Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Universidades mexicanas otorgan Honoris Causa a Frank Fernández y Edesio Alejandro

| 2 |

Honoris Causa en México a destacados músicos de Cuba

Las universidades mexicanas de Morelos y Xapala otorgaron hoy el doctorado Honoris Causa por la obra de toda la vida a los destacados músicos cubanos Frank Fernández y Edesio Alejandro, en una emotiva ceremonia en el Palacio de Bellas Artes.

Junto a ambos intérpretes y autores fueron investidos con igual título una decena de personalidades integrantes del Instituto Latinoamericano de la Música (ILM), que tiene su casa matriz en México y filiales en Estados Unidos, República Dominicana y Cuba.

Entre los galardonados están otros dos cubanos, Francisco Céspedes y el joven cantante y compositor Daniel Martin Subiaut, quien es, además, uno de los presidentes del ILM.

Figuras emblemáticas como el estadounidense Charles Ira Fox, reconocido por su música para el cine; el dominicano Johnny Ventura, y el puertorriqueño Danny Rivera, recibieron el galardón de manos del claustro de rectores del Consejo Cultivo Universitario.

Otros destacados autores, compositores, intérpretes y cineastas, como Cecilio Sánchez, Jorge Saba, Matías Romero, Demetrio Bilbaúa Rodríguez, Mario Sosa Gómez, Juan Carlos Sánchez Magallanes y Gabriela Fernández, fueron investidos también con el doctorado. La mayoría de ellos están designados como embajadores culturales del ILM.

Un momento muy emotivo de la investidura por los títulos honoríficos otorgados lo constituyó la entrega de los premios Estrella del Siglo a destacadas figuras de la música, la danza y la composición de México.

A algunos de esos laureados el galardón fue entregado post mortem, como los casos de Pedro Infante, José Alfredo Jiménez y Javier Solís, cuya esposa lo recibió de manos de Edesio Alejandro como presidente de la filial cubana.

El auditorio recibió de pie y con atronadores aplausos a glorias de la música y el espectáculo, como la siempre recordada y aclamada mejor vedette mexicana de todos los tiempos y figura estelar del abandonado Teatro Blanquita, María Victoria, y a Marco Antonio Muñiz reconocido como una de las voces más románticas del pentagrama nacional.

La clausura de la ceremonia fue con música y su conductor, el cubano Cristian Alejandro, tocó el piano y cantó con el público, presentó a Frank Fernández, quien acompañó en un bolero primero a Johnny Ventura y después a Danny Rivera con su famoso Madrigal, y se despidió con un apoteósico y sublime Canto a la Virgen.

En un momento del espectáculo, sin ensayo previo, unieron sus voces Ventura, Rivera, Céspedes, Cristián y Daniel con el estadounidense Fox al piano e interpretaron uno de sus temas, lo que provocó un aplauso delirante.

El cierre, como era de esperar, aconteció entre guitarras y trompetas y trajes de charro para ambientar en su justa dimensión la música de uno de los homenajeados y máximo autor de rancheras, José Alfredo Jiménez.

El ILM fue fundado el 21 de febrero de 1921 en la capital mexicana pocos meses después de la guerra civil, respaldado por el presidente Álvaro Obregón, aunque fue relegado durante muchos años hasta que fue rescatado en 2018 por quienes hoy lo presiden, el mexicano Matías Romero y el cubano Daniel Martín, ambos entre los galardonados hoy con el doctorado.

(Con información de Prensa Latina)

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Cira Velasco Elizalde dijo:

    Felicidades a los galardonados y sobre todo a Feank Fdez y Edesio Alejandro, además a aquellos cubanos q apoyaron q apoyaron la realizacion del evento. Honor a quien honor merecen

  • Isabel María Calvo Sánchez dijo:

    Como cubana siento tremendo orgullo por los títulos de Doctores Honoris Causa de Edesio Alejandro y de Frank Fernández. En el caso de Frank mi orgullo es mayor aún , pues ambos somos mayariceros , procedemos de la patria chica de Fidel y de Raúl.Además de su talento natural heredaro de su madre y su virtuosismo bien cultivado en elevadas academias soviéticas , admiro la humildad de Frank , quien cuando se encuentra en La Habana con un mayaricero le abre las puertas del alma , de su casa y de sus exquisitas relaciones profesionales.Felicidades a ambos.Gracias a la Revolución que los potenció para que hoy podamos disfrutar de su arte.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también