Imprimir
Inicio » Opinión  »

¿Qué pasa con las nuevas regulaciones de viaje a Cuba?

| +

Miami.- Hace ya más de dos meses desde que el presidente Barack Obama hizo pública su decisión de restituir los derechos fundamentales de viaje a Cuba a los cubanos que vivimos en este país que somos ciudadanos y residentes legales estadounidenses y que tenemos familiares en Cuba. Dió fin así a las crueles restricciones existentes que limitaban nuestro derecho de viaje. Al menos eso pensamos entonces.

Digo así porque aún, a dos meses de esas declaraciones presidenciales, el Departamento del Tesoro, responsable de estos asuntos, no ha implementado las medidas anunciadas por la Casa Blanca en abril pasado.

¿Qué quiere decir esto? Quiere decir que para los cubanos aquí que quieran o necesiten viajar a Cuba aún siguen vigentes las regulaciones de viajes anteriores al 2004, las cuales limitan, bajo licencia general, los viajes a Cuba a los cubanos residentes en Estados Unidos a una vez al año.

Porqué las nuevas medidas de viaje a Cuba no se han implementado es una buena pregunta. La Oficina de Control de Bienes Extranjeros del Departamento del Tesoro, OFAC -por sus siglas en inglés-, organismo responsable por la implementación de este tipo de medidas, durante estos pasados dos meses la ha respondido de dos maneras diferentes.

Al principio, después del paso de varias semanas, que fue el tiempo previsto originalmente por el Departamento del Tesoro para la implementación de las nuevas medidas de viaje, OFAC respondía diciendo que la demora se debía a que la Casa Blanca había hecho saber que quería una revisión total de las restricciones de viaje a Cuba existentes, implicando que era posible que éstas se ampliaran restituyéndose las licencias específicas que nuevamente permitirían a Cuba los viajes académicos, culturales, científicos, educacionales, etc.

Después, al pasar más tiempo, al preguntársele a OFAC porqué la continua demora, ésta respondía que la demora ahora se debía a que la directiva presidencial de abril pasado incluía también, las remesas familiares y los asuntos concernientes a las telecomunicaciones entre ambos países y estos asuntos necesitaban de la coordinación con otros dos ministerios: el de Comercio y el de Estado, y por lo tanto…

Se debe señalar que también está pendiente de implementarse la autorización de viaje a Cuba a través de una licencia general, exigida por la Enmienda Serrano a la Ley de Presupuesto Adicional, 2009, con los propósitos de la comercialización y venta a Cuba de productos agrícolas y médicos norteamericanos.

Esta insólita demora sorprende, molesta y ofende. Insólita porque OFAC demoró solamente tres días para implementar las medidas de la Administración Bush, en junio de 2004, las cuales restringían los viajes de los cubanos en Estados Unidos a Cuba a una vez cada tres años y prácticamente abolieron las remesas familiares.

Tres días entonces y ahora han pasado más de dos meses y nada.

En estos momentos para los cubanos viajar legalmente a Cuba más de una vez al año necesitamos seguir comprando supuestas licencias religiosas que OFAC acepta como válidas justificaciones de viaje. No existen en la práctica las licencias de carácter humanitario que OFAC por ley debe conceder para viajar a Cuba más de una vez al año. La página de OFAC en la internet disponible para pedir estas licencias tiene un anuncio que lee “no disponible hasta nuevo aviso”.

Esta imperdonable demora y sus justificaciones tienen carácter de burla. Estas son cuestiones de derecho y no de favores. Todos tenemos la obligación de alzar nuestras voces en protesta y exigirlos.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Andrés Gómez

Andrés Gómez

Periodista cubano residente en Miami. Fundador de la Brigada Antonio Maceo, integrada por cubanos que viven en los Estados Unidos. Es el director de la Revista Areito.

Vea también