Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Falleció Patricio Echegaray, líder del Partido Comunista Argentino

| 1 |
El Secretario General del Partido Comunista, Patricio Echegaray Foto: Matias Aimar 15/05/2014

El Secretario General del Partido Comunista, Patricio Echegaray Foto: Matias Aimar
15/05/2014

El Partido Comunista de Argentina expresó en Buenos Aires su más sentido dolor por el fallecimiento de su presidente, Patricio Echegaray, quien falleció hoy a los 70 años.

Víctima de una enfermedad que lo mantuvo resistiendo hasta el último minuto de su vida, Echegaray ejerció la Secretaría General del Partido Comunista desde 1987, siendo su presidente durante el último año. En el año 2000, fue electo legislador de la Ciudad de Buenos Aires, apuntó en un comunicado esa organización política.

Nacido en Jáchal, en la provincia de San Juan, abrazó la militancia comunista desde muy temprana edad, siendo estudiante secundario y militó durante toda su vida en el comunismo.

Durante su trayectoria fue dirigente estudiantil en la Universidad Nacional de San Juan, y de la Confederación General del Trabajo en su provincia natal. En 1980 fue elegido Secretario General de la Federación Juvenil Comunista y nueve años más tarde asumió como Secretario General del Partido Comunista, recordó esa organización.

Impulsor del histórico XVI Congreso que determinó el viraje revolucionario del PC, Echegaray se involucró activamente en los procesos revolucionarios y de integración en la región, como la revolución Sandinista en Nicaragua y El Salvador, la lucha de la guerrilla de las FARC-EP en Colombia y la Revolución Bolivariana de Venezuela.

También con la Revolución Cubana durante el período especial y después, donde forjó una sólida amistad y colaboración política con el líder histórico Fidel Castro, agregó el PC.

Sus restos serán velados mañana en la sede del Comité Central del Partido Comunista, señala el texto, firmado por el secretario general de ese brazo político, Víctor Kot, y por el secretario de Relaciones Internacionales, Jorge Kreyness.

La embajada de Cuba en Argentina, en nombre de todo el pueblo cubano, lamentó profundamente el deceso del destacado líder comunista, ‘entrañable y fiel amigo de Fidel y de la Revolución cubana’.

Hasta siempre querido amigo. Hasta la victoria siempre Patricio, difundió la embajada en una nota. La muerte de Echegaray causó un hondo pesar también dentro del Movimiento de Solidaridad con Cuba (MasCuba) y del Club Argentino de Periodistas Amigos de Cuba, que lamentaron su profunda pérdida en momentos tan necesarios en la batalla de ideas y en la lucha por la resistencia y la liberación en América Latina.

(Información de Prensa Latina)

Patricio Echegaray junto a Fidel Castro, compartiendo en el despacho del líder histórico de la Revolución Cubana. Foto: Archivo

Patricio Echegaray junto a Fidel Castro, compartiendo en el despacho del líder histórico de la Revolución Cubana. Foto: Archivo

Patricio Echegaray en un evento sobre la Revolución Socialista de Octubre. A su derecha, el destacado intelectual argentino Atilio Borón

Patricio Echegaray en un evento sobre la Revolución Socialista de Octubre. A su derecha, el destacado intelectual argentino Atilio Borón

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Roberto Deibe dijo:

    Te fuiste nomás. Por más que sabíamos que tu sufrimiento iba a tener un final y que con eso te ibas, el dolor se hace presente. Siento un vacío ahora. En el alma, en el pensamiento, en el puño en alto. Un vacío que duele, que entristece, que da bronca, que putea. Tu partida es un pedazo de nuestras historias. Vos estuviste en cada uno de nosotrxs más allá de las diferencias, los enojos, las broncas. Estuviste porque fuiste un protagonista de nuestras historias militantes. También protagonista de la historia reciente de Argentina, de Nuestra América y del mundo. Ya el tiempo echará luz sobre cada uno de tus pasos en este mundo, la humanidad merece saberlo.
    Ahora te escribo desde mi trabajo, en el Hospital Posadas. Este hospital supo de tu solidaridad y militancia. Como en aquél 13 de agosto de 2001 cuando el cuerpo de infantería de la Policía Federal , enviada por el gobierno de Fernando De la Rua, nos reprimió con gases, balas de goma y bastonazos. Viniste como legislador porteño, poniendo en práctica tu discurso que la bancada sólo tiene razón si está al servicio del pueblo. Viniste a poner el pecho, como tantas otras veces. Ya habías venido antes a la carpa del aguante de los trabajadores de limpieza que resistían la privatización.
    Tantas anécdotas para contar. Vividas por mí pero también por mis viejos, mi familia, mis amistades. Muchas veces te defendí frente a mentiras, otras te putee en mil idiomas. Pero siempre te tuve el respeto que te mereces. Respeto por tu historia, tus acciones, convicciones, ideas.
    Me quedo con tu imagen en la Coordinadora de Juventudes Políticas, en la Brigada del Café, en el XVI Congreso, en la Carta de los Cinco, en tu defensa inclaudicable de Cuba, Venezuela, Bolivia y todos los procesos populares y revolucionarios. Sobre todo me quedo con tu imagen y tus palabras en los pasillos del Comité Central y en cada acto, en cada local partidario. Tu partida nos deja huérfanos, como que nos desgaja un pedazo de piel ardiente, un pedazo de nuestra historia. Tu partida se suma a las últimas grandes pérdidas como las de Hugo Chávez, Fidel Castro y tantos otrxs. La humanidad volverá a engendrar nuevos hombres y nuevas mujeres para las luchas por venir, engendrará gigantes como lo fuiste vos. Espero que podamos estar a tu altura, aunque sea intentándolo.
    Con mucho dolor, pero con el puño en alto…
    Hasta siempre, Patricio!

    Roberto Deibe
    10/08/17

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también