Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

¿Soldados cubanos en el Ejército Rojo?

| 25
Rosendo Agüero.

Rosendo Agüero. Foto: Orlando Durán Hernández

El pasado Primero de Mayo el escritor Benito Estrada, en plena tribuna de la Plaza de la Revolución Mayor General Ignacio Agramonte, de Camagüey -al centro de la Isla- donde compartíamos asientos, me trajo la noticia: ¿Tú sabes que cubanos y, entre ellos cuatro camagüeyanos, se alistaron en el Ejército Rojo?

Por unos segundos quedé mudo, hasta que me propuso conversara con Rosendo Agüero Caballero, un veterano dirigente sindical, quien se hallaba en la primera fila junto a Héroes del Trabajo de la República de Cuba. Fue efectivamente uno de los protagonistas del histórico e inédito acontecimiento.

En uno de los asientos del Salón de Protocolo “Nicolás Guillén”, con el bullicio del desfile por el Día Internacional de los Trabajadores al fondo, entablamos el diálogo, a pocos días de la conmemoración de los 70 años de la victoria sobre el fascismo que se cumplió este 9 de mayo.

–Nosotros éramos un grupo de 24 dirigentes sindicales que estábamos estudiando en Moscú en la Escuela Superior del Movimiento Sindical -dice. De Camagüey habíamos cuatro compañeros: Manuel Nuñez Varona, de los Gráficos; Julián Antonio Blanco (Nené), de Transporte, ambos fallecidos; Francisco Durán Harvey, de Educación y yo, que estaba por Comercio.

Ese día de octubre de 1962 encontrándonos en clases, el director que era muy respetuoso y no le gustaba interrumpir pidió permiso, y nos enviaron a todos cubanos y latinoamericanos para la sala de conferencia.

“Allí nos comunicó que Cuba había sido bloqueada por el imperialismo yanqui, de que había una situación muy tensa y propensa a una guerra. Figúrate, nos exaltamos, éramos muy jóvenes, teníamos veintipico de años y pedimos urgente ir para nuestra Embajada.

“La dirección del centro previó nuestra reacción (era lógica ante la Crisis de Octubre) y había puesto un ómnibus en la puerta de la escuela. Nos montamos en el transporte y fuimos para la Embajada. Había mucho frío y nieve. En el jardín de la sede diplomática nos situamos todos los cubanos y latinoamericanos; se agregaron, después africanos, rusos y todo el mundo gritando: ¡Para Cuba!”.

El reclamo era para defender la Revolución. Como a la hora de aquel intenso frío, Carlos Olivares Sánchez, embajador de Cuba, salió al balcón que daba al jardín y razonó con ellos: Que sus fusiles eran los lápices y las trincheras, las aulas. De que debían de estudiar para superarse y ayudar a la Revolución.

Al cabo de los años Rosendo sigue reconociendo lo que dijo el entonces jefe de la misión diplomática nuestra, de que si se producía la III Guerra Mundial no se trataba de la voluntad de hombres, sino de armas estratégicas y propuso suscribieran un documento en el cual se pusieran a disposición del Ejército Rojo.

Ninguno vaciló. Firmaron el pergamino: cubanos, latinoamericanos y africanos. El álbum llegó a manos del Mariscal Rodión Malinovski, Ministro de Defensa de la Unión Soviética, en el período comprendido desde 1957 hasta 1967. Él jugó un papel central en la II Guerra Mundial, incluida la Gran Derrota de la Alemania Nazi durante la Batalla de Stalingrado.

Según testimonió Rosendo, posteriormente Malinovski le contestó al embajador que todos fueron aceptados para ingresar en el Ejército Rojo y que de producirse la III Guerra Mundial pasaban de inmediato al servicio activo.

Los dirigentes sindicales cubanos, por orientación del embajador, participaron inmediatamente en mítines que se efectuaban en los centros de trabajo de apoyo a la Revolución Cubana.

“Para mi fue muy emocionante todo aquello -dice Rosendo. A lo largo de más de 50 años uno medita y en el transcurso de toda mi vida ha sido igual, reconozco el apoyo desinteresado y decidido de la Unión Soviética hacia la Revolución cubana. Los jóvenes y los obreros pidiéndonos que habláramos con ellos y le dijéramos cosas de la Revolución. Lo hicimos con mucho gusto”.

Rosendo, quien en el 2016 cumple 80 años, dice que lo que aprendió en el curso superior de dirigentes sindicales de Moscú lo puso al servicio de la Revolución cubana y de la angolana. Tiene el honor de ser el único camagüeyano vivo y en activo que asesoró al movimiento sindical de esa nación africana, a donde llegó en 1976.

Miembros del Ejército Rojo con rifles automáticos SVT-40 y fusiles Mosin-Nagant. Foto: Archivo

Miembros del Ejército Rojo con rifles automáticos SVT-40 y fusiles Mosin-Nagant. Foto: Archivo

Rosendo habla también del derrocamiento del fascismo y al papel desempeñado por la Unión Soviética:

“No tengo palabras con que expresarlo y más nosotros que lo vivimos. Pudimos conversar mucho con combatientes de esa gesta heroica y tuve el honor de estar en Leningrado y conocer allí la Casa del Sargento Pablo, donde se peleaba cuarto a cuarto.

“A él no lo pudimos conocer. Quedó ciego y después del triunfo de la Revolución recobró la vista. Nos contaron de que tenía una visión de Leningrado destruida y después de un Leningrado floreciente…”

Este sencillo hombre, con una historia admirable, siente el orgullo de haber participado en Moscú en los festejos por los 45 años del triunfo de la Revolución Socialista de Octubre en la Plaza Roja, de haber visto aquel desfile militar con armas modernas, y el momento de la primera visita de Fidel a Moscú, a fines de abril 1963, ocasión de la que conserva una foto, porque estaba frente a frente, no muy lejos, del líder cubano

Este material periodístico no estaría completo de no insertarse en él las referencias de una conversación telefónica sostenida con Francisco Durán Harvey, residente hoy en la capital, quien fungió como segundo secretario de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) hasta la celebración del XVIII Congreso de la organización obrera.

Ratificó los pasajes narrados por Rosendo Agüero y dijo que la decisión adoptada por ellos “fue una actitud consecuente en esa coyuntura internacional y que jugó un papel decisivo no solo para los cubanos, sino para la paz mundial.

“Recuerdo que en esos días hubo muchas manifestaciones de apoyo y solidaridad con Cuba”, incluso frente a la sede diplomática de Estados Unidos en Moscú se dieron muestras también de hermandad, mientras en ese mismo lugar cubanos se opusieron airados a la posición de fuerza adoptada por el centro de poder imperial.

Se han publicado 25 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • guisver rolando dijo:

    increible que haya tantas historias que no conozcamos, de verdad que nosotros los cubanos donde quiera que estemos siempre defenderemos a nuestra pequeña isla…

  • steinwald dijo:

    En el Ejército Rojo combatieron contra el Fascismo Aldo Vivó, sus hermanos y hermanas y Enrique Vilar Figueredo. Aldo y Enrique cayeron combatiendo.

    • Ines Maria Pardo Mejia dijo:

      Todo ha sido una historia, de aquellas personas que defendieron a nuestro pais, de todas las manifestaciones y ataques de otros paises en general.

  • Hector Pupo Velazquez dijo:

    Periodista con todo el respeto pero, la historia de cubanos combatiendo en el ejercito rojo no es nueva, recuerdo haber leído hace años historias de cubanos combatientes, la de algunos que cayeron y otros que, si no me falla la memoria murieron años después en México. Mis saludos y sería bueno que investigaran estas historias, uno de ellos creo era Enrique Vilar Prieto pero no estoy seguro.

    • Joseito dijo:

      Los cubanos no solo combatieron el fascismo en el Ejercito Rojo, también en el ejército norteamericano y muchos antillanos angloparlantes e hijos de los mismos en el ejército británico. Hasta hace algunos años vivía en Santa Cruz del Sur un antillano o cubano hijo de jamaicanos que combatió en la fuerza aérea británica (RAF)

  • Mercedes Rodríguez García dijo:

    Interesante reportaje, pero lean este que no se queda atrás, publicado hoy en Vanguardia web y el cual he tratado de enviarles pero me rebotan los email. Mis saludos a todos,
    http://www.vanguardia.cu/villa-clara/3742-olga-la-rusa-de-santa-clara

  • EL DON APACIBLE dijo:

    Interesante. Saludos a ese vetarano sindical, sería bueno que se hubiera relejado la vida e los cubanos que participaron activamente en la II GM como oficiales acivos del ejercito rojo.

  • TonyM. dijo:

    Impresionante e incomprensible que se desconozca algo asi luego de de mas de medio siglo de Revolucion y casi 40 de relaciones con la URSS y ahora con Rusia. Incomprensible!!. Deberia investigarse mas.

  • artechedi dijo:

    Aporte de cuba a la victoria. algunos Cubanos como soldados durante la II Guerra mundial http://www.trabajadores.cu/temas/ejercito-rojo/

  • artechedi dijo:

    Tres cubanos en la segunda guerra mundial http://es.rbth.com/cultura/2014/08/15/tres_cubanos_en_la_segunda_guerra_mundial_42753.html

  • Fausto dijo:

    Aunque no deja de tener mérito la actitud de estos compañeros, creo que el reportaje publicado precisamente en el momento de la conmemoración del fin de la IIGM, crea una sensible confusión a la vez que ignora el heroe cubano Enrique Vilar caído efectivamente durante aquella contienda. Llamo la atención a los editores de Cubadebate para evitar estos deslices.

  • Abel dijo:

    En la Gran Guerra Patria formando parte del Ejército Rojo particparon algunos cubanos, incluso con grados de oficiales, recuerdo a los hermanos Aldo y Enrique Vilar, hijos de dirigentes comunistas cubanos que habían sido enviados a la Unión Soviética siendo niños, al comenzar la guerra se alistaron y combatieron en diferentes frentes, Enrique murio siendo teniente durante la liberación de Polonia. Por otra parte, formando parte del ejército de los EEUU varios cientos de cubanos combatieron en Europa y el Pacífico, muchos de ellos en la Marina.

    • Taran dijo:

      Entre los que combatieron al fascismo dentro del ejercito norteamericano estuvo el holguinero Armando Diaz Martinez, escribio un libro titulado Del Hudson al Elba.

  • Isaac dijo:

    El hijo del compañero César Vilar, este último dirigente comunista cubano, cayó comabtiendo en la Gran Guerra Patria.

  • miriam dijo:

    Yo estudié en Kaliningrado y efectivamente cerca de allí en un un aldea Polaca reuerdan que cayó un cubano durante la guerra patria.Yo nunca tuve la oportunidad de visitar el lugar, pero otros cros. míos si fueron.

  • Gilberto Arias dijo:

    Muy interesante artículo, no tenía ninguna referencia acerca de compatriotas nuestros que estando en la URSS durante la Crisis de Octubre hubieran manifestado su disposición a integrar las filas del ejército soviético en caso de que se hubiera desatado la conflagración, realmente conmovedor.
    Quisiera hacer una pequeña aclaración, la famosa casa del sargento Pavlov, símbolo de la valentía de los soldados soviéticos en la defensa de su Patria y que aún se conserva tal y como quedó al concluir la guerra realmente se encuentra en la ciudad de Volgogrado, cuyo nombre durante la época de la contienda bélica era Stalingrado.

  • santiagoNP dijo:

    Es un orgullo ser CUBANO, hijo de esta tierra que ha dado tantos ejemplos de solidaridad y altruismo en todas las partes del mundo y en todas las épocas.
    Creo que para las nuevas generaciones sería muy bueno y educativo enseñar quienes somos los cubanos como NACIÓN, con historias como estas.
    VIVA CUBA !

  • Zuni dijo:

    Mi tio abuelo Vernon Hadidton Mendez nacido en Jamaica era piloto y combatio con las fuerzas Britanicas , cayo herido en la Francia ocupada y las guerrillas francesas le salvaron la vida , murio en la decada del 80 en Jamaica y yo soy cubana.

  • Richthofen dijo:

    Hola a todos. Me gusta mucho los temas que tratan. No solo hubo cubanos en el ejercito rojo (2 por cierto, el otro fue partisano). tambien en el ejercito norteamericano. Vivo en Los Palacios y aqui vivio un combatiente que peleo en Guadalcanal y murio en Normandia. me apasiona este tema y me gustaria saber mas sobre los cubanos combatientes.
    Zuni me gustaria poder saber mas de tu abuelo. Mi telefono es 48547747.
    Saludos

  • aries dijo:

    hola Mercedes Rodriguez, lei el articulo del Vanguardia, soy Trista, segun mi abuelo que se llamaba Joaquin Trista, todos los Trista somos una sola familia, y otros detalles que luego podemos comentar, es cierto esto?

  • Sergio dijo:

    ¡No cabía esperar otra actitud ante un ataque a la Patria! Felicidades.
    Hay una inexactitud en el texto ya que la casa del sargento Pablov, la cual nunca las tropas alemanas pudieron tomar y cuyas ruinas se conservan hoy tal como quedaron luego de la batalla de Stalingrado, está en el hoy Volgogrado.

  • el cabildo dijo:

    En primera el SVT-40 no era automático, sino semiautomático, para corregir el detalle de la foto y en segunda entre las cosas que me aprendí para las pruebas de ingreso(la de historia), me aprendí los nombres de Enrique Vilar y Aldo Vivó, que murieron combatiendo creo que en la batalla de Kursk si mal no recuerdo, un par de soldados cubanos que lucharon contra el fascismo.

Se han publicado 25 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Enrique Atiénzar Rivero

Enrique Atiénzar Rivero

Es periodista del semanario Adelante, de Camagüey, provincia del centro de la Isla, y colaborador de Cubadebate.

Vea también