Imprimir
Inicio » Noticias, Ciencia y Tecnología  »

Avispa del amazonas ecuatoriano convierte a las arañas en “zombis”

| 17 |

Las arañas parecían actuar como zombis, de acuerdo con los investigadores del comportamiento de un nuevo tipo de avispa ecuatoriana. Foto: Archivo

Entre las pirañas, anacondas y jaguares de la Amazonía ecuatoriana, una especie recién descubierta de avispas parásitas podría ser la cosa más aterradora en la selva.

Las avispas “secuestran” los cerebros de las arañas que se sabe viven en redes comunales y las obligan a abandonar sus colonias para proteger la larva de la avispa.

Luego, las arañas zombies “esperan pacientemente” a ser devoradas, según un estudio reciente publicado en Ecological Entomology.

Investigadores especializados en zoología de la Universidad de Colombia Británica (UBC, por sus siglas en inglés) documentaron esta extraña relación después de observar el ciclo de vida del parasitoide entre una nueva avispa de la especie Zatypota y la araña “social” Anelosimus eximius, en Ecuador.

Anteriormente se observó a una de estas avispas modificando el comportamiento de una araña solitaria, esta es la primera vez que una avispa domina a una llamada “araña social”.

De acuerdo con la investigación, después de que una hembra adulta pone un huevo en el abdomen de una araña, la larva incuba y se adhiere al desafortunado arácnido. La larva crece y se vuelve más poderosa a medida que avanza para alimentarse de la hemolinfa de la araña, el equivalente a la sangre en los insectos.

A través de un proceso que altera el comportamiento, la larva se vuelve capaz de manipular la toma de decisiones de la araña. Según el estudio, las arañas parecían estar “zombificadas”, y “abandonarían su colonia para proveer un capullo a la larva antes de esperar pacientemente a que las mataran y consumieran”.

Bajo la protección del capullo, la larva se alimenta de la araña muerta y continúa creciendo. De nueve a 11 días después, la larva emerge del capullo como una avispa completamente formada, lista para salir y zombificar a otra araña desafortunada.

“Una vez que la larva se convierta en una avispa completamente formada, se irá y encontrará una pareja”, me dijo la coautora Samantha Straus en una llamada telefónica. “Entonces el ciclo continúa”.

Para los científicos, los métodos brutales de las avispas parasitoides no son un concepto nuevo en la naturaleza. Las criaturas que ponen sus huevos en o sobre los cuerpos de otros insectos y eventualmente se los comen son uno de los grupos de animales más diversos en la tierra, según un estudio publicado en 2018 en BMC Ecology.

Pero la avispa recién identificada en la especie Zatypota es única incluso entre este grupo temeroso.

“Esta modificación de comportamiento es muy grave”, dijo Straus en un comunicado de prensa de UBC . “La avispa secuestra completamente el comportamiento y el cerebro de la araña y hace que haga algo que nunca haría, como dejar su nido y tejer una estructura completamente diferente. Eso es muy peligroso para estas pequeñas arañas”.

Los investigadores sospechan que las avispas inducen este comportamiento inusual en las arañas sociales al inyectar hormonas en la araña que hacen que abandone su colonia y se vuelva sumisa a la larva.

Además, los científicos creen que las avispas apuntan a estas arañas sociales porque pueden proporcionar un huésped estable y una fuente de alimento. También descubrieron que las avispas tenían más probabilidades de atacar colonias de arañas más grandes.

Straus dice que espera regresar a Ecuador para investigar si las avispas regresan a las mismas colonias de arañas generación tras generación, y si es así, qué ventaja evolutiva podría presentar.

En video, la avispa Zatypota

(Con información de Vice)

Se han publicado 17 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Carlos García Pan dijo:

    Durante mi adolescencia en una barrio de Montevideo. he visto -al igual que muchas otras personas- ese comportamiento de avispas, grandes, a las que se les llamaba “cazarañas”.
    Incluso sufrí una picadura en una pierna, que me dejó adormecido el sector. Nos parecía algo “normal” ese accionar. Tal vez sea otra cuestión. Pero el proceso era el mismo: utilizaban la araña (la cazaban atacándola desde atrás) para alimentar sus larvas.

  • Chicho dijo:

    Menos mal que aqui en Cuba no hay nada de eso. Avispas normales y arañas normales

    • Rafael dijo:

      Por supuesto que normales, comen polen por lo general para su alimentación y cazan arañas para sus crías. Los caballitos del diablo cazan arañas peludas. Las carcomas hacen nidos de fango, o barro y los llenan de lindas arañitas multicolores para alimentar la larva. Las avispas normales cazan insectos que triturándolos a modo de puré o pasta, alimentan a las larvas, etc.

    • Govea dijo:

      En Cuba he visto ese procedimiento, de un insecto de color negro, como un caballito del diablo, sobre una araña ¨peluda¨. El insecto la pica y la lleva la araña hacia su madriguera donde le deposita los huevos, y según me contó un especialista, la araña no está muerta, si no en un estado de paralisis, eso lo pude observar, como el insecto arrastra la araña, en dos ocasiones, una en Bejucal donde vivo y otra en la Universidad de las Ciencias Informáticas…

    • Miguel López dijo:

      En Cuba existe la avispa negra que hace algo más o menos parecido con las arañas peludas, aunque la araña peluda queda todo el tiempo adormecida mientras en su interior se incuba la larva de la avispa negra

  • Simón dijo:

    Aunque no soy admirador de los arácnidos, siento compasión por la manera en que clavaron a la pobre araña mientras descansaba en la tela que con tanto trabajo confeccionó.

    Ese mismo veneno psicotrópico podría haber sido sintetizado en un laboratorio de bioquímica pero por métodos completamente diferentes. El comportamiento de la avispa no ha sido inteligentemente premeditado por su cerebro hacia un fin particular, como da la impresion.

    La avispa no sabe por qué lo hace ni se sienta a pensar sobre la estrategia a seguir, como hacemos los humanos. Solo sigue automáticamente las instrucciones locales genéticamente programadas en su ADN que le permiten sobrevivir siguiendo los dictados de la evolución Darwiniana de la selección natural.

    Es costumbre ilusoria el atribuir a toda estructura o comportamiento complejo a la obra o resultado de lo que entendemos por “inteligencia”. Unas pocas leyes físicas fundamentales pueden dar origen y explicar todo lo que existe en el universo.

    El Creacionismo o Creación Inteligente, tan aludido por muchos para justificar el origen de la vida y del universo, es un ejemplo. La complejidad es el resultado de la organización de las partes más simples siguiendo leyes básicas, y no lo contrario.
    Entre el primer átomo y el primer hombre sólo hay trillones de años, ningun milagro sobrenatural.

    • Ultra dijo:

      y si sintetizamos esa hormona y la inyectamos a otro animal podemos modificar su comportamiento a nuestro deseo ?

      • Simon dijo:

        Eso depende del tipo de comportamiento que se desee cambiar. Pero no hay que ir tan lejos ni ser un experto en bioquímica para convertir a un hombre en un tonto o zombie. Mas facil seria darle de beber hasta emborracharlo y sustraerle la billetera, como hacen ciertas mujeres.
        Después de todo, entre el alcohol y la inyección de la avispa solo hay diferentes estructuras moleculares.

        Las arañas no son tan inocentes. Ahí tienes a la infame Viuda Negra, que luego de engatusar y darse gusto copulando con su diminuto marido lo abraza, lo envenena y se lo come por completo. Luego se queda con todos los hijos y con la tela.

  • m&m dijo:

    peores son hongos de la especie Cordyceps

  • G.Esteban Ramirez dijo:

    Parece que en TODO el Universo hay depredadores ,comensales y “comidos”,por eso estoy de acuwerdo con el finado S. Hawking en que una especie extraterrestre,si es de las depredadoras, se apoderara del planeta. Aqui,en nuestro cotidiano,bien cerca tenemos a esos depredadores,a 90 millas, que en un futuro,se lanzaran sobre los acuiferos de Mexico hasta la Patagonia,…..por tanto, a entrenarnos para esas batallas.

  • alexiZ dijo:

    El comentario es insolito porque la avispa ya probó a la araña y le gustó ,ahora dale pa que suene

  • Carlos desde Holguin dijo:

    El Cordyceps es un hongo que tiene una característica peculiar una parte de su ciclo biológico existe como hongo y la otra como insecto en el que proliferan las esporas del futuro hongo.
    Hay especies del género Cordyceps que son capaces de afectar a la conducta de su insecto hospedador. Cordyceps unilateralis, por ejemplo hace que las hormigas se suban a la parte superior de una planta y agarren a ella antes de morir, asegurando una distribución máxima de las esporas procedentes del cuerpo fructífero que brota del cadáver del insecto.

    • TM.61 dijo:

      Por terroríficos que parezcan estos hongos es increíble las potencialidades médicas que esconden. Delos del género Cordyceps se han aislado drogas que evitan el rechazo de órganos trasplantados entre otros medicamentos de última generación. La milenaria cultura china los tiene asumidos como mejoradores del equilibrio corporal.

  • menejias dijo:

    en cuba los llamados caballitos del diablo ponen sus huevos encima de las arañas peludas y luego sus descendencias se alimentan de estas

  • Sakura91 dijo:

    The Walking Spiders?

  • Jorge E. Bello dijo:

    La avispa tarántula hace lo mismo aquí en Cuba, y es tremendo espectáculo presenciar la cacería de la araña.
    La avispa tarántula tiene una de las picaduras más dolorosas del reino animal y en Cuba abunda en sus campos.

  • TM.61 dijo:

    Hace unos años, en el jardín de las instalaciones de investigación del CIREN, en avenida 25, (frente al CENIC), vi como un “caballito del diablo”, una especie de avispa, relativamente grande, negra y con las alas rojas, muy común en nuestros parques habaneros, sobrevolaba insistentemente un agujero en el césped. Recuerdo que estábamos el compañero que cuidaba la garita, otra señora con dos niños y yo. Por curiosidad nos acercamos al lugar donde revoleteaba la avispa y nos pusimos a menos de un metro sin que esta se fuese, (ya habíamos visto que era un caballito del diablo y sabíamos que son inofensivos a nosotros). Del agujero trataba de salir una araña, de las que solemos llamar “araña peluda”, (también muy común en nuestros patios y jardines).
    Cada vez que la araña hacia un intento, la avispa se le abalanzaba, hasta que finalmente la araña se arriesgó a salir por completo, (en mala hora para ella). La avispa se le abalanzó y se agarró sobre su espalda. La araña rodaba sobre si misma tratando de zafarse del abrazo pero no lo lograba. La avispa intentaba, en medio de las volteretas, clavarle su ponzoña, hasta que finalmente lo logra. La araña quedó quieta, mientras que del lugar donde la avispa la clavó salía como una espuma blanca.
    Lástima que aquello lo vi cuando aún no había llegado a mí la era de la fotografía digital, y mucho menos los teléfonos inteligentes, sino hubiese tenido el video.
    Ahora, leyendo sobre estas arañas zombis, caigo en la cuenta que la avispa no tenía nada personal contra la araña, tan solo estaba perpetuando su especie. Aunque sin duda alguna, los que estábamos como zombis mirando el espectáculo eras los humanos presentes.

Se han publicado 17 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también