Imprimir
Inicio » Opinión  »

“El Premio Nobel para Obama, un chiste de mal gusto”, dice Eduardo Galeano

| 16

Eduardo Galeano

Para Eduardo Galeano, la vida es una caja de sorpresas. Y aunque esté acostumbrado a ellas, quizás le hayan sorprendido la cantidad y variedad de interrogantes que los lectores de BBC Mundo le plantearon.

Con qué sueña, para quién escribe, si es optimista o pesimista, si toma mate o fuma, qué piensa de la izquierda actual, qué opina del Premio Nobel a Barack Obama y si habrá una segunda parte de “Las venas abiertas de América Latina”. Con franqueza, Galeano respondió a estas y otras muchas preguntas personales e íntimas.

En sus respuestas es posible conocer un poco más al hombre y al escritor que durante más de 40 años ha hecho reflexionar a millones de personas sobre el estado del mundo.

“Escribo para quienes no pueden leerme, porque los libros están tan caros que de aquí a poco se venderán en las joyerías”, dijo con su habitual tono crítico.

El autor uruguayo se disculpó por no haber podido responder a más preguntas por motivos de tiempo. Sin embargo, hay mucho para leer y para descubrir sobre su pensamiento y su forma de ver la vida.

Del buen fútbol

Esther, Zaragoza, España
¿Cuáles son los ingredientes que usa en su vida para mantener el entusiasmo y la felicidad? Deberíamos embotellarlos y distribuirlos, eso sí, sin patente.

Embotellarlos, no puedo, porque se evaporan fácil. Lo que tienen de bueno es que regresan siempre, aunque a veces parece que se fueron para siempre. Regresan no sé por qué. Supongo que por gentileza de Dios o del Diablo.

Bettina Casale Cervini, Buenos Aires, Argentina
¿Para quién escribe? ¿Es posible pensar- al decir de Umberto Eco- en un lector modelo?

Escribo para los amigos que todavía no conozco. Los que conozco ya están hartos de escucharme.

Jesús, Huancayo, Perú
Le cuento que no tengo dinero para comprar libros y tampoco hay librerías en donde los vendan. Por eso no sé que preguntarle. Sólo se me ocurre: ¿qué siente de tanto escribir y escribir, cuando al final el mundo sigue más o menos igual o peor?

La verdad, ni yo me entiendo. Escribo para quienes no pueden leerme, porque los libros están tan caros que de aquí a poco se venderán en las joyerías. Pero eso sí, créame, las palabras viajan caminos misteriosos, y andan por donde ellas quieren, sin pedir permiso.

Camilo Rueda, Bogotá, Colombia
¿De qué equipo(s) de fútbol es hincha? (En Uruguay y en el mundo)

Todavía soy hincha de Nacional, aquí en el Uruguay, el club de mis amores desde mi más tierna infancia, pero sobre todo soy hincha del buen fútbol, y cuando ese milagro ocurre, lo agradezco sin mirar el color de la camiseta. Y si el buen fútbol proviene de un club chiquito, casi desconocido, pues mucho mejor todavía.

La vida según Galeano

Alejandro, Quito, Ecuador
En alguna parte dijiste que te caes y te levantas varias veces al día. Yo, en cambio, no sé como levantarme cuando tropiezo. ¿Cómo lo haces?

Te parecerá una tontería, pero de veras te juro que pienso: Si me caí, es porque estaba caminando. Y caminar vale la pena, aunque te caigas. Yo soy caminante, a la orilla del río que llamamos mar, aquí en Montevideo, camino horas de horas, y las palabras caminan dentro mio y conmigo. A veces se van, y me cuesta seguir solo, sin ellas.

Rene Ramos, Lima, Perú
¿Qué es la vida para usted, en una sola palabra?

En cuatro palabras, no en una: Una caja de sorpresas.

Rita Corbo, Montevideo, Uruguay
¿Con que sueña? ¿Tiene un sueño recurrente?

Mis sueños son de una mediocridad inconfesable. Los que más se repiten son los más estúpidos, pierdo un avión, discuto con un burócrata, cosas así. ¿Qué feo, no? Me consuelo recordando aquellos versos de Pedro Salinas que dicen que “los sueños son verdaderos sueños cuando se desensueñan, y en materia mortal encarnan”.

Camilo Melgar, Ciudad de Guatemala, Guatemala y Viena, Austria
¿Escribís tomando mate?

No, ya no tomo mate. Tuve que dejar, hace años, como he dejado también el cigarrillo, que tanto me acompañó durante tanto tiempo. Ahora escribo con cerveza, o algún otro trago. Y mientras escribo, hablo solo, en voz alta. Quien me ve de lejos cree que soy un borracho perdido. Perdido soy, quizá, no sé; pero borracho no. Me gusta beber y por eso no me emborracho: el trago exige que no le falten el respeto.

Pedro Freire Alvarado, Guayaquil, Ecuador
¿Por qué la gente sigue creyendo aún en Dios? ¿Consideras que esta creencia retrasa al ser humano?

Dios es el nombre que damos a la fe, y por eso es múltiple, aunque muchos crean que la diversidad de la fe es una herejía digna de castigo.

Política, globalización y América Latina

Martín, Gálvez, Argentina
¿Qué opina del Premio Nobel recibido por Barack Obama? ¿Cómo se justifica recibir ese Premio?

Me pareció un chiste de mal gusto. Pero nada tiene de raro, teniendo en cuenta que hace un siglo el Premio Nóbel de la Paz fue concedido a Teddy Roosevelt, un enamorado de la guerra, que hasta escribió un libro proponiendo la guerra como remedio de la cobardía y la debilidad de los machos en el mundo.

Raúl Guizzo, Ft. Lauderdale, EE.UU.
Nací en Estados Unidos de un padre uruguayo y una madre americana quien nació en Turquía. Entonces, sin duda, soy un producto de globalismo. ¿Qué piensas de nacionalismo y patriotismo? ¿Son buenos o crean más problemas? ¿Son partes inseparables de la identidad?

Antes de que se inventara esa horrible palabra, globalización, que designa a la dictadura universal del dinero, existía otra, linda, generosa, la palabra internacionalismo. Yo la sigo prefiriendo. Para mí, sigue significando algo así como que podemos ser compatriotas y contemporáneos de todos los que tengan voluntad de justicia y voluntad de belleza, hayan nacido donde hayan nacido y hayan vivido cuando hayan vivido, sin que importen ni un poquito las fronteras del mapa ni del tiempo.

María Gloria González Sánchez, Venezuela
Nuestra América toda, ¿tiene posibilidades de sanar?

Claro que sí. Tan enferma no está, si se compara. Todavía tenemos, por ejemplo, capacidad de locura, que es el síntoma infalible de la buena salud.

El mundo ¿al revés?

Javier, Brisbane, Australia
Me gustaría saber como ve usted este siglo veintiuno ¿con pesimismo? ¿Con optimismo?

Yo no creo en los optimistas full-time. Esos son farsantes o ciegos. Yo soy optimista y pesimista también, según la hora y el día, creo y descreo, celebro y lamento este tiempo nuestro y este mundo que nos ha tocado. Cada tiempo tiene su contratiempo, es verdad, pero también es verdad que cada cara contiene su contracara. La contradicción es el motor de la vida: de la vida humana y de todas las otras vidas.

Asumir eso me ayuda a no arrepentirme de mis tristezas, de mis bajones, de mis malas músicas: ellas son partes inseparables de mí.

David Duarte, Bogotá, Colombia
¿Cómo ve el mundo y el estado de la sociedad actual? ¿Cree usted que puede llegar a ponerse de pie el mundo al revés? ¿Qué cree que hace falta para que se produzca un cambio trascendental en cada uno de los habitantes de este planeta?

No sé, no creo en las fórmulas mágicas. Simplemente sé, por experiencia, que vale la pena que la gente se una para pelear juntos por las cosas en las que vale la pena creer. De a uno, solitos, poco o nada podemos hacer. Y más, te digo: no hay que desalentarse tan fácilmente. Si las cosas no salen como uno quisiera, bueno, hay que aprender el arte de la paciencia, hay que aceptar que la realidad cambia al ritmo que ella quiere, y no al que uno decide que ella debe cambiar. “Si la realidad no me obedece, no me merece”, dicen, o al menos creen, algunos intelectuales. Yo no.

Alexandra, Colombia
¿Qué hacer ante la desazón y la impotencia después de leer sus escritos? ¿Qué soluciones usted plantea a la dominación y explotación que hemos sufrido desde siempre?

Yo no vendo recetas de la felicidad, y te recomiendo que no creas en los bandidos que las venden. Tampoco creo en los dogmáticos religiosos o políticos que venden certezas. Para mí, las únicas certezas dignas de fe son las que desayunan dudas cada mañana.

Manuel Burgos, Albuquerque, EE.UU.
Si hoy entrara en una máquina del tiempo, y ésta lo llevara cien años hacia el futuro, ¿qué cree que encontraría al salir de ella?

No tengo la menor idea, ni quiero tenerla. Cada vez que una gitana se me acerca, y me atrapa la mano para leerme el futuro, le pido que por favor no cometa esa crueldad. Lo mejor que tiene el futuro es que tiene mucho misterio.

La izquierda de Galeano

Jairo Zabala, Caracas
¿Qué es para usted la izquierda? Acaso esa dicotomía de izquierda versus derecha no caducó en la década del 70? ¿Hasta cuándo el mal de muchos será culpa de unos pocos “malvados”? ¿Hasta cuándo seguirá vendiendo la victimización cómo táctica para la transformación social?

La culpa es de todos, nos dicen los culpables de que las relaciones humanas se hayan envenenado y los culpables de que nos estemos quedando sin planeta. Razón tenía doña Concepción Arenal, mujer luminosa, que se recibió de abogada disfrazada de hombre, con doble corsé, y tuvo el coraje de decir lo que los hombres decían, allá por los mediados del siglo XIX: “Si la culpa es de todos, es de nadie. Quien generaliza, absuelve”.

Liliana Lainfiesta, Guatemala
Estoy de acuerdo con todos los males del capitalismo que el distinguido escritor desvela, pero, ¿qué hay de los males del socialismo? ¿Cuál sería la mejor vía para un desarrollo más humano?

El siglo XX divorció la justicia y la libertad. La mitad del mundo sacrificó la justicia en nombre de la libertad, y la otra mitad sacrificó la libertad en nombre de la justicia. Esa fue la tragedia del siglo pasado. El desafío del siglo presente consiste, creo, en unir a esas hermanas siamesas que han sido obligadas a vivir separadas. La justicia y la libertad quieren vivir bien pegaditas.

Hugo Sosa Ferreyra, Playa del Carmen, México
¿Como hacer que el mundo entienda la diferencia entre la verdadera izquierda identificada con el pueblo, de la demagoga, como la burocracia soviética o cubana?

Cada cual lo entiende a su modo y manera, y a su modo y manera actúa. Yo soy muy respetuoso de las ideas y de las vidas de los demás.

Ricardo Miranda, Montreal, Canadá
¿No cree usted que las palabras “pobre” y “gratis” han creado una mentalidad resignada en las gentes deprimidas puesto que, por esperar todo gratis de “papá gobierno” hacen muy poco o nada por superar sus condiciones de vida y prefieren seguir viviendo en la pobreza?

La caridad puede producir, a veces, algo de eso. La caridad es vertical, da limosnas, siembra malas costumbres, como la holgazanería. Además, es humillante. Como dice un proverbio africano, la mano que da está siempre arriba de la mano que recibe. Pero las relaciones de solidaridad, que son horizontales, generan respuestas completamente diferentes.

Galeano, el escritor

Eduardo GaleanoAlejandra, Rosario, Argentina
Siempre me pregunté cómo hace para encontrar combinaciones tan felices de palabras, palabras que uno escuchó (y escribió) cientos de veces, y que cuando usted las junta parecen un idioma nuevo.

Gracias mil por el piropo. Sólo puedo decirte que ninguna hada visitó mi cuna. No tengo más talento que el que proviene de la experiencia: el mucho trabajo que cada día me tomo persiguiendo palabras que huyen.

Oscar González, Campeche, México
A casi 40 años de “Las Venas Abiertas de América Latina”, ¿ha pensado en escribir una segunda parte?

En realidad, todos escribimos un solo libro, que va cambiando y se va multiplicando a medida que la vida vive y el escritor escribe. Para mí, “Las venas” fue un puerto de partida, no un puerto de llegada. Desde ahí, creo, multipliqué mi visión del mundo.

Juan Francisco De León, Tepoztlán, México
¿Qué opinión le merece el libro “Manual del perfecto idiota latinoamericano” y su intento por refutar lo expuesto por usted en “Las venas abiertas de Ámerica Latina”?

No tengo opinión, pero sólo puedo desear lo mejor a los autores de ese libro: que dentro de cuarenta años, su obra esté tan viva que otros autores escriban un libro para atacarla.

Ray Edson Hurtado Romero, Cochabamba, Bolivia
A lo largo de estos últimos años, ¿ha visto usted alguien (o un colectivo) que le siga la posta, que de algún modo continúe una obra como la suya?

Somos todos gotitas de algún río, brisas de un viento que no acaba cuando la propia vida acaba, pedacitos nomás, momentitos apenas, y no más que eso: no creo en otra inmortalidad más que en esa. Uno sobrevive en los demás: en la memoria y en los actos de los demás. Y uno no conoce a esos anónimos autores de la continuidad más allá de la muerte.

Chávez le regala a Obama el libro "Las venas abiertas de América Latina" en la Cumbre de las Américas

Chávez le regala a Obama el libro "Las venas abiertas de América Latina" de Eduardo Galeano

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Carlos Valdés Sarmiento. dijo:

    Galeano siempre es maravilloso, nuevamente dire lo mismo que digo desde que lo conoci; me encanta como dice las cosas, pero más las cosas que dice.

  • Olimpio Rodriguez Santos dijo:

    Aduardo Galeano escribe también para mí que soy uno de los amigos que no conoce. Su concepción de libertad y justicia es un debate constante en la vida ciudadana que ha de tener una solución feliz.

    Conocí a Galeano a través de mensajes que se pasan por las redes médicas o que nos intercambiamos entre los miembros de ellas como este mail del Dr Ruben Escamilla que les envío por los valores humanos que menciona y tanto ha tratado Galeano y se le va a interesar a él y a todos los que leen CubaDebate:

    Estimado Dr Olimpio, desde hace vs años participo en esta red como médico, habiendo realizado mi posgrado en Alergia en la ciudad de Córdoba (Arg) UNC desde el 2003 al 2006.Tengo 49 años y 27 de Médico, habiendo hecho en 1983 al 85 mi primera residencia en Clínica Quirúrgica seguido sus aportes, así como los de otros colegas que me han alentado a escribirle a su dirección para compartir con Ud una esperanza que va mas allá de nuestra misión de curar.

    Me refiero a una acción sin precedentes en la historia humana, se trata de la1° Marcha Mundial por la Paz y la No violencia en la cual participo apoyando su organización y difusión como miembro del Centro Mundial de Estudio Humanista (CMEH). Esta marcha que comenzó el 2 e Octubre del 2009(día mundial de la No violencia) conmemorando el nacimiento de Ghandi, ha recorrido mas de 100 países y los 5 continentes terminando aquí en Argentina el 2 de Enero del 2010,en Mendoza en el Parque de Estudio y Reflexión de Punta de Vacas al pie del Aconcagua.

    En estos meses que han transcurrido mas de una vez me sentí tentado a enviar esta gran noticia a toda la lista pero por respeto a los colegas refractarios a lo que esta fuera de lo científico, no lo he hecho. Sin embargo no quería dejar pasar esta oportunidad para compartirlo con Ud, y con aquellos que a ud le parezca porque creo firmemente que ante todo somos seres humanos y la ciencia esta necesitando recrearse y nutrirse con la brisa suave y profunda del espíritu que le dio origen.

    Aprovecho para dejarle un fuerte abrazo y mis mejores deseos para este próximo año

    PD: La pagina oficial de la Marcha Mundial es http://www.marchamundial.org
    y la del Centro Mundial de Estudio Humanista es http://www.cmehumanista.org , puede aquí interesarle el Simposio Internacional sobre Ética en el Conocimiento que organizáramos en el 2008 también en el Parque de Punta de Vacas.

    Dr. Olimpio Rodríguez Santos
    Especialista II Grado en Alergología
    Prof. Facultad de Comunicación Universidad “Ignacio Agramonte”
    Prof. I.S.C.M. “Carlos J. Finlay” Camagüey Cuba

    E-Mail: olimpiors@finlay.cmw.sld.cu

  • unkas dijo:

    Yo no me canso de leerle ni a usted, ni al Che ni a Fidel. Me gusta lo que dice, sobre todo cuando dice que todo el mundo tiene bajones. Asi es pues ¿Y que?
    La foto ultima de obama y Chavez es para observar. Fijense en la expresion de Chavez y como le da la mano dispuesto a cooperar. Obama bien serio y bien altivo.
    El proximo Pais de anexionarse al ALBA, Argentina. Y a ver si se nos pega un poco en Europa

  • Alexis López Suárez dijo:

    Estos artículos publicados en cubadebate, son excepcionales, pero la forma en que se exponen, deberían ser promovidos con otro formato además del web, y sobre todo de esa forma más fácil que existe, la televisión y el cine, y presentarlos como temas literarios, no como dogma sino como posibilidad para hacer pensar al ser humano, el hombre hoy día hace un gran rechazo a lo impuesto, creo que el arte consistira sin engañar, en hacer pensar al hombre desde la incertidumbre.

  • RUBEN DARIO SOLER LOPEZ dijo:

    Eduardo Galeano no recuerda el origen mismo de las cosas, no cuenta como la lucha no solo esta en el discurso y en las teorias elaboradas de como vamos a lograr vencernos a nosotros mismos como humanos, mas bien creo que nos muestra que en cada lugar, en el mas inhospito, mas pulcro o mas pobre podemos encontrar la solución a lo mas simple que es vivir a proposito, manteniendo la diganidad conjugando el amor con la desdicha y volando desde el suelo hacia lugares donde ya hemos estado, en la eternidad.

  • JESUS dijo:

    A Olimpio Rodriguez Santos:

    No tenía intención de comentario con respecto al buen Galeano, al que he leido tan poco por desconocimiento y por precariedad.

    Escribo porque me llama seriamente la atención don Olimpio Rodriguez Santos, quien ha destacado a ese movimiento “HUMANISTA” que se pretende, con todo su derecho seguramente, el partido de la humanidad, el partido de la paz, del amor, de la injusticia del capitalismo individualista y esas cosas.

    Leyendo lo que destaca don Olimpio Rodriguez Santos, valdría recordar a quien escribe en Cubadebate, a Eliades Acosta Matos, escribiendo eso del MILAGRO EN OSLO, refiriendose al Nobel Obama.

    Si pues, por el mundo tambien rondan movimientos “humanistas”, que emplean palabras de justicia, de paz y esas cosas, cuando al final lo único que defienden es esa especie de “HUMANIZAR EL CAPITALISMO”.

    No le entiendo, por qué levanta a este movimiento que no tiene nada que ver con el socialismo. Conozco a algunos “humanistas” y sus discursos, y me saben a tan reaccionario cuanto más emplean un supuesto sentido humano.

    Desde Perú escribo

  • niurka dijo:

    A mi me gusta muchísimo como escribe Galeano. Muestra los hechos cotidianos como si fuera la primera vez que uno los ve y entonces nos asombramos y es bello.
    Sin embargo, y es natural, no siempre concuerdo con él.
    Ahora mismo cuando leía Cubadebate, debajo de la noticia de la entrevista a Galeano aparecía otra titulada: “Casi 300 españoles alfabetizados con conocido método cubano”
    Esa noticia tiene fecha de este mes, del día 21 y es bueno que todos ya lean :-) y viene la contradicción: ¿Cómo es posible a esta altura que existan personas que no sepan leer en la unión europea?
    Nos dice Galeano que “El siglo XX divorció la justicia y la libertad. La mitad del mundo sacrificó la justicia en nombre de la libertad”.
    ¿Es posible la libertad sin saber leer? A mi me parece imposible. me enseñaron que “Ser cultos es la única forma de ser libres” No creo que una sociedad donde algun adulto no sepa leer pueda ser libre. En fin, es solo una opinión.

  • Bruno Jerardino W. dijo:

    Quiero compartir Uds. la adhesión de Eduardo Galeano a la Marcha Mundial por la Paz y la Noviolencia que mencionó en uno de sus comentarios el Dr. Olimpio Rodriguez Santos.

    Son 2 videos que se pueden ver y escuchar a Eduardo Galeano en youtube:

    http://www.youtube.com/watch?v=HtgoT8sXGiA

    http://www.youtube.com/watch?v=O6TXtGrTB3c

    un fraternal saludo,

    Msc Ing. Bruno Jerardino Wiesenborn
    Co-Director CEHUM
    Centro de Estudios Humanistas – Chile
    “Desarrollar el conocimiento, por encima de lo aceptado o impuesto como verdades absolutas e inmutables”
    http://www.cehum.cl
    http://www.cmehumanistas.org
    http://www.youtube.com/watch?v=rLkmhn50hns

  • Rafael Monsalve dijo:

    Me ha resultado enormemente grato que las noticias de la Marcha Mundial lleguen a Cuba por intermedio de este sitio. Cuba, y su pueblo, es un país al que admiro mucho, desde los tiempos de la heróica gesta de su revolución. Transité por las filas marxistas y hoy estoy absolutamente convencido de que el humanismo universalista el el peldaño superior a lo que antes fuese el movimiento socialista. El humanismo plantea una transformaciòn más profunda y válida para los tiempos que corren. Por ello mismo tambien estoy absolutamente seguro de que la gloriosa isla se abrira un dia para la humanizacion de la tierra y la convergencia de las culturas, construeyndo juntos la gran nacion humana universal.
    En sus dirigentes históricos reconozco a grandes humanistas, aunque haya algunas diferencias en las posturas idelogicas.
    Es necesario abrir los dialogos en pos de aquello que se planteara en la batalla de las ideas.
    Reciban mis sinceras congratulaciones,
    Rafael Monsalve.

  • Ruben Escamilla dijo:

    Al Dr OLimpio Rodriguez Santos
    Quiero agradecer a este gran hombre que durante muchos años he seguido en sus sabios aportes a nuestra lista de medicos,haciendonos participe de tantos momentos de alegria y preocupaciones del pueblo hermano Cubano.Quiero agradecerle porque a compartido con todos uds una gran noticia la 1ª Marcha Mundial por la Paz y la No Violencia.
    Es claro que como dice Jesus desde Peru, hay quienes pretenden llamarse humanistas y ocultan tras esta palabra sus ideas y conductas discriminadoras y violentas.No es esta la posicion del Humanismo Universalista que por sobre todas las cosas no pretende ser un movimiento ni una doctrina terminada sino que al contrario se nutre de los mejores aportes de todas las personas que buenamente creeen en la necesidad de un cambio de esta civilizacion hacia la primera civilizacion planetaria,verdaderamente humana ,donde cada ser humano sienta profundamente asco a la violencia y respeto a la diversidad de creencias y culturas.
    Quizas el Dr Olimpio como yo al tener un oficio que nos impulsa a hacer retroceder el dolor y el sufrimiento de los demas ahun creemos en las mejores aspiraciones del ser humano,podran decir que somos utopicos,pero no que creemos en un pequeño y egoista seudohumanismo
    Quizas quienes quieran investigar y conocer un poco mas de que se trata podran ingresar a las paginas oficiales que estan al pie del comentario de OLimpio y tener una informacion mas amplia para formarse su propia opinion
    Hay mucho escrito respecto a la falacia de la “humanizacion del capitalismo”,como asi tambien de tantos otros temas que estan a disposicion de los que quieran leerlos,solicitandolos directamente a mi correo.
    Respecto a Galeano es uno de los tantos que han hecho publico su adhesion a la Marcha Mundial por la Paz y la No violencia se puede ver en youtube
    Aprovecho para enviarles a todos uds los mejores deseos para este proximo año
    Un calido saludo
    Ruben Escamilla
    Medico
    desde Cordoba (Argentina) muy cerca de la casa del Che

    rubenescamilla2010@gmail.com

  • unkas dijo:

    Mi querida Niurka,
    Muchas personas no saben leer ni escribir correctamen en España y en otros paises de la union Europea como Inglaterra, por que creen que como tienen todo, no les hace falta.
    A estos paises les conviene tener ignorantes para poder engañarles con las ideas del imperio. El unico libro que leen es la chequera y los numeros, los de la tarjeta de credito.
    En Norte /america tambien hay muchas personas que no saben leer ni escribir correctamente
    Es una pena ¿Pero?

  • niurka dijo:

    Unkas:

    Creo que no es lugar para ponernos a charlar sobre el tema.
    Solo quise refereirme a la opinión de Galeano que no comparto.
    Su respuesta a la pregunta que sigue

    Estoy de acuerdo con todos los males del capitalismo que el distinguido escritor desvela, pero, ¿qué hay de los males del socialismo? ¿Cuál sería la mejor vía para un desarrollo más humano?

    es la siguiente:

    “El siglo XX divorció la justicia y la libertad. La mitad del mundo sacrificó la justicia en nombre de la libertad, y la otra mitad sacrificó la libertad en nombre de la justicia. Esa fue la tragedia del siglo pasado. El desafío del siglo presente consiste, creo, en unir a esas hermanas siamesas que han sido obligadas a vivir separadas. La justicia y la libertad quieren vivir bien pegaditas.”

    Pareciera entonces según Galeano que en el capitalismo todos son libres, pero no hay justicia. Y eso la verdad no lo entiendo así, (ahí venía entonces la referencia a la noticia de la alfabetización en España) porque para ser libres hay que ser cultos. Y si no sabes leer ¿Cómo puedes ser libre?

    Pudiera añadir también ¿Cómo se puede ser justo si no se es libre? Siento que eso va contra la naturaleza humana. Quizás eso dependa del concepto que tengamos de la libertad. Si es solo libre albedrío o si es buscar el conocimiento del porqué de las cosas, para saber que cambiar (y qué no).

    En fin , no creo que ni el capitalismo sacrificó la justicia en nombre de la libertad, y ni que el socialismo sacrificó la libertad en nombre de la justicia.

    Ahí no está el quid del asunto, para mí.

  • Olimpio Rodriguez Santos dijo:

    Segun Jose Marti “libertad es el derecho que todo hombre tiene a ser honrado a pensar y obrar sin hipocresia”

    Habria que preguntarle a Galeano lo que realmente quiso decir, pero no creo que este muy lejos de la verdad.

    En nombre de la “libertad” hay graves violaciones de la justicia y CINCO hombres presos en los EEUU. Cinco valientes hermanos.

    El padrinaje del socialismo ha violado ciertas libertades en nombre de la justicia y hay que recordar que en Cuba antes del 95 un ciudadano apenas podia hablar con un extranjero…

    Esas son las cosas que se estan cambiando y hay que seguirlo haciendo para no caer en los graves errores de los paises socialistas de Europa.
    Precisamente ese es el dialogo, el debate que deseamos.

    “No tememos dialogar; no necesitamos inventar enemigos; no tememos al debate de ideas; creemos en nuestras convicciones y con ellas hemos sabido defender y seguiremos defendiendo nuestra patria.”
    Fidel Castro Ruz

    Unkas por defender causas justas entre ellas las de Cuba ha sido violentada por la policia en Inglaterra. Hay mucho que aprender de ella.

    Dr. Olimpio Rodríguez Santos
    Especialista II Grado en Alergología
    Prof. Facultad de Comunicación Universidad “Ignacio Agramonte”
    Prof. I.S.C.M. “Carlos J. Finlay” Camagüey Cuba

    E-Mail: olimpiors@finlay.cmw.sld.cu

  • ROCIO RUEDA dijo:

    CUANDO UNO OYE EDUARDO GALEANO, INMEDIATAMENTE VIENE A LA MEMORIA SOCIALISMO, SOLIDARIDAD, JUSTICIA, ETC. QUE PARECERÍA QUE EN LOS VIENTOS ACTUALES PERTENECEN A UNA EPOCA ANTERIOR A LA QUE VIVIMOS ACTUALMENTE. SIN EMBARGO CUANDO LO VOLVEMOS A LEER, O A REPASAR SUS LECTURAS, NOS DAMOS CUENTA QUE SU CONSTANTE TRABAJO HUMANO, SOCIAL E INTELECTUAL LO HA TRANSFORMADO EN UN SABIO QUE NO PASA DE “MODA”

  • numidia dijo:

    El sábado del libro presentó tres volúmenes sobre el Socialismo, el Mayo Francés y la Revolución Cubana
    Nada debe escapar al rasero de la reflexión comprometida

    Jacqueline Laguardia Martínez
    Rebelión

    El Sábado del Libro vuelve a ser hoy, como costumbre ya es, una reunión de amigos. La presentación de tres libros-cuadernos, frutos del esfuerzo de tres editoriales: Editorial de Ciencias Sociales, Instituto Cubano de Investigación Cultural Juan Marinello y Ruth Casa Editorial, nos permite tal afirmación. Nos (re)encontramos aquí autores, editores, correctores, traductores, diseñadores, funcionarios, lectores y colaboradores varios, responsables todos – y aquí una mención especial a los trabajadores de las imprentas que reprodujeron estos libros- de que estos textos sean, se presenten, se difundan, se lean y contribuyan a la construcción de ese otro mundo; otro, mejor y posible pero difícil en su concepción y aún más difícil en su materialización.

    Hablar por y desde ellos –personas y textos– es la responsabilidad que se me encomienda; propósito ambicioso, sobre todo, porque cada cuaderno merece y necesita individualizarse dentro de la serie que los aúna y clasifica. Más allá de la extensión, de la novedad y hondura de los artículos incluidos, los temas centrales que los organizan despiertan dudas, análisis y propuestas infinitas y valen, de seguro, varias mañanas y tardes para pensarlos y actuarlos. Prefiero entonces dejarles con un repaso breve, un probarlos de pasada que impulse –y ojalá compulse– a su lectura.

    El primero de estos libros –y no vean en este orden brida que obligue a los lectores– discute sobre socialismo, la pluralidad de los paradigmas socialistas y su posibilidad cierta en el siglo xxi . Ya desde su introducción se nos revela el espíritu propio del cuaderno y se nos recuerda que «el socialismo ha de afirmarse no solo como alternativa al capitalismo sino como alternativa a sí mismo», pues la incapacidad probada del orden capitalista –incapaz incluso de cumplir sus promesas fundacionales, para qué pensar siquiera en garantizar la sostenibilidad de la vida y el planeta– no exime, sino que obliga a la crítica a las ideas y a las formas de la política y la acción alternativas, revolucionarias y socialistas. Esta invitación es la que ofrece Autocríticas. Un diálogo al interior de la tradición socialista, cuaderno que procura alejarse de tonos quejosos y que prefiere debatir sobre proyectos socialistas, diversos en su procedencia y propuestas y unánimes en el objetivo de un presente y futuro socialistas, emancipatorios, libertarios. Este número primero, que recoge las urgencias críticas de los años que siguieron la frustración de las esperanzas nacidas con la Revolución de Octubre y la consolidación imperialista bajo el liderazgo más absoluto de los Estados Unidos, se asoma a las complejidades, la irracionalidad, los peligros y los desafíos de nuestro tiempo. Desafíos para el pensamiento crítico y para la praxis. Retos para reinventar el socialismo, continuamente.

    El segundo cuaderno conmemora sucesos –por algunos convenientemente olvidados–. Su misión: rescatarlos, no solo para la memoria, sino para la acción transformadora. 68 francés, 40 mayos después nos coloca ante la incógnita de una revolución frustrada o inconclusa. Tal interrogante, que asalta desde las primeras páginas, es seguida –oportunamente– por un útil consejo. Se nos advierte no intentar evaluaciones definitivas: no es esto lo más importante, no en lo fundamental. Mejor resulta colocarnos ante la necesidad histórica que acompañó la inesperada explosión social que generó aquella revuelta estudiantil y la magnitud con que trascendió sus propuestas iniciales. Lo que sucedió en Francia y otros lugares, cuatro décadas atrás, no es ajeno a lo que vivimos hoy. La ola de reclamos de los explotados mantiene las mismas causas, por distante que se nos haga su manifestación en el espacio y el tiempo.

    Mayo del 68 no es solamente francés. Los hacedores del número decidieron, sin embargo, dedicarlo a Francia pues consideraron más efectivo concentrarse en el escenario en el cual el movimiento mostró una progresión más orgánica, con una participación más decidida de los trabajadores. Lo que sucedió en Francia ofrece el escenario más acabado. Desde allí es posible estudiar los elementos más relevantes del ascenso, y los del fracaso. Obligados a regresar sobre los acontecimientos de aquel año, una saludable fórmula para comenzar la relectura resulta hacerlo desde el Mayo francés. Es esta la sugerencia que lanza este segundo cuaderno, que asoma a un período convulso y rico en experiencias y propuestas del pensamiento y la acción.

    La tercera entrega, también de conmemoraciones, se dedicó al cincuenta aniversario de la Revolución Cubana. 1959: Una rebelión contra las oligarquías y los dogmas revolucionarios nace como homenaje a los sucesos que desembocaron en el triunfo revolucionario. Este cuaderno compila textos enfocados en la reconstrucción histórica de las fuerzas e ideas políticas que intervinieron en el proceso insurreccional. Aspira a contribuir a recolocar al socialismo cubano ante su tradición nacional: intento que se antoja paradoja pero que no es más que otra manera de contar la Revolución: una historia de las ideas y las prácticas que la hicieron posible y de las vidas de los seres humanos que vivieron, lucharon y –en muchos casos– murieron por ella.

    En el contexto de 1959, la polémica sobre el carácter de la ideología revolucionaria no era una cuestión teórica: buscaba interpretar el margen de lo aceptable dentro de esa Revolución. Dos años antes de declararse su carácter socialista el anticomunismo en Cuba tenía gran fuerza, aunque desde los años 30 diversas ideas del socialismo aparecieran en las formulaciones de casi todos los programas partidistas. Reconstruir el mapa ideológico previo a 1959 nos descubre la genealogía del socialismo cubano, de sus fuentes y de las condiciones en que se fue dibujando su perfil hasta hoy. Este interés no es solo historiográfico. Recuperar cuerpos de pensamiento, desarrollos que no llegaron a completarse, retomar la diversidad propia del pensamiento cubano cumple también funciones hacia el futuro. Vale para reconocer cómo las opciones posibles cuentan con tradición, pensadores y experiencias de lucha para así vincular estas herencias con las necesidades de hoy.

    El hecho revolucionario de 1959 encarnó un movimiento de liberación nacional orientado a la justicia social y fue una de las primeras revoluciones que fusionó el anticolonialismo con el socialismo. La Revolución cubana, que ya consiguió expresar la «viabilidad del Tercer Mundo», ha de estar a la vanguardia en la refundación del socialismo, esfuerzo que necesita contar con las historias vividas, las tragedias y las hazañas. La Revolución contribuyó de modo decisivo a que la historia del siglo xx fuese mucho menos oprobiosa. Es responsable de continuar ese legado, de seguirlo desde la construcción socialista en el siglo xxi .

    Sobre los tres cuadernos que hoy se presentan –y los próximos a aparecer– solo algunas palabras más. Se reconocen publicaciones bajo el signo de la radicalidad revolucionaria, diferente de la radicalidad doctrinal. Rechazan exclusiones que marginen la experiencia social, la memoria de las luchas, la reflexión teórica y el espíritu de búsqueda en los caminos hacia el socialismo, del mismo modo que no ceden a propuestas que distancien de la ruta hacia un mundo signado por la seguridad, la justicia, la libertad y la equidad para todos los pueblos. Esta guía, en el pensamiento y la acción, identifica a su amplia red de colaboradores, la que esperamos mantener y aumentar.+

    Es así que los cuadernos, plurales y diversos, no son una empresa imparcial o exenta de compromisos sociales. Proclaman desde su comienzo su sentido de amplitud, sin fronteras, pero sin ambigüedades Surgidos en un momento muy especial –en el umbral del desastre total o del parto de una nueva civilización– no tienen la intención de andar anunciando catastrofismos de tipo alguno, mas reconocer los desafíos nos reafirman en la urgencia de ser y hacer, muchos y a la vez. Y es que tan universal debe aspirar a ser el proyecto en el que trabajamos como universal se ha tornado el mundo del capital que luchamos por superar. Nada de lo que ocurre puede sernos ajeno. Nada debe escapar al rasero de la reflexión comprometida, reflexión útil para la acción, para la construcción, para la actividad de transformación revolucionaria. Los cuadernos asocian su proyección, muy especialmente, a los movimientos sociales, y es su aspiración mayor servir a un futuro donde todos tengan cabida. El desafío es enorme pues ese mundo, otro y posible, ha de pasar y vencer la nueva ofensiva imperialista. Las fuerzas reaccionarias tienen vasta experiencia en el ejercicio de poder y bien claros los esquemas de lo que quieren hacer con él, y montan sus estrategias con rapidez envidiable. El mérito tampoco es tanto pues son sus estrategias fáciles de armar: barrer con todo lo que se les oponga. Y su reinstalación, después del conteo de los muertos, pocos o muchos, acaba por realizarse.

    Para superar este presente, para vivir diferente, para hacer socialismo y para ser en socialismo está Ruth. Cuadernos de Pensamiento Crítico , que al igual que Ruth Casa Editorial se inspira en aquel pasaje bíblico que invita a apreciar el significado de la solidaridad como virtud y el núcleo de valores que obliga a creer y a crear con coherencia, a decidir con lealtad y valentía, y a restituir al ser humano toda su dignidad. Por supuesto, la empresa que nos compromete necesita empeños muchos, múltiples y mayores. Pero es nuestra intención contribuir, estar, participar. Y queremos que ustedes lo hagan con nosotros, y les agradecemos que estén hoy aquí. Desde ya les suponemos cómplices y les esperamos para subversiones por venir. Siéntanse invitados permanentes, siempre que sueñen y hagan por ese mundo socialista, otro, y –por supuesto– posible.

  • Olimpio Rodriguez Santos dijo:

    PIENSO QUE MUCHOS Y CADA DÍA MÁS, DURANTE EL LARGO PROCESO HISTÓRICO, HEMOS BUSCADO EL HORCÓN PARA QUE NUESTRA CASA CUBA NO LA TUMBE UN PELIGROSO HURACÁN QUE TODOS LOS DIAS NOS AMENAZA Y LLEGA:
    EL IMPERIO.

    CUANDO EN UNO DE LOS CUADERNOS SE DICE QUE: “Aspira a contribuir a recolocar al socialismo cubano ante su tradición nacional: intento que se antoja paradoja pero que no es más que otra manera de contar la Revolución: una historia de las ideas y las prácticas que la hicieron posible y de las vidas de los seres humanos que vivieron, lucharon y –en muchos casos – murieron por ella”.

    PARA ESA COLUMNA, NADA MEJOR QUE LA TRADICION NACIONAL, DONDE EL MADERO VERTICAL MANTENGA SIEMPRE LOS ALEROS DEL TEJADO CONSOLIDANDO VALORES, EN LAS GENERACIONES DEL PRESENTE Y DEL FUTURO COMO LA LLUVIA QUE ALIMENTA LA VIDA

    EQUIDAD SIN DISCURSOS, JUSTICIA SIN JUICIOS, HONRADEZ Y HONESTIDAD EN CADA ACTO.

    Dr. Olimpio Rodríguez Santos
    Especialista II Grado en Alergología
    Prof. Facultad de Comunicación Universidad “Ignacio Agramonte”
    Prof. I.S.C.M. “Carlos J. Finlay” Camagüey Cuba

    E-Mail: olimpiors@finlay.cmw.sld.cu

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también