Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Washington gira 180 grados respecto a Siria: La prioridad ya no es echar a Bashar Al-Assad

En este artículo: Bashar Al-Assad, Estados Unidos, Siria
| 5 |
El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan (dcha.), estrecha la mano al secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, durante una reunión en el palacio presidencial de Ankara, el 30 de marzo de 2017. Foto: AFP.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan (dcha.), estrecha la mano al secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, durante una reunión en el palacio presidencial de Ankara, el 30 de marzo de 2017. Foto: AFP.

El secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, sostuvo este jueves la primera posición pública de la Casa Blanca respecto a Siria, al afirmar que el destino político del presidente Bashar Al-Assad dependerá del pueblo de ese país árabe.

Poco después, la embajadora estadounidense ante la ONU afirmó que la prioridad de su país ya no es sacar del poder a Bashar al Asad, sino encontrar vías para poner fin a la guerra civil siria.

“Escogemos nuestras batallas”, afirmó Nikki Haley a la prensa. “Y cuando vemos esto (la situación en Siria), se trata de cambiar las prioridades y nuestra prioridad ya no es centrarnos en echar a Al Asad”.

La visita de Tillerson a Turquía se centró fundamentalmente en la situación en Siria, un día después de que el Gobierno turco anunciara el final de la ‘Operación Escudo del Éufrates’, lanzada en el país vecino en guerra en agosto pasado.

“A largo plazo, la suerte del presidente Asad será decidida por el pueblo sirio”, declaró Tillerson en una rueda de prensa conjunta con su homólogo turco, Mevlüt Cavusoglu.

Hasta ahora, la Administración del presidente Donald Trump había dado señales ambiguas sobre su implicación en los esfuerzos diplomáticos para tratar de resolver una guerra que ya ha dejado más de 320.000 muertos.

El conflicto, que acaba de entrar en su séptimo año, también ha provocado la huida de más de cinco millones de personas del país, según nuevas cifras publicadas este jueves por la Agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR).

La oposición reclama la salida de Al Asad, en la misma línea mantenida por el anterior presidente de EEUU, Barack Obama, durante mucho tiempo, antes de moderar su postura y dejar de hacer llamamientos directos en ese sentido.

Las declaraciones de Tillerson este jueves contradicen la posición expresada por la representante de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, y por el portavoz del Departamento de Estado, Mark Toner, que hace pocos días aseguró que Bashar al Asad no podía formar parte del futuro político de Siria.

(Con información de AFP)

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Hunt dijo:

    )/%$&$%&%/(/)(/)

  • ..el mar dijo:

    “….la embajadora estadounidense ante la ONU afirmó que la prioridad de su país ya no es sacar del poder a Bashar al Asad…”
    …lo dijo ante la ONU…
    Nos hemos acostumbrado a estas frases y las asumimos como normales. Desaparece nuestra actitud crítica hacia estas posturas. Después cuestionan que en Venezuela, no hay democracia, o en la Antártida.

    • Aroldo dijo:

      Exacto el mar, y seguimos con que hay guerra civil en Siria, y asumimos eso como algo normal, o sea que ISIS, DAESH y el resto de terroristas son sirios que quieren sacar a Al Assad del poder.

  • Radical dijo:

    La verdad q esto no es para entenderlo, ja…..lleva un curso de no sé cual asignatura…

  • Jose R Oro dijo:

    La noticia es muy parca y no dice con claridad las razones de los EE.UU. para ese cambio tan importante, y a mi juicio sine qua non para obtener una paz en Siria. Hay varias razones para ello.
    a) Turquia, que es un importante aliado de los EE.UU. en la OTAN discrepa fuertemente que el gobierno estadounidense arme y apoye a los kurdos que son unos de los principales combatientes contra Bashar Al Assad.
    b) La decidida acción rusa apoyando a Al Assad, y la formación de un poderoso accionar ruso –iraní en igual sentido, hacen que Al Assad este ganando la guerra, ni mas ni menos. Para cambiar esta situación habría que llevar importantes contingentes militares estadounidenses, lo cual es políticamente suicida en los EE.UU., además de que sus aliados de la OTAN, en las condiciones de la crisis migratoria no van a apoyar militarmente una invasión.
    c) La única fuerza militar decisiva que los EE.UU. podría usar sería Israel, pero esto traería una completa enajenación del mundo árabe (e islámico) y un fortalecimiento tremendo de ISIS y otras fuerzas terroristas. Ni mencionar todo lo que pediría Netanyahu a los EE.UU. a cambio de tal ayuda.
    Hay otras razones adicionales, entre las cuales Trump quiere demostrar que su antecesor Obama no tenía la capacidad ni el valor para tomar decisiones prácticas en temas vitales del ámbito internacional, concentrar los esfuerzo en Yemen lo que ven con mas posibilidades de éxito, etc

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también