Imprimir
Inicio » Noticias, Sociedad  »

La imagen cotidiana de Chile, manifestaciones y represión

| + |

Incidentes este 5 de noviembre en Plaza Italia. Foto: Jose Francisco Zuñiga/ Agencia Uno.

Cientos de personas se congregaron hoy en la plaza Baquedano, de Santiago de Chile, e igualmente fueron reprimidas por fuerzas de carabineros, como ocurre diariamente desde el estallido social del 18 de octubre.

Durante la tarde comenzaron a concentrarse personas en la explanada, punto neurálgico de las protestas contra el gobierno, llevando banderas y pancartas con las principales demandas, entre ellas la creación de una nueva Constitución para el país.

Sin embargo, al igual que en jornadas anteriores, aunque la manifestación se desarrollaba pacíficamente, fue reprimida con gases lacrimógenos y potentes chorros de agua.

Este martes, otros hechos dieron cuenta de la fuerte represión desatada por las fuerzas policiales, como la denuncia de varias alumnas de un liceo de esta capital, que fueron heridas con perdigones por carabineros que entraron en el recinto docente

Valentina Miranda, vocera del Consejo Nacional de Educación Superior (Cones) declaró a los medios que presentarán una querella por esa agresión y que exigirán la renuncia de la directora del centro y del alcalde de Santiago, Felipe Alessandri.

En tanto, el presidente de la Sociedad Chilena de Oftalmología, Dennis Cortés, entregó a la Comisión de Derechos Humanos del Senado un balance de las personas lesionadas en uno de sus ojos durante las manifestaciones de las últimas semanas.

Según esos datos el Hospital del Salvador, en esta capital, recibió 136 pacientes con trauma ocular severo entre el 19 de octubre y el 4 de noviembre, en su mayoría hombres jóvenes, de los cuales 32 perdieron la visión de un ojo, principalmente por heridas provocadas por balines de goma, perdigones y en menor medida bombas lacrimógenas.

Ese balance solo considera a ese centro médico y no a otras instituciones de la capital y el interior del país, donde se han reportado numerosos afectados con similares traumas, informó Radio Bío Bío.

Pero a pesar de la represión la movilización parece no decaer, y este martes los trabajadores de la Empresa Nacional del Petróleo se sumaron a un llamado a huelga general y protestas para el martes de la próxima semana, aunque advirtieron que no habrá problemas con el abastecimiento de combustibles.

El presidente de la Federación Nacional de Sindicatos de Trabajadores del Petróleo y Afines, Nolberto Díaz, expresó que no pondrán en riesgo el abastecimiento, pero “si el gobierno lleva al país a un escenario de violencia y si el Presidente no conduce a este país a un reencuentro democrático, nosotros no nos vamos a restar de ninguna movilización”.

Asimismo el presidente del Sindicato de Futbolistas Profesionales, Gamadiel García, comunicó que los miembros de ese gremio no sostendrán partidos el próximo fin de semana, como muestra de respaldo a las manifestaciones populares.

Puntualizó que bajo las actuales circunstancias “no podemos estar ajenos al dolor y sufrimiento de nuestros compatriotas”.

Mientras, para mañana a las 07:00 hora local está previsto un paro de transportistas y taxistas, que prevén interrumpir el tráfico en las autopistas de acceso a Santiago, en demanda de que el gobierno rebaje el altísimo precio de los peajes.

Concentración en Plaza Baquedano. Foto: Felipe Cornejo/ RBB.

La concentración pasadas las 18:00 horas. Captura: Galería Cima en Youtube.

Tras el actuar de los carros lanza agua y lanza gases, un grupo de manifestantes comenzó a caminar hacia el oriente por la avenida Andrés Bello. Foto: Felipe Cornejo/ RBB.

Un grupo de manifestantes frente al edificio de Telefónica. Foto: Felipe Cornejo/ RBB.

Manifestantes y carabineros se enfrentan en paseo Bulnes, en la imagen efectivos disparan perdigones. Foto: Mario Davila/ Agencia Uno.

(Con información de Prensa Latina)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también