Imprimir
Inicio » Noticias, Historia  »

El día que Fidel Castro asumió como Primer Ministro de Cuba

| 8

Fidel Castro pronuncia un discurso después de la toma de posesión del cargo de Primer Ministro en el Palacio Presidencial. La Habana, 16 de febrero de 1959. Foto: Sitio Fidel Soldado de las Ideas

La presencia de Fidel Castro frente al Consejo de Ministros fortalece e imprime un nuevo estilo y un gran impulso a las tareas del Gobierno Revolucionario, rompe las trabas y parecieron las leyes que el pueblo esperaba.

El 16 de febrero de 1959, en el Palacio Presidencial de La Habana, Fidel tomaba posesión como primer ministro del gobierno revolucionario. El primero de enero anterior había triunfado la Revolución que él mismo había liderado.

Mientras más avanzaba la Revolución, mayores eran los ataques de sus enemigos. El gobierno de Estados Unidos, las agencias de prensa norteamericanas, la burguesía nacional, los asesinos, especuladores, chivatos y politiqueros del pasado régimen conjuraron una campaña que impidiera el avance revolucionario. Pero la decisión de la Revolución era una: continuar avanzando.

La actividad de Fidel es indetenible, aprovechó todos los espacios y escenarios para que el pueblo comprendiera la Revolución; y se enfrentó cada día a desbaratar las campañas que desde el exterior nos amenazan.

Así lo cuenta Luis M. Buch Rodríguez, testigo de los primeros pasos de la formación del Gobierno, en su libro Gobierno Revolucionario: génesis y primeros pasos:

“La crisis interna se intensificaba sin vislumbrarse una solución. Necesitábamos una autoridad de prestigio y arraigo popular, y llegamos al criterio de que Fidel era la figura indicada para hacerse cargo del Gobierno, como Primer Ministro”.

Fidel Castro firmando el acta de la toma de posesión del cargo de Primer Ministro en el Palacio Presidencial. La Habana, 16 de febrero de 1959. Foto: Periódico Trabajadores/ Sitio Fidel Soldado de las Ideas

En el acto de toma de posesión del cargo que asumiría, el líder cubano reconoció la alta responsabilidad que se le avecinaba:

“Paradójicamente, en los instantes en que recibo este honor de ponerme al frente del Consejo de Ministros, no experimento sino una honda preocupación por la responsabilidad que se ha puesto sobre mis hombros, por la seriedad y la devoción que siempre he puesto en el cumplimiento de mi deber.

“De cuantas tareas he tenido que realizar en mi vida, ninguna considero tan difícil como esta, ninguna considero tan preñada de obstáculos, ninguna considero tan dura de llevar adelante, porque estoy consciente de todas las dificultades, estoy muy consciente de todos los obstáculos”.

Fidel en su discurso de asunción del cargo estableció el rumbo futuro de la nación, sin desconocer los peligros y obstáculos que tendría por delante.

No obstante, una vez que terminara el acto público, comenzó la primera sesión del Consejo de Ministro. Allí llegarían las leyes más radicales de esa primera etapa, cuyo punto más alto sería la aprobación de la Primera Ley de Reforma Agraria; se aprobó un proyecto de ley por el que se suprimió total y definitivamente la Renta de la Lotería Nacional, de tan triste historia de peculado y corrupción, y en su lugar se creó el Instituto Nacional de Ahorro y Vivienda.

Todo un grupo de medidas y proyectos sociales han devenido de aquel memorable acto, hace 59 años,  de la pujanza y valentía de Fidel Castro, quien permitió el surgimiento de una sociedad más justa, alejada de los vicios y que cambió  la vida de un pueblo para siempre.

Para conocer más sobre el ideario del líder de la Revolución Cubana, visite nuestro sitio Fidel Soldado de las Ideas. Síganos en Facebook y Twitter.

 

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Eddy.SS dijo:

    Debemos ir a la génesis del gobierno revolucionario para no dejar morir los principios que enarboló Fidel en contra de la corrupción, y que hoy pretenden defender los que ignoran el peligro de perder estas conquistas e imponer nuevas reglas, cambiar la actitud de multitudes, que, viciadas en influencias de otras sociedades, tienden reorientarse al pasado, nombrado en su inmoralidad como “la lucha”.

    Hoy retornan gérmenes de estos males y lo vemos como consecuencia natural del desarrollo, que se disfrazan con frases edulcorantes, aunque fuera del sistema de explotación y desigualdades que imperaban, pero en esencia son los mismos gérmenes que denigran al hombre y la mujer de estos tiempos.

    Como dijera Martí, debemos tomar lo mejor del hombre y rechazar lo de él.

    De Fidel necesitamos su Ministerio. Es defender valores al precio de cualquier sacrificio.

    • robin hood dijo:

      eddy fidel lucho en su momento contra todo lo que representaba la oprecion que sufria el pueblo cubano y todos ellos eran bien jovenes como lo fue Frank Pais .
      Ahora mas que nunca necesitamos no solo un Fidel sino tambien un Jose Marti para que sepa unir los pinos viejos con los nuevos y llevar la revolucion a un camino sostenible y de marcha constante siempre hacia adelante ,
      ahora hay que bajar a los niveles mas humildes y hacer sentir al pueblo que se lucha por mejorar como lo hizo Fidel que camino siempre no al lado del pueblo sino de su mano .
      esa sera la unica manera de cambiar esas actitudes

  • Enrique Caminero dijo:

    Eterno Fidel de Cuba, America latina y del mundo con sus pueblos en pie de luchas. LOOR al Comandante en Jefe de mil batallas y las que se estan por librar hasta la definitiva liberación por el Socialismo

  • Mario Luís Cabrera Busquet dijo:

    Solamente decir gracías comandante por habernos dado esta revolución siempre estaras en los corazones de los revolucionarios que nunca claudicaremos

  • Amaya dijo:

    Y entonces comenzó una nueva etapa, “se acabo la diversión, llegó el Comandante y mando a parar”, y NUNCA le fallo al pueblo ni a su revolución tal y como dijo al concluir su brillante discurso el 8 de enero de 1959 en la Habana

    • Nelio Rafael Rodriguez Tamayo dijo:

      Nunca le falló porque nos enseñó el valor de la palabra dignidad y no huvo mejor ejemplo del hombre nuevo que el siempre y para siempre con su pueblo gracias fidel gracias

  • Nelio Rafael Rodriguez Tamayo dijo:

    Gracias a dios nuestro pueblo conoció en general la conducción de este gigante gracias nos hizo visibles a la humanidad por su capacidad de acción y resitencia el pueblo y el eran uno y seguiran siendo porque solo comparable con su ejemplo son las guias conductoras del partido co o organizacion mayor de nuestra sociedad. Padre nuestro que hoy estas tanto en el cielo como en el corazon de cada cubano. Más que nunca cada cubano se tiene que sentir como su propio comandante en jefe. A usted lo absolvio la historia. Asi tenemos que decir nosotros tambien como pueblo como generación jóven por nuestro futuro por nuestros hijos la historia nos absolvera porque usted nos enseñó el valor de la palabra dignidad. Muchas gracias FIDEL

  • Melvis dijo:

    Todos decimos que seguiremos el legado de ese gigante que luchó por mantener las conquistas logradas hasta los últimos días de su vida, del dicho al hecho hay un gran trecho, vamos a pedir primero que todo unidad y segundo cerrar filas con todo lo que pueda empañar su ejemplo, su dignidad, su sacrificio, vamos a retribuirle lo que nos dio, por lo que el luchó, el merece lo mejor de cada uno de nosotros, porque a él le debemos lo que somos. Vamos a poner en práctica todo lo que decimos. Menos palabras, más hechos.
    Gracias

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Yenisei García

Yenisei García

Graduada de Comunicación Social en la Universidad de La Habana. Madre, amiga y dedicada totalmente a que la prensa sea la artillería de la libertad.

Vea también