Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Poderosas empresas de Illinois están contra el bloqueo a Cuba, según Chicago Tribune

| 1 |
Vista general del Lago Michigan congelado, visto desde la North Avenue Beach, en Chicago, Illinois, el 6 de enero de 2014, después que la ciudad alcanzara una temperatura record de -16 grados Farenheit. Scott Olson

Vista general del Lago Michigan congelado, visto desde la North Avenue Beach, en Chicago, Illinois, el 6 de enero de 2014, después que la ciudad alcanzara una temperatura record de -16 grados Farenheit. Foto: Scott Olson

Las medidas anunciadas la semana pasada por la administración Obama significan más facilidades para disfrutar de un fino puro cubano y saborear un trago del sabroso ron de esa Isla, pero las empresas de Illinois quieren algo más concreto, afirma el diario Chicago Tribune.

Algunas de las principales empresas e industrias de Illinois esperan que un mayor acceso a los tabacos y bebidas alcohólicas sea solo el inicio de algo más sustancioso, añade el principal diario de ese Estado.

Se sigue presionando a los legisladores en Washington para levantar el bloqueo desde hace mucho tiempo y normalizar el comercio entre los EE.UU. y el país en el Caribe, que se encuentra a sólo 90 millas de la parte continental de EE.UU., y ha estado casi totalmente fuera del alcance de las empresas de Estados Unidos desde 1960.

“Normalizar el comercio con Cuba sería paso significativo, tal vez incluso una enorme bendición para la agricultora y los fabricantes equipos pesados de Illinois”, dice el periodista Robert Reed, quien firma el artículo.

Se está avanzando y es de esperar  que se acelerará cuando una nueva administración y otro Congreso lleguen, pero algo así es remoto, teniendo en cuenta la política de fuego pesado contra el comercio mundial que ha primado en esta campaña presidencial.

“El próximo presidente y el Congreso deben mantener la presión y no retroceder en cualquiera de las iniciativas que el presidente Obama ha puesto en marcha”, dijo Paul Johnson, director ejecutivo del Grupo de Trabajo Cuba de Illinois, una coalición de intereses corporativos de Illinois en busca de relaciones comerciales abiertas con Cuba. Ese grupo incluye a Archer Daniels Midland, Cargill, Koch Foods, la Cámara de Comercio de Illinois y el Departamento de Agricultura de Illinois.

A pesar de las medidas anunciadas por Obama desde enero de 2015 para Cuba, “las empresas de Illinois no han podido avanzar un paso en el comercio con la Isla y sólo pueden soñar con aprovechar totalmente el potencial de la Isla ávida de productos”, dice el diario.

Técnicamente, Illinois ha sido autorizado a exportar productos agrícolas a Cuba desde el año 2000 bajo la Ley de Exportación y Sanción al Comercio. El gigante de materias primas con sede en Chicago ADM ha enviado algunos bienes a Cuba en virtud de las regulaciones derivadas de tal normativa. “Pero la ley es rígida, incluye una disposicion que obliga a Cuba a pagar por las exportaciones en efectivo y por adelantado”, comenta el Chicago Tribune.

Como resultado, Cuba opta por el comercio con otros países que son más flexibles y abiertos al crédito.

Además de productos alimenticios, Cuba necesita equipos agrícolas, tractores, maquinaria excavadora y casi cualquier otra cosa necesaria para reconstruir sus granjas, carreteras e infraestructura.

John Deere, el fabricante de maquinaria agrícola con sede en Moline, está listo para llegar a Cuba, al igual que los operadores de hoteles, proveedores de energía, servicios financieros y otros. Especialmente ansioso está el fabricante de tractores y maquinaria de construcción Caterpillar con base en Peoria. Caterpillar desde 1998 aboga por poner fin al bloqueo comercial.

caterpillar“Todo lo que hacemos, Cuba lo puede usar”, dice Matt Lavoie, portavoz para Caterpillar en Washington DC, que donó 500.000 dólares este año para la preservación de la casa en Cuba de Ernest Hemingway, en las afueras de La Habana.

Sin embargo, sigue habiendo serias oposiciones políticas a la expansión del comercio con la Isla, mientras el comercio se ha convertido en una mala palabra en esta campaña presidencial entre la demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump, que han discutido sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte y el Acuerdo de Asociación Trans-Pacífico.

Un pequeño grupo bipartidista de representantes de la región sur del estado de Illinois está tratando de conseguir apoyo en el Congreso para poner fin al bloqueo contra Cuba. Esos esfuerzos se pondrán en marcha con mayor fuerza después de la elección presidencial, dice Johnson.

Queda por ver si un nuevo presidente y el Congreso avanzarán con el plan de Obama o retrocederán, añade el diario.

“Estoy a favor de seguir adelante. Un poco de paz, progreso y prosperidad en la región del Caribe serían buenas noticias para los negocios de Illinois y, posiblemente, del mundo. Así que esperemos que los nuevos líderes se basen en el esfuerzo de Obama. Sin embargo, sigue existiendo esta dura realidad: Cuando se trata de las relaciones EE.UU.-Cuba, nada viene fácil ni rápido”, asegura el analista de Chicago Tribune.

“Así que tal vez encender un buen puro y degustar un ron puede que tome tiempo”, concluye.

(Versión de Cubadebate. Traducción de Dariena Guerra)

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • sachiel dijo:

    Creo que ya el jefe del Congreso anunció que no levantarian el bloqueo, esa noticia aún no ha salido aqui, pero si en Telesur

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también