Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Claves para entender la guerra que se nos hace

Por: Javiel Fernández Pérez, Gabriela Roig Rosell
| 8

Fotos: Emilio Herrera Pérez / Prensa Latina

El libro La guerra que se nos hace, del autor Raúl Capote Fernández, fue presentado en el espacio de reflexión “Trinchera de Ideas” que tiene lugar los últimos miércoles de cada mes en el Memorial de la denuncia.

El Doctor Andrés Zaldívar Diéguez, investigador titular del Centro de Investigaciones Históricas de la Seguridad del Estado presentó la propuesta ante jubilados del Ministerio del Interior y un grupo de jóvenes, a quien va dirigido especialmente el texto según Capote.

 

De acuerdo con el autor, La guerra que se nos hace es un volumen para proveer a la juventud y a la sociedad cubana en general de herramientas que le permitan comprender los fenómenos de la guerra de símbolos, la guerra mediática y la guerra cultural que se entretejen sobre Cuba.

Portada de “La guerra que se nos hace”. Foto: Emilio Herrera Pérez / Prensa Latina.

Capote señaló que su obra es la historia de amor y pasión de quienes defienden la Revolución. Asimismo, resaltó que nuestro proyecto social se enriquece de la contracultura que genera y ahí radica su fuerza.

Eso es lo que nos ha convertido en el enemigo número uno de Estados Unidos. Por eso es la guerra que se nos hace. Hay que lavar el alma del país para poder derrotarlo. En aras de no cometer errores que nos conducen a la derrota, no podemos permitirnos la ingenuidad. Cuba tiene talento suficiente, que no depende de lo económico, para hacer que adolescentes y jóvenes se interesen por estos temas”, agregó.

Al finalizar, destacó que la escuela debe recuperar su papel en la formación de los estudiantes, aprovechar las nuevas tecnologías y la didáctica de las clases para crear individuos capaces de pensar por sí mismos, que encuentren las respuestas a su proyecto de país en estos tiempos de guerra cultural.

 

De acuerdo con el autor, “La guerra que se nos hace” es un volumen para proveer a la juventud y a la sociedad cubana en general de herramientas que le permitan comprender los fenómenos de la guerra de símbolos. Foto: Emilio Herrera Pérez / Prensa Latina.

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Julio Cesar Garrido Alvarez dijo:

    …si dependiera de muchos,y no pocos…esa guerra que se nos hace,muchas veces se convierte en una guerra de todos contra todos…

  • MFM dijo:

    Muy oportuno el lanzamiento de este libro, para enfrentar la guerra mediática no convencional y la subversión política ideológica de estos tiempos es importante y necesario diseñar un sistema motivador de aprendizaje que permita mantener viva la historia proyectada al futuro de hoy para todas las generaciones venideras, pues como bien se expresa los gobiernos de EEUU nos tienen y tendrán como enemigos al no ser que nos sometan y, de ser así, seriamos nuevamente neocolonia, pero éso no sucederá pues existe la instrucción, talento e inteligencia para enfrentar este tipo de guerra.

  • wilfredo dijo:

    En este sentido es importante destacar algo que para las nuevas generaciones es determinante. Soy padre y en ocasiones veo partes de la programación infantil de mis hijos. Quien en Cuba no a crecido viendo y sintiendo los toques de a degüello y el llamado de al machete de Elpidio Valdés. Hoy la programación infantil es una parte mas de de globalización cultural que nos imponen. Todos los animados son de mickey, blezer machin, paw patrol y un sin número de animados que algunos son educativos y necesarios, pero donde quedan los sentimientos patrióticos que nos formó Elpidio, eso de defender a cuba sobre todo y todos??? Desconozco si hay alguien capacitado para continuar la obra de Padrón pero deberían potenciar e intencionar el que sigan generándose nuevos animados de Elpidio así como otros que ilustren y exalten la historia de cuba y de sus luchas de liberación; y ponerlos en programación con más frecuencia.

  • Julio Cesar Garrido Alvarez dijo:

    …ideologia de Estado…¿acaso se podria definir de otra manera?…

    • Arquímedes dijo:

      ¿Y qué con que sea ideología de estado? Hay que leerlo igual y saber hacer juicios con la mayor cantidad de datos posibles. Aferrarse a fuentes de información de un solo bando (ya sea el bando del estado o el bando opuesto) puede llevar a parcializaciones y a un peligroso estrechamiento de nuestros juicios y conclusiones. Así que déjate de tantos prejuicios y dótate de más información para que que tus opiniones puedan ser más certeras y fundamentadas.

  • Eduardo dijo:

    No hay version pdf?

  • José Ángel dijo:

    El imperio tiene penetrada ideológicamente la sociedad cubana.Las 20 000 visas anuales,el paquete ilegal,las antenas ilegales,los desertores y traidores que han vuelto después de traicionar su bandera,su pueblo y su nacionalidad.Los que llegan del norte revuelto y brutal con toda su influencia,etc.

  • Roilán Rodríguez Barbán dijo:

    Plan contra Plan.

    Totalmente de acuerdo con mi amigo Capote.

    “A un plan obedece nuestro enemigo: de enconarnos, dispensarnos, dividirnos, ahogarnos, por eso obedecemos nosotros a otro plan: enseñarnos en toda nuestra altura, apretarnos, juntarnos, burlarlo, hacer por fin a nuestra patria libre. Plan contra plan”. Así nos convocaba nuestro Héroe Nacional José Martí en el Periódico Patria, el muy adelantadamente 11 de junio de 1892.
    Para nadie es un secreto que en la estrategia subversiva contra Cuba, el imperialismo tiene entre sus objetivos priorizados a los jóvenes, en particular a los estudiantes, apostando a la inexperiencia y a la rebeldía natural de la juventud. Se desatinan obcecadamente en crear brechas entre las distintas generaciones que llevamos adelante el proceso revolucionario. La actividad enemiga busca frustrar el compromiso de los jóvenes cubanos con la Revolución, dañar el funcionamiento y liderazgo de la Unión de Jóvenes Comunistas, las organizaciones estudiantiles y los movimientos juveniles, penetrar en nuestros centros universitarios y de la enseñanza media superior, manipular el papel e influencia de la religión, manejar el acceso a las nuevas tecnologías e Internet en correspondencia con sus fines… y otros aspectos de la vida social, económica y política del país que inciden directamente en los jóvenes.
    Asistimos a un singular momento de la Historia de nuestra Patria sobre el que debemos meditar serenamente. Entre las necesarias transformaciones económicas y sociales emprendidas para perfeccionar el socialismo, emerge un escenario de apertura al restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos; y en una difusa circunstancia histórica donde se trata de imponer a nivel mundial, como nunca antes, la cultura del tener, del egoísmo, la frivolidad, frente a la cultura del ser, el humanismo, la solidaridad. Se trata de una guerra de conquista y colonización cultural que se libra en el terreno de los valores y de la ideología, donde el peligroso silencio de los cañones se enfila hacia las nuevas generaciones.

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Javiel Fernández Pérez

Estudiante de Periodismo de la Universidad Central "Marta Abreu" de Las Villas.

Gabriela Roig Rosell

Estudiante de Periodismo de la Universidad Central "Marta Abreu" de Las Villas.

Vea también