Imprimir
Inicio » Noticias, Economía  »

Medidas de Macri impondrán un alto costo a la gente común, advierte Premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz

| 4 |

Stiglitz: “Las medidas de austeridad que parece estar imponiendo (la política del gobierno de Macri) obviamente frenarán la economía e impondrán nuevamente un alto costo en la gente común”. Foto: Getty Images.

Argentina debería “incluir una reestructuración de la deuda” entre las medidas necesarias para salir de la crisis a la que la llevó la política del actual gobierno, ha considerado Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía y execonomista jefe del Banco Mundial. “De lo contrario, los costos que probablemente se impongan a través de la austeridad serían demasiado grandes”, advirtió en entrevista con BBC Mundo.

“Las medidas de austeridad que parece estar imponiendo (la política del gobierno de Macri) obviamente frenarán la economía e impondrán nuevamente un alto costo en la gente común”, agregó. “Al menos, aplazar los pagos inmediatos; pero sospecho, dada la magnitud de los errores económicos que se han cometido en los últimos años, que tendría que haber una quita en la deuda”, explicó luego.

Stiglitz, nacido en Indiana (EE.UU) hace 75 años, ocupó los cargos de vicepresidente primero y economista jefe del Banco Mundial entre 1997 y 2000, cuando se alejó con fuertes cuestionamientos a las políticas de ajuste recomendadas por el FMI a los países de la periferia como salida a situación de elevado endeudamiento.

Esa postura lo había enfrentado con el entonces secretario del Tesoro de Estados Unidos, Lawrence Summers, quien forzó su renuncia. Un año después, en 2001, Stiglitz era galardonado con el Premio Nobel de Economía.

“Lo que me preocupa es que una vez que se crea una crisis, como parecen haberlo hecho estas políticas de mala gestión de una forma previsible, el margen de maniobra está muy limitado”, dijo a BBC Mundo refiriéndose a la situación actual de la Argentina.

Consideró que la situación externa del país es mucho peor de la que habitualmente se da como referencia. “Hay mucho optimismo irracional, tanto de parte de los prestatarios como de los prestamistas”, opinó. Estimó que un buen consejo para el presidente Mauricio Macri sería que piense en plantear la reestructuración de los  vencimientos de la deuda del país. “Si eso excluye a la Argentina de los mercados internacionales, que probablemente no lo hará, puede que no sea tan malo”.

El catedrático de la Universidad de Columbia estuvo muy vinculado al proceso de renegociación de la deuda en default que planteó Argentina a partir de 2004. Fue un permanente defensor del derecho soberano de los países deudores a reestructurar el horizonte de pagos en función de sus necesidades de recuperación económica y social, y en ese plano apareció, en diversas oportunidades, enfrentado a las campañas lanzadas por los fondos buitre en contra del canje de deuda y reestructuración de pagos.

Durante la entrevista con BBC Mundo, Stiglitz recordó que en un artículo publicado en junio de este año (con la colaboración del economista argentino Martín Guzmán) había señalado que “Macri, cuando llegó, confió demasiado en la idea de que habría un ingreso de capital de inversión extranjera. Y cometió un gran error al recortar los impuestos a la exportación, que eran una importante fuente de ingresos, al aumentar el déficit, el monto que tenía que tomar prestado, el costo de los alimentos, y reducir los salarios reales de los trabajadores (…). Pero por lo que visto, ahora subió impuestos a exportaciones como parte de un paquete nuevo. Si lo hubiera hecho originalmente, no estaría en la situación extrema que está ahora”.

Stiglitz recordó que en aquel artículo “también opiné que una parte crítica del error (de la política) fue el enfoque excesivo en las metas de inflación. Los tipos de interés excesivamente altos atraen capital que viene por algún tiempo y luego se va. Lo que me preocupa es que una vez que se crea una crisis, como parecen haberlo hecho estas políticas de mala gestión de una forma previsible, el margen de maniobra está muy limitado”.

Según el Nobel de Economía de 2001, “las medidas de austeridad que parece estar imponiéndose obviamente frenarán la economía”, con costos sociales que “serían demasiado grandes”, a menos que el gobierno opte por “incluir la reestructuración de la deuda” en su plan, con una quita incluida, “dada la magnitud de los errores cometidos en los últimos años”.

“Los términos que Macri acordó con los ‘buitres’, el enorme obsequio después de que Argentina sacrificó tanto, creo que fueron desmesurados y plantean a Argentina un problema a futuro. Y luego los términos en los que pide prestado también son inquietantes”, señaló.

“Cualquiera del lado del prestamista debería darse cuenta de que tal vez no era algo bueno. Obtuvieron tasas de interés más altas, una prima de riesgo, y cuando te pagan más por la prima de riesgo tienes que enfrentar el riesgo. Ahora es el momento. Si la reestructuración de la deuda excluye a Argentina del mercado internacional, que probablemente no lo hará, puede que no sea tan malo”.

Al ser consultado sobre la probabilidad de contagio de la crisis en Argentina, respondió: “Este es un problema particular para Argentina, pero una gran crisis para Argentina podría claramente afectar a los otros países a través de varios canales. Hay varios países, no voy a mencionar sus nombres, que creo que pueden estar maduros para una crisis. Si hay un par de ellas en un periodo corto, es un efecto multiplicador y podría crear una crisis en los mercados emergentes”.

(Tomado de Página 12)

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jose R Oro dijo:

    Es muy importante que una personalidad extraordinaria como Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía y ex economista jefe del Banco Mundial, lo diga alto y claro. No se pueden asumir elevadas inversiones de capital extranjeros en los planes. No es solo en Argentina. Dolorosamente es un vicio en los planes de otros países incluyendo a Cuba también. No se pueden asumir inversiones extranjeras que no estén realmente aseguradas y contraer compromisos financieros sobre esa base.
    Hay una gran diferencia, en Argentina estas euforias no justificadas se hacen como una manifestación doctrinal del Neoliberalismo más puro y directo, donde el bienestar del pueblo no es un elemento de decisión fundamental. Es muy bueno, maravilloso, que un Nobel de Economía así lo exprese de manera explícita, con todo el peso de su prestigio

    • Andrés dijo:

      Muy de acuerdo amigo José. Macri está cometiendo errores de libro de texto. Hace cosas que ya se sabe van a perjudicar a su país. Claramente está actuando de modo doctrinal y no sobre la base de la evidencia, como debería ser. Tengo un par de amigos argentinos que están realmente deprimidos con la situación, y no es para menos. Este hombre torpe está destruyendo años de esfuerzo con su lamentable ofuscación ideológica.

      Ciertamente son lecciones que nos vienen bien a los cubanos también, obviamente no de la misma manera, pero igual de modo pertinente. El asunto nuestro no es con las inversiones en cartera sino con las inversiones extranjeras directas. Opino, al igual qe usted, que algunos de los supuestos en los que se han basado nuestros hacedores de política para estimular las IDE no son de probada efectividad. Creo que están haciendo de esto un monumento infalible, lo cual es peligroso para la economía.

      Por ejemplo, se ha hecho un sacrificio enorme en el pago de la deuda y se han hecho regalías fiscales significativas; todo esto en la creencia de que la confianza de los inversores se repuntará con estas acciones. Pero no hay evidencia que respalde nada de esto. De hecho, hoy las IDE en Cuba siguen muy por debajo de lo programado. Sin embargo ambas cosas, sobre todo los desembolsos, nos quitan recursos para la inversión dentro del país. Por lo general lo que impresiona a los inversores es la calidad de la infraestructura, la existencia de proveedores nacionales (no tiene que ser sólo materia prima),y otros elementos en los cuales ayuda la inversión nacional. Por otro lado, no deberíamos regalarle menos impuestos cuando esto tampoco influye en su decisión notablemente.

      Creo que en estos, así como en otros, aspectos relacionados a las inversiones extranjeras nuestro país ha adoptado (accidentalmente o no) una postura neoliberal que no ha demostrado beneficio alguno para otras naciones. Pienso que deberíamos recalibrar muchas de nuestras concepciones al respecto.

      • IDE dijo:

        De acuerdo con ambos, nuestro pais ha adoptado una politica que no parece ser la mas adecuada, se ha estado pagando deudas a un elevado costo, todo con la esperanza de atraer creditos e inversiones que no han llegado con la fluidez que se esperaba.

        Lo que plantea el prestigioso economista de reestructurar deudas es vital, sobre todo para un pais como el nuestro. Creo que se debió ser mas cauteloso en ese tema. Veo que se estan construyendo hoteles mas o menos con el mismo concepto, con la esperanza de….. luego la inversion no da lo esperado en el tiempo estipulado pero hay que pagar los creditos… y el ciclo continua

      • whitebat dijo:

        Coincido con Ud. y con el Sr. Oro en que no se puede confiar en que la inversión extranjera en los cálculos económicos de un país. Las inversiones extranjeras dependen de multiples e incontrolables factores y no es posible pensar en que vayan a suponer un rubro decisivo en la economía.
        En el caso de Cuba, también ha habido una cierta confianza en este tipo de inversiones, que como se ha podido ver no han funcionado. En Cuba se hicieron grandes obras en el puerto de Mariel con este fin, pero los resultados no han sido buenos.
        Las inversiones extranjeras son importantes para el despegue económico de un país, especialmente cuando van acompañadas de intercambio de tecnología. Éstas inversiones pero requieren de determinadas condiciones: un marco estable, con garantía de cumplimiento de contratos y fiscalidad, existencia de infraestructuras de transporte y energía, un mercado estable de insumos, y finalmente un cierto mercado interno, esta úlitma condición no es en principio necesario si la empresa establecida exporta su producción.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también