Imprimir
Inicio » Noticias, Medio Ambiente  »

Incendio forestal azota norte de California y desplaza decenas de miles de personas

| 5 |

Incendio de grandes proporciones azota estado norteamericano de California. Foto: Stephen Lam/ Reuters.

Decenas de miles de personas fuera de sus viviendas, algunas heridas e infraestructuras con daños parciales o totales, han sido las consecuencias de un incendio forestal de grandes dimensiones en el estado norteamericano de California.

Nombrado Camp Fire, el siniestro comenzó sobre las 6 y 30 de la mañana, hora local, cerca de Camp Creek Road, en el norteño condado de Butte.

Su progresiva expansión forzó el desalojo de residentes en las comunidades de Pulga, Concow y Paradise, está última destruida en gran parte, según Scott McLean, capitán del Departamento de Bomberos de California.

Provocó la evacuación de un parque de casas móviles, un campus universitario y una pequeña comunidad. Un incendio más pequeño, de unos mil acres, se propagaba con velocidad.

El viento que se había pronosticado llegó y simplemente arrasó con todo, manifestó McLean citado por informaciones periodísticas.

Calculó que un par de miles de inmuebles fueron destruidos en la ciudad de 27 mil residentes, situada a unas 180 millas al noreste de San Francisco.

La policía de Paradise comunicó que varios de sus miembros y pobladores estuvieron atrapados en el área afectada por las llamas a la espera de poder ser rescatados por los servicios de emergencia.

Resulta una situación muy peligrosa y muy grave, consideró en conferencia de prensa el jefe de los agentes del orden público de Butte, Kory Honea.

Apuntó también que se recibieron reportes de algunas muertes, pero aún no han sido verificados.

Mientras huía, Gina Oviedo describió una escena devastadora en la que las llamas se tragaban las casas, se escuchaban estallidos y los postes del tendido eléctrico caían.

Las cosas empezaron a explotar, dijo Oviedo. “La gente comenzó a salir de sus vehículos y a correr”.

Un fotógrafo de The Associated Press vio decenas de negocios y casas destruidas o en llamas, incluida una licorería y una gasolinera.

Conduzco a través de las llamas mientras hablamos. Estamos haciendo todo lo que podemos para sacar a la gente de las zonas afectadas, refirió Honea a la agencia de prensa.

Para California, divulgaron medios de prensa, 2018 ha sido uno de los peores años por el azote de estos fenómenos, responsables de la destrucción de 251 mil 610 hectáreas.

Incendio de grandes proporciones azota estado norteamericano de California. Foto: Stephen Lam/ Reuters.

Incendio de grandes proporciones azota estado norteamericano de California. Foto: Stephen Lam/ Reuters.

(Con información de PL y AP)

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Betsabé dijo:

    Lamentable

  • alexiZ dijo:

    Realmente es un gran problema para las personas y el medio ambiente

  • Marcus dijo:

    Espantoso, es terrible perder todas las viviendas y todas posesiones pero gracias a las operaciones de rescate hasta ahora no hay muertos.
    Esto me recuerda a los continuos bombardeos incendiarios de la aviación estadounidense sobre Tokio al final de la segunda guerra mundial donde perecieron terriblemente quemados cerca de cien mil civiles.

  • MARIA dijo:

    TRISTE SUCESO, LOS DAÑOS CAUSADOS POR EVENTOS NATURALES, NUNCA SE PUEDEN PREDECIR CON CERTEZA. CONDOLENCIAS PARA ESOS PUEBLOS.

  • Simon dijo:

    Aunque nunca me he alegrado ni pienso alegrarme por las desgracias de otros, no puedo evitar el preguntarme cuántas de esas personas que hoy lloran desesperadas por haber perdido sus viviendas, muchas de ellas lujosas, le negaron alguna vez una simple peseta a un desamparado sin hogar mientras mendigaba andrajoso por las calles de alguna de las grandes ciudades de California. Hay ricos que hasta llaman a la policía para que ahuyenten a los pobres de sus barrios lujosos porque afean el vecindario o asumen sin evidencias que son drogadictos y no quieren trabajar.

    La vida da muchas vueltas y nadie puede saber con absoluta certeza lo que le aguarda en el futuro. Ahí tienen este espantoso desastre natural, donde un pueblo paradójicamente llamado Paradise (Paraíso) quedó convertido en un infierno en el transcurso de unos días. Hasta ahora se han contado más de 50 muertos y cientos de desaparecidos. Casi nada ha quedado en pie y hasta los animales han perecido bajo las llamas.

    En el año 79 D.C. las ciudades romanas de Pompeya y Herculano, situadas en las faldas del volcán Vesubio, quedaron reducidas cenizas y casi todos los ciudadanos fueron sepultados bajo la ardiente lava procedente del enorme cráter en erupción. En esas dos ciudades, cercanas la una de la otra, murieron, ricos y pobres, buenos y malos, hombres y mujeres, ancianos y niños inocentes. Las relativamente recientes excavaciones de los arqueólogos muestran figuras humanas petrificadas en agonía en el instante mismo en que fueron envueltas por la lava.

    Ni los dioses paganos de Roma ni el dios de los modernos cristianos intervinieron de forma alguna para evitar o aliviar el sufrimiento humano. Ni en Pompeya ni en Herculano ni en Paradise.
    En ambos desastres y como sucede siempre la única ayuda recibida ha sido el resultado de la generosidad y altruismo de otros humanos.
    La naturaleza no es hostil ni amigable ……. solamente indiferente.

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también