Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Falleció Alfredo Montoto, Premio Nacional de Diseño del Libro 2004

| 6 |

Alfredo Montoto. Foto: ACN.

El diseñador, ilustrador y realizador gráfico Alfredo Montoto, Premio Nacional de Diseño del Libro 2004, falleció en la capital cubana este domingo, a los 69 años de edad, víctima de una penosa enfermedad.

Nacido en Alquízar, en 1950, Alfredo Montoto –vinculado, desde hace más de cuatro décadas, al Instituto Cubano del Libro— laboró en las editoriales ORBE, Científico-Técnica y , a partir de 1996, en Letras Cubanas, donde se desempeñó como director artístico.

A lo largo de su ejercicio profesional, recibió numerosos premios y menciones en diversas ediciones del Concurso del Arte del Libro, entre ellos el Premio en diseño a la Mejor Colección por el perfil de la Colección Premio Alejo Carpentier, Editorial Letras Cubanas.

Integró varios jurados relacionados con el diseño del libro e impartió en el Instituto Cubano del Libro cursos de computación aplicada al diseño.

Al concederle, en el año 2004, el Premio Nacional de Diseño del Libro, el jurado destacó que Alfredo Montoto había desempeñado «una labor merecedora del reconocimiento de sus colegas y de otros profesionales del mundo de la edición de libros (…), así como el agradecimiento de numerosos autores y lectores cubanos».

Según aclara una nota del Instituto Cubano de Libro, por decisión familiar, el cadáver de Alfredo Montoto será cremado.

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Eugenio Marrón dijo:

    Alfredo Montoto hizo de las cubiertas de autores cubanos un espléndido muestrario de sugerencias y seducciones a la hora de la lectura, invitaciones a disfrutar el arte del libro con un diverso y sustancial aprovechamiento de imágenes y tipografías. Su obra es un regalo a los ojos inquietos del lector: perdurará con creces por su rigor y elegancia, con la calidad siempre alcanzada o perseguida de cerca. Enhorabuena su huella.

  • Blanca Zabala dijo:

    Gracias, Montoto, por tan bello diseño
    Blanca Zabala Santana

    En la pasada noche de julio fue llamado a entrar en el Reino de los Cielos el Premio Nacional de Diseño del Libro, el Director Artístico de la Editorial Letras Cubanas, Alfredo Montoto.
    Ese diseñador que anduvo toda su vida por los inescrutables vericuetos del libro, de la gráfica, de la imagen que a veces dice más que una palabra.
    El diseñador que fue capaz de crear más de veinte colecciones (ya ni podemos recordar el número exacto) para la editorial a la que le dedicó su vida: la del Premio Nacional de Literatura, las de los premios Carpentier y Guillén, la de cuentos, novela, poesía, ensayo…
    Ese diseñador que tenía una imagen para cada libro y la complacencia para autores y editores.
    Esposo, padre y abuelo…
    Maestro…
    Compañero…
    Amigo…
    Desde donde ahora lee estas palabras como leía las sinopsis de los libros, no me perdonaría si hablase de él como el “todo obediente”, a veces se encaraba en discusiones profesionales con editores, diagramadores y jefes, pero siempre con ese rostro bonachón que irradiaba sinceridad, sencillez y profesionalismo.
    Fui su jefa, fui su compañera, fui su amiga. Mucho aprendí de él. Por eso siempre le agradezco, por eso soy dichosa por haberlo conocido.
    Se fue con un haz de luminosidad, como el que remonta a los sabios, para que desde el lugar donde ahora trabaja y enseña, siga irradiando su obra hacia nosotros, los mortales, para que no fenezca, para que cada día que la editorial Letras Cubanas presente uno de sus libros, alguien diga: gracias, Montoto, por tan bello diseño.

    15 de julio de 2019

  • Raúl Rojas Perez dijo:

    Que triste pérdida! Adiós maestro de diseñadores! Tuve el privilegio de trabajar con él en el Palacio del Segundo Cabo. Gratos son mis recuerdos de sus conversaciones sentados en alguna mesa por las calles de la Habana Vieja. Gracias amigo! Mis condolencias a su familia.

  • Miguel Ortega dijo:

    Irreparable pérdida de un excelente artista

  • Ana Margarita dijo:

    Conocimos a Alfredo, como le llamábamos sus vecinos del Guiteras, siempre lo recordaremos como una persona amable, educada, solidaria y compartidora. Igualmente, como un excelente padre y esposo. Llegue a Miriam, su esposa y Yaima, su hija, nuestras más sinceras condolencias y el respeto a él y la bella familia que construyó. EPD.

  • aida dijo:

    Conocí a Alfredo hace unos 15 años en la Editorial Letras cubanas donde trabajé siempre tuvo una sonrisa para mi un caballero,muy jovial,agradable y profesional lo recuerdo frente a su computadora de trabajo entregado completamente a lo que amaba gran perdida para el diseño editorial

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también