Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

La condena de Tony Blair (y de Bush y Aznar)

| 12

blair-guardian
Por Íñigo Sáenz de Ugarte

Después de siete años de trabajo, era de esperar que el informe definitivo de la comisión Chilcot sobre la intervención británica en la invasión de Iraq tuviera dimensiones descomunales. El resultado final con anexos y la transcripción de las comparecencias es tres veces superior a la Biblia y a todas las obras escritas por William Shakespeare.

Pero eso no es lo más importante. Lo más llamativo, casi hasta sorprendente, es que el veredicto final es concluyente. Es toda una condena a la conducta de Tony Blair y su Gobierno antes de la guerra de Iraq, y por extensión se puede considerar una condena a la aventura imperial que acabó con el derrocamiento de Sadam Hussein y el inicio de una serie de acontecimientos catastróficos cuyas consecuencias continúan persiguiendo a Oriente Medio, Europa y EEUU.

No hay que bucear entre todas las páginas del informe ni tampoco fijarse con cuidado en las 150 páginas del resumen. Está todo en la declaración que el presidente de la comisión leyó al presentar las conclusiones. Ahí aparecen las críticas directas y sin ambigüedades a las razones que se dieron para justificar la invasión, a la planificación (o falta de ella) de las operaciones militares y a su justificación.

blair-timesContra lo que sostuvo Blair una y otra vez antes de marzo de 2003, la decisión de ir a la guerra se tomó antes de que se agotaran las opciones pacíficas, políticas y diplomáticas, para el desarme del régimen de Sadam Hussein, dicen las conclusiones del informe. La decisión de invadir Iraq no era el último e inevitable recurso de actuación al haberse agotado otras soluciones. La amenaza que presentaba el arsenal militar, en concreto el supuesto programa de armas de destrucción masiva, se presentó ante la opinión pública con un nivel de seguridad que no estaba justificado. No se planificó de forma adecuada lo que ocurriría en Iraq después de la intervención, a pesar de que hubo avisos concretos de personas cualificadas sobre lo que podría ocurrir. Las tropas británicas no recibieron el equipamiento necesario para realizar su misión. En definitiva, los objetivos que se planteó el Gobierno de Blair antes de la invasión y con los que se intentó convencer a la opinión pública, no se consiguieron.

Hay muchísimo más que contar, pero creo que este párrafo resume la intervención de Chilcot y las conclusiones de siete años de investigación.

En resumidas cuentas, es lo mismo que pensaban las personas que se manifestaron en las calles de Londres contra la guerra, lo que advirtieron algunos expertos que tuvieron la oportunidad de comunicar sus opiniones en persona a Blair, lo que dijeron o temían muchos diputados laboristas, y en especial Robin Cook, que presentó su dimisión como ministro el 17 de marzo de 2003, tres días antes del inicio de la invasión, con un discurso recibido con aplausos en la Cámara –algo que ni se estila ni se permite en el Parlamento británico– y que aún se recuerda.

La que podríamos llamar la pista española de esta historia confirma también el alcance del engaño. Tres semanas antes de la invasión, en una reunión en Madrid de Blair con Aznar, la descripción del encuentro indica que para afrontar las dificultades creadas por “la impresión de que EEUU estaba decidida a ir a la guerra pasara lo que pasara”, Blair y Aznar acordaron poner en marcha una estrategia de comunicación que demostrara que “estaban haciendo todo lo posible para evitar la guerra”. Ambos sabían ya que la decisión –que ambos apoyaban– estaba ya tomada en Washington desde hace mucho tiempo y que había llegado el momento de intentar adelantarse a las críticas.

La guerra era un hecho ya imposible de parar, Blair había comunicado a Bush mucho tiempo antes que estaría con él hasta el final, Aznar había sorprendido a Blair con su firme disposición a apoyar a Bush, pero los jefes de Gobierno español y británico querían hacer creer a todos que su prioridad era evitar la guerra. Fue una más de las muchas mentiras.

Blair tuvo la entereza de no ocultarse tras la publicación del informe y concedió una rueda de prensa un par de horas después. Quien esperaba que fuera a disculparse o reconocer los errores no había visto sus dos comparecencias ante la comisión Chilcot, en especial la primera, ni leído las memorias. Sí admitió algunas de las conclusiones del informe, pero con una lógica difícil de entender. Dijo que hubo errores en la planificación de la invasión, en cuanto a lo que ocurriría después del derrocamiento de Sadam Hussein, y en el uso de la información facilitada por los servicios de inteligencia. Pero dijo que volvería a tomar la misma decisión sobre el cambio de régimen en Bagdad.

La trampa no se diferencia mucho de lo que ocurrió en EEUU. Exigir una mayor preparación de los planes de EEUU y el Reino Unido para el Irak postSadam hubiera dejado claro la inmensa dificultad de la tarea, y eso habría afectado al apoyo de la invasión en la opinión pública y en el propio partido de Blair. Hacer un uso más restrictivo de la información de inteligencia habría podido tener el mismo efecto. Exagerar los indicios –no sustentados por pruebas– aportados por los espías, que estaban condicionados para encontrar como fuera pruebas que justificaran la invasión, y exigir planes más exigentes sobre la reconstrucción de Irak podrían haber hecho pensar a la gente que no había tantas razones que justificaran la guerra o que el precio sería demasiado alto.

A fin de cuentas, en Washington se sostenía que las tropas extranjeras serían recibidas como “libertadores”. Nada podía desmentir esa premisa. Esa fue la prioridad de Blair y su equipo en Downing Street.

Las consecuencias las tuvieron que pagar otros.

(Tomado de Guerra Eterna)

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • rccc dijo:

    Perfecta explicación. Bien ¿Y ahora que viene?¿Y a los que mataron y los daños causados, quien los paga?

    • Alicia dijo:

      Nos están entreteniendo con un tema viejo que ya todos conocemos, los causantes del disparate después de Afganistán e Irak siguieron con Siria, Libia, Yemen, pensaran indemnizar debidamente a los países y sus victimas inocentes? Por supuesto que no, y nos entretienen mientras preparan la III guerra mundial!

    • Alicia dijo:

      Tienes razón rccc!

    • Alicia dijo:

      Tienes razón rccc! Nos están entreteniendo con un tema viejo que ya todos conocemos, los causantes del disparate después de Afganistán e Irak siguieron con Siria, Libia, Yemen, pensaran indemnizar debidamente a los países y sus victimas inocentes? Por supuesto que no, y nos entretienen mientras preparan la III guerra mundial!

  • Raul Ferandez dijo:

    Quien mata a una persona o conspira para matar a una persons es juzgado y condensdo por homicidio, con penas que varian segun las circunstsncias. Los complices encaran destinos relacionades. Blair fue respondable directo de la muerte de cientos de miles de personas, del desplazamiento de sus hogares de millones, de la destruccion material de un pais y sus vecinos con el consecuente dano y sufrimiento para millones de seres humanos. El impacto ambiental de su accion deliberada es irreparable. Agredio con las fuerzas militares de Reino Unido y la OTAN a una nacion soberana. Violo el derecho internacional y atropello la Carta de las Naciones Unidas.

    Es logico esperar que la justicia britanica lo procese como criminal si no se acoge a alguna practica feudal que libera a los nobles de responsabilidad por el crimen, la agresion y el abuso. La Corte Penal Internacionla cuenta con elementos mas que sufucientes para iniciar un preceso legal si no se acoge a la dura y conocida realidad de ser un instrumento neocolonial del imperialismo.

    • CARLOS GOMEZ VAZQUEZ dijo:

      LA CORTE PENAL INTERNACIONAL SE CREO PARA ESCARMENTAR A LOS QUE SE OPONEN A LAS ORDENES DE LOS PAISES COLONIALISTAS. ¿A QUE PERSONAJE EUROPEO HAN JUZGADO? NI SIQUIERA PERMITEN QUE JULIAN ASSANGE SALGA DE LA CARCEL QUE LE HAN IMPUESTO LOS INGLESES EN LA EMBAJADA ECUATORIANA.

  • G dijo:

    Aplicar la justicia contra los verdaderos asesinos de la humanidad seria lo más correcto y racional en este fenomeno que hoy asistimos como resultado en el medio oriente y particularmente Iraq.Aznal, Bush y Blain son culpables.

  • Antonio dijo:

    La Paz es enemiga del imperialismo!!!
    Las últimas victimas del terrorismo en París y Bruselas deberían pedir cuentas al trio de las Azores (Bush, Blair y Aznar), pues son ellos los principales responsables del auge del terrorismo en Europa. Esto sin tener en cuenta toda la desestabilización, horror y guerra que han provocado en todo el Medio Oriente y Norte de Africa.

    • Silvia dijo:

      Coincido totalmente con Antonio. Estos mediocres y asesinos son mas de los necesarios. Son una estirpe que no se extingue con una investigación que los condene. Se burlan de los organismos que pasan a ser el telón de fondo de sus crímenes friamente calculados. Las sociedades y los pueblos aún les entregan su confianza. Que triste etapa de la historia que nos toca vivir. Como salir de ella ?

  • Ramon dijo:

    Pues si, asi las cosas y ahora quien responde por toda esta ecatombe y fundamentalmente por los miles de miles de muertos y veteranos impedidos, mutilados y destruccion. Quienes? Tony Blair que socavo autoridad de la ONU con pruebas falsas, con su papel incondicional a EE.UU y el peor de todos, el criminal y peor presidente de EE.UU, George Bush.

  • Alicia dijo:

    Es que ustedes no entienden, fue mandato divino!!! un dia Bush se despertó y dijo que durante la noche Dios le dijo que debía atacar a Irak!!! recuerdan su discurso? ustedes no comprenden los humanitarios mandatos divinos que dios entrego a Bush.

  • CARLOS GOMEZ VAZQUEZ dijo:

    RECORDEMOS LA POSTURA DE TOÑITO BLAIR CUANDO SE DECLARO LA INVASION, QUE NO GUERRA, A IRAK. TENIA INFULAS DE CATEDRATICO, ANSIAS DE NOVILLERO Y PERDONAVIDAS. SE HACE COMO EL TIO LOLO JUNTO CON LA PERFIDA ALBION.

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también