Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Recibe Cabrisas al Presidente de la Junta de Galicia

| 4 |
Ricardo Cabrisas. Foto: Archivo

Ricardo Cabrisas. Foto: Archivo

Ricardo Cabrisas Ruiz, vicepresidente del Consejo de Ministros, sostuvo conversaciones oficiales en la tarde de este jueves con el Excelentísimo Señor Alberto Núñez Feijóo, Presidente de la Junta de Galicia, quien realiza su segunda visita oficial a Cuba.

Durante el encuentro ambas partes constataron el desarrollo de las relaciones entre Cuba y España, y en particular entre Galicia y Cuba, ratificaron la voluntad de continuar fomentando los intercambios en esferas de interés mutuo y reconocieron el potencial existente para consolidar los vínculos económico-comerciales y de inversión.

Acompañaron al distinguido visitante el Excelentísimo Señor Francisco Montalbán Carrasco, Embajador de España en Cuba, y otros altos funcionarios del gobierno gallego.

Por la parte cubana participaron además Elio Rodríguez Perdomo, Director de Europa y Canadá del MINREX y Pedro Luis Padrón, Director de Europa en el MINCEX.
Con anterioridad, el presidente Feijóo inauguró un Foro Empresarial cubano – gallego, en el que participaron un importante número de empresarios de esa comunidad autónoma, y fue recibido por el Ministro interino del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Antonio Carricarte Corona.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • JACOVO dijo:

    Hemos criticado fuertemente la visita de Obama a nuestro país y veo que desde que esto sucedió son muchos los países que quieren invertir en Cuba, se an hechos muchos contratos con diferentes países y esto va en aumento.Entonces esa visita fue para mi un rotundo excito para fortalecer nuestra economía.

  • Onix dijo:

    No se puede olvidar la historia, los cubanos debemos exigir al rey de España que pida perdon por los estudiantes de medicina fusilados aqui, por los miles de muertos de la reconcentración de Weyler, por los miles de mambises muertos en las guerras……

    • DonatoG dijo:

      Onix , aunque por mis venas corre sangre de la mezcla que tiene toda la sangre cubana con la sangre española, yo soy nieto de un sargento del ejercito mambí y analizo eso de una forma diferente. Los Mambises murieron en “una guerra” en la que también murieron soldados españoles. Fue una guerra muy desigual para los mambises pero hay que leer lo que les pasaba a los soldados españoles cuando la caballería cubana tocaba a degüello cargando al machete contra un bloque español como se orinaban y se defecaban en formación antes de que les cortaramos las cabezas. Pero una guerra es una guerra y siempre hay muertes de ambos bandos y horrores que ver.
      Coincido en que injusto fue el fusilamiento de los estudiantes de medicina, pero también los trabajos forzados de Martí en las canteras de San Lázaro siendo a penas un adolescente, la reconcentrazción y las matanzas de Valeriano Weyler, después vinieron los Norteamericanos y le arrebataron la victoria a los manbises; se orinaron y defecaron en la estatua de Martí. Tenemos mucha mala historia que contar tanto con los españoles como con los norteamericanos, pero tambien contra muchos cubanos que saqueamos este país y lo dejaron en la misería saqueando las arcas de Cuba antes de marcharse para el exilio. El camino de Cuba ha sido más tortuoso que con Weyler y los españoles y viene desde “Hatuey” y “Habaguanex”. Ya nadie se acuerda de los ingleses que saquearon la Habana y se apoderaron de ella, nadie se acuerda de los piratas que saquearon a Cuba pagados por el Rey de Francia, nadie recuerda cuando Nikita Jruchov (creo que se escribe así) nos retiró los misiles en el año 62 y nos dejó indefensos ante la posible guerra nuclear.
      Hay que ver tambien que España, Francia y muchos países están condonando deudas de Cuba y están haciendo negocios con Cuba y si bien no los consideramos ya enemigos pero tampoco amigos como algunos de ellos, al menos somos “vecinos” y nos ajustaremos a normas de convivencia de vecinos.
      No hay que tener una actitud vengativa tampoco con nadie. Sin ser conformista creo que sería más justo como se viene haciendo exigir que los norteamericanos nos eliminen el bloqueo, que podamos comercializar en dólares en bancos y hacer transacciones mundiales en esa moneda sin que penalicen a los bancos y que nos devuelvan el pedazo de territorio de Guantánamo que pactaron por un pago risible a nuestras espaldas y que ocupan contra la voluntad del pueblo cubano.
      Si el rey de España tuviera que pedir perdón creo que le corresponde mejor hacerlo con África por haber separado a sus mejores hijos de sus tribus familiares y haberlos vendido como esclavos y explotarlos en todas partes del mundo. Ahora España le dió el derecho de nacionalidad española a los sefardíes que habían expulsado de sus tierras en forma de perdón por esa injusticia cuando hicieron la reconquista y sin embargo con África ni se han proyectado con una mafifestación de perdon, tampoco han pedido perdon a las comunidades indígenas de américa (incluyendo a Cuba, México, Perú Ecuador, etc, etc) por haber exterminado completamente a civilizaciones indígenas en su conquista y saqueo a toda la américa. Creo que lo hecho por Weyler fue criminal ¿pero donde tu dejas todo el resto de la historia?
      Cuba ha entrado en una etapa superior más allá de la sed de venganza, Cuba se ha propuesto abrirse al mundo y lo viene haciendo muy bien. No creo que pidiendo “justicia” con “el cuchillo en la boca” nos vaya a dejar un buen sabor.
      Vamos por buen camino, dando pasos seguros y sobre todo bien pensados y creo que triunfaremos en esa estrategia. Los tiempos del “caldero pide sangre” tienen que acabar y dejarle un futuro más abierto e iluminado a las nuevas generaciones de cubanos.
      Martí que siempre tuvo visión profética y se centró siempre en 3 direcciones principales
      1) La unión y la soberanía entre los pueblos hispanoamericanos.
      2) La lucha contra la corona española para lograr la independencia y
      3) La alerta ante la amenaza del imperialismo norteamericano.
      Dejó bien claro que para el enemigo siempre estarían las espinas de su cultivo, no solo de cardos sino también junto al amor más puro de una rosa blanca crecería junto a ella las espinas con que atravesaría al enemigo, pero en Martí no había venganza, había esperanza, había justicia y creo que esa es la enseñanza que nos legó a los cubanos. Amar y ser amados de la forma más pura y leal posible, pero no abuses de mi ni de mis seres amados porque habrá una lucha iclaudicable que tendrás que librar y seré capaz de utilizar las armas más mortales jamás inmaginadas. Ese es el mensaje de Martí, no de perdón, no de venganza y es una enseñanza que los cubanos nunca podremos olvidar.
      No tenemos que exigir perdón por lo que hicieron otras generaciones de españoles y de norteamericanos, tenemos que exigir justicia, reconocimiento, igualdad, respeto e independencia.
      Saludos

  • DonatoG dijo:

    Los países quieren invertir ahora en Cuba no porque criticáramos la visita de Obama a Cuba. No hay que politizar el asunto. El hecho es que Cuba siempre ha sido la “llave de las américas” pero se han animado a invertir ahora en Cuba y no antes porque hay nuevas oportunidades de negocios y hay nuevas leyes que protegen a los inversionistas con mucha garantía para su capital invertido que antes no las habían de la misma manera.
    A cualquiera que le den seguridad para no perder su dinero invierte, eso es así en el mundo entero, y porqué no en Cuba. Cuba ha hecho una nueva ley de Inversiones que es lo que cuenta en este proceso y ha abierto nuevas oportunidades de negocios ampliando su cartera a los inversionistas en nuevos renglones y en la zona especial del Mariel.
    Cuba ha venido abriendose al mundo como dijo el Papa y al mismo tiempo el mundo se ha abierto con Cuba.

    Raúl en un discurso al principio de este proceso de “actualización” dijo que iban a haber muchos que se resistieran a los cambios y que no los entenderían bien incluso, pero me parece que el gobierno cubano está dando pasos muy positivos muy bien pensados y analizados y sin llegar a un sistema “capitalista” va a cambiarse “todo lo que deba ser cambiado” y la seguridad en las inversiones es una de las cosas que fue cambiada para bien. Pero no hay que olvidar que los mismos norteamericanos reconocen que Cuba está favorecida geográficamente en el continente y ellos mismos la llaman la llave de las Américas no por gusto. Amén de que Cuba tiene muchos aspectos “virgenes” donde invertir, si además “alguien” puede sacar dinero en su provecho sin arriesgar nada o arriesgando mínimamente, es bueno para el inversionista que sea en el desarrollo y expansión de su negocio.
    Además del prestigio internacional político, de solidaridad y los logros que tenido la revolución en el campo de la cultura, el deporte, la salud y la educación; en mi criterio la visita de Obama solamentre lo que hizo fue poner a Cuba en el mismo medio del campo visual de las noticias en el mundo una vez más y un poco más agudamente en el mundo demostrando que Cuba si está cambiando, pero nada, al final las nuevas medidas de Cuba en cuanto a la seguridad en las inversiones “es el pollo del arroz con pollo” para que los inversionistas se estén acercando a nuestro país. Ningún inversionista es político aunque tiene en cuenta las política de un país, es en su esencia “negociante”, no hay que obligarlo a que reciba un círculo de estudio, ni vea la emisión estelar del Noticiero Nacional de Televisión ni oiga el programa de información política por la radio. Así de facil. Ese es el “éxito” (sin “c”) que se han (con “h”), ganado los cubanos.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también