Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Zelensky busca triunfo parlamentario para restablecer la paz y el diálogo con Rusia

En este artículo: Rusia, Ucrania, Vladimir Putin
| 1 |

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky. Foto: Reuters.

El presidente de Ucrania, Vladímir Zelenski, busca consolidar su poder en las elecciones parlamentarias anticipadas con el fin de poner en marcha sin dilaciones sus ambiciosas reformas y reavivar las negociaciones de paz en el Donbás.

«Acabar con la guerra en el principal objetivo de cualquier fuerza política que participa en las elecciones», dijo Dmitri Razumkov, líder del partido presidencialista, Servidor del Pueblo.

Tres meses después de ganar sorprendentemente las presidenciales con dos tercios de los votos, el actor reconvertido en político busca de nuevo hacer historia, ya que nunca antes desde la independencia de Ucrania en 1991 un partido ha logrado gobernar en solitario.

Si quiere cumplir su promesa electoral de dar un vuelco a la política nacional, Zelenski necesita que su partido gane los comicios y se haga con el control de la Rada Suprema (Legislativo), controlada ahora mismo por fuerzas que se oponen tanto a su programa anticorrupción como a sus planes de diálogo con el presidente ruso, Vladímir Putin.

Según todas las encuestas, Servidor del Pueblo es el gran favorito a la victoria con una horquilla de intención de voto que oscila entre el 41% y el 52%, muy por delante de la prorrusa Plataforma Opositora por la Vida, que cuenta con el respaldo del Kremlin.

Sin duda, la clave de dicho apoyo es la gran popularidad de Zelenski, que no se ha visto reducida ni un ápice desde que dejara los escenarios y asumiera el cargo el 20 de mayo pasado.

Poca fuerza local.

En cambio, según los expertos, eso podría ser insuficiente. Consideran que si las elecciones fueran sólo por listas de partidos, la formación oficialista lograría sin dificultades la mayoría absoluta.

Pero al celebrarse en virtud de un sistema mixto en el que la mitad de los escaños se reparten por circunscripciones mayoritarias -con la excepción de las 26 circunscripciones que se encuentran en Crimea o están controlados por los separatistas en el Donbás-, el partido de Zelenski no cuenta con suficientes candidatos de renombre a nivel local.

Por todo ello, es probable que necesite el apoyo de otro partido minoritario para conformar la mayoría en el Parlamento y formar Gobierno. Parece descartada La Plataforma Opositora por la Vida, más aún después de que uno de sus líderes, Víctor Medvedchuk, viajara esta semana a Estrasburgo para exponer su plan de paz a los eurodiputados y seguidamente se reuniera en Moscú con Putin.

«El presidente no dio ni luz verde ni permiso a Medvedchuk para hacer diplomacia en Estrasburgo», dijo Razumkov, quien agregó que su partido sólo pactará con fuerzas políticas que tenga sus mismos «valores».

La opción más factible es la de Batkivschina (Patria), partido liderado por la incombustible Yulia Timoshenko, que, después de encabezar la Revolución Naranja y pasar por la cárcel, está ante la última oportunidad de ejercer cargos de responsabilidad.

Los sondeos la colocan por la tercera formación más votada a la par con Solidaridad Europea del expresidente Petró Poroshenko. Timoshenko comparte con Zelenski su animadversión hacia la élite política y económica actual, y su procedencia del este rusoparlante, aunque le pierden sus formas jacobinas y sus desmesurada ambición.

Todos en Ucrania saben que aspira a asumir el cargo de primer ministro, algo que no muchos verían bien en el joven granero electoral de Zelenski, que vincula a Timoshenko con la Ucrania más trasnochada y corrupta.

También el liberal Golos (Voz o voto), el partido del cantante Sviatoslav Vakarchuk, es un aliado natural para el partido presidencial, aunque no es seguro que supere la barrera del 5% para acceder al arco parlamentario.

Sea como sea, el que pacte con Zelenski debe aceptar a pies juntillas su plan de poner fin a la guerra en el Donbás. Precisamente, los ucranianos no perdonaron a Poroshenko que fuera incapaz de frenar el derramamiento de sangre en el este del país.

En una demostración de que Zelenski va en serio es la primera conversación telefónica que mantuvo la pasada semana con Putin, en la que hablaron sobre activar el formato de Normandía e iniciar un canje de prisioneros.

Además, Zelenski ya ha dejado claro que quiere recuperar las esencias morales de la revolución, especialmente en lo que se refiere a la lucha contra la corrupción y los oligarcas.

Esta misma semana remitió a la Rada un proyecto de ley sobre la responsabilidad penal por en enriquecimiento ilícito de los funcionarios, uno de los grandes logros del Euromaidán y que fue anulado por el Tribunal Supremo con el beneplácito de Poroshenko.

«El pueblo quiere condenas», dijo Zelenski, quien esta misma semana destituyó a otros once embajadores, incluido el de EEUU, Valeri Chali, estrecho colaborador de Poroshenko.

(Tomado de Público)

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Maydelin Valdés Sánchez dijo:

    Estimado l presidente de Ucrania, Vladímir Zelensk muchas felicidades por su exitos en las finalizadas elecciones.
    usted tiene el privilegio de cabiar el curso de la HISTORIA o esta con Rusia a favor del desarrollo sostenible, la cooperacion , y la lucha contra el terrorismo o esta a favor de la OTAN por la privatizacion , la explotacion del pueblo ucraniano y promueve y fomenta el terrorismo .

    USTED ESTA EN UNA ENCRUCIJADA Y DEBE SER MUY INTELIGENTE YA QUE USTED ESTA MAS UNIDO POR LAZOS HISTORICOS Y DE TRADICIONES A LA FEDERACIÓN RUSA QUE AL BLOQUE GENOCIDA DE LA OTAN ENCABEZADO POR EE.UU

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también