Imprimir
Inicio » Noticias, Sociedad  »

Obama arremete contra la bandera confederada en Charleston

| 6
 El presidente Obama acudió al funeral del pastor Clementa Pinckney, una de las víctimas del atentado supremacista en Charleston. Foto Reuters.

El presidente Obama acudió al funeral del pastor Clementa Pinckney, una de las víctimas del atentado supremacista en Charleston. Foto Reuters.

El presidente estadunidense, Barack Obama, se refirió hoy al polémico uso de la bandera confederada, al sostener que simboliza no solo un legado sino también el sometimiento racista.

El presidente Barack Obama rindió un vibrante homenaje en Charleston (sureste de Estados Unidos) al pastor Clementa Pinckney, figura de la comunidad negra local, caído junto a otros ochos feligreses bajo las balas de un joven supremacista blanco.

Ante miles de personas reunidas en la sede de la Universidad de Charleston, a pocos pasos de la iglesia Emanuel, donde se desató el drama el 17 de junio, Obama, visiblemente emocionado, saludó la memoria del pastor Pinckney, “un hombre de Dios, un hombre que creía en días mejores”.

“Cegado por el odio, el presunto asesino no pudo ver la gracia que irradiaba el reverendo Pinckney”, dijo Obama sobre este pastor al que conocía personalmente.

Para Obama, estas “muertes sin sentido” ponen en primer plano dos temas espinosos de su presidencia: el regular la tenencia de armas de fuego, sobre lo cual nunca tuvo éxito pese a numerosas tentativas, y las persistentes divisiones raciales existentes en la sociedad estadunidense.

Hemos estado ciegos frente al caos único que la violencia de las armas de fuego inflige a este país“, señaló el mandatario, quien llamó al país a iniciar una verdadera reflexión sobre este tema.

El presidente se refirió también al “dolor” causado por la bandera confederada, símbolo para muchos estadunidenses del pasado racista del país, y que ha sido ignorado “durante demasiado tiempo”.

Durante demasiado tiempo hemos permanecido ciegos frente al dolor que causa esta bandera confederada en varias ciudades“, afirmó.

“Es cierto que no fue una bandera la que provocó este ataque, pero (…) esta bandera ha representado siempre más que el orgullo ancestral (…) para muchos, negros y blancos, esta bandera es un recordatorio de opresión sistemática y sometimiento racista. Ahora nos damos cuenta”, dijo.

“Cualesquiera que sean las soluciones, serán necesariamente incompletas. Pero sería traicionar todo por lo cual luchó el reverendo Pinckney si nos quedamos de nuevo en silencio”, dijo Obama.

El mandatario concluyó su elogio entonando a solas, y luego acompañado por los presentes, el canto Amazing Grace, un himno cristiano muy popular en Estados Unidos.

Jacqueline Dupree, de 44 años, pastora de Gainesville en Florida (sureste) en una iglesia de la misma congregación (African Methodist Episcopal Church), vino por “la necesidad de reunirse” y para escuchar “las palabras de consuelo” por parte del primer presidente negro de la historia de Estados Unidos.

Desde el jueves, numerosas personas comenzaron a converger en Charleston para las primeras exequias de las víctimas. Otras están previstas a lo largo del fin de semana.

Además de Obama y su esposa Michelle, el vicepresidente Joe Biden y numerosos legisladores del Congreso de primer rango como el presidente republicano de la Cámara de representantes John Boenher, estuvieron presentes en la ceremonia.

También participó Hillary Clinton, candidata demócrata a la elección presidencial de 2016, que denunció la tragedia “como un acto de terrorismo racista”, quien fue largamente aplaudida al comienzo de la ceremonia.

Hace dos años y medio, luego de la masacre en la escuela primaria de Sandy Hook, en la cual murieron 20 niños, Obama pronunció un discurso a un país conmocionado. Pronunciando durante una ceremonia ecuménica los nombres de los 20 niños asesinados en su escuela, el presidente llamó a los estadunidenses a cambiar para que “se acaben estas tragedias“.

Cuatro meses más tarde, el Senado enterraba la reforma para la cual había pedido sus votos y que habría hecho en particular obligatorias las verificaciones de antecedentes judiciales y psiquiátricos de los compradores de armas en las ferias especializadas.

“Seamos claros”, advirtió Obama con el semblante crispado tras el tiroteo de Charleston, “en algún momento, deberemos admitir el hecho de que este tipo de violencia no se registra en otros países desarrollados, no con la misma frecuencia”.

“Debemos ser capaces, colectivamente, de hacer evolucionar nuestra forma de pensar sobre la violencia generada por las armas”, precisó el mandatario, sin hacerse ilusiones sobre la posibilidad de un avance legislativo sobre el tema de las armas antes de su salida de la Casa Blanca, en enero de 2017.

(Tomado de La Jornada)

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • nopasarán dijo:

    Con todo su derecho. Es una bandera de ignominia.
    En cuanto a lo de las armas, qué batalla tienen que librar.

  • pacheco dijo:

    EL PROBLEMA EN EE.UU. CON LAS ARMAS ES UN DEMONIO, ARMAS POR TODOS LADOS, PISTOLAS, REVOLER, FUSILES, ARMAS NUCLEARES DE TODO TIPO, BASES MILITARES EN TODO EL MUNDO, ARMAS PARA EUROPA, ARMAS PARA ISRAEL, PARA EL MEDIO ORIENTE, PARA IRAK, AFGANISTAN, ARMAS PARA EL MUNDO, CADA VEZ MAS GASTOS EN EL PRESUPUESTO MILITAR. ESOS TIRITOS EN EL INTERIOR DE EE.UU. (QUE TAMBIEN CONDENAMOS), PERO ESO NO ES NADA EN RELACION CON LOS MILLONES QUE HAN MATADO LAS ARMAS NORTEAMERICANAS EN TODO EL MUNDO. SALUDOS PACHECO

    • ActionJackson dijo:

      Hay una relación entre un asunto y el otro, no hay duda, pero son asuntos muy diferentes.
      La tenencia de armas se contempla por el ciudadano como un derecho sagrado, un legado de los fundadores de la república (Segunda Enmienda) al que no deben renunciar y que les crea la ilusión de ser la única defensa contra la dominación por parte de un gobierno tiránico (¿?).
      Sin embargo la libre tenencia de armas se ha mostrado como una trampa en la que han caído los propios ciudadanos como víctimas de sucesos como estos asesinatos y masacres injustificables, inexplicables que se dan en los EE.UU. casi año por año.
      Mientras tanto los fabricantes de armas ligeras (y hasta los de las pesadas) se benefician de este frenesí ciudadano por poseer en casa algo que dispare plomo y ya sabemos de sobra quiénes son los principales promotores de la Asociación Nacional del Rifle.

  • FeloPerez dijo:

    El problema es que si fabricas armas tienes que venderlas, y de que forma se venden, creando conflictos en otros paises. es un negocio redondo, tendríamos que preguntarnos que pasaría con los EEUU si un dia aprueban una ley que prohiba el uso de las armas a sus ciudadanos. la sociedad norteamericana no está preparada para que pase algo así. es un hábito tener armas de fuego y matar negros, es como un deporte. no importa que sea un ciudadanos o un policía, ese problema racial está aún latente es los ciudadanos ametricanos. aún el ku ku klan existe, en menor medida, pero existe, es una lástima que por intereses económicos pierdan la vida tantos inocentes y aún duele más cuando se trunca la vida de un niño.

  • Chukay dijo:

    Ese Presidente está loco decir que en EEUU hay racismo, eso es una locura, el se dará cuenta cuando un blanquito de su cuerpo de seguridad lo pele a el , o Dios no lo quiera a sus hijas o esposa.

  • Manuel dijo:

    Preidente Obama arremeta contra todo acto violencia y abuso, sobre las armas, tremenda batalla tiene que librar, porque hasta los niños que estan por nacer, ya cuando nacen traen un arama de fueqo. Primero que todo acabar con el complejo miliar Industrial de los EE.UU. que no es tarea facil, para lo facil y dificil, el mejor testiqo es el tiempo, vamos dejarlo correr.

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también