Imprimir
Inicio » Noticias, Salud  »

Dr. Arthur Chioro: “Venció la insensatez”

| 18 |

Mais Médicos. Foto: Araquém Alcântara.

Ha ocurrido una tragedia para la vida y la salud de 30 millones de brasileños.

Se ha desatado el caos para la organización del Sistema Único de Salud (SUS), que depende de la atención básica para coordinar el acceso a las redes regionales y garantizar la universalidad y la integralidad de la salud.

Se viene un colapso en el sistema de salud de los 2.885 territorios que participan del Programa Más Médicos (PMM) y cuentan con médicos cubanos, en particular en 1.575 municipios, la mayoría con menos de 20 mil habitantes, distribuidos en todas las regiones del país y que dependen exclusivamente de los médicos del Programa.

El vejamen internacional sacude la relación del país con la Organización Panamericana de la Salud (OMS) y desencadenará un escenario de desconfianza generalizada en las relaciones con otros países, socios de Brasil en innumerables proyectos en el área de la salud.

Sin la presencia de más de 8.500 equipos de Salud de la Familia completados con médicos cubanos, volveremos al dramático cuadro que estuvo vigente hasta 2013. Antes del comienzo del Programa Más Médicos, los brasileños que vivían en áreas de alta vulnerabilidad no tenían acceso a las acciones de promoción, prevención, diagnóstico y tratamiento. Estaban a su propia suerte, obligados a buscar Puestos de Salud u hospitales para cuidados básicos.

La atención básica es capaz de resolver más del 80% de los motivos que llevan a alguien a buscar servicios de salud. Todo eso se perderá y los que más necesitan del SUS, serán los que pagarán la cuenta, gracias a la total falta de preparación del presidente electo, incapaz de medir sus palabras.

Para los que festejan el rompimiento de la asociación entre el Ministerio de Salud, la OPS y Cuba, por no haber tenido nunca problemas para conseguir una consulta médica en sus vidas, es necesario que recuerden que las unidades básicas de salud donde la casi totalidad de médicos son cubanos, se encuentran ubicadas en la selva amazónica, en los municipios del G-100 , quilombos y pueblos ribereños, en el Valle de la Riviera, el Valle del Jequitinhonha y en la periferia de los grandes municipios brasileños.

Son lugares donde los médicos brasileños no quieren ir. Los argumentos que utilizan son falacias corporativas. La mayoría de los médicos brasileños no quieren y no saben prestar atención básica. Se formaron sólo para ser especialistas, en un modelo elitista, restrictivo y sin compromiso social. No están preocupados por los 30 millones de brasileños que quedarán sin ninguna atención médica.

Fingen querer una carrera de Estado, pero todos sabemos que no dejarán sus consultorios privados para adentrarse en Brasil. Ni el presidente electo asignará más recursos para eso, como lo dejó claro esta semana. Por otra parte, el presupuesto aprobado para 2019, gracias a la EC-95 (techo de gastos), será casi 2 mil millones (de reales) menor que el de 2018, incapaz hasta de recomponer la inflación y mantener lo que hoy, precariamente, está funcionando.

He seguido la llegada de los médicos cubanos como Ministro de Salud. Todos tenían más de 10 años de graduados. Todos tenían residencia en medicina general y comunitaria, más del 50% una segunda especialización y el 40% tenían al menos una maestría. Además de eso, los dos mil primeros que vinieron a Brasil ya habían participado por lo menos una misión en el exterior.

Bolsonaro, al lanzar desconfianza pública sobre la capacidad y veracidad de la formación médica de los cubanos e imponer cambios en la forma de contratación y funcionamiento del PMM de manera unilateral, autoritaria e inconsecuente, irrespetando las vías de negociaciones establecidas y la soberanía de un país asociado, provocó la implosión del PMM, la del SUS y junto a estos, la esperanza de millones de brasileños.

Las acciones del PMM enfocadas a la apertura de nuevas escuelas médicas sólo garantizarán el número de médicos brasileños formados en cantidades suficientes a partir de 2026 para suplir nuestras necesidades. Por lo tanto, es inconsecuente la postura del presidente electo que culminó en esa decisión del gobierno cubano sin siquiera estar preocupado por un plan alternativo.

Más inconsecuente y risible sigue siendo la propuesta del casi-nombrado para la cartera del Ministerio de Salud (casi, ya que los problemas judiciales que enfrenta como ex-gestor municipal de salud en Campo Grande parecen que no permitirán que sea nombrado en el cargo), que condujo incansablemente los ataques contra el PMM en el Congreso Nacional en los últimos años. Ahora, propone el servicio médico militar obligatorio para los recién graduados. Sería interesante ver cómo reaccionarían aquellos médicos que se opusieron al PMM viendo a sus hijos trabajar durante 3 años en favelas, aldeas indígenas, y en quilombos. Tal vez se muden a Miami o les pidan a los colegas cubanos que regresen con urgencia.

Por tanto, ¿qué tienen para celebrar los opositores del PMM? Bolsonaro y sus partidarios serán responsabilizados por el aumento de la mortalidad infantil, de la materna, de la hipertensión, de la diabetes, de enfermedades respiratorias y de otros problemas sensibles a la atención básica que se verán profundamente afectados con el fin del PMM.

Es un crimen contra quien más necesita de salud. Es una lástima terminar así un programa reconocido y elogiado internacionalmente y que, como ha sido demostrado por innumerables estudios, investigaciones y tesis, tuvo un impacto excepcional en la salud del pueblo brasileño.

Venció la insensatez. Pierde Brasil. Sólo me queda pedirles disculpas a los médicos y al pueblo cubano así como agradecerles por todo lo que hicieron por nuestra gente.

  • El autor es médico y profesor de la Escuela Paulista de Medicina – UNIFESP, exministro de Salud del primer gobierno de Dilma Rousseff.

Se han publicado 18 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • manolo dijo:

    La cifra del total de médicos cubanos en Brasil brindando asistencia en Más Médicos es muy variable según el medio en que se lea. Unos 8 mil, otros 8500, otros 11 mil… incluso en medios nacionales.
    Cuál es esta exactamente?

    • camarero dijo:

      el programa más médicos incluye médicos brasileños y de otras nacionalidades, cuando se habla de algo más de 11 mil se refiere a todos… los médicos cubanos suman 8 mil y algo de esos 11 mil y algo… el resto, son brasileños y otros países…

  • José dijo:

    Gracias,

  • JULIN dijo:

    Que Bolsonaro es quien es, lo sabemos hace tiempo
    Que es socio del colorao, lo sabemos hace rato
    Que esto estaba en sus planes, era de saber y creo q si se sabía
    Que los pueblos son lentos para aprender, quien lo duda.
    Que hay q defender la dignidad, no se discute.
    Que hay q arrinconarlo, sin dudas.
    Ahora bien:
    Debió poner se a las ops y la oms a defender el cómo y hasta donde, para que el decidiera negarse a todo frente a todos.
    Eso lo habría puesto al desnudo frente a todos en todas partes, allí y fuera de allí.
    Recordemos a Fidel como descuero a Vicente Fox el mejicano ante el mundo en dos horas de televisión a tiempo.
    EL presidente, le ha dicho a los cuadros del primer nivel en el país que deben hablarle al pueblo y siguen asistiendo a los pocos espacios de contacto directo del gobierno con el pueblo, cuadros que no logran transmitir todo el mensaje completo y este no es el pueblo de Brasil aqui quedan pocos por aprender, hay algunos sinvergüenza, pero no son la mayoría y necesitan oír toda la verdad con pelos y señales por duras que sean, así como las consecuencias de cada situación y el tratamiento para atenuar los problemas y las consecuencias para la mayoría y los afectados directos y reforzar la confianza y no dejar espacios para la especulación y la manipulación de los involucrados y todo el pueblo.
    Vivimos tiempos de guerra no declarada, que trae las mismas consecuencias que si estuviera declarada, esperamos algún día negociar hasta con los peores enemigos, aunque en condiciones de igualdad y respeto , sigamos imponiendo esas condiciones, pero sigamos evadiendo la guerra para tratar de sobrevivir. Es mejor un porciento de algo q el ciento porciento de nada.
    Estas son las oportunidades políticas que no podemos perder, para seguir posesionándonos donde siempre hemos estado sin seder en espacios ganados. Lo necesitamos todo y a todos comprometidos con la realidad por dura que sea, para q con plena conciencia la mayoría mantenga la confianza.

  • Jorge Jesús dijo:

    Gracias Dr. Chioro, por suerte, siempre hay personas sensatas. Sus declaraciones no son meras declaraciones políticas, ni defiende a ultranza a unos médicos y aun país que de por si tienen credenciales en la ONU, en la FAO, en la UNESCU, en la OMS, en el mundo. Creo que Bolsonaro y la derecha brasileña saben lo que va a pasar, lo que no les importa. Trump niega el efecto negativo de su país en el cambio climático. Para Bolsonaro los quilombos y pueblos ribereños, en el Valle de la Riviera, el Valle del Jequitinhonha y la periferia de los grandes municipios brasileños, no son “pueblo”, no son “personas”, su hijo ya declaró que a los Sin Tierra los puede encerrar a todos en cárceles. Claro subestiman a lo que pueden hacer un gran movimiento de masas, no revisan la Historia de la Humanidad y sus lecciones. Qué pena que se comporten como Luis XVI a esta altura del siglo XXI y que quizás al igual que a ese rey un ayudante le tenga que decir desde una ventana: no Bolsonaro, no es una revuelta, es una revolución.

  • Frank Fernandez dijo:

    A cada cubano le duele este desenlace, pero también duele la humillación que querían infringir a nuestros médicos, los principios no se negocian, nuestra dignidad tampoco. Incluso pueden algunos enanos de estaturas acogerse a la propuesta de Bolsonaro y optar por quedarse, ya esa infamia es decisión individual, la honra de la medicina cubana y la integridad de su personal está a buen resguardo. Los grandes adelante, está tarea es de grandes.

  • cubapordentro dijo:

    Es verdad venció la insensatez ,para mi de ambas partes,la dignidad y nuestros principios no son negociables pero ,tener en nuestras manos la salud y la vida de millones de personas ,debía haber dado un poco de cordura a nuestro ministerio de salud,en política exterior cuba ha sido una cátedra en todos los escenarios ,y por si alguien lo duda,revisen nuestras relaciones con los estados unidos de américa ,nos an invadido ,asesinado a miles de cubanos,introducido enfermedades que costaron la vida de niños ,ect y ect sobrarían los ect,en su momento nos sentamos a negociar y tratamos de mejorar las relaciones,entonces por que ahora sin esperar que el presunto presidente,digo presunto por que todavía no a tomado posesión del cargo ,tomara posesión del cargo para decidir sobre la presencia o no de nuestros médicos,independientemente de lo que dijera ,si fuera así como se hace la política exterior de un país hace rato putin hubiera atacado a Europa y estados unidos de tantas cosas que dicen de el y de Rusia, sensatez eso es lo que nos hace falta y hemos tenido siempre,le hubiéremos dado una bofetada sin mano, deberíamos haber involucrado a la oms y la ops ,mostrando que nosotros si respetamos nuestros compromisos y tenemos en cuenta a los mas necesitados como ha sido nuestro eslogan en los lugares que estamos,en Haití ,los pobladores dicen primero dios y después los médicos cubanos ,como debe ser ,hoy estoy cumpliendo misión al igual que esos miles que están en brasil y duele en el alma ver la pobreza de esos que ni un baso de agua pueden tener ,en ellos ,en los pobres de la tierra ,en los mas necesitados ,es en los que debemos pensar en el futuro, no tenemos buenas condiciones económicas ahora,pero todo no puede ser dinero que al final es la impresión que se ha dejado en muchas personas.

    • enrique15 dijo:

      Amigo, ¿qué le hace pensar que el gobierno de Bolsonaro permitiría a los médicos cubanos mantenerse allí? Se fueron antes de que los fueran. ¿No sabe que ya una vez hubo un programa de médicos cubanos en brasil que no tenía nada que ver con este, mucho más pequeño (en tiempos de Lula) y que igual que ahora el famoso colegio médico de brasil armó jodedera y Cuba los retiró de inmediato? No es nuestra la responsabilidad con la salud de los brasileños, es de su gobierno. Si Cuba va a brindar su ayuda, es sin intereses nuestros pero sin condiciones de nadie.
      El artículo no solo es cierto sino que lo que dice no es nuevo ni suposiciones. Cuando Lula gobernaba mi esposa trabajaba en Brasil en una empresa cubana y Lula intentó implementar un programa para que médicos brasileños fuesen a esos lugares remotos a brindar salud a su pueblo, a la parte más vulnerable. El programa incluía un salario más que tentador, una casa, auto, etc. Ninguno de ellos se dispuso. Entonces que no venga nadie a estar diciendo que nos tenemos que sentir mal y responsables por los que se quedarán sin atención por la partida de nuestros médicos. No es un problema solo de dignidad, es un problema de sentido común y respeto.

  • Luis dijo:

    Acertado título, Bolsonaro como nuevo presidente presentó nuevos términos a un programa concertado con la anterior presidencia y Cuba inmediatamente anuncio su retiro sin ninguna intención de negociar los términos propuestos.

  • Alejandro Fernandez Costa dijo:

    Bellas palabras.Valiosas conclusiones.Gracias Dr Arthur Chioro.

  • felipe dijo:

    Viendo la cara de HP de este Bolsonaro y lo que ha hecho con el tema de los medicos, los brasileños podran imaginarse lo que les espera en el futuro inmediato. Lo ocurrido hasta ahora es solo un boton de muestrav

  • Roberto dijo:

    De todas las declaraciones escuchadas o leídas me parece que está es una de las más reveladoras de la dura realidad que se le avecina al pueblo brasileño… Que en medio de la borrachera mediática contra el PT no se han dado cuenta al fascista y mediocre que han puesto en Planalto. De hecho ya Bolsonaro está revelando el gran traidor que es de ese pueblo incauto y desmemoriado que le dio el mando. Para él los pobres solo sirven para votar. Los negros ni para reproducirse por cierto ahora se acompaña de un negro todo el tiempo en funciones de guardaespaldas. Los indígenas no cuentan… En fin el maltrecho sistema de salud brasileño que había cogido un segundo aire con el PMM va quedar descolocado y eso va costar vidas y millones de reales. Él no tiene un plan B para esta situación. No van a ir los médicos brasileños formados con mentalidad elitista. La flamante ley 8080 será letra muerta. La suerte está echada para estos brasileños pobres. El asesino silencioso de estos brasileños se llama Jair Bolsonaro. Veamos si el impoluto Moro tiene agallas para enjuciarlo.

    • whitebat dijo:

      el gobierno brasileño puede tener todos los médicos que necesita sin tener que recurrir a un país extranjero, basa que reforme el sistema de la revalida. En Brasil hay miles de graduados en las universidades de medicina que no pueden ejercer porque no han aprobado el examen de revalida.
      Creo que esta retirada masiva va a espabilar al pueblo de Brasil para solucionar la asistencia sanitaria por sus propios medios sin tener que recurrir a recursos ajenos. La sanidad debe ser ante todo estable, no puede estar sujeta a los vaivenes de la política entre países.

  • Francesco Monterisi dijo:

    Bellas palabras; Jair Bolsonaro pone en riesgo la democracia en Brasil… y la salud!
    Articulo traducido en italiano http://www.cubainformazione.it/?p=37145

  • Columela dijo:

    ¿Qué es lo que preocupa a Bolsonaro de la formación del personal sanitario cubano? ¿Tendrá algo que ver con el derecho a la salud de los brasileños o, como cabe esperar de un sátrapa al servicio de la medicina capitalista, con una creciente cuota de mercado del negocio médico y farmacéutico, centrado únicamente en la medicina curativa, obsesionado por la medicalización de la vida de la gente, especializado en el tratamiento de los síntomas, promotor de morbilidad crónica, muy poco preocupado en el diagnóstico y los efectos secundarios de los tratamientos y medicamentos, por su magra contribución, no a la salud ni al bienestar o la eficiencia económico, sino a la rentabilidad de tan poderoso sector económico? Consulten los planes de estudios y programas curriculares en medicina de familia de cualquier universidad en el mundo capitalista, sobre todo en las que la medicina privada tiene un elevado protagonismo, y comprobarán que la promoción de la salud y la prevención de las enfermedades crónicas brillan por su ausencia casi total, relegados a 2 o 3 asignaturas marginales. No ha sido la competencia del personal sanitario cubano lo que más ha molestado la lobby sanitario brasileño sino los valores, protocolos y objetivos que lo inspiran, más centrado en la salud que en el negocio de la enfermedad.

  • Carlos Alberto SA dijo:

    Gracias por su artículo doctor,maraviloso, ahora invito a los que dicen que esos varios partidos son la democracia, a que me respondan, si democracia es poder o autoridad del pueblo como es posible que venga un nuevo presidente y tome una desicion tan trscendental para un pais, quien decidió esto, un pueblo o un hombre, o es que el pueblo cambia tan rapido de parecer.

  • Ruben Suarez Fernandez dijo:

    Felicitar a nuestros medicos, y lamentar la decision de un Presidente irresponsable e ignorante. Pury

  • Tania dijo:

    Gracias Dr. Arthwr Chioro, su artículo nos llena de orgullo por la labor de nuestros médicos, no se preocupe, de grandes conflictos grandes soluciones, pienso que efectivamente venció la insensatez POR AHORA, ya vendrán tiempo mejores y esta siempre será una página de altruismo y solidaridad de nuestros médicos y de la posición egoista de Bolsonaro. Todo tiempo futuro tendrá que ser mejor, aunque veamos la derecha truinfando sobre la obra en este caso del PT de Brasil y la OPS.

Se han publicado 18 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también