Imprimir
Inicio » Noticias, Militar e Inteligencia  »

Raúl felicita a las Milicias Nacionales Revolucionarias en su aniversario 60i7

| 2 |

Acto por el aniversario 60 de la creación de las Milicias Nacionales Revolucionarias (MNR), efectuado en la Sala Universal de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), en La Habana, Cuba, el 25 de octubre de 2019. Foto: Foto: Modesto GUTIÉRREZ CABO/ ACN.

El General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC), felicitó hoy a las Milicias Nacionales Revolucionarias (MNR) con motivo del aniversario 60 de su fundación.

Cuando se incrementan las amenazas contra la Patria, esta memorable fecha debe servir también para intensificar la preparación en todos los órdenes, llamó la atención Raúl en su mensaje, leído en el acto político cultural por la efeméride.

José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del PCC, encabezó el encuentro en la Sala Universal de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, junto a Salvador Valdés Mesa, Vicepresidente de la República, y otros invitados, entre ellos jefes principales de las FAR y del Ministerio del Interior, fundadores de las MNR, y unidades de las Milicias de Tropas Territoriales que defienden la capital.

Machado Ventura recibió, de manos del General de Cuerpo de Ejército Leopoldo Cintra Frías, ministro de las FAR, un diploma de reconocimiento a Raúl por su condición de fundador del MINFAR, asaltante del Cuartel Moncada, expedicionario del yate Granma y su obra maestra, la creación del Segundo Frente Oriental Frank País.

El Segundo Secretario del PCC aseguró en su discurso que constituye para el pueblo un momento de especial simbolismo conmemorar tres acontecimientos vinculados a la supervivencia y consolidación de la Revolución Cubana y de la historia de héroes y mártires.

Mencionó las seis décadas de la creación del Ministerio de las FAR, el 16 de octubre de 1959, y la desaparición física del Comandante Camilo Cienfuegos, el 28 de octubre de 1959, y calificó ese año como uno de los más convulsos del naciente proceso revolucionario, contra el cual el imperialismo no demoró en diseñar planes subversivos y hechos contrarrevolucionarios, recordó.

Las constantes agresiones internas y externas, agregó, obligaron a la nación a su preparación y así comenzó el proceso de desarrollo de las milicias, integradas por obreros, campesinos, estudiantes y de otros sectores que reclamaban armas para la defensa de sus conquistas socio-económicas, que contó con el talento organizativo y la capacidad estratégica del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

Exhortó a que el próximo 28 de octubre se rinda homenaje al Comandante Camilo Cienfuegos en patriótica peregrinación, cuando la Patria se encuentra amenazada por el imperialismo estadounidense más agresivo que nunca por el recrudecimiento del  bloqueo.

José Ramón Machado Ventura (D), Segundo Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, recibe el reconocimiento otorgado al General de Ejército Raúl Castro Ruz, de Fundador del Ministerio de las Fuerza Armadas Revolucionarias (FAR), en el acto por los 60 años de creación de las Milicias Nacionales Revolucionarias (MNR), de manos del General de Cuerpo de Ejército Leopoldo Cintra Frías (I), Ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias. Foto: Modesto GUTIÉRREZ CABO/ ACN.

Actividad político cultural por el aniversario 60 de la creación de las Milicias Nacionales Revolucionarias (MNR). Foto: Modesto GUTIÉRREZ CABO/ ACN.

Acto por el aniversario 60 de la creación de las Milicias Nacionales Revolucionarias (MNR). Foto: Modesto GUTIÉRREZ CABO/ ACN.

Acto por el aniversario 60 de la creación de las Milicias Nacionales Revolucionarias (MNR), efectuado en la Sala Universal de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), en La Habana, Cuba, el 25 de octubre de 2019. Foto: Modesto GUTIÉRREZ CABO/ ACN.

Actividad político cultural por el aniversario 60 de la creación de las Milicias Nacionales Revolucionarias (MNR), efectuado en la Sala Universal de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), en La Habana, Cuba, el 25 de octubre de 2019. Foto: Modesto GUTIÉRREZ CABO/ ACN.

Discurso de Machado Ventura con motivo del aniversario de las Milicias Nacionales Revolucionarias

José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, durante las palabras clausura del acto por el aniversario 60 de la creación de las Milicias Nacionales Revolucionarias (MNR), efectuado en la Sala Universal de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), en La Habana, Cuba, el 25 de octubre de 2019. Foto: Modesto GUTIÉRREZ CABO/ ACN.

A continuación texto del discurso pronunciado por José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, en el acto por los aniversarios 60 de la fundación del MINFAR, de las Milicias Nacionales Revolucionarias y de la desaparición física del Comandante Camilo Cienfuegos, en la Sala Universal de las FAR, el 25 de octubre de 2019, “Año 61 de la Revolución”.

(Versiones Taquigráficas – Presidencia de la República)

Compañero Salvador Valdés Mesa, Vicepresidente de la República;

Compañeros dirigentes del Partido, del Estado y del Gobierno;

Representantes del Cuerpo Diplomático acreditados en nuestro país;

Oficiales, milicianos y combatientes:

Constituye para todo nuestro pueblo un momento de especial simbolismo conmemorar en la tarde de hoy tres acontecimientos vinculados con la supervivencia y consolidación de la Revolución Cubana y de la historia de héroes y mártires de la Patria que no escatimaron esfuerzo alguno, incluso hasta la vida, por defender un proyecto social en beneficio “de los humildes, por los humildes y para los humildes”. Nos referimos a los aniversarios 60 de la fundación del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, de las Milicias Nacionales Revolucionarias y de la trágica desaparición física del legendario guerrillero Comandante  Camilo Cienfuegos.

Luego del triunfo de la Revolución el Primero de Enero de 1959, con el establecimiento del Gobierno Provisional Revolucionario, se llevaron a cabo profundas transformaciones socioeconómicas y políticas, que implicaron cambios trascendentes en la sociedad neocolonial cubana impuesta por el dominio del imperialismo yanqui, desde fines del siglo XIX, mediante la intervención y ocupación militar del país. El sistema político neocolonial fue desmantelado y los partidos políticos burgueses se autodisolvieron; los cuerpos armados represivos y las temidas organizaciones paramilitares y policiales que habían servido a la tiranía quedaron disueltos.  El Gobierno Revolucionario emprendió acciones dirigidas a garantizar a los ciudadanos el pleno ejercicio de sus derechos; juzgó y sancionó a los criminales de guerra; destituyó a la corrupta dirección del movimiento obrero; confiscó los bienes malversados y puso en práctica otras medidas que daban cumplimiento al Programa del Moncada.

La designación del Comandante en Jefe Fidel Castro como Primer Ministro aceleró la implantación de medidas de beneficio popular.  La promulgación de importantes leyes que amparaban a los más humildes, potenció el disgusto del imperialismo, que no demoró en diseñar planes subversivos y hechos contrarrevolucionarios a los cuales se opusieron los obreros, campesinos, estudiantes e intelectuales revolucionarios.

Todas estas acciones convirtieron al año 1959 en uno de los más convulsos para la naciente Revolución, y se desarrollaron importantes acontecimientos que marcaron para siempre los destinos del país, entre estos, el arduo trabajo desplegado para transformar el Ejército Rebelde en unas fuerzas armadas regulares capaces de enfrentar las crecientes amenazas y agresiones internas y externas. Todo este proceso de transformación y construcción de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) tuvo como elemento esencial la creación, el 16 de octubre de 1959, del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, bajo la jefatura del entonces Comandante Raúl Castro Ruz.  Con ello se garantizó dotar a la institución armada de una estructura funcional acorde con los principios y propósitos de la Revolución Cubana.

Como Órgano de la Administración Central del Estado se ha mantenido en constante perfeccionamiento y ha prestado la máxima atención a la preparación estratégica, operativa y táctica de los jefes y oficiales, facilitándoles ejercer el mando de manera eficaz y creativa, en estrecho vínculo con el pueblo y aplicando de manera creadora la concepción de la Guerra de Todo el Pueblo.

El Ministerio de las Fuerzas Armadas en estos 60 años ha constituido una forja de cuadros integrales, que han sido designados por el Estado y el Partido para responsabilidades políticas y estatales.

Consideramos imprescindible en esta conmemoración reconocer el desempeño de quien por casi 50 años fue el Ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, quien junto a Fidel, de manera magistral, dirigió la defensa de nuestra Patria ante las agresiones del imperialismo; aquel que junto al Comandante en Jefe permaneció días y noches en el Puesto de Mando dirigiendo las operaciones de las tropas cubanas que cumplían misiones internacionalistas en diferentes países y quien hizo de este Ministerio una institución ejemplar, admirada por su disciplina, organización, preparación y vínculo permanente con el pueblo trabajador.  Nos referimos al General de Ejército Raúl Castro Ruz (Aplausos).

Las constantes agresiones internas y externas obligaron a la nación, desde los primeros momentos, a prepararse y se aceleró el proceso de desarrollo de las milicias populares, integradas por obreros, campesinos, estudiantes y de otros sectores que reclamaban la entrega de armas e instrucción militar y quienes, aglutinados en torno a Fidel, Raúl, Almeida, Camilo y Che, entre otros destacados dirigentes, crearon las bases para el surgimiento, el 26 de octubre de 1959, de las Milicias Nacionales Revolucionarias.

El proceso de formación de las milicias contó desde sus inicios con el talento organizativo y la capacidad estratégica de nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, quien contribuyó decisivamente a las transformaciones de que estaba urgida la organización de este cuerpo.

Por ello, no podemos hablar de su fundación sin recordar la primera patrulla campesina que el Comandante en Jefe organizó en la Gran Caverna de Santo Tomás, en Viñales, para capturar a un grupo de bandidos establecidos en esa zona de la provincia de Pinar del Río, hecho histórico que avaló la importancia de esta fuerza para la defensa de la Revolución.

En aquella ocasión, Fidel, al plantearle la misión al jefe de la patrulla, el campesino Leandro Rodríguez Malagón, le dijo: Malagón, si ustedes triunfan, habrá milicias en Cuba.

Los Malagones triunfaron y se multiplicaron en la lucha contra el bandidismo, y las milicias se convirtieron en una de las fuerzas principales que junto a las Fuerzas Armadas Revolucionarias, y como expresión del pueblo mismo, garantizaron la existencia de la Revolución en las montañas y en las ciudades, en las arenas de Playa Larga y en Playa Girón, en los días de la Crisis de Octubre, en el cumplimiento de las misiones internacionalistas y en otras tantas proezas de nuestro heroico pueblo.

En todo este proceso de perfeccionamiento y consolidación del triunfo de la Revolución, de la construcción de las FAR y de la organización y desarrollo de las Milicias Nacionales Revolucionarias se distinguió el Comandante Camilo Cienfuegos Gorriarán, quien, como muchos de los jóvenes de su generación, demostró tempranamente su inclinación revolucionaria y su oposición a los maltratos y abusos cometidos contra el pueblo por la dictadura batistiana, condición que lo llevó al siempre difícil y complejo exilio.

Desde allí, y al conocer el llamado realizado por Fidel para reiniciar la lucha armada, viaja a México, donde se incorporó al Movimiento Revolucionario 26 de Julio.  El 2 de diciembre de 1956 es uno de los 82 expedicionarios que a bordo del yate Granma desembarcaron por Las Coloradas.

De las cualidades de Camilo, una sobresalía por encima de todas: su fidelidad a Fidel y al pueblo, puesta de manifiesto cuando al ser ascendido a Comandante expresó: “Gracias por darme la oportunidad de ser más útil a nuestra sufrida Patria.  Más fácil me será dejar de respirar que dejar de ser fiel a su confianza”.

En agosto de 1958 le es asignado el mando de la Columna No. 2 Antonio Maceo, con la cual cumpliría la misión de reeditar la histórica invasión a occidente.  En Las Villas, Camilo acreditó su sagacidad política y dotes de organizador.  El 2 de enero de 1959 entró triunfante en La Habana y ocupó Columbia, el mayor campamento militar de la dictadura, otrora refugio de tiranos y asesinos, y convertido hoy en la Ciudad Escolar Libertad.

Fue de los jefes que junto a Fidel y a Raúl participaron de manera activa en todo el proceso de consolidación de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, de la creación de su ministerio y en la organización y preparación de lo que dos días antes de su desaparición física ya eran una realidad: las Milicias Nacionales Revolucionarias.

Ante la traición de un improvisado y reaccionario jefe militar, Camilo recibe la orden de trasladarse a la provincia de Camagüey; unos días después, el 28 de octubre, cuando regresaba a La Habana con la misión cumplida, su avión  desapareció en algún lugar de nuestra geografía, privando a la naciente Revolución de uno de sus más extraordinarios dirigentes políticos y militares.

Este próximo 28 de octubre, como cada año, en patriótica peregrinación, rendiremos honor a su memoria.

Hoy, cuando la Patria se encuentra amenazada y el imperio, más agresivo que nunca antes, incrementa sus acciones de bloqueo y cerco económico con la aplicación del Título III de la Ley Helms-Burton, con el interés de destruir a la Revolución, nuestros milicianos y las fuerzas regulares de las invictas Fuerzas Armadas Revolucionarias, junto a nuestro pueblo, advierten a los ilusos que sueñan con destruir lo que con tanta sangre se ha logrado, su heroica decisión de luchar hasta vencer o morir.

Ellos continúan con la vana intención de apoderarse de nuestra isla y de hacer desaparecer nuestra independencia y nuestra soberanía; nosotros seguimos con la firme decisión de defender la Patria, la Revolución y el Socialismo a cualquier precio.

En el aniversario 60 de la fundación de las Milicias Nacionales Revolucionarias, nuestro homenaje a todos los milicianos caídos en el cumplimiento del deber; nuestro respeto por todos aquellos jóvenes que escribieron y escriben hoy páginas heroicas.

A fuerza de patriotismo, dignidad y principios hemos vencido hasta hoy cualquier obstáculo y, no le quepa duda a nadie, ¡continuaremos venciendo!  Eso forma parte del compromiso ineludible con un pasado glorioso, con un presente más revolucionario que nunca, a la altura de nuestra ejemplar y admirable historia, escrita con la sangre y el sudor de los cubanos, con un porvenir luminoso que, bajo la dirección del Partido y las enseñanzas del líder histórico de la Revolución Cubana, Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, sabremos preservar.  Por grandes que sean los riesgos y las dificultades, saldremos adelante y alcanzaremos como siempre la victoria.

¡Viva el heroico y miliciano pueblo de Cuba!  (Exclamaciones de: “¡Viva!”)

¡Viva el Comandante Camilo Cienfuegos!  (Exclamaciones de: “¡Viva!”)

¡Viva el General de Ejército Raúl Castro Ruz!  (Exclamaciones de: “¡Viva!”)

¡Viva el líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz!  (Exclamaciones de: “¡Viva!”)

¡Socialismo o Muerte!

¡Patria o Muerte!

¡Venceremos!

(Ovación.)

(Con información de ACN)

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Silvia dijo:

    Soy fundadora de las milicias, tuve el honor de ser de las primeras recibir entrenamiento en la Cabana con nuestro Guerrillero Heroico. Viva Cuba !!!! Vivan las Milicias !! Viva nuestro invicto Comandante en Jefe!
    Viva Viva viva nuestro heroico pueblo!!!!

  • VENTURA CARBALLIDO dijo:

    Quisiera con la venia del autor y de Cuba debate, colgar esta nota en esta valiosa publicación, donde se puede apreciar una historia sobre las MNR, vinculadas con el General de ejército Raül Castro, bajo el título: Cinco Mil holguineros bajo las armas

    Atrincheramientos defendiendo las ciudades de Holguín, Banes, Mayarí, Gibara; el Escambray, Playa Girón, la Crisis de los misiles, las misiones Internacionalistas y hoy los que aun vivimos, dignamente en la ACRC.

    Representando a la alta dirección de la nación y muy especialmente al Comandante en Jefe Fidel Castro, desde el nacimiento mismo del poder revolucionario, Raúl Castro Ruz, sin sustituir a los jefes de organismos designados, se instaló al frente de la vida socio-político-militar de la extensa provincia de Oriente, obedeciendo a una estrategia revolucionaria, que lo llevó, entre otras importantes misiones, a la Organización del Movimiento miliciano oriental y sus batallones de combate.
    Como un singular hecho histórico donde recordamos con mucha emoción a nuestro actual Presidente de los Consejos de Estado y Ministro, fue su directa participación en la ocasión que involucró a Cinco mil hombres enrolados en diez legendarios batallones de obreros, campesinos, estudiantes, y de otros sectores de la parte norte de la provincia oriental incluyendo uno mixto con personal de las Tunas, que alistó el territorio holguinero en el año 1960 para cumplir tareas emergentes de la defensa del país, indicado por el Comandante en Jefe Fidel Castro.
    Correspondió al hoy General de Ejército Raúl Castro, monitorear el fomento, organización y preparación de estos destacamentos milicianos de la Tierra del General de las tres guerras y en todo el territorio oriental. La primera histórica misión cumplida por estos aguerridos jóvenes, fue la parcipación, en los atrincheramientos formando una coraza defensiva cubriendo zonas costeras y lugares estratégicos de defensa de la ciudad de Holguín y otras comarcas, a partir del 31 de diciembre de 1960 y hasta el 20 de enero de 1961, en ocasión del cambio de Presidente de los estados Unidos.
    Terminado este atrincheramiento sin descanso alguno partieron para el lomerío del Escambray, representando a la provincia de Oriente, junto con 70 batallones más de otros territorios del país, bajo el mando directo del Comandante en Jefe, de Fidel Castro, formados por 60 mil hombre destinados para una gran operación militar, conocida como “Operación Jaula” que constituyó la gran limpia de gusanos conrrrevolucionarios en esas montañas del centro del país, infestadas de alzados que esperaban una invasión mercenaria, la que resultó luego Playa Girón.
    Estos batallones tuvieron su base de organización, completamiento y preparación en diferentes lugares de la región nororiental. El Batallón no. 105, radicó en Guayacán, Chaparra, hoy Jesús Menéndez; el número 106 de igual forma en la finca El Vapor, Floro Pérez, Gibara; El no. 107, bautizado por Raúl Castro, con el nombre glorioso de Antonio Maceo, en territorio del Central Azucarero que lleva igual nombre; el no. 108, integrado por milicianos de la Ciudad de los Parques, su campamento principal radicó en un antiguo burdel, llamado “El Tahití” a fueras del reparto Alcides Pino vía a Gibara, y en zonas aledañas de Holguín; el no. 109, en La Criolla de Camazán, hoy municipio Báguanos donde fue su inicial teatro de operaciones. El no. 110 El Palmar, a un costado del poblado de Cacocum; el no. 112, en la Playa o zona de Yajuajay, Guárdala vaca, Banes; el no. 113, en Cortaderas de Antilla; el no. 115, en Playa Juan Vicente de Mayarí Abajo; y el no. 121 integrado por holguineros y tuneros en predios de Cauto Cristo. Con una preparación final que los entrenaba en el manejo de las armas recién llegadas fruto de la solidaridad, en las escuelas de Guirabo en Holguín, y San Pedrito Santiago de Cuba, estos cinco mil combatientes, tuvieron su primera movilización a partir del 31 de diciembre de1960, cuando el cambio de presidente en los Estados Unidos; luego en la operación “Jaula” en las montañas del Escambray bajo el mando del comandante Eddy Suñol Ricardo; posteriormente, ocuparon puestos de combates en las zonas costeras de la provincia de Oriente cuando la invasión en abril de 1961 por Playa Girón. La defensa de la ciudad de Holguín corrió a cargo del Batallón 108, integrado por 486 combatientes y bajo el mando de Jorge Sarmientos González, un trabajador de la galletería Gilda. Estos batallones, se sumaron tambien, en la movilización cuando la crisis de los misiles en 1962, en su intensa participación militar una buena cifra de estos holguineros, cumplieron con el internacionalismo en tierras del continente africano al haber constituido una excelente cantera para la formación del Ejército Oriental.
    Lamentablemente muchos ya no estan físicamente. El intento de contar esta historia con un acercamiento a la realidad y de forma abarcadora, presentó el inconveniente, de que más de un 50 por ciento de los protagonistas de estos legendarios batallones, ya no están, y, en consecuencia, se han llevado a la tumba sus recuerdos, sus experiencias, sus motivaciones, sus remembranzas, sus vivencias. En definitiva, el caudal de conocimiento de conocimiento de esta inobjetable historia; gloria eterna para ellos. Hay que agregar, en cuanto a estos cinco mil hombres movilizados por Raúl Castro, que transitaron sometidos a grandes sacrificios, privaciones fruto de las limitaciones logísticas en su etapa inicial, las trincheras que se iban terminando, servían de dormitorio y con este fuerte régimen de vida, fuimos preparándonos para momentos malos, para grandes peligros, enfrentar la dura realidad de la guerra. La alimentación era insuficiente. Todos transitábamos con un fuerte espíritu patriótico envuelto en un régimen de recia disciplina militar; sin embargo, nadie capituló; a ninguno lo amilanó el miedo; nadie extrañó las comodidades de la casa; todos estuvieron preparados para lo que resultara necesario, para cumplir las encomiendas de Fidel y Raúl, por muy duro que fuera, porque la defensa de las conquistas revolucionarias fue lo más presente y priorizado para todos. Hay que decir que estas dotaciones milicianas holguineras, resultaron una sólida cantera par la formación del MININT, sobre todo para la Seguridad del estado y la Policía Nacional Revolucionaria ; tambien para las FAR, donde se formaron infinidad de oficiales y valientes combatientes; PCC, y otras instituciones. Las oportunidades de la Revolución, les permitió a muchos escalar las aulas universitarias, donde salieron de sus filas, medicos, abogados, ingenieros, educadores, contadores y una significativa cifra de oficiales de mandos para diferentes esferas militares.
    Los holguineros, a 53 años de haberse formado este movimiento miliciano, no podemos dejar de reconocer al batallón “Las Clodomiras” integradas por más de quinientas jóvenes mujeres, que bajo el mando de la actual Coronel de la Reserva Thelma Bornot, fueron capaces, entre otras, de cubrir las posiciones de defensa y orden interior, dejada vacantes por los integrantes del Batallón 108.
    Cuando los padres y demás familiares les tocaban despedir a estos muchachos al cumplimiento de las misiones, tengamos en cuenta sus edades 14, 15, 16. 17 años en la mayoría, profundamente mostraban sus rostros llorosos, pero lo hacían henchidos de emoción, y el mensaje a ellos, no se hacía esperar: Cumplan con Fidel y la Revolución.
    El Comandante en Jefe como gran visionario y estratega comprendió antes que nadie que el conglomerado social, lejos de ser apartado, retirado o marginado, debía de dársele una real y decisiva participación y ser atraído cada vez más a las realidades patrióticas que las circunstancias nos obligaban a vivir, así le fueron entregada las armas al pueblo en aras de la defensa de una Revolución que había costado más de veinte mil muertos; estas acciones lograron que la población tuviera un sentido más amplio y real de la situación política que vivía por aquellos tiempo la nación y lograran conciencia del rol crucial que podía jugar el curso y desenlace de los acontecimientos, situaciones que nos hacían mantener vigente el postulado cardinal del materialismo histórico: “el pueblo es el creador principal, el sujeto de la historia”.
    Debo significar, que soy de los que piensan que la alta confianza que Fidel depositó en la participación de estos holguineros, hombres humildes del pueblo, en una acciones de tanta envergadura, respondía a su intuición de que era necesario fraguar mediante estas operaciones a miles de jóvenes obreros, estudiantes, campesinos, para que lograran una preparación militar que les permitiera una formación físico-conceptual integral para de esta forma convertirse en lo que resultó una cantera para conformar los ejércitos, en sus distintas regiones y de esta forma organizar y fortalecer las futuras Fuerzas Armadas Revolucionarias del país.
    El eterno recuerdo a los que ya no estan, y como recordar es volver a vivir, ya la mayoría con más de 70 años de vida, la perdurable felicitación a los que aún ocupan dignamente espacio para hacer revolución. Los holguineros, no les fallamos, y nunca les fallaremos a Fidel y Raúl.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también