Imprimir
Inicio » Noticias, Sociedad  »

El Cristo de La Habana cumple 58 años

| 5 |
Cristo de La Habana. Foto: Dr.C José Armando Galván Cabrera/ Cubadebate.

Cristo de La Habana. Foto: Dr.C José Armando Galván Cabrera/ Cubadebate.

El Cristo de La Habana con su privilegiada posición cumple 58 años de inaugurado, sitio ideal para tomar fotos de la bulliciosa urbe, además de lugar de peregrinaje. Abierto el 25 de diciembre de 1958 constituye una escultura emblemática de la capital cubana, y especie de guía para los marinos que llegan en barco a la isla, en particular a La Habana.

A la entrada del puerto, a la izquierda, se encuentran algunos puntos de interés, como la fortaleza colonial de San Carlos de la Cabaña, el pueblo de Casa Blanca y la colosal estatua del Cristo.

Los marineros desde sus barcos, lo primero que ven al aproximarse a La Habana es el faro de la fortaleza de El Morro, y una vez que enfilan la proa dentro de la bahía les llama la atención la blanca silueta que se alza dando la bienvenida.

El monumento forma parte de un conjunto arquitectónico que caracteriza la entrada de lo que en su tiempo fuera el puerto Carenas, descubierto por el explorador español Sebastián de Ocampo entre 1508 y 1509.

Está edificado en mármol de Carrara (provincia de Toscana, Italia) contrasta con las grises piedras de un entorno antiguo como lo son las fortalezas de los Tres Reyes del Morro, San Salvador de la Punta, la Real Fuerza y San Carlos de la Cabañas. Tales piedras añejas constituyen baluartes que defendieron a La Habana de corsarios y piratas.

El Cristo fue inaugurado siete días antes del triunfo de La Revolución Cubana, construido en Italia, obra de la escultora cubana Gilma Madera, ya fallecida.

Se trata de una figura de Jesús de pie, con una mano en el pecho y la otra en alto, en actitud de bendecir, y de esta manera observa a la ciudad.

Con una altura de 20 metros sobre la base de tres, pesa 320 toneladas y está compuesta por 67 piezas. Si tomamos en cuenta la explanada sobre la colina donde se ubica, su altura es de 51 metros sobre el nivel del mar.

El poblado de Casablanca, donde está la estatua, fue en su tiempo un pueblo de pescadores, y ayuda con su quietud a completar la imagen de esa gigantesca estatua, de interés para religiosos de paso y para turistas de todas partes del mundo.

Este Cristo se esculpió en Roma y fue bendecido por el Papa. Durante el montaje, Madera fue ayudada por un equipo de 20 marmolistas y cada fragmento fue atado con tensores de acero a la estructura central.

Al margen de leyendas y mitos, el sitio es lugar ciertamente sagrado, pero su mayor importancia está en una vista maravillosa y especial, que ofrece la panorámica de una ciudad tan antigua como moderna.

(Con información de PL)

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Henry. dijo:

    No caben dudas de que es una de las estatuas de cristo más bella del mundo, alrededor del orbe existen muchísimas pero la de La Habana tiene una belleza particular. Desde Casablanca bendice a la ciudad y bajo su mirada está protegida la capital de todos los cubanos. Que esta imagen sea símbolo de unión entre todos los cristianos y cubanos. La fecha para su inauguración es precisamente el 25 de diciembre, dia en que los cristianos celebramos el nacimiento del niño Jesús.
    Feliz navidad para todos los lectores de CUBADEBATE y en especial para su equipo

  • Wilfredo Toledo dijo:

    Visite al hermano pueblo Cubano para los panamericanos en los 70, solo pude ver poco por mis compromisos de periodista grafico. Pero pronto espero volver y enredarme con el pueblo y conocerlos mas personal. Mi pesame por la perdida del comandante Fidel Castro, a quien tuve el honor de conocer personalmente y retratar, nos vemos ya

  • Arturo dijo:

    El Cristo, el Focsa, los túneles, el puente Almendares, el puente de Bacunaygua, el Capitolio, acueducto Albear,

    La Farola y el ISA.

  • Reynier Ricardo Armas dijo:

    Al Cristo debe llegar urgente Eusebio Leal. Y levantar allí una capilla. Y deslizar hacia la hermosa bahía de la Habana una imponente escalinata desde los mismos pies del Cristo, bañada por ambos lados de flores, y terminando en las cálidas aguas del Caribe habanero, donde un mulle hermoso comunique un lado de la bahía con el otro, con la ciudad, con la bella Habana. Parece una utopía pero no es irrealizable. Nuestro Cristo se merece, no solo ser visto desde este lado de La Habana, sino también desde aquel, desde Casablanca, y aveces resulta muy difícil llegar hasta allí.
    Al extranjero y al nacional que visita el Cristo Redentor de Brasil, le gusta mucho subir por el pico Corcovado en un tren que parece imposible, y terminar en una marravillosa vista que ofrece la ciudad de Río desde el Cristo. Nuestro Cristo también puede ser el destino premeditado de muchos turistas que vengan del mundo a visitarnos. Solo hay que prestarle un poquito de atención.

  • Mario A. Marti-Brenes dijo:

    Es un Sagrado Corazón jesuita

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también