Imprimir
Inicio » Opinión  »

Crónica de la vista oral en Miami: La Fiscalía no tuvo respuesta a preguntas de los jueces

| +

  Leonard Weinglass en Miami este 10 de marzo.  

Especial para Cubadebate

 

 

MIAMI - "¡Están contra las cuerdas!"  Esa frase, la pronunció espontáneamente el abogado Paul McKenna al salir del tribunal de Miami, donde se había concluido minutos antes la vista oral del caso de los Cinco, ante la situación en la cual se encontró la fiscal Caroline Heck-Miller frente a varias de las preguntas de los magistrados de  la corte de Apelación del Undécimo Circuito de Atlanta. Algunas  de las cuales, no esperaba enfrentar, por lo menos de la forma que les fueron formuladas:

-¿Dónde esta la referencia a que él (Gerardo Hernández) sabía que iba a ocurrir el derribo de los aviones, en lugar de alguna otra defensa (de parte de Cuba) de su soberanía?, le preguntó el juez Birch, al referirse a la participación de Gerardo al  incidente de los Cessna. Tratando de esconder su  nerviosismo, Heck-Miller se lanzó en explicaciones en las cuales perdió varios de los escasos minutos de que disponía.

-¿Si el cargo de asesinato esta retirado, que le queda a Hernández?, preguntó

Más tarde el juez Birch, dando a pensar, entre los observadores presentes, que se inclinaba a dudar de la validez del famoso cargo 3 que condenó a Gerardo a la más desproporcionada de todas las sentencias pronunciadas en contra de los Cinco.

Lanzándose en un alegato algo desubicado, Heck-Miller llegó hasta a insinuar que el derribo de las avionetas era una estrategia de Cuba para emprender una "campaña de propaganda" contra Estados Unidos. Una reflexión bien propia al ámbito miamense que no dejó de sorprender a más de una persona en el público.

Anteriormente, el mismo juez había preguntado de repente a la fiscal, quien navegaba entonces en una argumentación algo alejada al tema discutido:

-¿Y cual es la importancia de todo esto con un ‘asesinato'?

Una situación similar se produjó cuando la misma representante del Gobierno norteamericano trató laboriosamente de replicar al abogado de Antonio Guerrero,  Leonard Weinglass quien presentó los argumentos de la defensa sobre el tema del cambio de sede, apoyándose en la jurisprudencia.

El letrado subrayó hasta qué punto la negación de un cambio de sede  por la jueza Lenard, después de un largo debate, era contradicho por la propía fiscalía en el caso de un funcionario de los servicios de Inmigración en Miami, de apellido Ramírez, quién presentó una demanda contra el gobierno, pretendiéndose víctima de discriminación por ser cubano.

Defendiéndose con una cierta desesperación, la abogada hizo varias referencias al caso Elián González y al "sensacionalismo" de la prensa del cual se beneficiaba Ramirez, dando la razón a los defensores de los Cinco quienes, precisamente, propusieron que el caso fuera juzgado en otra ciudad por considerar que no se podía encontrar imparcialidad en una Miami dominada por extremistas.

Uno de los defensores, Joaquin Mendez, subrayó que los perjuicios encontrados en Miami en el curso de los procedimientos no se manifestaron sólo en la selección del jurado, sino también cuando el cabecilla José Basulto, con pasado terrorista, calificó públicamente a un abogado defensor de "espía comunista", lo que equivale a una amenaza de muerte en esta ciudad, y  recordó cómo varios individuos aparecían en la sala de audiencia con trajes de los que usan grupos para-militares.

El tema de la conspiración por espionaje apenas fue mencionado en esta vista oral que tuvo lugar ante los jueces Birch, Kravich y Oakes en una vasta sala de audiencia, con paredes de madera preciosa y grandes luminarios de estilo romano, donde unas cincuenta personas ocupaban 6 grandes bancos y unas sillas.

Esta vez, la mafia de Miami se abstuvo de manifestarse ruidosamente, como lo hizo con mucha arrogancia durante el juicio. Su presencia se redujó a una pequeña "delegación" de media docena de elementos contrarrevolucionarios entre los cuales estaban algunos que también, curiosamente, se manifestaron en Panamá en apoyo al terrorista internacional Luis Posada Carriles.

Sin embargo, la presencia de personajes sospechosos vinculados a grupos terroristas fue señalada en las inmediaciones del hotel donde radicaba los representantes de la solidaridad en el momento mismo que se  discutía el caso ante la corte.

"ESTAMOS EN VÍA DE OBTENER JUSTICIA"

 "¡No tenian varias de las respuestas que la Corte solicitaba!", comentó Paul McKenna al llegar a la acera donde representantes de la prensa esperaban a los defensores. Estamos muy satisfechos. Piensó que los jueces consideran con mucha atención este caso. Particularmente lo de la conspiración para asesinato. Tenian muchas preguntas para el Gobierno (la Fiscalía). Y pienso que estamos en vía de obtener justicia para los cinco muchachos".

 "Me parece que no creen que hay evidencias suficientes para sostener el cargo 3 (de conpiración para asesinato). Y que están también perturbados por el hecho que no hubo cambio de sede en este caso donde el propio gobierno se  buscó uno (con el caso Ramirez). También están preocupados con las sentencias cuando condenas a cadena perpetua fueron otorgadas mientras no hubo ningún daño a la seguridad nacional", analizó.

Por su parte, Leonard Weinglass subrayó una vez más, al salir del tribunal, hasta qué punto "los acusados no pedían más que un cambio mínimo, sin inconveniente ninguno para el Gobierno" en su solicitud de cambio de sede y que la Fiscalía trató de aprovechar el clima politíco muy particular de Miami.

Joaquín Méndez se mostró muy satisfecho de que los jueces " se hayan enfocado en el cargo 3, la acusación en la cual menos pruebas hay para sostener el veredicto".

"Parece que les preocupó también la severidad de las sanciones por espionaje", dijó, mientras estimó que las preguntas del tribunal indican que tiene buen conocimiento del conjunto de la documentación de la apelación  de ete caso particularmente complejo.

"PARA HONRA DE LA JUSTICIA NORTEAMERICANA"

De manera evidente, el anuncio publicado en el New York Times a favor de los Cinco y el reportaje de siete minutos difundido cinco veces por la cadena televisiva Fox han despertado la atención de una prensa norteamericana que se quedaba muda frente a este caso, a pesar de sus caracteristicas muy particulares.

La cadena CNN en español se manifestó en varias oportunidades,  así como la agencia noticiosa AP; mientras las camaras de siete estaciones de television estaban presentes tanto a la salida del tribunal cómo en la conferencia de prensa que siguió en el Hotel Sheraton del "downtown" de Miami.

Sin embargo, en esta última oportunidad, unos periodistas pertenecientes a medios vinculados a la cúpula mafiosa de Miami trataron sin éxito de ‘orientar el debate', demostrando a su manera hasta qué punto la metrópoli floridana no puede ser sede de un juicio imparcial sobre cualquier tema relacionado con Cuba.

El conjunto de los reporteros escucharon sin embargo con mucho interes las intervenciones tanto de Weinglass como de los varios juristas internacionales presentes.

El Dr Carlos Zamorano, de Argentina, quien representa la Asociación Americana de Juristas y la Liga Argentina por los Derechos Humanos subrayó también como su país sufrió el terrorismo cubano-americano a través de la Operación Condor y dijó esperar una decision favorable de la corte "para honra de la Justicia norteamericana" ante el flagelo del terrorismo.

 "La propia constitución de Estadois Unidos está del lado de los Cinco", valoró por su parte Edith Flamand, de la Red de Abogados Progresistas de Bélgica mientras el abogado italiano Fabio Marcelli, de la Asociación Internacional de Abogados Democraticos, reclamaba la independencia de la justicia ante las maniobras constantes del poder ejecutivo norteamerricano y denunciaba las "contradicciones flagrantes" en las pretensiones de la Fiscalía en cuanto al cambio de sede.

 "No hay pruebas suficientes" para sostener los varios cargos, señaló por su parte Everhard Schultz de la Liga de Derechos Humanos quien también representaba la asociación de Abogados de Berlín que proximamente acogerá al abogado Weinglass quien llevara a la capital de Alemania la causa de los Cinco.

A nombre de la National Lawyers Guild de Estados Unidos, el jurista Ian D. Thompson, de Los Angeles justificó ante la prensa el gran interes de esta organización ante la causa de los Cinco, desde que se realizó un amplio analisis de este caso flagrante de injusticia.

"¡La justicia triunfara!"  proclamó el sacerdote britanico Geoff Bottoms, dirigente del comité britanico de apoyo a los Cinco, dirigiéndose al pueblo norteamericano.

Gloria LaRiva coordinadora del comité norteamericano de solidaridad con los Cinco "Free The Five" aprovechó para mencionar la existencia en el mundo de cientos de grupos que apoyan a los Cinco en su lucha para obtener justicia.

 "¡Ahora, rompimos el muro del silencio!", lanzó la joven animadora del grupo solidario con evidente satisfacción, después de años de una dificil lucha para divulgar la causa de los Cinco.

La noche anterior, el martes, el grupo de juristas solidarios de los Cinco se había reunido con un numeroso grupo de cubano-americanos en la sala de reunion de la Alianza Martiana, una organización que nuclea varios grupos miamenses que reclaman el respeto a la soberanía de Cuba y la normalización de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos.

En esta oportunidad, el periodista Max Lesnik lanzó un vibrante llamamiento a que se ponga fin al terrorismo miamense saludando el inmenso valor de los Cinco en esa lucha.

 "Lo que fueron a defender no es solo a Cuba que es su Patria, que es la nuestra. Fueron a defender también a los Estados Unidos", dijo denunciando "la actitud incomprensible, soberbia y arrogante de una dirección política miope que no entiende como llevarse bien con el mundo".

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Jean-Guy Allard

Jean-Guy Allard

Periodista canadiense radicado en Cuba. Es autor del libro "Auge y caída de Reporteros Sin Fronteras".