venezuela, la cuestión venezolana.

    Venezuela no es Cuba, ni se parece a Cuba. Ni Cuba es el “papá” del proceso venezolano. Ni el hermano mayor. Aunque ambos sean antimperialistas, nacionalistas, de izquierda, se diferencian:

    Qué tiene Chávez a favor?
    1-Dinero. Recursos que antes se dilapidaban o quedaban en pocas manos. El petróleo es un producto de amplia demanda. Uno de sus principales clientes, EE UU, es un consumidor seguro.
    Con dinero Chávez puede enfrentar las crisis, comprar armas, hacer obras sociales, responder ante catástrofes, invertir.
    Cuba no tiene dinero, y no lo va a tener en un futuro cercano.

    2-El momento histórico. Los gobiernos que lo rodean son más progresistas que en otras etapas. Incluso en Colombia hay varios sectores, autoridades locales y entidades que simpatizan con Venezuela. Potencias capitalistas como Rusia rivalizan con EE UU, China está expandiéndose constantemente, países como Irán desean invertir e intercambiar tecnologías. Brasil bajo Lula ha desarrollado importantísimos acuerdos, incluyendo el tema energético.
    Las inversiones en Cuba son mucho menores y fluctuantes, y su relación con otros países varía también a cada rato.

    3-Cultura y organización del trabajo. Dígase lo que se diga, el capitalismo en Venezuela ha generado una cultura del trabajo como fuente de ingresos… o pasas hambre, o terminas preso. Al emplear estas potencialidades, con recursos, en una construcción socialista,
    pueden lograrse maravillas. En Cuba la situación es otra.

    4-Extensión y descubrimientos. Venezuela es un país grande, difícil de ocupar, y virgen en gran medida. Aún pueden hallarse yacimientos, minerales, establecerse granjas, industrias, etc. Hay grandes zonas despobladas, donde pueden establecerse nuevos núcleos industriales, urbanos, etc. Hay fronteras con varios países y una costa amplia.

    Cuba es pequeña y sin frontera terrestre con nadie, depende de la marina mercante y la aviación. La densidad de habitantes por kilómetro cuadrado es mucho mayor que en Venezuela.

    Qué tiene Chávez en contra?
    1-Corrupción. Venezuela siempre fue uno de los países con mayor corrupción en América Latina. Puede perder las parlamentarias y el apoyo popular si sus candidatos y representantes no son todo lo transparentes y honestos que deberían, aunque él sea un paradigma.
    La Revolución Bolivariana no es Chávez, aunque él la dirija.
    En Cuba la corrupción, al manejarse menos recursos, no llega a tanto, o al no existir una prensa opositora, los casos que ocurren no son tan divulgados.

    2-Violencia. Venezuela también es uno de los países más violentos de la región. No es solo crimen organizado o violencia política. También llega a formar parte de los hábitos, marginalidad, machismo. Todo político honesto o no, promete disminuirla, pero es muy difícil de lograr, incluso para los chavistas. En Cuba no hay casi armas en la calle, los hábitos machistas son menos fuertes.

    3-Oposición. La oposición en Venezuela cuenta con personajes carismáticos, bien preparados, asesorados, especialistas, recursos, y el apoyo de los yanquis. También desarrollan iniciativas sociales en los territorios que gobiernan, compitiendo con los chavistas.
    No todos son golpistas, asesinos o incapaces.
    En Cuba son mercenarios y payasos que no tienen prestigio ni arrastre.

    4-Impaciencia. Los sectores populares a veces esperan de una figura triunfante la solución rápida a todos sus problemas. Y más cuando aprecian donaciones importantes a otros países. Actualmente la vida en Venezuela se ha hecho cara, por la crisis, por la especulación concertada de muchos empresarios, que también le hace el juego a la oposición, pero también hasta qué punto por medidas erróneas? No lo sé, pero muchos venezolanos pueden cuestionárselo y desencantarse.
    En Cuba la impaciencia es ya tremenda, los cuestionamientos existen, pero ya hay una tradición de sacrificio, de altas y bajas, de aguantar y esperar, que hasta ahora en Venezuela eran mejoras sostenidas en general.

    Como se ve, Cuba y Venezuela se parecen en algunas cosas, pero se diferencian mucho en otras. Sin embargo las estrategias del imperio son las mismas. Esperemos los bolivarianos sepan enfrentarlas, pues hoy es Venezuela, y no Cuba, quien lleva el batón en la carrera.

  • Yolanda dijo:

    Si..en Vzla lo sabemos, los informes mediaticos tienen fuerza, en el dìa de hoy 10-03-10 ocurrio una alarma con la finalidad de ensayar y difundir una noticia falsa rápidamente y causar pánico, la Noticia: Que el mar estaba anegando las costas venezolanas producto de un mar de leva. Para las personas que no viven en la costa, echaron a correr esta fuente sin confirmar, por medio de una planta televisiva que causa terror. El ablandamiento mediatico, no cesa, por la internet se corre que requerimos un portaaviones para que sustituya la falta de energia. Cierto… esos cayones no son virtuales,estan preparando el momento. Pero 10 años de revolución han sembrado conciencia, dentro de Vzla y hacia afuera, visión integradora que nos ha permitido concretar acuerdos comerciales, culturales, económicos, políticos entre otros, a los que, no debemos responder son a los ataques simplistas, de la ultraderecha venezolana cuando aparentan ser más
    venezolanos que los que estamos con el proceso revolucionario!!

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Hedelberto López Blanch

Periodista cubano. Escribe para el diario Juventud Rebelde y el semanario Opciones. Es el autor de “La Emigración cubana en EE.UU.” e “Historias Secretas de Médicos Cubanos en África”.

Vea también