Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

El aumento de la popularidad de Cristina Fernández contrasta con el desplome de Macri

| 19 |

Foto: Agencias.

La ex presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, quien llegó a tener un saldo de imagen negativa de casi treinta puntos en 2016 (diferencia entre los que opinaban mal y los que opinaban bien), ahora tiene un saldo negativo seis veces menor, de apenas cinco puntos. Al famoso techo electoral de la ex mandataria le aparecieron agujeros y hoy por hoy tiene posibilidades de que la vote más de la mitad de la población.

Ya no produce, ni por asomo, el rechazo de hace tres años. Sin embargo, el proceso realmente asombroso es el de Mauricio Macri: llegó a tener un saldo de +21 por ciento de imagen positiva (57 por ciento opinaba bien y 36 por ciento opinaba mal en diciembre de 2015) y ahora tiene un descomunal -31,7 (menos 31,7), o sea 64,1 por ciento opina mal y 32,4 opina bien.

En términos netos numéricos perdió 50 puntos y tiene seis veces peor imagen que CFK. El derrumbe tiene que ver principalmente con la economía: siete de cada diez personas consideran que está mal o muy mal, pero sobre todo una sólida mayoría dice que la situación en su hogar y en el país era mejor con los gobiernos kirchneristas que ahora.

Estos números se traducen también en que hoy CFK aventaja a Macri en un eventual ballotage con una diferencia de casi siete puntos, aunque con todo un proceso por delante y muchos indecisos.

Las conclusiones surgen de la encuesta mensual, exclusiva para PáginaI12, del Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP), la consultora que encabeza Roberto Bacman. En total se entrevistaron 1120 personas de todo el país, respetándose las proporciones por edad, sexo y nivel económico–social. Las entrevistas fueron telefónicas.

 Mal mes.

“Si abril fue un mes pésimo para el gobierno, mayo tampoco le está produciendo buenas noticias –afirma Bacman–. Es más de lo mismo a lo detectado desde hace un año atrás: la economía no arranca, las cosas al respecto empeoran de manera permanente y las preocupaciones, en la medida que el tiempo transcurre inexorable hacia la primera fecha electoral, se van convirtiendo en una marcada insatisfacción. Ojo que más de lo mismo no le quita importancia a esta cuestión”.

Por ahora, en el horizonte no aparece una mejora, porque la mayor parte de los ciudadanos considera que el rumbo es equivocado. El punto es que esa es la opinión de casi todos los que se ubican como opositores, pero también de la mitad de los independientes, es decir que los que no se consideran ni oficialistas ni opositores.

Sucede también que una mayoría piensa que la Casa Rosada no sabe cómo resolver los problemas, porque cuando el CEOP preguntó sobre la propuesta de pacto o acuerdo con la oposición, más de la mitad de los encuestados contestó que estaba de acuerdo con la frase “el gobierno convocó a la oposición porque no sabe cómo resolver la situación económica”. Es decir que la confianza en el equipo de Macri está en un bajísimo nivel.

Bacman sostiene que “es incuestionable que el Gobierno día tras día va perdiendo posicionamiento y credibilidad, y al mismo tiempo evidencia signos de debilidad frente a la opinión pública. Macri, que en los dos primeros años de su gestión ocupó el centro de la escena política, a punto de convocar a un cambio cultural en la Argentina, hoy no logra instalar con contundencia el atributo de gobernabilidad”.

Feria.

Lo que se reflejó en la Feria del Libro, por la asistencia al predio pero sobre todo con el altísimo rating que tuvo en la televisión, es la acelerada baja en el rechazo a la ex mandataria. Después de tres años de feroz campaña mediática y judicial, el público la espió para ver con qué Cristina se encontraba. Esto se percibe en los números de la encuesta de Bacman. CFK tenía saldos negativos cercanos a los treinta puntos, pese a que siempre retenía un 35 por ciento de adhesión. Ahora la ex presidenta mejoró fuertemente la imagen positiva y cayó de forma abrupta la negativa.

“En la vereda de CFK sigue creciendo la popularidad –analiza el titular del CEOP–. Pero lo más importante: su imagen negativa, que hace dos años redondeaba un 65 por ciento y se convertía en un techo de su potencial electoral, en la actualidad bajó de manera significativa hasta ubicarse en el eje del 51 por ciento. Este no es un tema menor, ya que le otorga a la expresidenta una nueva ventaja comparativa impensada tiempo atrás. ¿Y su imagen positiva? Importante, posicionada entre los valores más altos de la dirigencia política de nuestro país”.

El punto clave es la comparación entre el gobierno de Macri y los gobiernos de los Kirchner. Nada menos que el 58 por ciento dice que en su hogar, personalmente, está peor ahora que durante las administraciones K. Eso es taxativo porque tiene que ver con la propia experiencia del encuestado. Pero también cuando se compara cómo está el país ahora y en los gobiernos de los Kirchner, igualmente el 54 por ciento afirma que está peor en la actualidad. Y es seguro que buena parte de los consultados no tiene presente el efecto del endeudamiento que no se siente tanto hoy en día, pero se sentirá en el futuro.

Panorama.

El cuadro de situación ha evolucionado desfavorablemente para el oficialismo. “Sin lugar a dudas la economía será lo central de cara a los próximos comicios –redondea Bacman–. Un valor cuantitativo lo resume de manera elocuente: seis de cada diez electores la tendrán en cuenta al emitir su voto. Le va a resultar muy difícil a la Casa Rosada tratar de contraponerle otras cuestiones, como ser inseguridad o corrupción. Es más: la economía también será tenida en cuenta por los propios votantes actuales de Cambiemos. Una situación que pone en riesgo a un tercio de su propio caudal, especialmente aquellos que lo eligen de modo más periférico. Ni hablar con los independientes, que en su mayoría tienen pésima opinión sobre la cuestión económica”.

El proceso es impactante. En los últimos tres años se ha visto a CFK entrar veinte veces a Comodoro Py, casi siempre acusada por el mismo juez. Hubo allanamientos, un fiscal en excavadora, embargos insólitos de miles de millones de pesos, falsas noticias de dólares en Estados Unidos y Seychelles, arrepentidos, bóvedas inexistentes y tapas cotidianas en los grandes medios. Nadie sabe si las cosas continuarán así, pero por ahora el score es demoledor: CFK está con la menor imagen negativa de los últimos años y, al menos por ahora, con aprobación en ascenso.

(Tomado de Página 12)

Se han publicado 19 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • alexander dijo:

    Los argentinos hicieron bien en querer un cambio, pero hicieron muy mal en quererlo hacia atrás. Lo pasado, las viejas fórmulas económicas no resuelven ya ningún problema en América Latina. Las fórmulas de Macri y Bolsonaro para la inseguridad ya probaron ser máquinas de exterminio en masa y paralizador de movimientos obreros, estudiantiles y sociales. Es como si los pueblos hubieran olvidado en que saco están ellos y se creyeran de verdad que son burgueses.
    Vamos a ver si a Cristina no le pasa como a Lula. Ya esa es la nueva modalidad de los servicios de inteligencia Made in EUA

  • Lucilo dijo:

    Eso era sabido, pero la notícia es muy buena para los Argentinos y la región, si Cristina ganara las próximas elecciones, digo si no le hacen igual que a Lula, ésta bandada de delincuentes cuándo ven qué están perdidos acuden a métodos denigrantes y al final reciben el consentimiento de los poderosos.

  • CMCG dijo:

    Van a inventar cualquier cosa para que no se presente a elecciones, como pasó con Lula. Si algo aprende bien la derecha es de sus fracasos, al contrario de la izquierda latinoamericana.

  • Leandro dijo:

    ¿Le harán a Cristina igual que a Lula?

  • CARLOS DANIEL ROSQUELLE LOPEZ dijo:

    PUES CRISTINA FERNANDEZ Y SU FALLECIDO ESPOSO LOGRARON LEVANTAR LA ECONOMIA Y LA CALIDAD DE VIDA DEL PUEBLO ARGENTINO, YA ES HORA DE QUE DESAPAREZCA EL GUSANO TITERE DE MACRI PUES LO UNICO QUE HA ECHO ES ACABAR CON LA SOCIEDAD DE ESTE HERMANO PUEBLO. !ABAJO GUSANO!

  • Rodolfo Giménez dijo:

    Volverá porqué el pueblo la NECESITA. La patria no se negocia, con el hambre y la necesidad del pueblo, jamás, y nunca se negocia. La Luz del creador Dios Ilumine al pueblo sufriente...que Dios te dee fuerza y salud...CFK...

  • Willy dijo:

    solo esperen ya le inventaran un motivo y un calabozo antes de las elecciones a la pobre Cristina. al unico de la camada que no le hacen nada es al pobre Mujica y porque ese si no tienen por donde cogerlo

  • Jose R. Oro dijo:

    Mauricio Macri ha aplicado durante su gobierno políticas económicas en el más abusivo y sádico estilo neoliberal, sin ninguna recuperación del sector productivo y de los servicios, todo lo contrario, con una considerable crisis social, incremento de la desigualdad y deterioro general de los niveles de vida del pueblo, a pesar de haber recibido el más grande empréstito de la historia del FMI, por un astronómico total de 57,000 millones. La mamá (o la abuelita, me traiciona la memoria) del destacado geofísico cubano Manuel Fundora Granda, decía que “en tiempo de tomates cualquiera es cocinero”. Macri no pertenece a ese grupo, sino a aquellos que con tierra fértil y abundante agua solo saben hacer fango. No se recuerda realmente un gobierno tan ineficaz en el gran país austral, de larga historia de malos gobiernos. Como dice un popular refrán colombiano, Macri “se ha quedado con el pecado y sin el género”.
    La cuestión ahora para Macri es cómo y en qué condiciones llegará a las elecciones de octubre. Y si esta crisis permanente que ha sido su gobierno logra destruir su liderazgo y esperanzas de reelección. En mí más comedida opinión su liderazgo está irremediablemente dañado, como las cifras que menciona el artículo lo evidencian.
    Los puntos alrededor de los cuales intentaría su reelección el actual mandatario, a pesar de su muy menoscabado prestigio como estadista, serían:
    1. Mi gobierno es malo, pero el anterior fue peor. Soy el menor de dos males. Probablemente Macri no sea convincente por esa vía.
    2. Diría Macri: “No hay movimiento progresista en la Argentina, es la centro izquierda peronista, súper corrupta que quiere “restaurar” su poder”. Algo parecido que cuando Trump se apoya en el miedo al “socialismo” en los EE.UU. Particularmente para retener el apoyo de los seguidores de la UCR y la ARI que son su real base política. Tratar de hacer algo en el criminal estilo de el golpe de estado “parlamentario y judicial” que le hicieron a Dilma y Lula en Brasil, lo que ha estado y está sobre el tapete de la ultraderecha. Si no lo hacen e incapacitan a Cristina será porque no puedan, no porque no quieran.
    3. Que se identifique al movimiento progresista argentino como algo destinado a ser un instrumento personal de la ex presidente y actual senadora Cristina Fernández de Kirchner, sobre la cual hay una gigante agresión mediática y presunta maquinación jurídica espuria. Este es un punto sobre el que Macri insistirá sobremanera. Todo ello una superchería, pero que afecta su imagen en partes del electorado. Honestamente los cinco puntos de imagen negativa que tiene Cristina no son para saltar de alegría, ni mucho menos. Claro que los 31.7 negativos de Macri son muchísimo peor. Pero queremos que Cristina gane por ser la mejor, no la “menos mala”
    (Continuará)

  • Jose R. Oro dijo:

    (Continúa)
    Para poder triunfar contra Macri es necesario destruir estas mentiras y calumnias, el movimiento progresista argentino debe unirse, disipar cualquier insinuación de corrupción y presentar un programa fundamentado que diga cómo se piensa desmontar el desastre neo –liberal del actual mandatario.
    No es regresar simplemente a políticas pre – Macri, sino tomar lo mejor de esas políticas, limpiarlas de errores de todo tipo, y adicionarle mucho, muchísimo, que programe como se efectuaría:
    • La eliminación balanceada de las retenciones fiscales
    • La restructuración de la política energética y de hidrocarburos
    • La transparencia y la eliminación de la así llamada “Emergencia estadística”
    • Cuales serian los controles para compra de moneda extranjera
    • El pago de las deudas de la nación argentina. Deuda lícita y deuda “criminal”, esta última debe ser realmente cuestionada.
    • Como tratar la disminución de subsidios a las empresas de servicios públicos y la reversión de los tarifazos de Macri, pero con un sentido práctico, realista
    • El desmantelamiento de la supervisión y recomendaciones del FMI, y la subsiguiente reestructuración de los presupuestos de la nación, para que atiendan mejor las necesidades de los pobres
    • Como parar el creciente endeudamiento que se acerca al ¡60% del PIB!
    • Política antiinflacionaria y enfrentamiento a la pobreza que se ha triplicado durante el gobierno del actual presidente.
    • Muchas otras cosas relativas a la política laboral y a las relaciones con los sindicatos, tema este tan álgido e hiriente como pocos
    En pocas palabras, si un programa progresista no contiene estas y otras muchas medidas, no sería un programa post – liberal, que es lo necesario para ser la vanguardia del pueblo argentino, más allá de pretenderlo. Ofrecerle una “restauración” al pueblo es jugar el juego de la oligarquía neo – liberal, representada por el eje Macri – FMI – Donald Trump.
    Si se cumplen estos elementos, el movimiento progresista argentino puede unirse alrededor de la candidatura de Cristina y derrotar a Macri en octubre. Esta unidad debe empezar por el propio peronismo, gran tarea para el presidente de ese partido, y ex gobernador de la provincia de San Juan, José Luis Gioja; que le trasmita al pueblo que van a enfrentar la corrupción con cero tolerancia y de manera muy crucial, un programa sólidamente post –liberal. Si esas cosas ocurren, tienen muchas probabilidades de cambiar el fatal rumbo por el que transcurre Argentina hoy día y obtener una sonada victoria, de importancia equivalente para América Latina, a la gran victoria de AMLO en Mexico.

  • Jorge Luis dijo:

    Es increíble cómo el poder mediático que existe desde Gutemberg a esta parte, se apodera del pensamiento de la gente , solo en las crisis muy profundas a habríamos los ojos y con asombro y tristeza volvemos a empezar. La esperanza es que en cada despertar se avanza un poco, por eso hemos superado ya el feudalismo y sometimientos posteriores , es la historia la que va tejiendo el progreso de los pueblos, la política es efímera , conduce a veces a favor y muchas veces en contra , Dios quiera esta próxima etapa sea a favor.

  • leandro dijo:

    No dejarán postularse a Cristina, eso lo sabemos todos, algo le van a inventar para invalidarla, es esa la nueva estrategia de la derecha latinoamericana.

  • lujan dijo:

    En Argentina, además de la inmoral, espuria deuda contraída por el gobierno neoliberal, que expone como nunca la perdida de soberanía y de territorio, se encuentra violado el Estado de Derecho para el ciudadano bien de a pie ( desempleo y cierres en plantas de producción) y, la compleja situación que sobreviene con un nuevo gobierno será desarmar la corrupta estructura judicial instalada. Sin este último punto citado, no hay posibilidad de comenzar a reparar el daño tremendo hecho a todo el tejido social.

  • Ernesto dijo:

    ¡Bien lo dijo un prócer estadounidense!, que mas o menos versa lo sgte. "Se podrá engañar a todo un pueblo parte de su vida o a parte de un pueblo toda la vida, pero no podrá engañarse a todo un pueblo toda la vida" y creo que eso es lo que está sucediendo con la sociedad y pueblo hermano de Argentina, que la gente se está adando cuenta que el macrismo es un engaño y una estafa al pueblo trabajador y que ese ejército, que son los Medios de Difusión Masiva, por demás privados, aliados del poder judicial y de abierta orientación de propaganda neoliberal y por tanto impopular, no ha hecho mas que servir a la clase dominante (no solo en la Argentina) y mentir y difamar de la izquierda mundial (y muy en específico de la compañera Cristina) con la mayor desfachatez e impudicia. ya es hora que en los países donde impera la prensa privada escrita, radial y televisiva, que casi siempre son antipueblos sea sometida a escrutinio y control popular a través de sus gobiernos de izquierda y se enfrente y cercene la difamación y la mentira contra los movimientos y sus dirigentes de izquierda.

  • Jose R. Oro dijo:

    Leyendo de nuevo los interesantes comentarios de los Cubadebatientes, desearía precisar algunos puntos, de los que muy comedidamente considero de la mayor importancia. Se evidencia que la acción principal contra Macri en octubre, es la unidad, comenzando por el propio peronismo (Partido Justicialista). Quizás el que lo entienda mejor es el propio Mauricio Macri, quien sabe que sus tenues posibilidades de ser re-electo pasan por dividir al movimiento progresista opositor en especial al propio peronismo, núcleo (le guste a quien le guste o no) de ese movimiento en la Argentina de hoy.
    Macri ha extendido una especie de oferta de dialogo a todos los sectores: políticos, empresariales, sindicalistas e incluso grupos religiosos. Aunque sea evidente la intención electoral (el presidente necesita vehementemente mejorar su dañada imagen si quiere tener alguna posibilidad de reelección), y nadie sepa si la propuesta desembocará en algo concreto, los diez puntos sobre los que el actual habitante de la Casa Rosada propone un consenso empujan a sus hipotéticos rivales, muy especialmente Cristina Fernández de Kirchner, a definir posiciones. Faltan aún más de seis semanas para la presentación de las candidaturas a primarias, pero la campaña en realidad ha comenzado. Macri le dio la primera patada al balón.
    Los primeros tanteos se hicieron por WhatsApp, muy en el estilo Trump de Tweeter, de informalmente decir lo que quiere sin usar caminos sin retorno. Ahora, la convocatoria es formal. Macri ha dirigido una carta a varios posibles candidatos y dirigentes peronistas (Cristina Fernández de Kirchner, Daniel Scioli, Sergio Massa, Roberto Lavagna y Miguel Ángel Pichetto), a todos los gobernadores, a los dirigentes de la Confederación General del Trabajo, a las mayores organizaciones empresariales y a representantes de las iglesias católica y evangélica, del Centro Islámico y de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas. La carta reitera los 10 puntos de consenso, que "no son ni un plan de gobierno, ni una propuesta electoral, ni un contrato de adhesión", para "despejar algunos temas esenciales de nuestras discusiones".
    Nadie ha rechazado frontalmente el diálogo. Macri dice estar dispuesto a mantener contactos personales, incluyendo a CFK, pese a que la relación entre ambos es peor que mala (debido entre otras cosas a que Macri la quiere meter en la cárcel, siguiendo el estilo criminal usado con Lula), y nadie le ha cerrado la puerta explícitamente. Desde la ex presidenta a la jerarquía episcopal, pasando por los empresarios, la CGT y las PYMEs (muy en guardia contra Macri)) cada uno de los convocados se muestra dispuesto a hablar o al menos no han dicho lo contrario. Otra cosa es que resulte fácil alcanzar algún tipo de consenso sobre los diez puntos que propone el presidente. Sobre todo porque se parecen muchísimo a los diez puntos del llamado Consenso de Washington, lanzado en 1989 por el economista John Williamson, dirigente del Fondo Monetario y del Banco Mundial, como pauta para conducir hacia el liberalismo a los países latinoamericanos. A Macri le pasa lo que a todos los que cabalgan a un tigre (como el FMI) no pueden bajarse de su cabalgadura, porque esta se los come.
    (Continuará)

  • Jose R. Oro dijo:

    (Continúa)
    Mauricio Macri proclama que Argentina debe ser un país más previsible, al margen de las transiciones en el poder. Eso lo aplauden los grandes empresarios y los acreedores del país, y no carece de sentido a primera vista. Argentina necesita generar confianza. Pero también Macri necesita mucho mas generar confianza, de la que hoy carece. En el último año de su mandato, atrapado por el doble cepo de la inflación y la recesión, con el peso débil al extremo, con una deuda pública del 60% del PIB y con unos indicadores económicos que ofrecen repetidas malas estadísticas (el lunes 6 de mayo se supo que la producción industrial cayó el 13,4% desde marzo de 2018), el presidente intenta aliviar la sensación de fracaso con una pregunta indirecta a sus rivales ("¿qué harían ustedes?"). Una característica política permanente de Macri es tratar de mantener la iniciativa, de ser quien maraca las pautas y el ritmo político en el país. En esa tarea se ha mostrado competente.
    Frente al programa neo - liberal que Macri ha puesto y pone sobre la mesa (equilibrio fiscal y reducción de impuestos, respeto a los contratos y a las deudas contraídas, independencia de la autoridad monetaria, aumento del comercio exterior; todo ello aunque se desangre al pueblo al máximo), el peronismo y el movimiento progresista argentino en general, subrayan que el presidente no habla ni de la pobreza, ni del crecimiento, ni del empleo, ni de la educación, ni de la inseguridad, y coincide en considerar imprescindible una renegociación de la deuda con el FMI, de 57.000 millones de dólares. En 2020, sea quien sea el presidente, Argentina deberá hacer frente a unos pagos de casi 35.000 millones de dólares.
    La posición de la oposición no puede ser más correcta, pero deben de la manera más perentoria expresar todo ello en forma de un programa, en seis semanas debe existir un programa que no solo critique a Macri, sino que convenza al pueblo de lo que se propone la oposición encabezada por CFK
    CFK el jueves 16 de mayo tiene prevista una intervención pública por la presentación de su libro Sinceramente. El presidente en su enfrentamiento con CFK (que como vimos lleva ventaja en los últimos sondeos) está en un círculo vicioso: a Macri le interesa estimular el miedo a un retorno de Cristina, pero ese mismo miedo provoca turbulencias financieras que complican la situación de Macri y lo ponen como decimos en Cuba, entre “la espada y la pared” ¿Qué hará CFK? ¿Dibujará claramente su programa electoral? Un portavoz de la ex presidenta afirmó que no podría haber ningún acuerdo sobre los 10 puntos de Macri "porque Argentina necesita cambiar el rumbo"
    Pero si es necesario de inmediato unificar al peronismo y otros grupos de centro e izquierda, e incluso a desprendimientos de la UCR y de ARI, alrededor de CFK, y proponer claramente y convencer al pueblo de que un programa anti – neoliberal es viable, que una elección de CFK no es una simple “restauración” y que el nuevo gobierno estará a prueba de corrupción. Si eso se logra, aunque sea en un por ciento significativo, sonarán las campanas por Mauricio Macri el próximo octubre.
    Quiero repetir que aunque en muchísima mejor posición hoy que Macri, CFK no ha visto como dice el titular del articulo "aumentar su popularidad" sino mas bien "disminuir y casi desaparecer su impopularidad" que es lo que las cifras citadas nos indican. Aun no es tiempo de euforias si se quiere derrotar a la ultraderecha neo - liberal en Argentina.

  • R PONS dijo:

    BT: LO MAS PREOCUPANTE NO ES SOLO EL APOYO DE LA POBLACION ARGENTINA Y EL NUMERO DE VOTANTES QUE ES LA MAYORIA, SINO, EL PROCESO QUE LE ESTAN PREPARANDO, AL IGUAL QUE A LULA TRATARAN DE INHABILITARLA DE PRESENTARSE A ELECCIONES Y EN ESO TIENE LA MANO PUESTA HASTA EL MISMO PRESIDENTE TRUMP QUE SABE SI GANA CRISTINA EN ARGENTINA, VUELVE LA AMERICA LATINA A COGER UNA FUERZA CON LA CUAL EL NO PUEDE Y VAN HACER HASTA LO IMPOSIBLE POR QUE NO SALGA ELECTA PRESIDENTA, MUCHO APOYO DESDE AHORA, CUIDADO CRISTINA..... GRACIAS

  • José Rolando Vázquez Labrada dijo:

    Ya era hora de que el pueblo argentin en su mayoría, se `percatara de la metedura de pata que dio con darle el poder a los mismos que antes de Kichnerismo lo había llevado al abismo. Resulta que Néstor y Cristina lo sacaron de hueco en que el neoliberlaimos lo había metido y le retiraron su apoyo y se lo dieron a Macri, heredero de aquellos que hundieron a la Argentina.
    Los pueblos más tarde o más temprano despiertan ¿cuándo lo harán los pueblos brasileño y ecuatoriano? Lo mismo vale para el colombiano, el peruano, el paragüayo y otros.

  • whitebat dijo:

    Macri no es un candidato carismático, aburre mucho a los que lo escuchan, y no goza de popularidad. Tan solo tiene a su favor la voluntad de la mayoría de argentinos de conseguir un marco estable, dejar populismos que hacen al país imprevisible, que unas veces solicita préstamos al FMI, y si el siguiente presidente es peronista, diga que no paga porque la deuda es ilegítima. Por lo que he podido oir de argentinos, el anhelo mayoritario es que el país vaya por la senda de ser un país serio dentro del ámbito occidental democrático. Lo malo de Cristina es que si se postula como candidata, su imagen va en contra de todo esto, va a favor de una política económica inestable e imprevisible especialmente para los inversores extranjeros.

  • Alexis M dijo:

    Y según este medio de prensa, no decían q ya la popularidad a Macri se le había acabado hace mucho

Se han publicado 19 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también