Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Viaje con Francisco: Atravesando los muros del Congreso de EEUU (+ Fotos y Video)

| 34 |
El Papa en el Congreso de EEUU. Foto: AP

El Papa en el Congreso de EEUU. Foto: AP

WASHINGTON-NUEVA YORK.- Todo comenzó cuando el Fiat negro llegó a la puerta del Congreso de los Estados Unidos y Francisco se perdió tras el umbral del Capitolio. Al verlo, tengo la impresión de que no entra al edificio imponente que es –desde hace meses con la cúpula cubierta por unas prótesis de metal-, sino a una caverna, a una cripta resguardada por pesadas paredes de piedra.

La cámara lo sigue cuando traspasa el umbral y el Papa argentino hace historia como el primer pontífice católico que viene al Congreso de Estados Unidos. Es comprensible que algunos legisladores estén muy emocionados por ello y en primer lugar, el Speaker del legislativo estadounidense, John A. Boehner, quien cursó la invitación a su Santidad para que visitara este sitio.  Boehner es católico practicante y lloró abiertamente mientras recibía a Francisco y luego, cuando el Papa terminó su discurso y se asomó al balcón de la terraza oeste para ofrecer unas breves declaraciones a las decenas de miles de personas, la mayoría inmigrantes, que se reunieron frente al Capitolio. Otro católico prominente,  el vicepresidente Joseph R. Biden Jr., estuvo de pie estoicamente todo el tiempo en que el Obispo de Roma ofreció su discurso.

Eso es lo que se ve, pero hay una historia soterrada en este escenario o al menos pasa a un segundo plano, sepultada por los miles de titulares que despacha el discurso y las poderosas imágenes del Papa yendo y viniendo por Washington y luego Nueva York, con transporte en helicóptero incluido. La visita al Capitolio está precedida por una batalla interna bastante sui géneris para facilitar la visita del pontífice y ahorrarle situaciones incómodas a quien suele hablar claro sobre los problemas del mundo –el drama de los inmigrantes y refugiados, la depredación del planeta, la tenencia de armas, la pena de muerte, el culto al dinero y otros asuntos que en un lugar como este, con un altísimo por ciento de conservadurismo por metro cuadro, es como mentar la soga en la casa del ahorcado. El Congreso de los Estados Unidos, como sabemos muy bien los cubanos, es célebre por aprobar bombardeos o imponer medidas que están en las antípodas de la prédica de Francisco, como el bloqueo contra Cuba.

La comidilla entre los periodistas que reportamos esta visita es que, para asegurarse de que nadie en la Cámara o el Senado se expresara de forma belicosa o demasiado efusiva, el líder de los demócratas y el de los republicanos enviaron a sus miembros una carta, en la que se advertía firmemente que no podían tocar al Papa.  “Por respeto a la agenda del Papa y la expectativa de una conducta oportuna, respetuosamente solicitamos que nos ayude absteniéndose de apretones de manos y de darle conversación a lo largo del pasillo central”, dice el mensaje que llegó a cada congresista, firmado por su respectivo líder: el de la mayoría del Senado, Mitch McConnell (Republicano), el de la minoría del Senado, Harry Reid (Demócrata), el presidente de la Cámara, John Boehner (R), y la líder de la minoría Nancy Pelosi (D).

“Aunque la carta que distribuyeron desalienta a miembros del Congreso para que no intenten ninguna payasada con el Papa, los líderes del Congreso aparentemente están preocupados por el comportamiento de los legisladores”, afirmó CBS News en la víspera del discurso del Papa. La cadena noticiosa también develó que los líderes de ambos partidos, provisoriamente, reclutaron a sus miembros mejor portados para sentarlos en los asientos del pasillo por donde hizo su entrada Francisco.

En otras palabras, este día también se recordará como histórico porque el Congreso operó con unas reglas diferentes a las habituales. Intercalaron a los congresistas de ambos partidos para evitar que se noten los aplausos divididos entre republicanos y demócratas. También, le leyeron la cartilla especialmente a algunos congresistas, entre ellos a Ileana Ros-Lehtinen de Florida, para que se ahorraran cualquier escándalo. La información es confiable, me confirman. La fuente es el analista David Hawkings, autor de un blog especializado en temas del Congreso. Él asegura que estuvieron prohibidos los selfies y los flash de las cámaras. Los aplausos estuvieron bienvenidos y de hecho fueron, si no un récord, al menos un magnífico average: hubo 37 ovaciones, de ellas 8 con los congresistas de pie.

Como el horno no estaba para galleticas, los candidatos presidenciales republicanos de ascendencia cubana que no han ocultado sus críticas al Papa –como Marco Rubio y Ted Cruz-, se llamaron a capítulo y cuando fueron alcanzados por las cámaras,  expresaron satisfacción por el discurso del Papa.  No dijeron nada sobre la alusión indirecta en el discurso al tema del restablecimiento de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, que el pontífice elogió con palabras meditadas y justas, una aprobación destinada más al Presidente Obama que al Congreso estadounidense. Valdría la pena recordarlas:

En tal perspectiva de diálogo, deseo reconocer los esfuerzos que se han realizado en los últimos meses y que ayudan a superar las históricas diferencias ligadas a dolorosos episodios del pasado. Es mi deber construir puentes y ayudar lo más posible a que todos los hombres y mujeres puedan hacerlo. Cuando países que han estado en conflicto retoman el camino del diálogo, que podría haber estado interrumpido por motivos legítimos, se abren nuevos horizontes para todos. Esto ha requerido y requiere coraje, audacia, lo cual no significa falta de responsabilidad.

Si Marco Rubio y Ted Cruz hubieran soltado sus habituales andanadas de odio contra el gobierno cubano, no solo habrían roto las normas de buena conducta, sino que les habría descontado una buena porción de votos de sus futuros electores encantados con Francisco. Él no solo fascinó a la mayoría de los congresistas, sino a los estadounidenses “de la periferia”, fundamentalmente a los inmigrantes que son millones en este país -de ellos 11 millones indocumentados-,  que sienten que el Papa Francisco ha oxigenado a la Iglesia. El oxígeno en gran parte se debe a la coherencia del Papa Francisco, que hace lo que dice y tiene el valor de no cambiar su discurso para alegrar las orejas conservadoras, por muy poderosas y congresionales que sean.

De modo que cuando traspasó la puerta de piedra del Capitolio, Francisco se adentró en un ambiente educado por un enérgico llamado a la disciplina, que evitaba a toda costa la posibilidad de una mala prensa frente al líder espiritual más célebre del planeta.  La buena noticia fue la sincera admiración que demostraron muchos congresistas después de la intervención del monarca de la Iglesia Católica. La mala, el cinismo expresado por algunos otros, una vez concluida la ceremonia.

Rebecca Leber, redactora del diario conservador The New Republic, no demoró en demostrar su escepticismo: el llamado de Francisco para la acción sobre el cambio climático no es probable que conduzca a un cambio en la política de los Estados Unidos o de otros lugares.  “No hay duda de que el líder religioso de 1,2 mil millones de personas es tan potente como un portavoz del movimiento climático podría esperar. Sin embargo, en la vida real el ‘Efecto Francisco’ – como los medios lo han llamado – apenas coincide con la realidad. Hay poca evidencia de que su mensaje está llegando a todo el que no cree que el cambio climático es un problema. Cuando se trata del clima, al parecer, el partidismo y la ideología son fuerzas más potentes que la fe”.

Mateo Schmitz, el editor adjunto de First Things, una revista religiosa publicada por el Institute for Religion, Culture, and Public Life, predice que “la historia de amor de los medios con Francisco, al igual que con Juan Pablo II, llegará a su fin”. La razón, a su juicio, es en parte porque Francisco tiene “una predilección por determinados grupos perturbadores”. Pero el que le puso la tapa al pomo fue el Senador Sheldon Whitehouse, demócrata por Rhode Island, que no había salido aún del Capitolio cuando declaró que sus colegas republicanos escucharían más al Papa si este tuviera un Super-Pac (un grupo que les regale millones de dólares para ejecutar las políticas).

Esto no debe sorprender a Francisco. Es más, sospecho que lo esperaba, porque salió por la puerta del edificio del Congreso, abordó su Fiat 500L –que parece de juguete junto a los carros blindados del Servicio Secreto- y partió a toda velocidad hacia el Centro Caritativo de la Parroquia de St. Patrick, para almorzar con más de 200 personas que viven en las calles de Washington. Allí estaba en su ambiente. Lo vimos llegar hasta una enorme carpa blanca y convertirse en el centro de una escena que parecía la recepción para una boda: mesas redondas vestidas con manteles azules, sobre las que había flores amarillas y blancas, servilletas, platos de cristal y cubiertos en toda regla. El menú sobrio y apetitoso. Los invitados, hombres y mujeres que viven en refugios sostenidos por la Iglesia: alcohólicos, drogadictos o ex drogadisctos, enfermos mentales, víctimas de la violencia doméstica…

The New York Times conversó con uno de ellos, de apellido Grey, que dijo estar en un refugio porque estaba ahorrando para alquilar un hogar. No habló mucho más acerca de por qué no tiene casa. El hombre, en realidad, quería hacerle una pregunta al periodista: “¿Francisco vino hasta aquí para ver a los homeless? Eso es muy extraño, un monarca que viene a ver a las personas sin hogar.” Cuando el Times le preguntó qué pensaba sobre el significado de ese gesto, el señor lo pensó por un momento y luego dijo: “Esto significa que me está perdonando, al igual que Dios.”

Dos nombres extraños

Una colega me llama la atención sobre algo curioso: Bergoglio menciona en el Congreso  a cuatro figuras de los Estados Unidos, pero solo se detalla la biografía de dos de ellas en los documentos que reparte el Vaticano antes del discurso en el Capitolio. “Los cuatro fantásticos”, como los llama el vaticanista John Allen Jr, son el presidente Abraham Lincoln; el líder de los derechos civiles Martin Luther King Jr.; el monje trapense y escritor Thomas Merton, y la activista social Dorothy Day.  Es como si dijeran que los dos primeros son harto conocidos y lo otros, puestos en un mismo altar por el Papa, son unos perfectos desconocidos para muchos, empezando por los legisladores estadounidenses.

Quienes conocen sus biografía aceptarán como cosa extraordinaria la intrépida mención de Day y Merton en ese discurso del Papa en particular y en el contexto en que fue dicho. No son dos figuras cualquiera.  Ella fue una laica benedictina consagrada a la defensa de los pobres, que además se divorció, admitió haber abortado, escribió en la revista The Masses –célebre publicación de la izquierda estadounidense donde colaboró John Reed y otros grandes del periodismo, sus compañeros de militancia política- y además, visitó a Cuba y simpatizó tempranamente con Fidel Castro y la Revolución. Es conocida como La Radical Piadosa.

Por su parte, Merton se opuso a la guerra de Estados Unidos en Vietnam, a la violencia de cualquier signo, a las armas nucleares. Tenía la misma predilección, que Francisco, por las “criaturas de la periferia”. Y un dato adicional: fue mentor de Ernesto Cardenal y de Cintio Vitier*.

Tengo la certeza de que si le hubiera alcanzado la vida para ver a Francisco en el Congreso recordándole a los congresistas estadounidenses quién fue Thomas Merton, Cintio habría sido el hombre más feliz de la Tierra. A él le escuché muchas veces hablar del monje con devoción y dolerse de su muerte, acontecida en circunstancias absurdas –se electrocutó con un ventilador. He buscado en la memoria digital y encontré una carta que le escribiera al autor de Ese sol del mundo moral y que es muy probable que el Papa no conozca. Con esto cierro por hoy: 

Es raro –le dice Merton a Cintio, en carta del 7 de diciembre 1962-, pero tengo muchos amigos latinoamericanos, porque sólo así puede uno ser ‘americano’ de veras: es decir renunciando a ser únicamente ‘estadounidense’, lo que sería un destino miserable. Pues de eso vienen tantos problemas: del hecho de que tanta gente aquí sea provincial e ignorante, y no pueda entender lo que pasa allá (en Cuba).

*Este viernes Cintio, que murió en el 2009, habría cumplido 94 años. Vaya el homenaje a su memoria.

Papa Francisco. Foto: AP

Los pobres almorzaron con el Papa. Foto: AP

Papa Francisco. Foto: AP

Tomando el helicóptero hacia Manhattan. Foto: AP

Papa Francisco. Foto: AP

El papa Francisco llegó este jueves a Nueva York, segunda etapa de su viaje a Estados Unidos, y acudió directamente a la catedral de San Patricio, donde lamentó la “vergüenza” que causan a la Iglesia los casos de pederastia. Foto: AP

Papa Francisco. Foto: AP

Jorge Mario Bergoglio se refirió a las contribuciones de santa Isabel Ana Seton, cofundadora de la primera escuela católica gratuita para niñas en Estados Unidos, y de san Juan Neumann, fundador del primer sistema de educación católica en el país.. Foto: AP

Papa Francisco. Foto: AP

Pasando por los controles de seguridad. Foto: AP

Papa Francisco. Foto: AP

Todo se vende. Foto: AP

Papa Francisco. Foto: AP

Otra imagen del Aeropuerto Kennedy esta tarde. Foto: AP

Papa Francisco. Foto: AP

Papa Francisco en el exterior del Congreso. Foto: AP

Papa Francisco. Foto: AP

Ovación. Foto: AP

Papa Francisco. Foto: AP

Papa Francisco y el Speaker del Capitolio. Foto: AP

En video, el Papa llega a Nueva York

Se han publicado 34 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Yulieski Quintana dijo:

    Excelente crónica de Rosa Miriam. Escribe como los dioses. Siempre la busco por Cubadebate, porque me alegra la vida leerla. Gracias.

    Me gustó mucho la referencia a Cintio, en relación a Tomás Merton. También lo de Dorothy Day. No la conocía. Voy a buscar más referencias a ella. Por lo que cuenta Rosa Miriam aquí, parece que Dorothy Day es una Simone Weil estadounidense.

    • Pugnus Dei dijo:

      Yulieski:
      Debo decirle que al igual que Ud. quedé impactado con lo de Cintio, no lo sabía. Cuando descubrí a Cintio, no he dejado de leerlo y sus escritos sobre Martí me apasionan, además me atrapó su manera de abordar la religiosidad del Apóstol, a veces en un tiempo opacada. Indagué sobre Merton en la Wikipedia y no lo encontré. Maravilloso todo lo acontecido en torno a la visita del Santo Padre… me atrevería a decir como su Encíclica: “Laudato si Franciscus”

    • Pedrito CAV dijo:

      Este Papa …¡¡¡está escapáo!!!

      Vi el discurso completico y me parecía que estaba viendo hablar a Fidel sin la barba y con el gorrito blanco en la cabeza.

      Me considero fan del Papa y no me da pena decirlo pues no soy católico ni soy creyente, soy un cubano más, pero este “viejito” me cae bien, es sincero, guapo, inteligente y muy sensato.

      El Papa está “De Zurda” y lo pongo en mi equipo de fútbol junto con Diego Armando Maradona, Fidel, Raúl, Victor Hugo, Maduro, Correa, Daniel Ortega, Cristina, Evo Morales…. son 10 y mi número 11 es OBAMA que es medio zurdo también.

      Pongo a Fidel de portero, por su experiencia, su sabiduría, su tamaño, su carisma y porque no deja pasar una. A Maradona lo pongo de “10”, repartiéndole balones al tridente de Raúl, El Papa y Evo y ohhh, tremendo tridente ese, mejor que el del Barsa…

      Y desde el cielo el gran Hugo nos mira y se ríe con picardía. Que lástima que Chavez y El Papa no hayan coincidido, sería bueno haber visto eso

      • Luis dijo:

        Pedrito CAV: me encanto sobremanera sus conclusiones y la imagen que hizo del MEJOR EQUIPO DE FUTBO DEL MUNDO: LOS DE ZURDA

  • Jose R Oro dijo:

    En general lo descrito en la interesante crónica de la Dra. Rosa Miriam Elizalde corresponde estrictamente con lo ocurrido en el Capitolio de Washington. Quisiera explicar que Ted Cruz no es católico, sino bautista. Marco Rubio por mucho tiempo fue mormón, pero ahora es católico. Ambos obviamente critican al Papa Francisco, porque son líderes de la ultraderecha anticubana, que se está disminuyendo aceleradamente y las palabras del Papa, quien es el jefe y guía espiritual de la mayoría de sus votantes, les debilita aún más su ya precaria base política. Al igual que con el tema del medio ambiente, las posiciones políticas con respecto a Cuba, casi siempre van más allá de la objetividad y están muy imbuidas de pensamiento político e ideología que no se cambia aunque se demuestre fehacientemente lo contrario, precisamente lo que el Papa Francisco mencionaba cuando dijo en La Habana “el servicio no es a las ideologías, sino a las personas”. El discurso del Pontífice en el Congreso fue un desastre total para los enemigos de Cuba y un golpe demoledor contra el cruel y obsoleto embargo, que se cae en pedazos por doquier. El que se haya organizado una disciplina y un orden protocolar en el Congreso de los EE.UU. pienso que es lo correcto y que funcionó muy bien. Predominaron en decenas de ocasiones los atronadores aplausos de intensa aprobación por lo expresado por el Santo Padre que toco puntos como la pobreza, la inmigración, la pena de muerte, el tráfico de armas, y por supuesto las relaciones entre los Estados, muy evidentemente entre Cuba y los EE.UU y dejó de manera resoluta en claro su posición acerca del fin de ese engendro que es el embargo contra la Isla

    • Δ dijo:

      “contra el cruel y obsoleto embargo, que se cae en pedazos por doquier…”

      Genial parrafada… yo hubiera cambiado “embargo” por lo que es… bloqueo

      Saludos

  • Leandro dijo:

    Gracias Rosa Miriam por sus magníficas crónicas. Ud. señala: “La buena noticia fue la sincera admiración que demostraron muchos congresistas después de la intervención del monarca de la Iglesia Católica. La mala, el cinismo expresado por algunos otros, una vez concluida la ceremonia.” A mu juicio, el cinísmo era de esperar, por tanto, si los más admiraron al Papa, la noticia es buena. Seguí el discurso en vivo y lo más que me impresionó fue la capacidad del Papa para arrancar aplausos de aquellos a quienes evidentemente estaba criticando.
    Como hijo de Nuestra América me siento orgulloso de que el más grande líder espiritual de estos tiempos sea también de La América Nuestra.
    El Papa Francisco no solo está oxigenando a la Iglesia Católica; está oxigenando sociedades enteras. Creyentes y no creyentes debemos estudiar sus planteamientos y sacar conclusiones; a mi juicio “La alegría del evangelio” y “Alabado sea” resumen sus concepciones religiosa y sociales.

  • Eduardoe dijo:

    Rosa Miriam: Otra buena crónica para aprender y disfrutar. Estás bateando para mil.

  • uno del montón dijo:

    En la Web de La Jiribilla, revista cultural cubana, se puede encontrar información sobreThomas Merton y su relación con Cintio Vitier y con Cuba.
    Existen otros sitios en la red donde hay abundante información, además de que todos sus libros están traducidos al español y algunos están para descarga gratis. Recomiendo La Montaña de los Siete Círculos y su Correspondencia con Ernesto Cardenal, editado por Trotta.

  • Darío dijo:

    Thomas_Merton
    Thomas Merton

    Dibujo de Thomas Merton
    Nacimiento 31 de enero de 1915
    Prades, Francia
    Fallecimiento 10 de diciembre de 1968
    Bangkok, Tailandia
    Nacionalidad Estados Unidos
    Alma máter Clare College y Universidad de Columbia
    Ocupación Monje trapense, escritor y poeta
    [editar datos en Wikidata]

    Thomas Merton (Prades, Francia, 1915 – Bangkok, 1968), monje trapense, poeta y pensador estadounidense. Está considerado como uno de los escritores sobre espiritualidad más influyentes del siglo XX.
    Biografía

    Nació en Prades, Francia. Su padre era originario de Nueva Zelanda y su madre originaria de Estados Unidos. Su madre falleció cuando él era niño. La infancia de Merton fue inestable en cuanto a su residencia, pues vivió en Francia, en las Bermudas, en Estados Unidos y en Inglaterra. En Inglaterra, estudió en la Universidad de Cambridge. Terminó sus estudios en la Universidad de Columbia, Estados Unidos. Por último, realizó su tesis de doctorado con el título de “La naturaleza y el arte en William Blake”. Influido por los autores de sus libros e impulsado por una llamada interior a unirse con Dios, se convirtió al catolicismo en el año 1938.

    Ejerció docencia en Inglés en la Universidad de San Buenaventura y trabajó en un centro católico del barrio de Harlem en Nueva York. En 1941, ingresó la abadía trapense de Nuestra Señora de Getsemaní en Kentucky. Se ordenó sacerdote en 1949 y adoptó el nombre de padre Luis.
    Señal conmemorativa de una de las experiencias místicas de Merton en Downtown Louisville, Kentucky.
    “Thomas Merton Square” y Señal conmemorativa Downtown Louisville

    La montaña de los siete círculos (1948), su autobiografía, es su obra más famosa, traducida a veintiocho lenguas. También escribió Las aguas de Siloé (1949) y El signo de Jonás (1953), dos volúmenes sobre la vida de los trapenses; Semillas de contemplación (1949) y La vida silenciosa (1957), libros de meditación, así como varios libros de poesía Figuras para un Apocalipsis (1947), Las lágrimas de los leones ciegos (1949) y Las islas extranjeras (1957).

    Durante sus 27 años en Getsemaní, Merton se convirtió en un escritor contemplativo y poeta, y se abrió al diálogo con otras religiones, apoyando causas como el pacifismo y los movimientos antiracistas. En 1959 conoció al sacerdote y poeta nicaragüense Ernesto Cardenal al arribar éste al monasterio. Después del regreso de Cardenal a Nicaragua, Merton sostuvo con él una activa correspondencia epistolar hasta su muerte, la relación que se dio entre ellos, fue de padre espiritual y devoto. Entre los años de 1963 y 1967 sostuvo una fluida correspondencia con el escritor rumano Ştefan Baciu. En 1964 escribió el manifiesto “Mensaje a los Poetas” como adhesión al Movimiento Nueva Solidaridad creado por el poeta argentino Miguel Grinberg, quien posteriormente tradujo al castellano sus libros El hombre nuevo, Pan en el desierto, Místicos y maestros Zen, Diario de un ermitaño, Ascenso a la verdad y Cartas a los escritores. Merton murió en un accidente en 1968 mientras asistía a una conferencia entre cristianos y budistas en Bangkok. Se encuentra sepultado en el monasterio de Getsemaní.
    Tumba de Merton en la Abadía de Getsemaní.

    Merton y Robert Lowell, otro converso al catolicismo, han sido considerados en su tiempo como los dos poetas jóvenes más importantes de los Estados Unidos. Por otra parte, sus diarios y sus cartas, que por expreso deseo de Merton no se publicaron hasta 25 años después de su muerte, revelan la intensidad de su compromiso con el movimiento por los derechos civiles, la justicia social y el diálogo interreligioso. Desde 1972, el Thomas Merton Center de Pittsburgh concede el Thomas Merton Award, un premio a las iniciativas por la paz.
    Obras

    Algunas ediciones en español de sus obras:

    La montaña de los siete círculos. Edhasa. 2008. ISBN 978-84-350-0981-2.
    Dirección espiritual y meditación. Editorial Desclée de Brouwer. 2004. ISBN 978-84-330-1939-4.
    Orar con los salmos. Editorial Desclée de Brouwer. 2005. ISBN 978-84-330-2009-3.
    Paz en tiempos de oscuridad. El testamento profético de Thomas Merton sobre la guerra y la paz. Editorial Desclée de Brouwer. 2006. ISBN 978-84-330-2100-7.
    El signo de Jonás. Diarios (1946-1952). Editorial Desclée de Brouwer. 2007. ISBN 978-84-330-2148-9.
    La vida silenciosa. Editorial Desclée de Brouwer. 2009. ISBN 978-84-330-2308-7.
    Nuevas semillas de contemplación. Editorial Sal Terrae. 2008. ISBN 978-84-293-1486-1.
    Ascenso a la verdad. Editorial Lumen, 2008, ISBN 978-987-00-0750-0
    Correspondencia (1959-1968). Thomas Merton y Ernesto Cardenal, contiene 90 cartas entre el poeta nicaragüense y el monje escritor norteamericano; Trotta, Madrid, 2003
    Pan en el desierto. editorial Sudamericana, Buenos Aires, 1955. Traducción de Gonzalo Meneses Ocón
    La vida silenciosa. Editorial sudamericana, Buenos Aires, 1958. Traducción de Josefina Martínez Alinari
    La montaña de los siete círculos. Editorial Sudamericana, Buenos Aires, 1950. Traducción de Aquilino Tur
    El signo de Jonás. Editorial Jackson, Buenos Aires, 1954. Traducción de Julio Fernández Yañez

  • Dr Tony dijo:

    Amiga, tus trabajos siempre tienen la frescura de tu humildad y la grandeza de tu cubanía.
    No me pierdo uno , gracias.

  • egp dijo:

    !!Bravo Papa Francisco!! solo una personalidad como ud. puede llegar a ese congreso y exponer lo que ud. manifesto abiertamente y sin interferencias ¿porqué? !Ah! por que Don Francisco es el representante de Dios en la tierra ,Fidel, nuestro lider de la revolucion cubana ha estado expresando todos esos dialogos durante mas de 54 años y nunca pudo llegar a ese congreso.Era mucho el miedo politico que le tienen,no obstante bienvenido sea las palabras expresadas por el Papa en fabor de la humanidad y la paz.!!Viva Fidel y Raul y todos aquellos que contribuyeron a formar una patria digna, solidaria y humanista!! y !!!VIVA LA REVOLUCION CUBANISIMA!!

  • ari dijo:

    Lenguaje asequible a todos, como el del Papa, genial, como siempre, felicidades

  • uno del montón dijo:

    Este año se celebra el centenario del nacimiento Thomas Merton ( Prades, Francia, 10 de marzo de 1915- Tailandia 10 de diciembre de 1968). Merton fue un poeta y monje trapense norteamericano como ya sabemos. Vivió en la Abadía de Getsemaní.
    En Cuba han aparecido textos en la Web de Habana Radio y saldrán proximamente homenajes en las revistas Amnios y Cuba Contemporánea.

  • Idania dijo:

    Como todas sus crónicas Rosa Miriam, !Excelente!, gracias por ofrecernos tan buen periodismo, leerlas es como ser partícipe de los que esta escribiendo, una vez mas , gracias

  • José Miguel Vázquez dijo:

    Lo primero una felicitación a la Dra. Rosa Miriam Elizalde por esta crónica tan hermosa y reflexiva, un ejemplo de periodista integral desde todo punto de vista. Creo que el discurso del Papa dejará su influencia en algunos congresistas, con respecto a Cuba y el fin del bloqueo es un paso más para eliminarlo, Francisco lo hizo de una forma muy inteligente. Enhorabuena.

  • Henry dijo:

    excelente cronica la que nos regala Rosa. gracias por mantenernos al tanto de lo que acontece en relacion al papa en los EEUU

  • Paquita dijo:

    Rosa: ¿Sabes algo de pelota?. Supon go que muy poco, n o has tenido que “cubrir” periodísticamente un juego, si lo hubieras hecho serías una erudita. Batear para mil, comodice Eduardoe, es el maximo average. Tu bateas más que ese average. Te repito traete a José y descansa por lo menos cinco días seguidos. Un abrazo amiga, se me va a gastar esta palabra contigo: excelente

  • Jazmin dijo:

    cuando leo un trabajo donde puedo decir que conocí en detalles lo ocurrido en un suceso casi imaginándome que estaba presente,pero además contado de una manera respetuosa, elegante y sincera,donde además aprendo algo desconocido y me quedo motivada a investigar, ese es un periodista de verdad, muchas felicidades a la autora por tan excelente crónica. El medio necesita de muchas profesionales así,y no de esos que solo tratan de ganarse una portada con la ¨mejor¨noticia del día haciendo eco de chismes o desgracias.

  • Peter dijo:

    Crónica excelente esta de Rosa Mirian solo agregar que viendo en directo la transmision del discurso en el congreso en un pase de camara tras una ovacion con todos de pie se pudo ver como Ileana Ros ponia una de sus tipicas caras y no aplaudia, definitivamente no le gusto mucho lo que decia el papa. Gracias Rosa MIrian, esperamos la proxima.

  • Buergo dijo:

    “Yo rogaré al Padre y Él os enviará al Consolador, al Abogado, al Defensor, al Espíritu de Verdad que estará siempre con vosotros, Él os guiará hasta la verdad completa” (San Juan 14).

    “Recen por mí”, nos ha pedido el Papa del Mundo , Francisco, con humildad a todos y agregaba en el Congreso de la Unión, para aquellos que no pueden o no saben rezar, al menos le desearan éxito en su misión.
    Cuando hace años, luego de aquel largo periodo de confrontación entre la iglesia y el estado en Cuba, se anunciaba la posibilidad de que creyentes y practicantes cristianos pudieran entrar, por méritos al Partido Comunista; sabia decisión del líder histórico a partir de la revolucionaria visión a la que contribuyó Frey Betto de resolver los problemas terrenales en la sociedad, con independencia de los puntos de vistas y creencias sobre la existencia de una espiritualidad interactiva en el mas allá, hemos visto muchas personas con altos valores humanos y éticos entrar a militar en el partido comunista, partido que conduce los destinos de nuestro estado y de la nación cubana hoy.
    Si a alguien le quedaba alguna duda, evidentemente Francisco es un Revolucionario consciente y sin llevar un carné, por su obra, su manera de profesar su fe en el hombre y sus convicciones morales, esos valores de que tanto se habla, se reclaman y necesitamos, el Papa Francisco por conducta y proyección humanista es un Comunista.
    Necesita Cuba que su prédica de servir a nuestros semejantes, de comportarnos con humildad, de entregarnos al trabajo como única vía efectiva y loable de crecer económicamente, se necesita llegue esa predica a lo más profundo de nuestras conciencias.
    Por ello cuando veía a Francisco y a Fidel frente a frente, mirada a mirada, me dije: Son dos gigantes, son dos titanes y los pueblos en su veneración los hacen ángeles.

  • belkis dijo:

    hermosa crónica, como todas. Gracias Rosa Miriam Elizalde

  • Estela dijo:

    Reitero el agradecimiento a esta crónica tan detallada que nos has escrito Rosa Miriam. El Papa Francisco sabe emplear la palabra en el momento oportuno y con la dimensión exacta. No creo que el amor del mundo conformado por creyentes y no creyentes hacia la obra del Santo Padre muera como vaticina el Sr. Mateo Schmitz, solo que no hay peor ciego que el que no quiere ver. Siempre que aparece en el mundo un líder que haga alusión en su discurso y en su obra a la unidad y a la paz, a la conservación del medio ambiente y al desarrollo de la conciencia social crea “ronchas” y criterios negativos que solo van tendientes a disminuir su papel. Debemos agradecer al Papa Francisco el rol que está jugando y que Dios le bendiga, le cuide y le proteja para que su obra pueda llegar a feliz término. Saludos de una cubana que lo admira y le respeta.

  • Borges dijo:

    Por favor, ¿dónde puedo encontrar los discursos y misas del Papa en su gira por Cuba y Estados Unidos?

Se han publicado 34 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Rosa Miriam Elizalde

Rosa Miriam Elizalde

Periodista cubana y editora del sitio Cubadebate. Es Doctora en Ciencias de la Comunicación y autora o coautora de los libros “Antes de que se me olvide”, “Jineteros en La Habana”, “Clic Internet” y “Chávez Nuestro”, entre otros. En twitter: @elizalderosa

Vea también