Imprimir
Inicio » Opinión  »

El crecimiento ya tiene sus bolsillos

| +

Ya lo sabíamos: el crecimiento económico no siempre significa desarrollo social. Pero si quedaban dudas, la Organización Internacional del Trabajo (OIT), lo acaba de confirmar con su último informe.
El desempleo en el mundo, a pesar del cacareado crecimiento de la economía, sigue aumentando. Hoy existen 191.8 millones de personas sin trabajo y el mayor incremento del paro se registró, justamente, en esta región donde vivimos, que anda en la mirilla del Imperio porque la correlación de fuerzas va cambiando.
América Latina y el Caribe sumaron 1.3 millones de parados más en el año que se fue, con lo que el desempleo alcanzó al 7.7% de la población activa.
La tasa de desempleo mundial, por su parte, se ubicó  en 6.3%, y los jóvenes de 15 a 24 años, pese a que sólo representan un cuarto de la población en edad de trabajar, son los más afectados.
Si de sayas se trata, en 2005 el 52.2% de las mujeres adultas tenía empleo, representando casi el 40% de la fuerza de trabajo en el mundo. Habría que investigar  cómo andan los salarios, comparados con los de sus congéneres.
El planeta, en general, sólo creó unos 10 millones de empleos por cada punto de crecimiento económico que contabilizó 4.3% en 2005, explicó Jeff Johnson, un experto de la OIT, según reportes de AFP.
Evidentemente, un aumento del PIB global no significa mejores condiciones de vida para los más pobres. Lo muestra la OIT.
Sólo 14.5 de los más de 500 millones de trabajadores que ganan menos de un dólar diario salieron de la miseria extrema este año. De los 2,800 millones de trabajadores en el mundo, todavía la mitad no gana lo suficiente para salir de la línea de pobreza, situada por los organismos internacionales en dos dólares diarios. ¿A que bolsillos, sino a los de siempre,  fue a parar el crecimiento?

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Dixie Edith

Dixie Edith

Periodista cubana y profesora de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana.
En Twitter @Dixiedith