Imprimir
Inicio » Opinión  »

Buscando remiendos en Irak

Por: Max Lesnik
| +

El próximo sábado se reunirán  en Berlín el Canciller Alemán Gerhard Schroder, el Presidente francés Jacques Chirac y el primer ministro británico Tony Blair para discutir la posibilidad de llegar a un acuerdo consensual para lo que se llama la "reconstrucción de Irak" y el  papel que pudiera desempeñar las Naciones Unidas en ese escabroso proceso. De tan importante reunión ha sido excluido el Jefe del gobierno español José María Aznar. Es que los  criados, a la hora de comer, lo hacen en la cocina.

    Los tres grandes de la Unión Europea  consideran que Aznar tiene una posiciónincondicional- rayando en lo absurdo- al lado del Presidedente norteamericano George Bush lo cual dificultaría llegar a un acuerdo entre los jefes de Estado de las naciones más importantes del viejo continente que permita hacer los remiendos necesarios al disparate que se ha llevado a cabo en Irak  por los Estados Unidos a contrapelo de la opinión pública mundial.

   Tony Blair, el primer ministro británico- que tiene sus enredos en su país por su apoyo desde los inicios a la guerra de Irak- anda sirviendo de conciliador en busca de encontrar una formula que permita conciliar los intereses de Estados Unidos y de la Unión Europea para que se adopte una nueva resolución en el Consejo de Seguridad de la ONU que sirva de base para desenredar el entuerto causado por la invasión norteamericana que a todas luces ha salido para el presidente de Estados Unidos como un tiro por la culata.

   Tanto el Presidente francés como el canciller alemán le han dado a Blair el beneficio de la duda en cuanto a la posibilidad de que vista la realidad del caso iraquí, deje de ser el inglés  un incondicional de Bush y pase a ser un intermediario eficaz capaz de convencer al Presidente norteamericano de que es tiempo ya de reconocer que hay que pasarle el "paquete" iraquí a la ONU, que  es como siempre debió haber sido, aunque por supuesto, en el acuerdo, se hace la concesión de que se mantenga la ocupación militar del país por parte del ejecito de los Estados Unidos.

   En otras palabras: De lo que se trata es de salvarle la cara al Presidente Bush. Y ni siquiera para eso sirve el jefe del gobierno español. Volvemos. Los perros falderos comen en la cocina de la casa de sus amos. ¿ Pero por que se llegó a esta locura de una guerra que nunca tuvo justa y seria justificación? ¿ Se acuerdan que se trata de ir en busca de las supuestas armas de destrucción masiva en poder de Saddam Hussein? ¡Fue la gran mentira! Y basados en una mentira se fue a una guerra que se ha convertido en pesadilla.

     Viene bien poner sobre el tapete la razón de por qué Estados Unidos fue llevado a un conflicto que no tenía razón de ser: Que el pueblo de Estados Unidos no tuvo de parte de su prensa la información verdadera y correcta que le permitiera decir a su gobierno ¡No a la guerra en Irak!

   De manera clara y precisa  lo acaba de declarar en una entrevista realizada por la Cadena CNBC la corresponsal  estrella de la Cadena CNN Christiane Amanpour hablando sobre la guerra de Irak, que ella reportó desde allí con objetiva seriedad. La periodista Amanpour dijo que "Los medios de comunicación fueron silenciados, muchas veces por la autocensura. Algunas cadenas, incluyendo la mía, se dejaron intimidar por el gobierno de Bush. Y agregó: "Los medios estadounidenses no discutieron de forma adecuada las motivaciones que dio Bush para iniciar la guerra, sobre todo en lo referido a la supuesta existencia de las armas de destrucción masiva en poder del régimen de Saddam Hussein".

      Ha llegado la hora de decir toda la verdad. La culpa de lo que está ocurriendo en Irak y de los muertos de una parte y de la otra, no es solo del Presidente Bush. La prensa norteamericana tiene en esto también su responsabilidad histórica. Porque como dice el refrán criollo, tanta culpa tiene el que mata la vaca como el que le aguanta la pata.

  (Tomado de Radio Miami) 

 

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Max Lesnik

Max Lesnik

Periodista cubano residente en Miami. Es el director de un programa en Radio Miami.