Imprimir
Inicio » Noticias, Internet y TICs  »

Grandes tecnológicas podrían afrontar multas en Europa por prácticas comerciales anticompetencia

| 1 |

El escrutinio de los reguladores ha ido creciendo en todo el mundo sobre los gigantes tecnológicos y su poder. Imagen: Reuters.

Ya con varios procesos en curso en Estados Unidos, las grandes compañías tecnológicas Amazon, Apple, Facebook y Google enfrentan también la exigencia de cambiar sus prácticas comerciales en Europa, donde un nuevo proyecto de regulación anunciado este martes podría significarles multas entre 6% y 10% de su volumen anual de negocios.

La medidas son el intento más importante del bloque de 27 países de frenar el poder de los gigantes tecnológicos de Estados Unidos, que tienen bajo su control una enorme cantidad de datos y plataformas en línea en las que confían miles de empresas y millones de europeos.

También reflejan la frustración de la Comisión Europea con sus casos antimonopolio contra las big tech estadounidenses, en particular Google, que según los críticos no ha abordado el problema.

El escrutinio de los reguladores ha ido creciendo en todo el mundo sobre los gigantes tecnológicos y su poder.

La comisaria de Competencia de la UE, Margrethe Vestager, y el comisario de Mercado Interior, Thierry Breton, presentarán las normas, en un esfuerzo no solo por frenar a los gigantes tecnológicos, sino también de impedir la aparición de empresas dominantes anticompetitivas.

Un conjunto de normas denominado Ley de Mercados Digitales prevé multas de hasta el 10% del volumen de negocio anual para las empresas que son “guardianes de acceso” de la red que no las cumplan, según dijo a Reuters una fuente familiarizada con el asunto.

También establece una lista de lo que pueden y no pueden hacer estos guardianes, que se clasificará según criterios como el número de usuarios, los ingresos y el número de mercados en los que operan, dijeron otras fuentes.

El segundo conjunto de normas, conocido como la Ley de Servicios Digitales, también está dirigido a plataformas en línea muy grandes, como las que tienen más de 45 millones de usuarios.

Se les exigirá que se esfuercen más por combatir los contenidos ilegales de sus plataformas, el uso indebido que infrinja los derechos fundamentales y la manipulación intencionada para influir en elecciones y cuestiones de salud pública, entre otras cosas.

Las empresas también tendrán que presentar los pormenores de su política de publicidad en sus plataformas y los parámetros utilizados por sus algoritmos para sugerir y clasificar la información.

El proyecto de normas debe conciliarse con las exigencias de los países y los legisladores de la Unión Europea, algunos de los cuales han presionado para que se endurezcan las leyes, mientras que otros están preocupados por el exceso de regulación y su impacto en la innovación.

Se espera que las empresas tecnológicas, que han pedido leyes proporcionadas y equilibradas, aprovechen esta división para hacer presión a favor de normas más laxas, mientras se estima que el borrador final puede tardar meses o incluso años.

La economía digital, enorme desafío para los reguladores

La economía digital representa un nuevo desafío para las agencias reguladoras, por la tendencia verificada entre las empresas que logran una ventaja a convertirse en monopolios o gigantes con diversas áreas de actuación.

Algunos efectos de esta situación en el mercado:

Escala

El software y los algoritmos, que forman el corazón de la nueva economía digital, representan enormes inversiones. Pero una vez escritas, las líneas de código son infinitamente reproducibles, sin ningún costo adicional.

La tecnología es, por tanto, una industria de costes fijos donde el tamaño del mercado juega un papel decisivo en la amortización de los costes de desarrollo.

Es un fenómeno similar al que se registra, por ejemplo, en el cine, donde las películas europeas, sin medidas de protección, tienen dificultades para competir con las superproducciones estadounidenses debido a sus mercados internos menores.

Las redes

Las redes sociales son el mejor ejemplo del problema que plantea la falta de compatibilidad entre productos competidores.

Los usuarios prefieren estar todos en un mismo servicio para poder comunicarse entre sí. El resultado de esta situación es que apenas un grupo domina ampliamente el mercado: Facebook es también propietaria de Instagram, WhatsApp y Messenger.

Este efecto se verifica también entre los sistemas operativos.

Lógica de conglomerado

Así, la economía digital tiende a crear monopolios, que a su vez se aprovechan de su posición de fuerza en su mercado interno para conquistar mercados adyacentes.

Así, Google, ultradominante en los buscadores de Internet con casi el 90% de las solicitudes, se ha desarrollado de forma expansiva creando puentes entre diferentes servicios, en mapas (Google Map), correo electrónico (Gmail), video en línea (YouTube), sistemas operativos para telefonía móvil (Android), navegadores (Chrome) y comercio en línea (Google Store y Google Play).

Facebook enfrenta en EEUU demandas por violación de ley antimonopolio que mencionan a Instagram y WhatsApp | Cubadebate

(Con información de Reuters y AFP)

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • LEGADO dijo:

    Siempre me preguntaré sobre el papel de mi país en las diferentes plataformas de software libre y sería gratificante leer en Cubadebate un buen artículo investigativo sobre la historia quizás capítulo a capítulo de la lucha de esos pequeños sofwares que de convivir con los grandes conglomerados como Adobe, Autodesk, Google, Microsoft etc de por si no solo son sobrevivientes sino auténticos vencedores de la era informática.

    El tema dá para mucho y es otra analogía de David contra Goliac.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también