Imprimir
Inicio » Noticias, Economía  »

Brasil: Petroleros inician huelga de 72 horas

En este artículo: Brasil, Economía, Huelga, Michel Temer, Petrobras
| + |

Los petroleros se pronuncian también contra los planes de privatizar Petrobras. Foto: Diego Vara/Reuters

Los sindicatos de trabajadores del sector petrolero en Brasil iniciaron este miércoles una huelga de 72 horas que calificaron como “de advertencia” al gobierno y entre cuyos objetivos están los de bajar los precios de gas de cocina y combustibles y evitar la privatización de la empresa Petrobras.

Cuando aún el país no ha recuperado la normalidad tras el paro de camioneros que causó serios desabastecimientos a nivel nacional, los trabajadores petroleros comenzaron tres jornadas de protesta que en las primeras horas, según reportes, han paralizado la actividad en varias plataformas, refinerías, plantas y puertos.

El paro es acatado por trabajadores en al menos 20 plataformas petroleras de la importante cuenca Campos, una de las 46 operadas por Petrobras, confirmó la Federación Única de los Petroleros (FUP), el mayor sindicato de los trabajadores del sector en Brasil.

Simultáneamente, según la FUP, los trabajadores no se presentaron a sus turnos en ocho refinerías ubicadas en zonas que van desde Manaos, en el Amazonas, hasta Río de Janeiro, en el sureste. También abandonaron sus labores en plantas que manejan lubricantes, nitrógeno y gas de esquisto, y en los puertos de Suape y Paraguaná.

La directiva de Petrobras declaró que una medida de este tipo no tendrá un impacto inmediato en su producción y operaciones, dadas las existencias con que cuenta, y el martes la huelga fue declarada ilegal por la máxima corte laboral de Brasil, luego de que la empresa alegara que obedecía más a razones políticas que a reivindicaciones laborales.

No obstante, la huelga avanzaba el miércoles y con ella aumenta la probabilidad de que haya paros y protestas en otros sectores, en un ambiente de descontento frente a un gobierno cada vez más impopular y una economía que no despega. Todavía el miércoles subsistían focos del paro de camioneros.

Una encuesta realizada el martes por Datafolha, una de las tres consultoras más reconocidas en el tema de la opinión pública, arrojó que el 87% de los brasileños “respalda” el movimiento de los camioneros e, incluso, defiende su continuidad.

El domingo, en una alocución en cadena nacional, Temer anunció un paquete de medidas para poner fin al paro de camioneros, y que incluye la reducción del precio del diésel en las estaciones de bombeo. El gobierno asumirá los costos que deberá afrontar Petrobras, un gasto que el titular de la Secretaría de Gobierno, Carlos Marun, estimó en más de 2 700 millones de dólares.

Temer dijo que las reducciones para acceder a las demandas de los camioneros serán válidas por 60 días, luego de lo cual los reajustes de precios se harán mensualmente.

En un comunicado, la Asociación Brasileña de Camioneros (Abcam) consideró como una victoria el acuerdo firmado, pero pidió al gobierno que encontrara "soluciones para que esa reducción sea permanente".

Una reciente declaración de los frentes Brasil Popular y Pueblo Sin Miedo, los dos mayores movimientos populares del país, subrayó que la paralización nacional de los camioneros demuestra “el desastre que es la política de precios de los combustibles” impuesta desde 2016 por el presidente de Petrobras, Pedro Parente.

Desde julio de 2017 el precio de la gasolina subió 50,04%, el del diésel 52,15 y el del gas de cocina 67,8%, refirió el documento, y advirtió que podría para aumentar el costo de los alimentos y las tarifas de transporte, deteriorando aun más la calidad de vida de los brasileños.

(Con información de Reuters y Prensa Latina)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también