Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Republicanos del Congreso dan señales de posible juicio político contra Trump

| 13 |

Foto: Archivo.

Los republicanos en el Congreso de Estados Unidos dieron una señal que acentúa la posibilidad de un juicio político (impeachment) contra el presidente Donald Trump, pese a la aparente solidez en un partido parecido a un feudo personal.

El Senado de mayoría republicana votó por desaprobar su declaración de emergencia nacional después de que el Congreso rechazara su solicitud de dinero para construir un muro fronterizo.

Según Juan Williams, analista político de Fox News Channel, este fue un raro reproche al presidente por el Senado controlado por los republicanos.

No fueron solo moderados como las senadoras de Maine, Susan Collins y de Alaska, Lisa Murkowski, pues entre los que se pronunciaron hay conservadores tradicionales aliados del presidente, como los senadores Marco Rubio (Florida), Roger Wicker (Mississippi) y Pat Toomey (Pensilvania), que se apartaron del mandatario.

Esos ‘desertores’, entre otros, temen el legado que pudiera dejar Trump a una administración demócrata y pudiera ser usado para introducir emergencias sobre temas como el cambio climático o el control de las armas de fuego, asuntos que despiertan pasiones y desencuentros en el país.

Una acusación contra el presidente es un tema que ahora divide pero, si se confirman evidencias y hay pruebas, posiblemente la cortina de hierro de Trump se rompa, según diferentes análisis.

Por su lado los demócratas de la Cámara de Representantes están divididos en si avanzar el proceso. Hay temor de que eso sea contraproducente para las próximas elecciones, tanto las presidenciales como a fin de tratar de mantener la Cámara baja y ganar el Senado.

Líder de la mayoría entre los representantes, la demócrata por California, Nancy Pelosi, dijo que estaba en contra del proceso de impeachment a menos que los legisladores de ambos partidos se unan con ese fin, lo cual haría plausible una votación en el Senado para destituir al mandatario.

Pese a los diversos enfoques entre los del partido azul es evidente que si hay un apoyo de los rojos, el gobernante se la verá difícil para escapar de la justicia y evitar el proceso con vistas a ser destituido.

En febrero 66 por ciento de los demócratas eran partidarios de iniciar la acción legal pero apenas 6 por ciento de los republicanos apoyaba esa acción.

Todo parece apuntar a la investigación que ejecuta el fiscal especial Robert Mueller sobre una posible conspiración entre la campaña de Trump y Rusia, según una encuesta realizada en diciembre de Quinnipiac.

Si hay elementos probatorios, a los del partido rojo le será muy difícil defender los argumentos de que el presidente es víctima de ‘caza de brujas’.

Según sondeos la mayoría de los independientes y cuatro de cada cinco demócratas ven la investigación de Mueller como justa, lo que marcaría el inicio del fin para Trump, cuando su feudo personal y control de los rojos, tipo mafia, parece resquebrajarse.

Aunque se ufana en afirmarlo, el magnate neoyorquino no es el republicano más popular en la historia; ocurre una distorsión de la realidad, algo en lo que el gobernante resulta un experto.

La más reciente encuesta de Gallup mostró que tiene un índice de aprobación entre todos los estadounidenses de solo el 39 por ciento. En el análisis también destaca el hecho que Trump ya no tiene un apoyo seguro en las filas rojas.

Una encuesta de la Universidad de Quinnipiac mostró que el 89 por ciento de los demócratas dijeron que Trump ‘cometió crímenes antes de convertirse en presidente’ y solo el 48 por ciento de los republicanos dijo que eso no es cierto.

Sin embargo, el voto sobre la emergencia nacional en el Senado muestra un quiebre del apoyo de los rojos, ya no siguen como corderos al capo partidista.

Al quiebre en las filas del Grand Old Party habría que añadir que defenderán más asientos en los comicios del Senado en 2020 para mantener su mayoría, algo que pudiera poner a pensar a muchos sobre si es conveniente alinearse con un presidente impopular y con un pie en el banquillo de los acusados. Williams termina su análisis en que el juicio político puede no parecer tan divisivo dentro de poco tiempo.

Los resultados de los sondeos son algo difícil de probar, a no ser que la investigación en curso aporte elementos probatorios convincentes que obliguen al Partido Demócrata a actuar.

Según el diario digital Politico para los demócratas impugnar al presidente es inevitable e imposible, algo que está por verse si los republicanos se ven abrumados por la evidencia y el temor a perder posiciones.

Usted no quiere dividir al país, por lo que debe pensar tiene un caso tal que una vez terminado de presentar, hay suficiente gente que entiende que tuvo que hacerlo, opinó el presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Jerry Nadler (D- Nueva York), el cual tiene el poder de iniciar un proceso de juicio político.

Lo evidente y cierto es que los demócratas solo seguirán adelante si la opinión pública se vuelve contra Trump de tal manera que ya no sea políticamente ventajoso para los republicanos quedarse con él.

Al menos 20 senadores republicanos deben voltearse para asegurar una condena y sin ellos, algunos demócratas advierten que impugnar a Trump en la Cámara baja es infructuoso y podría entregarle al presidente un regalo político antes de su reelección.

Es un escenario que solo el tiempo despejará. La gran incógnita ahora es si habrá o no un impeachment.

(Con información de Prensa Latina)

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Luisito dijo:

    Por lo que dice el articulo, me parece una jugada para quitarle a Trump la debacle que le está viniendo encima por sus irracionales decisiones de distinto tipo. Ambos partidos, demócrata y republicano se dan la mano, aunque siempre aparentan ser diferentes. Los dos quieren mantener a toda costa el “American way of life”, y a cualquier precio.
    En la historia revolucionaria de Cuba despues del 1959, cuales han sido las decisiones de los demócratas hacia Cuba:
    *Firmaron el Bloqueo
    *Invasión de Girón
    *Ley Helms Burton
    *Bastante dinero para los circulos reaccionarios de Miami y la contrarevolución en Cuba.
    *Aliento a la emigración ilegal
    *Robo de cerebros
    entre tantas cosas más. Siempre se disfrazan, para mí “es el lobo vestido de caperucita”.
    Miren a Obama: relaciones diplomáticas con Cuba, visita a Cuba, pero solo para alentar a la contrarevolución, no quiere hablar ni con los CDR, ni la FMC, ni la UJC, ni la FEEM, ni la FEU, ni los pioneros, pero sí con los sectores informales, para alejarlos del apoyo a su Revoloución, pone a Venezuela en la lista negra y preparó el camino para lo que está pasando ahora allá. No podemos confiarnos. Ahora se debaten en quitar a Trump, pero es solo porque los ha metido en un callejón sin salida, despues con el que venga seguiran haciendo lo mismo, no van a cambiar. Veran como hasta los halcones que lo están apoyando para agredir a venezuela se le van a virar en el senado, solo para no perder sus posiciones y seguir robandole el dinero a los contribuyentes, inventando politicas que no les dan resultados, pero que no se pagan con el sudor de sus frentes, sino de los latinos, arabes, afroamericanos, y de otras nacionalidades que trabajan como mulos para que eelos puedan festejan en Camp Davis, pasar sus vacacionesw cazando elefantes en el Africa y jugando golf cada vez que les da la gana. Ellos npo conocen de hacer el aporte obrero a la patria y de trabajo voluntario ni hablar, QUÉ ES ESOOOO?

    • Radical dijo:

      VALE!!!

    • Ivox dijo:

      No le va a pasar nada y espera su proxima reelección.

  • isidro dijo:

    Cadena perpetua es lo q lleva este criminal ,y con todo y eso no paga todo los crimenes cometidos en el mundo y en su pais

  • Jorge Jesús dijo:

    Aquí no cabe la frase del acervo popular: “mejor es un malo conocido que un bueno por conocer”: No hay dudas, no hay uno peor: Bolsonaro es brasileño, Hitler murió, Marco Rubio no lo alcanza y Frankenstein no existe. Voto por el impeachment, sería ideal y la derecha mundial perdería un icono.

  • Me voy pa´ mi casa dijo:

    Si pero este debe recibir una condena peor que la del Chapo Guzman,sino la justicia no existe.

  • oscar dijo:

    El Muro de Trump, si, es bueno aclararlo, porque el muro en la frontera lo comenzo a construirlo Bill Clinton, lo continuaron construyendo todas las siguientes administraciones y hoy existe una enorme valla que cubre la tercera parte de la frontera entre EU y Mexico.

  • rmb dijo:

    Marco Rubio como siempre resultó ser un buen camaleón. Cambiar de color según las circunstancias.. de todos modos esos son los copartidistas de Trump. Un partido fraccionado donde ya tiene detractores y sigue enfrascado en la idea de construir un muro que nada resolverá y que paguen los contribuyentes, seguramente su aspiración es que el muro diga TRUMP como sus predios.

  • sobrio dijo:

    Este tema es bastante complejo por la cantidad de intereses que mueve. No solo nacionales, también internacionales y en ese sentido haría una pregunta. ¿Qué pasaría con Rusia si se ¨ logra probar¨ que interfirió en la campaña presidencial de los Estados Unidos? Delitos anteriores de Trump antes de ser presidente seguro cometió alguno, incluso puede que aun los esté cometiendo. Pero siempre encontrara una solución o al final alguien más reclamará la responsabilidad del crimen dejando al magnate libre de cualquier sanción que quieran imponer. Me recuerda (salvando distancias) al anterior presidente de España Mariano Rajoy que una y otra vez salió del atolladero de corrupción que manchaba a su partido y su presidencia. Está demostrado que la derecha más radical sabe muy bien nadar en el fango y que la suciedad no importe, si fuera de izquierda o simplemente algún presidente con fuerte apoyo popular ya lo hubieran incinerado como se hizo en la época de la inquisición.

  • Martha dijo:

    Por favor, pliss acaben de una vez de destituir a Trumpeta, solo da tumbos de aquí para allá, por supuesto jo….do a todos por igual,

  • Carlos Gutiérrez dijo:

    A no ser que lo cojan destripando a un boy scout con los dientes, no le van a hacer ningún impeachment. Y si se lo hacen no lo van a destituir. Trump es demasiado camaján para dejar que le serruchen el piso.

  • Rolando dijo:

    Dicho personaje celebre debe estar bastante contaminado de vicios y suterfujios con ese historial tan lucrativo que posee…

  • Revenge dijo:

    El Partido Republicano no está buscando el impeachment de Trump, sino al menos distanciarse de su persona para dinamitar sus aspiraciones de re-elegirse y tener mas probabilidades de exito en las proximas elecciones presidenciales. Al menos para ellos no es lo mismo que ‘X, Y, Z’ (X,Y,Z = postura de odio, dislate publico, perreta, agresion, ilegalidad) se perciban como consecuencias de la postura PERSONAL del presidente, que de la politica partidista. Trump gobierna hoy con un % de apoyo a su gestion no despreciable, pero los Democratas son vulnerables debido a que no se vislumbra un candidato con el apoyo decidido de la mayoria, siendo -felizmente- el espectro de aspirantes extremadamente variado en terminos de genero, raza, edad, procedencia social y orientacion politica.
    Asimismo, alentar a los Democratas a pedir un impeachment que seguramente no procederá, les asestaria un duro golpe a estos en terminos de su credibilidad, y en la percepcion publica de su capacidad de convocatoria y de gestion. Realmente son los Democratas quienes tienen mas que perder con esta situacion.

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Luis Beatón

Periodista de la redacción Norteamérica de Prensa Latina.

Vea también