Imprimir
Inicio » Opinión  »

Acto patriótico y profanación a la memoria del Apóstol

| +

Miami, 23 de mayo de 2008

Andrés Gómez es director de Areítodigital

 

 

 

Miami.-   El pasado domingo, 18 de mayo, más de medio centenar de cubanos y otros latinoamericanos, miembros de las organizaciones que integran la Alianza Martiana –coalición de seis organizaciones de emigrados cubanos y otros latinoamericanos en Miami– y de la Fundación pro Normalización entre Estados Unidos y Cuba (Fornorm) fuimos a la ciudad de Cayo Hueso a rendirle tributo a José Martí por el 113 aniversario de su muerte en combate en Dos Ríos, Oriente, ocurrida el 19 de mayo de 1895, recién comenzada la última de las guerras cubanas por la independencia de España.

 

Los propósitos y el espíritu patriótico que motivan a los miembros de las organizaciones que integran la Alianza Martiana las hacen herederas y continuadoras de los clubes y otras organizaciones patrióticas que laboraran en la emigración en Estados Unidos a favor de la independencia cubana durante el último tercio del siglo 19.

 

Fueron estos clubes y otras organizaciones de la emigración cubana las que finalmente crearon el Partido Revolucionario Cubano (PRC), obra principal del Apóstol, responsabilizado por garantizar la unidad de los emigrados con los objetivos de hacer posible la organización de la guerra emancipadora por obtener la independencia y promover la creación de una república justa para la Patria después de lograda ésta.

 

Fueron las organizaciones patrióticas de la emigración cubana en Tampa y Cayo Hueso, integradas principalmente por los trabajadores tabacaleros de estas dos ciudades, las que con más fervor apoyaron las ideas del Apóstol sobre la necesidad, en la emigración, de un instrumento unificador y democrático para hacer posible la liberación patria, que fuera el Partido.

 

Los miembros de las organizaciones que integran la Alianza Martiana habían ido en años anteriores a la ciudad de Tampa a rendirle tributo al Maestro.  La última de estas actividades, el año pasado, se hizo en conjunto con los miembros de Fornorm. Es por eso que se decidió ir este año a Cayo Hueso a rendirle tributo a Martí y, como también se hizo en Tampa, a expresar el reconocimiento a aquellos insignes patriotas que integraron el PRC, y que con sus esfuerzos y sacrifi cios hicieron posible la independencia de la Patria.

 

Precisamente fue en Cayo Hueso en los primeros días de enero de 1892, concretando el llamamiento de los revolucionarios cubanos hecho en Tampa, el 28 de noviembre de 1891, el que mantiene en su primera resolución: «Es urgente la necesidad de reunir en acción común republicana y libre, todos los elementos revolucionarios honrados», que se aprueba por 26 representantes de clubes revolucionarios de Cayo Hueso, Tampa y Nueva York las Bases y Estatutos Secretos del Partido Revolu cionario Cubano.

 

El Partido fue entonces proclamado oficialmente en solemne acto en la ciudad de Nueva York, el 10 de abril de 1892, aniversario de la fecha de la proclamación de la República de Cuba, el 10 de abril de 1869, al ser entonces aprobada por los representantes electos del pueblo de Cuba Libre, la primera constitución política de la república, en el pueblo de Guaímaro, en el Camagüey, justo seis meses después de proclamada la independencia de la Patria, el 10 de octubre de 1868, en la Demajagua, Manzanillo, por el preclaro Carlos Manuel de Céspedes y un grupo de intrépidos patriotas.

 

En ese espíritu viajaron desde Miami el domingo pasado los miembros de estas organizaciones patrióticas a Cayo Hueso.  En el parque municipal de esa pequeña ciudad hay un monumento al Apóstol, construido décadas atrás con dinero obtenido a través de una subscripción pública en Cuba. Ante su busto que corona una columna revestida en mármol se depositaron dos ofrendas florales: una en nombre de los cubanos patriotas del Cayo, los que hoy apoyan la independencia y las libe rtades del pueblo cubano, y la otra en nombre de los miembros de las organizaciones que integran la Alianza Martiana y los miembros de Fornorm, quienes también hoy apoyan la independencia y las libertades del pueblo cubano.

 

Después, ya al filo del mediodía, hicieron uso de la palabra en el acto recordatorio de la muerte del Apóstol en Dos Ríos, José Ramón Menéndez, ex comisionado de la ciudad de Cayo Hueso, Isidro Borja, presidente de Fornorm, Max Lesnik, dirigente de la Alianza Martiana y Andrés Gómez, Coordinador Nacional de la Brigada Antonio Maceo.

 

Llegando a la sede de la Alianza Martiana de regreso de Cayo Hueso se recibe una llamada teléfonica de José Ramón Menéndez, uno de los organizadores del acto patriótico en Cayo Hueso, dejándonos saber que unos vándalos, ultrajando y profanando la memoria del Apóstol, habían destruido las ofrendas florales a él ofrecidas horas antes.

 

¿Por qué debe sorprendernos y ofendernos esta vil  acción conociendo, como conocemos, a la canalla de donde los despreciables provienen?  Si esa canalla es capaz, como todos sabemos, de venderse, desde un principio y a perpetuidad, a la política enemiga de la independencia y las libertades del pueblo cubano, como en días recientes el gobierno cubano ha nuevamente demostrado públicamente; si han sido capaces, esos canallas, de cometer actos terroristas que han costado la vida a miles de cubanos y cubanas y han dejado discapacitados a miles de otros compatriotas; si han apoyado e instigado las leyes y regulaciones que conforman una política genocida como es el Bloqueo; si han sido y seguirán siempre, vanagloriándose hasta el día que mueran, de ser capaces de esa y tanta más infamia, ¿cómo ha de extrañarnos que ultrajen y profanen la memoria de aquel que titánicamente luchó- inclusive ofrendando su vida- en contra de los que ellos son? //

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Andrés Gómez

Andrés Gómez

Periodista cubano residente en Miami. Fundador de la Brigada Antonio Maceo, integrada por cubanos que viven en los Estados Unidos. Es el director de la Revista Areito.