Imprimir
Inicio » Opinión  »

El voto cubanoamericano se va del aire

| +

•LA elección presidencial del 2004 pudiera marcar el fin del impacto desproporcionado del voto cubanoamericano observado desde más de 25 años en la Florida del Sur que ha llevado a los políticos norteamericanos, tanto republicanos como demócratas, a dar al correspondiente bloque étnico una atención política también desproporcionada, revela el Miami Herald, al presentar los resultados de un nuevo sondeo Zogby International.

En esta elección, George W. Bush pudiera obtener más del 80% del voto cubanoamericano y perder la elección por los adelantos de los demócratas con los otros grupos hispánicos, señala el diario miamense. "Si así ocurre, eso alterará para siempre la importancia percibida de los votantes cubanoamericanos," escribe en un amplio análisis el comentarista Jim Defede.

Según el sondeo, 62% de los hispánicos apoyan a Bush en esa elección y 35% apoyan a Kerry. Sin embargo, el comentarista señala que se trata de un "mejoramiento tremendo" para los demócratas, al comparar estos números a los del 2000 cuando Bush se llevaba 75% del voto. "Y casi todos esos aumentos de Kerry proceden de los mexicanos, los salvadoreños, los dominicanos, los colombianos y los puertorriqueños, muchos de ellos votando por primera vez", precisa Defede.

Los números hablan: en el 2000, Bush se ganó los hispánicos por 135 000 votos; según el sondeo del Herald, la mayoría de Bush entre los hispánicos bajó a 95 000 votos.

Peor aún para los republicanos: los hispánicos no-cubanos votan por Kerry en una proporción de dos contra uno.

Un desastre para el Presidente. Y para los capos de la mafia cubanoamericana que, desde décadas, viven del chantaje político.

Mientras tanto, los fuertes apoyos obtenidos por los demócratas en las comunidades judías y afroamericanas en el 2000 se mantienen en el 2004, según la encuesta de opinión.

De tal forma que se prevé una mayoría de 54.3 por ciento a favor de Kerry en el condado de Miami Dade contra 41.5 por Bush.

Cuatro por ciento siguen indecisos. Repartiendo este cuatro por ciento según la tendencia general, Kerry gana el condado más populoso del estado por 56% lo que le confiere fortísimas probabilidades de ganarse el conjunto del estado, según Defede.

Quedan los trucos y trampas desarrolladas por los republicanos para robarse el voto, tales como la "desaparición" hace unos días de 58 000 boletas de voto por correo, sin que nadie - aún menos el FBI más corrupto de la Unión - sepa donde están.

Lo absurdo no mata en esa democracia su géneris: según las encuestas, más de la mitad del electorado, el 54 por ciento, afirma estar seguro de que el fiasco del 2000 volverá a producirse mientras el 64 por ciento dice tener confianza en el sistema electoral. •

 

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Jean-Guy Allard

Jean-Guy Allard

Periodista canadiense radicado en Cuba. Es autor del libro "Auge y caída de Reporteros Sin Fronteras".