Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

El bloqueo y los niños cubanos

| 6 |
Niños imitan a Mijaín en un parque de La Habana. Foto: Ramon Espinosa/ AP

Niños imitan a Mijaín en un parque de La Habana. Foto: Ramon Espinosa/ AP

Por Annalie Rueda Cardero

El 1ro de enero de 1959 marcó para siempre el curso de la historia de Cuba. El triunfo de la Revolución trajo consigo incontables procesos de transformaciones profundas en todos los órdenes que rigen una sociedad. Junto al pueblo se forjaron cambios radicales y con ellos la garantía de atención médica gratuita a toda la población cubana.

A partir de los años 60 se comenzó a trabajar en la creación del Sistema Nacional de Salud. Llegó a los lugares más intrincados de montañas y sierras. El nuevo sistema priorizó la salud del pueblo como el bien más sagrado. Ningún niño moriría por enfermedades curables, los índices altísimos de mortalidad infantil bajarían a niveles de países del primer mundo. Se puso en práctica el derecho fundacional de la Declaración Universal de los Derechos Humanos: el derecho a la vida. (1)

Mientras Cuba proclamaba el carácter socialista de la Revolución “de los humildes, por los humildes y para los humildes”, Estados Unidos castigaba a la nación antillana que había osado luchar por su independencia y su libertad a sólo 90 millas de sus costas, declarando el bloqueo económico, financiero y comercial más largo de la historia de la humanidad. (2) (3)

Niña en su primer día de clase. Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate

Niña en su primer día de clase. Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate

La antigua URSS y los países del Este apoyaron solidariamente a la naciente Revolución cubana para amortiguar el impacto del bloqueo.

Con el colapso del campo socialista en los años 90´ EE.UU se fija el objetivo de hacer rendir por hambre y enfermedades al pueblo cubano. Para ello recrudece el bloqueo con la imposición feroz de nuevas leyes de carácter extraterritorial: Ley Torricelli y Ley Helms-Burton que se mantienen intactas hasta hoy. (4)

Entre otros muchos sectores, el sistema de salud se vio seriamente afectado: falta de disponibilidad de recursos, insumos, equipamientos, materia prima y tecnologías para la atención médica de toda la población.

Las carencias de medicamentos, equipos y material gastable, comenzaron a incidir de forma directa en los cubanos víctimas de enfermedades curables o no, pero con posibilidades de alcanzar una mayor calidad de vida.

A lo largo y ancho de todo el país, las instalaciones de Tecnologías Avanzadas se sobreponen a las escaseces para llevar a cabo trasplantes, cirugía cardiovascular y tratamientos e intervenciones de nefrología. Lamentablemente varios de los componentes necesarios son de producción estadounidense o tienen un 10% de materia prima de ese país, en virtud del bloqueo -salvo rarísimas excepciones- es imposible adquirirlos o prolongan por tiempo indefinido los trámites necesarios para hacerlo. Cuba se ve obligada a recorrer un largo y costoso camino para obtenerlos en terceros países.

Niño cubano. Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate

Niño cubano. Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate

Se requerirían incontables artículos para dar una explicación minuciosa de los daños ocasionados de forma directa e indirecta en un sector tan sensible como el que nos ocupa hoy.

Desde hace 24 años el gobierno cubano presenta anualmente ante la Asamblea General de la ONU el informe sobre los daños que provoca el bloqueo y la necesidad de poner fin a esa política genocida. Más allá de las cifras, es difícil cuantificar a nivel humano la magnitud de los daños causados. Pero mencionar algunos ejemplos ayudará a entender mejor la urgencia del asunto. (5)

Los cubanos convivimos con la imposibilidad de acceder a las tecnologías y accesorios de diálisis (máquinas de riñón artificial y sus componentes) en el mercado norteamericano. Para pacientes con estos padecimientos cada minuto cuenta y si la lógica pudiera más que el objetivo maquiavélico de provocar sufrimiento a seres humanos en desventaja, podríamos adquirirlos con mayor facilidad en EE.UU, dada la cercanía y competitividad de los precios. Pero el bloqueo nos impide hacerlo. Muchos de estos pacientes son niños.

Entre las grandes limitaciones que enfrenta el país, se encuentra la de acceder al Amniomax, un medio de cultivo para la detección de malformaciones congénitas en mujeres embarazadas mayores de 38 años, único producto que se conoce internacionalmente para realizar dicha prueba.

Niños en Cuba. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Niños en Cuba. Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate

Se dificulta el consumo anual de XP- Maxamaid (Polvo) y XP- Maxamun (Polvo), producto utilizado para la alimentación especial que requieren los niños con Fenilcetonuria, una alteración congénita del metabolismo que no permite procesar aminoácidos en el hígado.

Cuba solicitó a los Laboratorios Abbot la adquisición del equipo dosificador del inmunosupresor Tracolimus (FK506), pero producto del bloqueo no han dado respuesta a la demanda. Esto ha afectado el programa para la atención a los niños que necesitan trasplante hepático. Tristemente para los pequeños afectados, solo se producen en ese laboratorio norteamericano. Estos avances de la ciencia son imprescindibles para vigilar los niveles sanguíneos, cuyas variaciones pueden traer complicaciones por infecciones y tumores secundarios. Criminalmente se le niega al Estado cubano que los requiere para los pequeños que necesitan trasplante de hígado por ser un país bloqueado.

Problemas dolorosamente graves como estos forman parte de la vida cotidiana de los cubanos, continuamente se buscan alternativas y posibles soluciones con recursos limitados para superarlos. Nuestra sociedad se ha llenado de inventivas para enfrentar las carencias impuestas por el bloqueo en cada segmento de la población. Las instituciones de salud no escapan a ello, precisamente por eso llegamos hasta esta triste historia.

El Hospital Pediátrico Borrás-Marfan, ubicado en Calle 17 No. 801 esquina a 2, Vedado, tiene como finalidad promover un estado óptimo de la salud física y mental, asegurando diagnóstico precoz y el tratamiento de posibles anomalías. Para ello cuenta con personal médico altamente calificado y con gran pasión por lo que hacen.

Años atrás, una profesora comenzó una clase diciendo “nunca olviden que el talento da alas, pero el amor decide el vuelo”. Aquellas palabras las grabé para siempre y viví en la historia que paso a relatarles la materialización de la frase.

Abby es una niña cubana que ingresó el 9 de marzo en esta institución en estado de coma. Con apenas 14 meses la vida le pondría pruebas muy difíciles. Su pequeño cuerpecito ha superado las complicaciones más insospechadas. Una meningoencefalitis bacteriana cambió su vida y por consecuencia la de su familia.

Durante 7 meses la sala de cuidados intensivos ha sido el hogar de la pequeña. Allí ha experimentado evoluciones e involuciones. Ha sufrido, ha llorado, ha luchado por vivir en toda la extensión de la palabra y sus médicos y enfermeras han estado acompañándola en cada proceso, con la ternura y el enorme humanismo con el que son formados los profesionales de la salud en Cuba. No se han dado el permiso para esperar por alternativas que no admiten un después.

Niño en chivichana en una calle del Vedado habanero. Foto: Desmond Boylan/ Facebook

Niño en chivichana en una calle del Vedado habanero. Foto: Desmond Boylan/ Facebook

Recordando la pregunta del Canciller cubano ¿Cuánto vale la vida de un niño? nuestro equipo inquirió al Jefe de Terapia Intensiva del hospital Marfán. El Dr. Julio Cesar Francisco Vera nos respondió sin dudar ¿Cómo cuantificar el valor de la vida? “Los niños no tienen culpa de los problemas políticos. Si fueran ellos los bloqueados qué estarían diciendo…”. Sencillamente eso diría este médico si tuviera la posibilidad de expresarlo ante el Congreso de los Estados Unidos.

Con 18 años de experiencia en cuidados intensivos le han sobrado oportunidades para reflejar las vivencias de las enormes alegrías y tristezas de su profesión. Con satisfacción evidente relató cómo se sentía cuando pasaban por el hospital pacientes ya muy crecidos y familiares para saludar, para dar un abrazo y decir simplemente gracias.

A medida que avanzaba la conversación, médicos y corresponsales fuimos reconociéndonos en un entorno de gran sensibilidad. Supimos que una de las médicas había realizado varias misiones internacionalistas, entre ellas en Pakistán. Comencé a sentir que son verdaderos héroes, como tantos héroes anónimos con que cuenta esta Revolución.

Con gran amor en los ojos y con gestos que no mienten, nos relataron su día a día, la complejidad con que realizan su labor en cada turno. No transmitir a los pequeños pacientes y a los padres la angustia de las carencias que impone el bloqueo, es una máxima profesional. En silencio se las ingenian para que la falta de recursos materiales no frene el desempeño de sus tareas para ofrecerles la mejor atención.

Recursos imprescindibles como los equipos de ventilación mecánica y aditamentos, equipos de ultrasonido para venas y catéter, sondas de aspiración, mochitas -agujas pequeñas para la realización de análisis que eviten lastimar la delicada piel de los pequeños-, la falta de antibióticos y la demora en adquirirlos por tener que comprarlos a través de un tercer país; la ausencia de preparados de apoyo nutricional, vitales para un paciente grave, son algunas de las dificultades que enfrenta el equipo médico y la niña o niño que lucha por vivir.

Médico de la Familia. Foto Mireya Ojeda

Médico de la Familia. Foto Mireya Ojeda

El Dr. Erick Alonso González, que forma parte del equipo médico comentaba que a pesar de todas las limitaciones, al igual que con todos los niños, con Abby no se escatimaron esfuerzos. En este largo periodo ha sido sometida a 3 traqueotomías, una gastrostomia permanente, sufre de una lesión estática del sistema nervioso central, déficit visual y auditivo, diabetes insípida y ha superado 5 paros cardiacos. Lucha sin cuartel por vivir. Así lo sienten quienes la ven en los brazos de su madre que no ha parado un segundo de batallar por la vida de su hijita.

Tengo muchas interrogantes al respecto y presiento que la mayoría de las respuestas quedarán en el camino. Como madre de una niña de tres años me es sumamente doloroso pensar en cada niño o niña que se bate entre la vida y la muerte porque lo que necesitan no está al alcance o llega muy tarde producto del bloqueo, a pesar del enorme presupuesto que destina el Estado a la salud.

Me pregunto si Abby hubiera tenido mejor suerte de tener cerca y disponible los recursos que su enfermedad requiere. ¿Cómo sería su calidad de vida y esperanzas de recuperación de no existir el bloqueo?

Afortunadamente prevalece el amor y la consagración. En alguna medida esto mitiga un poco los dolores a los que están sometidos Abby y su familia. Casi al despedirnos, aquella madre joven, linda y con ojos muy tristes nos comentó “el 9 de marzo cambió mi vida, pero dentro de todo lo malo he ganado muchos amigos”.

Más que amigos nuestro equipo percibió en los médicos y enfermeras, en todos ellos una gran familia. Una familia de corazón, de principios y de lucha. Una lucha que tendremos que seguir librando todos mientras el bloqueo persista y mantenga a nuestros niños y nuestro pueblo en cruel desventaja.

Cuba defenderá su derecho a la vida, al desarrollo y la libre autodeterminación. El pueblo cubano cuenta con el apoyo de la comunidad internacional en defensa del justo reclamo para que se ponga fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de los Estados Unidos hace más de medio siglo.

(Con información de Resumen Latinoamericano)

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • yusmarys leon avila dijo:

    el bloque impuesto al pueblo cubano nunca sera obstaculos para que los niños tengan una educacion gratuita ,con calidad ,con buenos maestros, que siempre sera apoyada por la revolucion , es necesario la eliminacion del bloqueo que sepa el gobierno norteamericano que la juventud no descansara hasta su fin.

  • Raulito 5 dijo:

    Algun día no muy lejano la vida dará un vuelco, y el pueblo cubano podrá contar con recursos tan necesarios como estos que salvan vidas. Es cierto que los médicos nuestros se forman con amor y lo que trasmiten al paciente es fundamentalmente eso, más allá de las mismas medicinas. Te curan el alma. ABAJO EL BLOQUEO ECONÓMICO COMERCIAL Y FINANCIERO IMPUESTO POR EEUU A CUBA. ABAJO EL GENOCIDIO MÁS LARGO DE LA HISTORIA.

  • Lorena Rodríguez Martínez GTR-UART dijo:

    Todos los niños del mundo merecen ser felices y estar siempre sonriendo, los niños cubanos también lo merecen y aún más cuando estamos hablando de aquellos niños enfermos de cáncer, “MERECEN VIVIR” tener una vida normal llenos de amor, felicidad y juegos, ¿por qué no hacerlos sentir bien? luchemos por eliminar el bloqueo, todos los jóvenes de esta tierra y veremos que esto se acaba. Pero a pesar de ello Cuba hace que todos sean felices, que tengan una beuna educación y un grupo de salud preparado y dispuesto a todo, que se sientan siempre libres y sin miedo a seguir adelante, para ello contamos con nuestro protector, ídolo y padre Fidel Castro en unión a Raúl y el pueblo resaltando siempre la presencia de los jóvenes.

  • noel dijo:

    jamas nuestro pueblo doblegara sus banderas,jamas sera esclavo,jamas aun en medio de el cruel bloqueo impuesto abandonara un niño,un estudiante,un campesino,un cubano digno de estos tiempos…una vez mas venceremos en las votaciones contra el cruel y despiadado bloqueo.

  • abelboca dijo:

    ¡EXCELENTES FOTOS, PRINCIPALMENTE LA PRIMERA!.

  • Belerofonte dijo:

    Todos los argumentos en contra del bloqueo ,podrian conmover a un leon, o hacer llorar a una roca. Pero en el malo no hay corazon , a lo mejor aparece por alli un alacran , con perdon del alacran .
    Ellos proceden como el Dios Mercurio que todo lo enreda. Firman acuerdos y no los cumplen . Hacen leyes que despues no pueden deshacer . Se hacen los sordos y en nombre de la libertad cometen los peores delitos . ! Qué pasaria si un dia probaran de la misma medicina que hoy recetan a Cuba ?

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también