Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Elecciones en Chile: Unidad de la izquierda como opción para triunfar

| 16 |
La presidenta Bachelet dandole todo su apoyo a Alejandro Guillier. Foto: Agencia Uno.

La presidenta Bachelet dandole todo su apoyo a Alejandro Guillier. Foto: Agencia Uno.

Para poder expresar algunas consideraciones sobre la segunda vuelta electoral del domingo 17 en Chile, vale la pena volver a mirar los resultados anteriores.  El expresidente Sebastián Piñera, candidato de la agrupación de derecha Chile Vamos, obtuvo el 36,64 por ciento de los votos y le sacó 14 puntos de ventaja a Alejandro Guillier, senador independiente, representante de la centro-izquierdista Nueva Mayoría (oficialista, con el apoyo de la presidenta Michelle Bachelet). Ellos son los dos candidatos de los que el venidero 17 de diciembre, saldrá el nuevo presidente de la República de Chile.

Sebastián Piñera, de 68 años es un empresario y político chileno, representante de la derecha. Fue presidente de Chile entre los años 2010 y 2014. En el ámbito financiero, es dueño de una de las mayores fortunas de su país, con un capital estimado de 2,700 millones de dólares.

Alejandro Guillier tiene 64 años, es periodista y senador por Antofagasta, es una figura fresca en el panorama presidencialista. Salió candidato de Nueva Mayoría por encima del expresidente Ricardo Lagos, quien le está dando hoy todo su apoyo.

La imprescindible unidad progresista

La diputada Karol Cariola (Partido Cominista) junto a Alejandro Guillier. Foto: Agencia Uno.

La diputada Karol Cariola (Partido Comunista) junto a Alejandro Guillier. Foto: Agencia Uno.

El candidato de centroizquierda, Alejandro Guillier, necesita imperiosamente la unidad de todas las fuerzas políticas de izquierda y progresistas del país. Muy positiva la posición de la candidata del Frente Amplio (de izquierda), Beatriz Sánchez, quien anunció el 4 de diciembre pasado que votará por Alejandro Guillier.

“Mi voto es contra Sebastián Piñera y para eso voy a votar por Guillier”, señaló la periodista, que obtuvo el tercer lugar en las elecciones con un muy contundente e inesperado 20,27%, a solo dos puntos por debajo del candidato de la Nueva Mayoría. Este vibrante gesto político de Beatriz Sánchez, representa una condición sine qua non para el miembro de la corriente política de la actual presidenta Michelle Bachelet, que necesita conquistar a una buena parte (si no a casi todo) del electorado de Sánchez para derrotar al poderoso candidato conservador. Debido a la importancia del paso dado por Sánchez, Guillier reaccionó casi de inmediato y agradeció su respaldo: “Gracias por tu transparencia, fuerza y valor. Aprecio enormemente tu apoyo y la unidad para construir un Chile más justo”, escribió en Twitter.

Los analistas locales e internacionales insisten que la segunda vuelta la ganaría quien cometa menos errores en este período, aunque muchas veces no son explícitos en que significa esto. Es imprescindible que Guillier tome en esta recta final algunas disposiciones enérgicas que muestren su determinación y compromiso con el electorado progresista y clarifiquen cual sería su programa de gobierno, si no lo hace, a pesar del apoyo de los líderes políticos, los votantes no se entusiasmarán por su candidatura.

Un ejemplo de ello es manifestar que finalizaría con el sistema privado de pensiones, piedra de toque del neoliberalismo chileno. Para mí está claro que el candidato Alejandro Guillier debe mover su discurso y compromisos bastante más a la izquierda en el plano político y proponer una política ambiental más firme. Para que el voto progresista se una alrededor de su candidatura, debe evidenciar que su gobierno va a responder a los intereses del pueblo mucho más que el actual de Bachelet.

La reforma del plan de pensiones ya mencionado, la reforma educacional que es clave para el voto joven, y una política internacional más progresista, borrando la memoria de los abyectos votos del gobierno actual contra la Revolución Bolivariana en la OEA, mejores relaciones con Bolivia, entre otras cosas en que el gobierno de Bachelet no ha cumplido con las expectativas populares. Si no se compromete más, es muy probable que sea derrotado.

En los últimos días, además de Beatriz Sánchez muchas de las principales figuras del Frente Amplio han hecho público su apoyo personal a Guillier. El diputado Gabriel Boric, del Movimiento Autonomista y uno de los políticos chilenos mejor valorados por la ciudadanía, señaló en su blog:

“Creo que nuestro papel como frenteamplistas es enfrentar a la derecha y señalar que implicaría un retroceso para el país”.

Si se logra como parece la unidad de la mayor parte de la izquierda y de las fuerzas progresista, la elección del domingo 17 aun así sería decidida por estrecho margen.

En la primera vuelta se trataba de una elección en la cual la mayoría de las encuestas daban por ganador a Piñera, por mayor margen del 36,64% que finalmente alcanzó (se esperaba un 40% – 42% pero se ha vuelto ahora un final cerrado que tiene a Chile totalmente absorbido.

“Chile tiene un prestigio internacional por sus elecciones correctas y transparentes. Seamos responsables y no desacreditemos nuestras instituciones democráticas”, escribió en Twitter la presidenta Bachelet, que de haber sido un tanto apática al principio, ha asumido un papel bastante protagónico en la segunda vuelta apoyando con mucha decisión a Guillier.

Cuando decimos unidad de la izquierda y fuerzas progresistas, además de los mencionados hay que añadir a la candidata de la Democracia Cristiana, Carolina Goic que obtuvo el 5,88%, y Marcos Enríquez-Ominami (izquierda radical) con el 5,71%, y el apoyo decidido del expresidente socialista Lagos a Guillier. Pero más allá de la actitud positiva de los lideres de centro-izquierda e izquierda, el carismático candidato debe convencer a los votantes de que si lo eligen el va a gobernar con mas compromiso popular que Bachelet.

Piñera y Kast la derecha y el fascismo hermanados una vez más. Foto: Reuters .

Piñera y Kast la derecha y el fascismo hermanados una vez más. Foto: Reuters .

Creo que uno de los factores más importantes (y menos pensado) que pueden propiciar la unidad de la izquierda es, ni más ni menos, la alianza entre Piñera y el candidato ultraderechista/pinochetista, José Antonio Kast, con un imprevisto 7,93% de los votos. El mayor embrollo político para el expresidente de derecha consiste en obtener los votos del pinochetista Kast, comprometiéndose con él lo menos posible. Su alianza con la derecha más extrema, provocará una polarización total del espectro político y quizás Piñera lamentará esa alianza más tarde.

En la primera vuelta los seis candidatos de centro-izquierda e izquierda obtuvieron algo más de 3,6 millones de votos, frente a los 2,9 millones de Piñera y Kast. Si una votación parecida se produce el 17 de este mes, Guillier ganaría. La unidad daría la posibilidad única de victoria, y la falta de esa unidad le haría pagar un precio muy alto al pueblo chileno. Con mirar al este de la cordillera alcanza para saberlo.

El impacto internacional de las elecciones en Chile

Lucha por el fin de los fondos privados de pensiones, de primordial significado en las elecciones. Foto: DR.

Lucha por el fin de los fondos privados de pensiones, de primordial significado en las elecciones. Foto: DR.

Más allá de la significativa importancia de Chile, sexta economía regional, una victoria progresista sería también una enorme refutación de la supuesta “ofensiva conservadora”  o “fin del ciclo progresista” en América Latina. Sería un durísimo golpe para el neoliberalismo, y un revés para la política latinoamericana del presidente D. Trump y de otros gobiernos conservadores en el mundo.

Como dijera el gran pensador latinoamericano Álvaro García Linera, vicepresidente de Bolivia:

“El continente está viviendo un momento de inflexión histórica. Ciertamente, después de diez años continuos de expansivas victorias políticas de las fuerzas revolucionarias y progresistas en Venezuela, Brasil, Argentina, Bolivia, Paraguay, Ecuador, Nicaragua y El Salvador, existe un estancamiento de esta irradiación e incluso un retroceso territorial. Es así que a la conspiración política conservadora en Honduras (evidente en las recientes elecciones, nota del autor), Paraguay, Venezuela y Brasil, le ha seguido la derrota electoral en Argentina. A través de vías electorales, en ocasiones acompañadas por acciones de movilización colectiva, sumadas a sistemáticas agresiones económicas y a una inocultable conspiración externa, las fuerzas conservadoras han asumido en el último año el control de varios gobiernos del continente”.

Por su parte, el expresidente uruguayo Pepe Mujica lo dijo categóricamente en Guayaquil “el peor enemigo de la izquierda es la disensión interna”.

¿Que nos ha enseñado la historia?

Alejandro-Guillier candidato progresista en Chile. Foto: Reuters.

Alejandro-Guillier candidato progresista en Chile. Foto: Reuters.

El tema de la unidad de la izquierda es tan importante que no se debe desaprovechar ningún espacio para expresarlo. Existe un consenso acerca de la necesidad absoluta de la unidad de las izquierdas “no solo para derrotar al capitalismo, sino también para que el capitalismo no nos derrote”, como dijera el presidente del PCE, José Luis Centella. La falta de unidad de la izquierda no es un fenómeno de hoy sino que tiene una extendida y nefasta historia, desde el siglo XIX a la fecha ha sido la causa de muchos dolorosos fracasos. Es imprescindible y perentorio el lograr la unión de las izquierdas y fuerzas progresistas en Chile y por doquier, y no solo de la boca hacia fuera.

Algunas semejanzas y diferencias en el ámbito regional

Beatriz Sanchez de exito extraordinaria con el Frente Amplio en la primera vuelta. Foto: EFE.

Beatriz Sanchez de exito extraordinaria con el Frente Amplio en la primera vuelta. Foto: EFE.

Los medios conservadores están a favor de Sebastián Piñera, tratando de vender la idea de que es bueno un cambio de “una vez los progresistas y después una vez los conservadores” algo evidentemente insensato, pero que envía una falsa idea de que el triunfo de “Chile Vamos” constituiría un supuesto acto de balance social. Pero estos medios en Chile no actúan con un casi completo dominio de la información como por ejemplo en Argentina y un algo menos en Ecuador. No hay en Chile posibilidad de cuasi–fraude (o el intento de hacerlo) como en Honduras, mucho menos con Michelle Bachelet siendo aun la presidenta.

Si el domingo 17 de diciembre Piñera es electo, no sería por una victoria de la derecha, ni una demostración del “fin del ciclo progresista”, sino un fracaso y auto infligida derrota de la izquierda de Chile. Si se concreta un voto unido, la elección de Alejandro Guillier será una grata victoria para los pueblos de América Latina. Pero nadie piense que va a ser fácil, ni remotamente. Los 700 mil votos de ventaja que los candidatos de la centro–izquierda e izquierda sacaron sobre S. Piñera y J.A. Kast en la primera vuelta, no son definitorios, sobre todo si los votantes progresistas consideran que su “candidato” no es representativo de lo que ellos demandan.

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Felicia DM Padron dijo:

    Aun recuerdo aquel 3 de Diciembre de 2013, cuando el presidente de Venezuela Hugo Chávez hizo entrega del mando de la presidencia pro témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) a su homólogo chileno Sebastián Piñera.

    “Con la colaboración de todos los países, sacaremos adelante la CELAC,
    concluyó.Piñera”

    “El presidente venezolano Hugo Chávez cerró la cita con un Viva la Unidad.”

    • David dijo:

      Felicia hay un error de fechas. Eso fue en 2011. Chávez falleció en marzo de 2013 y ya la presidencia por témpore era cubana, hasta la II Cumbre de la CELAC en La Habana, en enero de 2014.

      • Felicia DM Padron dijo:

        Si Sr. David, usted tiene razon, me di cuenta y rectifique, pero cubadebate no acepta mas de un comentario, uno, y de milagro!
        Gracias por aclaracion.

  • Mapuche dijo:

    Uniéndose toda la izquierda chilena (que no sucederá) aún así la derecha en la figura de Piñera tiene más votos.

  • Frodo dijo:

    Así mismo es profesor , pero no solo la izquierda del chile , la izquierda de Latinoamérica debe unirse para combatir al capitalismo, ese capitalismo vil y egoísta que explota a los pueblos de América , para combatir a esos lobos disfrazados de ovejas , ahora mismo un grupito de empresarios norteamericanos y canadienses están acabando con los ríos de Latinoamérica en busca de oro , contaminando con mercurio , no solo el medio ambiente si no destruyendo la salud de los trabajadores cuya esperanza de vida es ridículamente baja , y ni hablar de su calidad de vida ,,, y todo esto para que? Cómo dije antes para que un grupito de empresarios vivan como dios. Eso es inaceptable profesor , la hipocresía del capitalismo no tiene límites , y lo peor es que muchos de estos personajes imperialistas se nos presentan como salvadores , ofreciendo alternativas y soluciones , cuando en realidad lo único que buscan es seguir explotandonos. Saludos

  • Amaya dijo:

    Certero análisis de la situación chilena actual, el factor unidad de las izquierdas ha mellado en no pocas ocasiones las esperanzas de pueblos enteros, si se unen y convencen de verdad es posible la victoria de las fuerzas progresistas no solo en Chile, sino en varios paises de américa latina

  • Mary dijo:

    Considero este articulo como muy correcto. La necesidad de la gente progresiste unirse es grande en Amrica Latina, Estados Unidos y otros lugares. Muy bien escrito y elaborado

  • Lili dijo:

    Me gusta el articulo. pero queria saber si los candidatos de la segunda vuelta han presentado problemas de corrupcion o peculado de algun tipo.Ha existido mucha corrupcion en Chile?

  • G16 dijo:

    el domingo 17 todo parece indicar que será una nueva victoria de Piñera, ratificando su triunfo en la primera vuelta. La candidatura del periodista Guillier no logra aglutinar las aspiraciones de la izquierda, demasiada oxidada y aun más dividida en sus ya obsoletos programas. Por otro lado las experiencias de periodistas, comunicadores y figuras de los medios no han tenido buena experiencia en America latina, pues a la larga quedan manejados por los movimientos politicos que lo reclutan y apoyan. Tas los casos de corrupción del periodista Funes en el Salvador, de las novatadas de Nasralla en Honduras (¨manicheado¨por Mel Zelaya y que ni siquiera llegó al poder acusando un fraude que no pudo demostrar) y de la inexperiencia de Jimmy Morales en Guatemala, los chilenos son lo suficientemente lúcidos para no arriesgarse en una aventura. Es cierto que Piñera tampoco es un experto en politica, pero demostró en su gobierno que sabe manejar la economía y su retorno arrastra más simpatía que la del resto de sus oponentes. Pero bueno, los chilenos por suerte tienen el derecho de decidir y ser respetada su voluntad en las urnas y esperamos que el tiempo demuestre que sea correcta su definición.

  • Maestra dijo:

    Seria muy interesante establecer una discussion en referencia a las diferencias y similitudes de la vieja y nueva izquierda Chilena.

  • Maestra dijo:

    Seria verdaderamente interesante establecer un debate que aborde las diferencias y similitudes de la vieja y nueva izquierda en Chile.

  • Lili dijo:

    Me gusta el articulo. pero queria saber si los candidatos de la segunda vuelta han presentado problemas de corrupcion o peculado de algun tipo.Ha existido mucha corrupcion en Chile?

  • Jose R Oro dijo:

    Una breve actualización de cómo va la segunda vuelta electoral en Chile:
    En un encuentro de mucha importancia, la candidata de la Democracia Cristiana (DC) que es la más centrista de todas las organizaciones políticas que forman el bloque progresista para la segunda vuelta en Chile, Carolina Goic, sostuvo una reunión con Alejandro Guillier, para manifestarle su respaldo en los comicios. El encuentro estuvo centrado en temas de probidad y transparencia. A través de Twitter, la misma Goic informó detalles, indicando que Guillier encarna la opción de un “Chile más inclusivo y justo”. “Ha sido la ciudadanía la que ha establecido que sea Alejandro Guillier quien enfrente a Sebastián Piñera y hoy es, frente a dos caminos, la mejor opción para trabajar en un Chile inclusivo, que avance en justicia social”, indicó Goic quien en la primera vuelta, obtuvo un 5,9% de las preferencias versus el 22,7% de Guillier. Muchos integrantes de su partido ya habían manifestado su apoyo al candidato.
    Durante la inauguración de un nuevo servicio rural de televisión, la presidenta M. Bachelet volvió a enfatizar la importancia de que continúe en el poder la centroizquierda: “Ese es el Chile que hemos querido construir junto a ustedes, y de ustedes depende, yendo a votar el 17 (por Guillier), que podamos seguir avanzando como país todos juntos, para que cumplamos nuestros derechos y obligaciones ciudadanas”, dijo la jefa de Estado, en referencia a los beneficios que su administración ha implementado.
    Alejandro Guillier, sumó un nuevo y sorpresivo respaldo a su campaña electoral en Antofagasta, ciudad por la que es senador. La alcaldesa independiente de esa ciudad (sin filiación partidista y considerada partidaria de la derecha), Karen Rojo, le manifestó apoyo durante una visita al nuevo hospital regional. Rojo destacó que gracias a gestiones del senador Guillier se lograron las transferencias de dos sitios para proyectos emblemáticos del municipio. “Así que senador, si usted logró conseguirme esos dos terrenos, yo espero que usted como Presidente, y yo le deseo mucho éxito, me siga ayudando”, dijo la alcaldesa de la quinta ciudad de Chile.
    En algo extraño para las elecciones de esta año en Chile, en la mañana del domingo 10 de diciembre, se produjo el hallazgo de objetos sospechosos en las sedes del Partido Radical (PR) y del Partido Socialista (PS) que son ambos partidos directamente relacionado con el candidato de de centro-izquierda Alejandro Guillier, los que resultaron ser artefactos explosivos de baja intensidad, los que fueron retirados con éxito por la policía y no alcanzaron a detonar.
    Un análisis del voto de primera vuelta, dice que en las comunas (municipios) de menos ingreso y menor edad promedio de sus habitantes el voto favorece a Guillier y que en aquellos de promedio más alto de edad y de mayores ingresos a S. Piñera
    Los principales periódicos chilenos, entre ellos El Mercurio apoyan a la derecha como era esperado, y también apoya a S. Piñera, el empresariado chileno encabezado por el poderoso hombre de negocios Andrónico Luksic.
    Hoy se producirá el debate televisado A. Guillier – S. Piñera que es esperado con ansia por millones de chilenos, y que se supone pudiera definir bastante este reñidísima segunda vuelta que muchos piensan que se decidirá voto a voto.

  • Efrain dijo:

    No creo que exista en Chile tanta desigualdad como en otros paises de America del Sur, por eso pienso que no hay tanto interes en votar por la izquierda de nuevo. Es muy posible que el expresidente gane por otro periodo, no pienso que es tan malo que se alternen presidentes mas socialistas y mas conservadores.

  • Alex dijo:

    La economia chilena se ha vuelto una de las mas solidas de America Latina, pero creo que hay demasiada politizacion del pais. Cuando veo las fotos si no explican quienes son, yo no sabria decir quien es de derecha o izquierda, lucen y se visten iguales
    Un beso

  • Jose R Oro dijo:

    Le agradezco mucho a los Cubadebatientes su atención a la situación en Chile. Muchos de los comentarios son de excepcional interés e importancia (leí hasta el comentario #15). Dice el estimado Alex que los políticos chilenos de derecha e izquierda “lucen y se visten iguales” lo que sucede es que “los hombres se parecen más a su época que a sus padres” hoy no se vive una época de revoluciones, guerrillas y muchos de estos políticos centroizquierdistas proceden de la clase media. El estimado Efraín toca un punto que es para mí muy interesante, en los países escandinavos por ejemplo no hay tanta desigualdad como en los EE.UU., sin embargo predominan los gobiernos de centro-izquierda que son los que han ido eliminando la altísima desigualdad que existía en el pasado. El alternarse gobiernos de derecha y de centro-izquierda de una imagen falsa de balance social, pero en la realidad los que se logra con los gobiernos progresistas después se revierte. A la estimada Maestra le diría lo mismo, un presidente como el héroe Salvador Allende vivio una época de revolución, como muchos de sus partidarios dentro de Unidad Popular, incluyendo al MIR que consideraba la lucha armada como la vía para conseguir las reivindicaciones del pueblo chileno. Hoy vemos en Bolivia a Evo Morales que está haciendo una revolución profunda sin enfrentamientos con el ejército o la policía. No son iguales los políticos porque tampoco son iguales los tiempos en que vivimos. A la estimada Lili le quisiera decir que ningún país de América Latina está libre de corrupción, sin excepción. Es muy interesante ver la tabla “Índice de Percepción de la Corrupción 2016 de Transparency International”
    http://transparencia.org.es/wp-content/uploads/2017/01/tabla_sintetica_ipc-2016.pdf
    Aunque estos obviamente no es nada definitivo si se observa que Uruguay y Chile están considerados los países manos corruptos de América Latina, y ambos tienen gobiernos de centro – izquierda no de derecha.
    Muy de acuerdo con el comentario de los estimados Frodo y Amaya con respecto a la necesidad de una extrema unidad de la izquierda latinoamericana, dice un amigo mío (argentino) que “dos izquierdistas latinoamericanos solo se ponen de acuerdo para atacar a un tercero”, por supuesto es una triste broma, que aunque obviamente exagerada, refleja cuanto se necesita y falta el elemento unitario.
    Dejo para el final los comentarios de los estimados G16 y Mapuche. Muchos consideran como ellos que S. Piñera tiene clara ventaja para este domingo, casi todos los medios locales así lo anticipan, pero no creo que sea algo clara y evidentemente decidido, probablemente será un resultado voto a voto, muy estrecho. Muy comedidamente pienso que la abstención, que fue muy alta en la primera vuelta, va ser menor, ese factor y el nivel de unidad y movilización que puedan lograr las fuerzas progresistas, serán factores importantes o incluso determinantes. Pero cualquiera que sea el resultado, por su estrechez y gran cantidad del voto progresista, no será de ninguna manera una demostración del “fin del ciclo progresista” o “una ola conservadora”.

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

José R. Oro

José R. Oro

Ingeniero cubano residente en los Estados Unidos.

Vea también