Imprimir
Inicio » Opinión  »

POSADA: EL NEW YORK DAILY NEWS ROMPE EL SILENCIO

| +

   

 

• ALBOR Ruiz del New York Daily News es aparentemente un comentarista distinto de los demás. Cuando toda la "gran prensa" se queda muda frente a la entrada y la permanencia del terrorista internacional Luis Posada Carriles en territorio estadounidense, ese valiente comentarista neoyorquino consagró su crónica entera de este domingo último a denunciar esa escandalosa noticia.

 

 En un texto titulado U.S. scrutiny rules border on ridiculous (Las regals de vigilancia de EEUU al límite de lo ridículo) cuenta cómo Asmaa Elshinawy, una musulmana neoyorquina de 20 años de edad, profesora ayudante en una escuela local (Park Slope) y ciudadana norteamericana, fue humillada en la frontrera con Canadá, en diciembre último.

 

 Elshinawy regresaba de una conferencia de la juventud islámica que tuvo lugar en Toronto, con un grupo de compañeros, cuando agentes de inmigración del puerto fronterizo valoraron que su viaje era "sospechoso".

 

 "Aparentemente, eso hizo de ella una sospechosa de terrorismo,  instando a oficiales de aduanas de Estados Unidos a detenerla y a docenas de otros quienes habían ido también a la conferencia de Toronto. Durante seis horas humillantes, fueron todos interrogados, fotografiados y se les tomó las huellas dactilares", escribe el periodista del Daily News.

 

 Cuando se terminó ese secuestro, "ninguno de ellos fue acusado de algún crimen y cinco han depositados demandas contra el gobierno federal por violación de sus derechos".

 

 "Fue una bofetada", comentó a Ruiz la joven Elishawy. "Uno pensaría que sería tratado de manera distinta. Pero la experiencia entera enseña que existen dobles normas, aunque usted sea un ciudadano".

 

DOBLE NO, TRIPLE TAMBIÉN

 Comenta Albor Ruiz: "Doble no, triple también. Porque cuando oficiales guardafronteras demasiado quisquillosos maltratan a Elshinawy y a otros norteamericanos en la frontera de Canadá, un tipo realmente malo, Luis Posada Carriles, quien no es ciudadano norteamericano, se infiltró en los Estados Unidos, inadvertido".

 

  "Increíblemente, este hombre, a pesar de sus largos y demostrados lazos con actividades terroristas está ahora en Miami - y tuvo el descaro de solicitar el asilo. Extrañadamente, Washington no ha dicho nada", subraya Albor Ruiz.

 

 El comentarista luego resume para sus lectores la trayectoria criminal del "ex" operativo CIA Luis Posada Carriles desde el ataque terrorista contra una aeronave de Cubana de Aviación que ocasionó 73 muertos en 1976, en Barbados, hasta la campaña de terror desencadenada en los hoteles de La Habana en 1997 y que le costó la vida al joven canadiense de origen italiano Fabio di Celmo.

 

 Ruiz señala cómo miembros del Congreso ya han manifestado su descontento al reclamar que no sólo se debe negar el asilo a Posada sino también que se debe arrestarlo "a pesar de sus antiguos lazos con la CIA".

 

 Uno de ellos es Jim McDermott. Demócrata del Estado de Washington, al noroeste, quien escribió lo siguiente en una carta abierta al Departamento de Seguridad de la Patria: "Cuando los Estados Unidos combaten el terrorismo afuera, no deben albergar a terroristas adentro".

 

 "¿Tiene sentido, no es cierto?" pregunta Ruiz quien añade: "Y, por cierto, es mucho más importante para la seguridad del país que hostigar a compatriotas norteamericanos como Asmaa Elshinawy porque es musulmana".

 

NEW YORK, VÍCTIMA DEL TERROR

 El valor de Ruiz es aún más digno de honrar cuando se sabe que Pedro Remón y Guillermo Novo, liberados de Panamá con Posada Carriles el 26 de agosto último, han participado en varios atentados terroristas en Nueva York, cuando eran los cabecillas paramilitares de la mafia cubanoamericana de New Jersey. 

 

 El 25 de noviembre de 1979, Remón ultimó a Eulalio José Negrín, un cubanoamericano partidario de la normalización de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba. Negrín fue asesinado bajo los ojos de su hijo de 12 años con una ametralladora MAC 10 - desde su cárcel de Venezuela, el pediatra asesino Orlando Bosch, se jactó entonces de haber ordenado el crimen.

 

 Remón luego asesinó en plena calle de Brooklyn, el 11 de septiembre de 1980, al diplomático de la Misión cubana ante la ONU Félix García Rodríguez - el primer asesinato de un diplomático extranjero en la metrópoli norteamericana. Remón mató a García en una esquina de la calle 55, aprovechando el semáforo para disparar con una ametralladora MAC 10.

 

 Peritajes demostraron que García y Negrín fueron matados con la misma arma.

 

 Según un informe desclasificado del FBI, fechado en octubre de 1993, Pedro Remón fue vinculado por primera vez a las actividades terroristas cuando fue detenido… en la frontera entre Canadá y Estados Unidos, en diciembre de 1980, horas después de la explosión de una bomba en el Consulado de Cuba en Montreal.

 

 Lo acompañaba Ramón Saúl Sánchez Rizo, de Miami.

 Remón y Sánchez fueron interrogados por los servicios de inmigración y sus señalamientos fueron transmitidos al FBI.

 

 Sin embargo, según el informe, investigadores del cuerpo policiaco federal, al analizar más a fondo el caso de Remón se dieron cuenta de que él estaba en frecuente contacto telefónico con Eduardo Arocena, otro cubanoamericano, sospechoso de dirigir el grupo terrorista llamado Omega-7, entonces integrado por, además de Remón y Sánchez, dos otros peligrosos individuos: Andrés García y Eduardo Fernández Losada.

 

 La investigación iba luego a revelar que Arocena y Remón habían alquilado carros en el aeropuerto neoyorquino de Newark inmediatamente antes de varios crímenes atribuidos a Omega-7.

 

 Después de ser arrestado e interrogado por el FBI, Arocena identificó a Pedro Remón como el matón en los asesinatos de Negrín y del diplomático García Rodríguez.

 

 Finalmente arrestado en 1986 y llevado ante un Grand Jury, Pedro Remón se negó a colaborar y fue condenado a 10 años de cárcel y 20 000 dólares de multa.

 

 Guillermo Novo Sampoll, por su parte, ejecutó en diciembre de 1964 un atentado con una bazooka contra el edificio de la organización de Naciones Unidas en Nueva York, EE.UU, mientras el Comandante Ernesto Che Guevara se dirigía a la Asamblea General.

 

 Años después, fue designado como uno de los autores del doble asesinato del ex Ministro chileno Orlando Letelier y de la militante de los derechos humanos Ronnie Moffit, ocurrido en Washington en 1976. Durante cuadro décadas, se mantuvo vinculado a las actividades "paramilitares" de la mafia cubanoamericana.

 

 En 1995, Novo Sampoll trató de volar la oficina de la agencia de viajes Marazul en Nueva York, y a principios de 1997 estuvo involucrado en un complot para destruir una aeronave en la cual debía llegar en esa ciudad el Presidente cubano Fidel Castro.

 Remón y Novo andan hoy libremente las calles de Miami, libres de conspirar.

 Ramón Saúl Sánchez Rizo, arrestado con Pedro Remón en la frontera de Canadá, es hoy Jefe del Movimiento Democracia en Miami. Fue particularmente activo en el caso del secuestro del niño Elián González. El ICE -US Immigration and Customs Enforcement - la nueva dirección de inmigración de la Seguridad de la Patria, le ha otorgado recientemente su ciudadanía… que, supuestamente, se había "olvidado" reclamar antes. •

  

 

 

 

 

 

 

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Jean-Guy Allard

Jean-Guy Allard

Periodista canadiense radicado en Cuba. Es autor del libro "Auge y caída de Reporteros Sin Fronteras".