Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Histéresis: Cuando el rock progresivo cubano combina juventud y talento

| 5 |

Integrantes del grupo cubano de rock progresivo Histéresis. Foto: cortesía del entrevistado

Tiene solo 20 años, dirige una banda de rock progresivo en Cuba, y sueña con compartir una canción con Israel Rojas de Buena Fe y convertirse en “un gran compositor, un buen tecladista y un decente letrista”.

Jorge Fernández Acosta es su nombre y es el director de Histéresis, una de las bandas más nuevas del escenario del rock and roll cubano, fundada en 2016, y con letras compuestas en su mayoría por sus propios músicos, todos graduados de la Escuela Nacional de Arte (ENA). En muy corto tiempo la agrupación ya cuenta con varias producciones musicales y también ha realizado presentaciones en sedes de la capital como el Barbarám, el Maxin Rock y Fábrica de Arte.

Jorge se inició en el mundo de la música a la edad de 13 años, y hoy espera para ingresar al Instituto Superior de Arte en la especialidad de Composición. Talento y estudios se dan la mano en este joven, quien defiende que “en la Cuba de hoy los buenos músicos son resultado de la unión entre las virtudes técnicas que da la academia y el empeño y la capacidad que tengan de descubrir cosas por sí mismo”.

Para conocer detalles sobre el nacimiento de esta banda, sus proyecciones en el escenario de la música cubana actual y los sueños de sus jóvenes miembros, Cubadebate conversa hou con Jorge Fernández.

-¿Con qué objetivo y por idea de quién nace la banda?

-Fundamos Histerésis hace ya tres años, cuando cursábamos el 3er año de la ENA. La agrupación en un inicio estaba compuesta por cuatro integrantes y el primer trabajo que hizo fue componer la banda sonora del documental “Recuerdos de mis Quince”, producido por la realizadora Sumaily Carrandi y auspiciado por Cubavisión Internacional. Luego, a mediados del 2017, Javier Alfonso Villegas se incorpora como vocalista coincidiendo con los planes de la banda de una presentación en Fábrica de Arte Cubano, que se concretaría el 17 de agosto del 2017 en la Nave 1 “Santiago Feliú”, gracias al apoyo de X Alfonso, Carlos Alfonso y Ele Valdés.

“El 5 de noviembre del mismo año Histéresis ofrece otro concierto en FAC en la Nave 1, y a partir de este punto se prepara para inscribirse en el prestigioso concurso Primera Base, como parte del marco del festival Havana World Music. Ya en marzo del 2018, Histéresis es nombrada una de las bandas finalistas y posteriormente merecedora de la Mención Especial, obteniendo como premio la realización de un concierto por primera vez en la Nave 4 o “Nave gigante”, el 25 de marzo del 2018. En ese mismo mes la agrupación es admitida como miembro de la Asociación Hermanos Saiz.

“Luego de que sus integrantes se graduaran en mayo de 2018 de la ENA, Histéresis ofrece un nuevo concierto en FAC el 26 de julio de ese año, siendo este concierto la audición para su posterior entrada en la Empresa Nacional de Música Popular. Actualmente, Histéresis es miembro permanente del catálogo de dicha empresa y hasta la fecha ha efectuado presentaciones en espacios como El Barbarám Pepitos Bar, El Maxim Rock y La Madriguera.

-¿Por qué Histéresis?

-En la Física, el fenómeno de Histéresis se produce cuando un cuerpo es inducido electromagnéticamente y al retirarle la excitación sigue conservando cierto grado de magnetismo con las características propias del cuerpo. Para el grupo Histéresis, su nombre es una metáfora de la manera en la que asumen las influencias más diversas y cómo siempre tratan de transformarlas en productos originales y auténticos.

-¿Quiénes integran la banda?

-Histéresis está integrado por Emmanuel Urquía Linares (guitarra eléctrica), Guillermo Mena Ronda (bajo eléctrico), Luis Samuel Cano Ramos (batería), Javier Alfonso (voz) y un servidor, Jorge Antonio Fernández Acosta (director y tecladista). Todos en Histéresis tienen funciones determinantes en el sonido de la banda. Yo soy el compositor principal de la música y las letras, y de alguna forma el ideólogo de la estética musical del grupo. Samuel y Emmanuel son los músicos virtuosos que le dan el sello característico al sonido de la banda y contribuyen significativamente en los arreglos. Guillermo da un equilibrio especial y horizontes nuevos gracias a su gran versatilidad y Javier con su voz es el encargado de transmitir con su musicalidad impresionante el mensaje de las letras y contextualizar nuestro arte en la escena cubana, además de ser el compositor de uno de los temas de la banda.

-¿Cómo surge la idea de trabajar el rock progresivo y mezclarlo con pinceladas de jazz, música contemporánea o la canción cubana?

-El amor por el rock progresivo es algo que nos une a los cinco, sobre todo al metal progresivo contemporáneo caracterizado por las métricas irregulares, las armonías complejas y las estructuras largas. Dream Theater es el principal exponente de este estilo y nuestra banda de referencia a nivel mundial.

“No obstante, a medida que seguimos tocando juntos sentimos la necesidad de añadir otros elementos para hacer un estilo más propio. De esta forma, incorporamos elementos del jazz que tanto se respira en la ENA y la música contemporánea (a la cual me consagré en los inicios de mis estudios siendo miembro de los talleres de Juan Piñera).

“Respecto a la canción cubana, siempre me ha apasionado el trabajo de artistas como Silivio Rodriquez, Pablo Milanés ,Raúl Torres, Síntesis y Buena Fe. De hecho, mi disco referencial dentro de la música cubana es El Hombre Extraño de Síntesis, con letras de Silvio Rodríquez, donde mezclan los elementos del rock progresivo setentero de grupos como Yes con música cubana y trova. Nosotros tenemos ese mismo concepto pero contextualizado en nuestra época y con la referencia del metal progresivo contemporáneo.

-Háblame sobre tu estilo en particular. ¿Cómo llegaste a él?

-Si te hablo de mi estilo tendría que hablarte de mi estilo como compositor, como letrista y como tecladista. Como compositor, incorporo todos los elementos más extremos del metal progresivo fusionándolos con ritmos típicos de la música cubana y con técnicas de desarrollo minimalistas aprendidas en mi caso principalmente del maestro Leo Brouwer.

“Como tecladista, priorizo las orquestaciones y los trabajos con sintetizadores; tengo como referentes a los estadounidenses Jordan Rudess, Derek Sherinian, al finés Tuomas Holopainen y a los cubanos Esteban Puebla y Ernesto Cisneros.

!Como letrista, modestamente asumo influencias de grandes de la trova cubana como Silvio, Pablo e Israel Rojas. Una de mis frases es “Mi sueño es ser considerado un gran compositor, un buen tecladista y un decente letrista”.

-¿A qué le cantan?

-La mayoría de mis letras son inspiradas en sentimientos, pensamientos y situaciones de la vida narrados de manera poética y medio surrealista y onírica. Por mencionar algunas, Nimiedades es un tema reflexivo incluso un poco filosófico, La Canción de Laura es sobre la historia de una mujer frustrada e insatisfecha emocionalmente y El Caminante y el Gran Tesoro es una oda a la entereza y la valentía.

-¿Dónde el público puede encontrar a Histéresis en la actualidad?

Nuestro espacio más habitual es Fábrica de Arte Cubano, donde de hecho estaremos tocando este domingo a las 10pm. También nos presentamos en otros espacios como El Barbarám y el Maxin Rock (donde estaremos el viernes 15 de marzo).

Concierto del grupo cubano de rock progresivo Histéresis. Foto: cortesía del entrevistado

-En tu caso, como el de tus compañeros, eres un músico muy joven, ¿cuándo empezaste a tocar? ¿Cómo se forma un joven músico en la Cuba de hoy?

-Yo inicié mis estudios musicales relativamente tarde: a los 13 años más o menos. Luego ingresé por concurso a la ENA. En la Cuba de hoy los buenos músicos son resultado de la unión entre las virtudes técnicas que te da la academia y el empeño y la capacidad que tengan de descubrir cosas por ti mismo. Yo creo que lo que te hace verdaderamente especial no es algo que te lo pueda enseñar nadie, pero sí es resultado de otras enseñanzas ligadas a la capacidad de estudio y de investigación de cada uno, acorde a sus intereses musicales particulares.

-¿Qué piensas del nivel de enseñanza de la música en Cuba hoy?

-Creo que aun tenemos una posición ventajosa con respecto al mundo en cuanto a nuestro sistema se enseñanza musical. Prueba de eso son los mismos programas de “La Banda Gigante”, donde veo lucir a músicos que fueron amigos míos durante la ENA. No obstante, creo que deberían debatirse determinados enfoques y la necesidad de enseñar formalmente elementos de nuestra música cubana, cosa que ha planteado también el maestro Alain Pérez.

-Vas a estudiar Composición en el ISA ¿Por qué elegiste esta especialidad?

-Elegí Composición porque me siento compositor, incluso más que tecladista. Me doy cuenta porque cuando he escuchado o debatido acerca de música con muchos de mis colegas ellos hablan del pasaje tal, o el recurso tal que hacen los intérpretes de sus respectivos instrumentos. Yo, sin embargo, me fijo más en las estructuras, las letras, las técnicas de desarrollo; cosas más propias de las “mentes maestras” que de los instrumentistas virtuosos.

-Gran parte de su música es de la autoría de ustedes ¿Es difícil componer para este tipo de música?

-Yo que soy el compositor principal. Considero que cuando haces algo que te enamora y te apasiona no lo visualizas particularmente difícil, aunque tal vez lo sea. Lo que si trato es de imponerme el reto de no acomodarme en una sola fórmula, y hacer cosas nuevas en cada canción. Yo creo que el reto más grande es hacer coherente el diálogo entre influencias tan distintas como las que trabajamos nosotros.

“A veces, incluso, caemos en debates largísimos en los ensayos de cómo enlazar las secciones y como trabajar la percusión para que dentro de la diversidad de estilos se mantenga una lógica tanto motívica como rítmica, Samuel es escencial en eso”.

-¿Con qué artista te gustaría componer una canción?

-Me encantaría hacer una canción con Israel Rojas de Buena Fe, es un sueño mío.

-Cuba es un país con una enorme tradición musical, rica en compositores. ¿podrías comentarnos sobre tus influencias musicales desde dentro del país?

-Como bien dices, Cuba es un país con una historia musical envidiable en todos los sentidos. Para hablar de mis influencias tendría que empezar con Leo Brouwer, quien en mi opinión es el compositor más grande de nuestro país y una influencia total en mi música.

La nueva trova es la rama de la música cubana que más escucho, sobre todo a Silvio Rodríquez, Pablo Milanés, Santiago Feliú, Raúl Torres, Sintésis y Buena Fe. No obstante, respeto y disfruto otros géneros como la Timba, siendo un fan absoluto de Havana D’ Primera.

-Ustedes, los miembros del grupo, son estudiantes que proceden de la ENA ¿Es normal que surjan grupos como estos en las escuelas de arte cubanas? ¿Cuán complicado es armar una banda como esta?

-Realmente es verdaderamente complicado armar una banda como esa en una escuela como la ENA, debido al prejucio hacia el rock que existe en los ambientes academicistas en detrimento de otros géneros como el jazz o la timba. También, a los núcleos direccionales de la enseñanza artística les interesa más que los proyectos surgidos en las escuelas vendan la imagen más tradicional de la música cubana y no les interesa un proyecto transgresor en este sentido como el nuestro.

-¿Cuál es tu percepción como artista ante un público joven, educado en el rock, conocedor de la buena música, pero que también recibe tantas influencias de regueton y otros tipos de música? ¿Qué reto tienen ustedes?

-Es una realidad que el panorama musical cubano es bastante complejo para proyectos como el nuestro cuando la música urbana es tan fuerte dentro de los gustos musicales de los jóvenes. Sin embargo, estoy lejos de arremeter contra las personas que consumen o producen este tipo de temas. Incluso, creo que el trabajo de algunos exponentes de este género es interesante a su modo análizandolo desde la perpectiva de un escenario como el de nuestra sociedad. A nosotros nos gusta hacer las cosas de otra forma, nada más que eso. Nos gustan las letras poéticas, la música elaborada y vamos hasta el final con esa convicción. Creo que tenemos a nuestro favor que defendemos un concepto no muy abordado dentro de la música cubana y podemos ganar seguidores que crean y que disfruten eso, sin enemistarnos con nadie.

-Cuando no estás haciendo o escuchando música, ¿qué haces?

-Cuando no escucho música, toco o compongo, estoy bastante tiempo ocupándome de asuntos extramusicales del grupo o ejerciendo como maestro de Apreciación Musical en la escuela de nivel elemental Paulita Concepción. Fuera de eso, en mis ratos libres me gusta leer literatura (Lezama Lima, Goethe, Shakespeare,Nietzsche), me apasiona la política y los acontecimientos mundiales. También sigo el futbol y disfruto pasando ratos con mis amigos.

-Háblame de los proyectos futuros de Histeresis. ¿Qué va a pasar con el grupo en lo adelante? ¿qué metas tienen?

-Con Histéresis tenemos mucha ilusión en continuar mucho tiempo más y visibilizarmos en mayor medida. Ahora para este año queremos hacer nuestro primer video clip y grabar nuestro primer disco con el apoyo de la Asociación Hermanos Saíz.

En Video: La canción de Laura, de Histéresis

Integrantes del grupo cubano de rock progresivo Histéresis. Foto: cortesía del entrevistado

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Camilo Serrano dijo:

    Felicidades Javi!! Amigo!! Un abrazo gigante, sigue así…

  • Maribel dijo:

    Hermoso trabajo. Ellos don la expresión de la Revolucion, de la utopia de 150 años que sostenemos desde la manigua hasta acá. Ellos don el porvenir.

  • Laly dijo:

    Enhorabuena por este chico,pero lo que más me ha gustado es lo referente a ser un “decente letrista”,porque desgraciadamente los reguetoneros no piensan igual

  • Alex del Piero dijo:

    Asi que el rock es trangresor…conozco gente de la ENA y si les Laban el cerebro y le poner la Ritmica de la Timba por los ojos , y el Rock para muchos es Ruido…pero bueno que se les va ha hacer

  • mmm dijo:

    Hombre, mejor que el reegaetón cubano y casi todo el reggaetn en general (por dejarles un margen) si, de aquí a la luna, pero tampoco es como para tirar fuegos artificiales… Aunque sinceramente me alegro que den espacios a otros géneros. Me tenían en cerebro hecho aguas con tanta gente de Zo… su casa y el cimafunk histrión ese….

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

María del Carmen Ramón

María del Carmen Ramón

Periodista de Cubadebate y la Mesa Redonda, graduada en 2012 de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. Autora de la sección “De madre y de padre”. En Twitter: @MeryCarmenRamon

Vea también