Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Caribeños y latinoamericanos abogan por un mundo más justo en la ONU

| + |

onu-peqLíderes de Latinoamérica y el Caribe abogaron por un mundo alejado de la pobreza, las inequidades y el deterioro ambiental, durante sus intervenciones en la cumbre sobre los objetivos de desarrollo sostenible post-2015, que concluye hoy.

En la segunda jornada del foro que agrupa a más de 140 jefes de Estado o de Gobierno, el presidente cubano, Raúl Castro, advirtió la víspera ante la plenaria de la Asamblea General de la ONU que la pobreza y las desigualdades sociales persisten en el planeta en niveles inaceptables, incluso en los países industrializados.

En ese sentido, el mandatario llamó a la adopción de compromisos tangibles en materia de ayuda al desarrollo y solucionar el problema de “la deuda ya pagada varias veces”.

Por su parte, el presidente de Bolivia, Evo Morales, culpó al capitalismo por los males que azotan al mundo, entre ellos la pobreza, las guerras y los daños al medio ambiente.

“Las políticas del sistema capitalista no resuelven los problemas de la vida y de la humanidad”, subrayó.

También la jefa de Estado de Chile, Michelle Bachelet, defendió un planeta más justo, que permita entregar una mejor calidad de vida a sus habitantes.

“Pero si no actuamos resueltamente (…), mañana seguramente no tendremos esa posibilidad”, acotó.

A su turno en la plenaria de la Asamblea General, el primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, instó a superar el subdesarrollo legado a los países del Sur por la esclavitud, el colonialismo y otras políticas imperiales.

De acuerdo con Gonsalves, los pequeños Estados insulares requieren de una atención especial de cara a los efectos del cambio climático, como la elevación del nivel del mar, un fenómeno causado fundamentalmente por las naciones ricas.

Similar reclamo ante la calificada de amenaza existencial realizaron otros líderes caribeños, entre ellos el primer ministro de Santa Lucía, Kenneth Anthony, quien alertó que no se puede continuar con las promesas incumplidas, en alusión a la falta de compromiso de muchos países industrializados con la ayuda a las naciones pobres.

En su discurso, el presidente peruano, Ollanta Humala, abogó por transformar el mundo durante los próximos 15 años, aspiración de la comunidad internacional reflejada en los 17 objetivos de desarrollo sostenible adoptados aquí en la cumbre, con la erradicación de la pobreza y el hambre, y la defensa ambiental como banderas.

Por su parte, el mandatario colombiano, Juan Manuel Santos, consideró las nuevas metas de progreso humano condiciones necesarias para la construcción de la paz.

Al intervenir en el foro que concluye este domingo con la presencia de varios líderes latinoamericanos y caribeños, el jefe de Estado panameño, Juan Carlos Varela, resaltó la importancia de unificar ideas y acciones para lograr un futuro diferente.

Más allá de cualquier diferencia entre las naciones, los gobernantes están llamados a buscar la unidad de criterios y a colaborar para enfrentar los problemas comunes y globales que nos afectan, afirmó.

En sentido general, los representantes de la región destacaron los avances alcanzados con los objetivos del milenio (2000-2015), aunque los calificaron de insuficientes, por lo que pidieron voluntad política y compromiso para materializar las nuevas metas.

(Con información de Prensa Latina)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también