Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Los campos de refugiados que las políticas de Trump podrían crear

| 3

muro-campo-de-refugiados-eeuu-mexicoLas autoridades mexicanas temen que surjan campos de refugiados en su frontera con Estados Unidos, después de las nuevas medidas de control de migraciones impulsadas por el presidente Donald Trump para acelerar las deportaciones masivas y permitir las expulsiones a México de ciudadanos no solo mexicanos sino de otras nacionalidades, y advirtieron que no darán abasto para acoger a los miles de extranjeros expulsados en una zona atravesada por los cárteles y el narcotráfico.

Hasta la asunción de Trump cada ciudadano extranjero expulsado era extraditado a su país de origen, pero las nuevas directivas del Departamento de Seguridad Nacional permiten expulsar a los indocumentados al otro lado de la frontera, mientras sus peticiones de asilo o los trámites de residencia se estudian en Estados Unidos.

Aunque el futuro de la nueva política de la Casa Blanca hacia los inmigrantes es incierto, los memorándums conocidos el lunes pasado en Washington contemplan una revisión integral de las ayudas de Estados Unidos hacia su país vecino, que la administración Trump podría destinar a completar el muro de su larga frontera con México y a asistir a los ciudadanos de otras nacionalidades expulsados al otro lado de la frontera, bajo la misma modalidad en que funcionan los campos de refugiados sirios en Turquía, que reciben dinero de la Unión Europea a cambio de la contención de los migrantes.

El gobierno de México no reaccionó todavía a la revisión de las directrices migratorias del gobierno de Trump, pero el nuevo embajador del país en Estados Unidos, Gerónimo Gutiérrez, expresó que “son motivo de preocupación para la Cancillería, para el gobierno y para todos los mexicanos”.

Al menos 11 ciudades fronterizas sufrieron ya un crecimiento acelerado de la población con la llegada de los migrantes expulsados de Estados Unidos entre 2010 y 2015, según un informe de la organización civil Cohesión Comunitaria e Innovación Social de México (CCIS), que advirtió un cambio significativo de su dinámica social y demográfica y advirtió que el fenómeno se podría complicar aún más con las deportaciones expeditivas de Trump.

“Estamos hablando potencialmente de centenares de miles de personas”, dijo Alejandro Hope, un analista de seguridad desde la Ciudad de México. “Vea el caso de los haitianos en Tijuana. Cuántos serán, ¿siete u ocho mil? Y la situación ya está desbordada”. “Ahora imagine una situación 10 o 15 veces más grande que eso. No hay recursos para recibirlos”, agregó Hope.

Patrick Murphy, por su parte, el  sacerdote que gestiona el albergue “Casa del Migrante”, donde viven 55 haitianos, similar a otros refugios creados por grupos católicos para albergar a los extranjeros que esperaban obtener asilo en EE.UU. y después de la asunción de Trump tuvieron que quedarse en diferentes ciudades fronterizas, advierte que “no permitiremos” que la situación se agrave.

(Con información de Página 12)

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Armando dijo:

    ¿Y que quieren, que Estados Unidos deje a sus inmigrantes ilegales dentro?. El problema es de Mexico, que no supo impedir la invasiòn de inmigrantes hacia los Estados Unidos. La emigraciòn debe ser un proceso legal y ordenado, tal como se nos ha planteado a los cubanos.

  • SPUTNIK dijo:

    ¡NO HAY PEOR ASTILLA QUE LA DEL MISMO PALO!
    Descendiente de emigrantes; incluso de inmigrantes procedentes de países diferentes.
    ¡XENÓFOBO!

  • Inye dijo:

    Mexico debe responsabilizarse con los mexicanos, no con el resto de los migrantes extranjeros, esos deben ser devueltos a sus países de origen.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también