Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Este domingo se realizarán elecciones presidenciales en Uruguay

| 9 |

El aspirante a la presidencia Daniel Martínez ha reiterado que continuará, ampliará y consolidará las conquistas alcanzadas en la nación suramericana. Foto: Reuters

Elecciones presidenciales se desarrollarán este domingo en Uruguay para elegir quién llevará las riendas del país en el periodo 2020-2025. 

Comicios internos realizados entre los partidos políticos y la ciudadanía, en el mes de junio, permitiieron elegir quienes serían los candidatos principales que se medirán en los presidenciales.

El recuento de votos arrojó que son favoritos Daniel Martínez por el Frente Amplio, Luis Lacalle Pou por el Partido Nacional y Ernesto Talvi por el de  Colorado.

Según publica Tele Sur, Daniel Carlos Martínez Villamil nacido el 23 de febrero de 1957 en Montevideo, es graduado de Ingeniería industrial mecánica.

Su carrera política comenzó desde joven cuando ingresó a la Federación de Estudiantes Universitarios de Uruguay, organización clandestina durante la década de los 70.

También fue uno de los fundadores del sindicato de la empresa estatal de combustible (Ancap), en donde trabajó durante 14 años. Su relación con el Frente Amplio surge desde el partido socialista, al que se afilió en 1973 durante la dictadura militar que duró hasta 1985.

(Con información de TeleSur)

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • fito dijo:

    yaaaa, y quienes son los demás candidatos?, pensé que harían un análisis mas serio de las elecciones.

  • oscar rodríguez dijo:

    Ojalá los uruguayos sean fieles al legado de Mujica, uno de los hombres más honorables de la política latinoamericana. Un hombre fiel a sus ideas y a su heroico pueblo. América lo necesita, en tiempos de dictaduras disfrazadas de democracia y donde más de un traidor ha influido en situaciones muy dolorosas para sus pueblos. Almagro y Lenín Moreno, han prestado un valioso servicio a Donald Trump y los enemigos de América.

  • Jose R. Oro dijo:

    La noticia es muy buena pero a mi juicio un tanto escueta, y no explica con el requerido detalle la situación electoral de Uruguay, que es de gran importancia este histórico octubre – 2019. En Uruguay las pasiones por la elección de este domingo 27 (y también por la dramática re-elección del gran Evo Morales en medio de un flagrante golpe de estado de derecha, y la muy probables derrota de Macri en la Argentina, también ese domingo, supera a la pasión por el fútbol, la gente habla mucho mas de la política que de cualquier otra cosa. Y hay razón para ello. Se discute cada posible escenario en las elecciones donde se elige al presidente y Parlamento para los próximos cinco años. No es de extrañar, teniendo en cuenta que se trata de las elecciones más reñidas de los últimos 15 años.
    El Frente Amplio, que lleva tres periodos de gobierno en el poder, tiene por primera vez un fuerte reto de la derecha, aunque esta con ventaja. En Uruguay (a diferencia de Bolivia y Argentina), es necesario lograr la mitad más uno de los votos para obtener la presidencia, es decir, una mayoría absoluta. Si nadie la consigue, entonces se va a una segunda vuelta o balotaje, prevista para el 24 de noviembre, donde solo participan los dos más votados y se gana por mayoría simple. Por esta característica, las probabilidades de que el Frente Amplio gane en la primera vuelta son menores que en Bolivia y Argentina.
    De acuerdo a distintas encuestas locales sobre intención de voto publicadas en la semana anterior, el Frente Amplio obtendría entre el 41% y 33% de los votos, el Partido Nacional del 27% al 22%, el Partido Colorado del 16% al 10% y Cabildo Abierto del 12% al 10%. El balotaje sería entre el Frente Amplio de izquierda, y el Partido Nacional de derecha.
    En el caso del frenteamplista “Pelado” Martínez, para ganar debe pasar la barrera del 40%, para no depender tanto de votos de los otros partidos en la segunda vuelta.
    Lacalle, del Partido Nacional, necesitaría obtener no menos del 25% y precisaría formar un gobierno de coalición con el Partido Colorado (centro – derecha), y posiblemente también deba incluir a Cabildo Abierto (ultraderecha).
    Los cuatro candidatos más importantes son por orden de intención del voto:
    1. Daniel Martínez (Frente Amplio)
    Así como es poco probable que el Frente Amplio gane en la primera vuelta, es casi imposible que Daniel Martínez quede afuera del balotaje. Como candidato frenteamplista, el ingeniero socialista de 62 años basó su campaña en la necesidad de un cuarto gobierno de izquierda consecutivo para "no perder lo bueno" su consigna es “los mismos principios, nuevos sueños”. Martínez lleva años en la política uruguaya y fue alcalde de Montevideo en 2015, cargo al que renunció en abril de este año cuando se confirmó su candidatura a la presidencia.
    Sin embargo, no es un líder político dentro del Frente Amplio como Tabaré Vázquez y José Mujica, sino un gran administrador. "Su especialidad no es la dialéctica política, sino la gestión y el compromiso concreto frente a los problemas: en eso es muy valioso", dijo Mujica hace unas semanas.
    Para resultar electo en un posible balotaje, Martínez ha va a necesitar (y al parecer va a tener) apoyo de los sectores menos derechistas del Partido Colorado, con una historia de ser más progresista y defensor de cierto nivel de estatismo económico en el país. Si eso se produce, gana sin problemas en el balotaje.
    (Continuará)

  • Jose R. Oro dijo:

    (Continúa)
    2. Luis Lacalle Pou (Partido Nacional)
    Martínez no es el único que requiera cierto apoyo de los votantes del Partido Colorado: Luis Lacalle lo necesita mucho más e incluso lograr el controversial apoyo de la ultraderecha representada por Cabildo Abierto. Lacalle podría ir a su segundo balotaje representando al Partido Nacional. En las elecciones anteriores, el abogado y actual senador perdió con T. Vázquez. Su compañera de fórmula, Beatriz Argimón, está considerada a su vez como una figura que tiene aliados en el Parlamento y vocación de acuerdos. No en vano, el eslogan de su campaña es "Lo que nos une", al cual suma la etiqueta o hashtag "es ahora".
    Pero Lacalle tiene una cantidad de dudas sobre su persona, las cuales debe tratar de refutar (bien difícil) para sumar votos de fuera de su partido. Es una persona de familia muy acomodada, hijo de un ex presidente (Luis Alberto Lacalle), que vive en un barrio privado y que no comparte mucho la realidad que lo circunda en Uruguay. A esto se suma un paralelismo entre Lacalle y el presidente de Argentina, Mauricio Macri, lo que por supuesto no lo ayuda para nada
    3. Ernesto Talvi (Partido Colorado)
    Ernesto Talvi tiene 62 años y es candidato de uno de los partidos políticos más antiguos de América Latina, su trayectoria política solo comenzó hace poco más de un año. Hasta entonces el economista era conocido como director académico de CERES, un centro de investigación sin fines de lucro dedicado al análisis de las economías de América Latina.
    De no llegar al balotaje, como se espera en gran medida, Talvi se convertiría en el socio político más codiciado para futuras coaliciones tanto en el Ejecutivo como en el Parlamento. Hace tan solo una semana, Martínez afirmó: "Hay propuestas de Talvi que se parecen más a las nuestras que a las de Lacalle", destacando en concreto el plan del Partido Colorado en materia de educación y seguridad.
    4. Guido Manini Ríos (Cabildo Abierto)
    El partido de ultraderecha Cabildo Abierto, fundado en marzo de este año por el general retirado de 60 años Manini Ríos, quien es calificado por muchos como "el Bolsonaro uruguayo", su ha estado rodeada de polémicas vinculadas a la última dictadura militar (1973-1985), las torturas y los desaparecidos durante el periodo. Manini Ríos cobró protagonismo a nivel nacional durante sus cuatro años de comandante en jefe del Ejército uruguayo, cesado este año por Vázquez tras varias controversias por las que incluso está siendo investigado por la Justicia.
    El domingo el Frente Amplio puede conseguir un 40% de los votos (o muy cerca de esa cifra), mientras que el derechista y neo – liberal Partido Nacional, no debe sobrepasar con mucho el 25%. Si la diferencia entre ambos ronda un 15% a favor del Frente Amplio, su victoria es bien probable en la segunda vuelta, a pesar de que la presión mediática contra el Frente Amplio hoy es de mayor volumen y mendacidad que nunca. Pero la mayor parte del pueblo está con el Frente Amplio, y el “Pelado” Martínez tiene un gran atractivo como candidato, demostrado en su trabajo al frente de Montevideo, en lo que es de hecho la segunda posición política más importante de Uruguay, después de la presidencia.

    • Nubia S dijo:

      Muy bueno su comentario Dr. Oro, ahora entiendo mucho mejor lo que pasa en Uruguay y por que el Frente Amplio irá a un cuarto periodo de gobierno, pero que esa victoria será mas probablemente en segunda vuelta a mediados de noviembre

  • Pepe dijo:

    Mencionan 3 candidatos pero solo hablan de Martinez por el FA, pero no mencionan los otros dos. Que buenos o malos también son candidatos y si se va dar una información es bueno que nos den todas las aristas para nosotros estar mejor informados. Como dato curioso para nosotros los cubanos les digo que Talvi es hijo de una cubana.

    • peace dijo:

      Te asombra

    • Amaya dijo:

      Pues estoy muy de acuerdo con usted, para realizar verdaderamente un análisis objetivo de lo que puede suceder, es necesario conocer de los tres

    • Jose R. Oro dijo:

      Estimado tocayo, muy de acuerdo con su comentario y la informacion sobre Talvi! Un abrazo cubano

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también