Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Ex Canciller de Uruguay, nuevo titular de la OEA

En este artículo: Estados Unidos, OEA, Uruguay
| 5
 Luis Almagro, nuevo Secretario General de la OEA.

Luis Almagro, nuevo Secretario General de la OEA.

El excanciller uruguayo Luis Almagro fue elegido este miércoles secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), con la promesa de conducir el ente hasta el año 2020, promover su renovación y recuperar su protagonismo.

“No me interesa ser el administrador de la crisis de la OEA, sino el facilitador de su renovación”, dijo Almagro ante la Asamblea General Extraordinaria de la organización, después de ser declarado vencedor por 33 votos a favor y una abstención.

Hasta 19 cancilleres de la región acudieron a Washington para la elección de Almagro, quien asumirá el cargo el 26 de mayo, sustituyendo al chileno José Miguel Insulza, secretario general de la OEA en la última década, tras cumplir dos mandatos seguidos.

“Nos queda un trabajo muy arduo por delante”, dijo Almagro luego a la prensa, con referencia a la responsabilidad de conducir la reforma en la estructura y operación del bloque regional, el más antiguo de su tipo en el mundo.

“En los últimos nueve meses, en cada reunión que tuve, ha sido una constante, un leitmotiv sobre la organización: la necesidad de fortalecer institucionalmente a la OEA y de darle credibilidad jurídica”, apuntó Almagro.

En esa tarea, agregó, “no podemos demorarnos. Queremos que esa OEA eficiente comience a funcionar lo más pronto posible”.

El equipo de Almagro que comenzará de inmediato la transición estará encabezado por el economista uruguayo Luis Porto e incluye a Dan Restrepo, quien durante varios años fue asesor de Barack Obama para América Latina.

En la misma jornada, Néstor Méndez, embajador de Belice ante la OEA, fue elegido Secretario General Adjunto, y asumirá sus funciones el 12 de julio.

Almagro era el único candidato en disputa, después de asegurar el apoyo explícito de Brasil, Argentina y México, y a último minuto el voto de Estados Unidos, que financia poco más de la mitad del presupuesto anual de la OEA.

Además de su reforma, la otra gran asignatura pendiente de la OEA es crear las condiciones para facilitar el retorno de Cuba, país que fue suspendido de la organización en 1962. Esa suspensión fue anulada por consenso en 2009, cerrando de esa forma uno de los capítulos de la Guerra Fría en el hemisferio.

“La OEA tiene la obligación de generar una agenda política y de diálogo con Cuba, que vaya acercando a las partes y resuelva los temas pendientes”, señaló Almagro.

Un momento clave en esa aproximación será la Cumbre de las Américas que se realizá el 10 y 11 de abril en Panamá, una ocasión que el uruguayo definió como “un motor determinante” para que se puedan discutir condiciones de cooperación.

Para Almagro, la construcción de una agenda de diálogo podría ser también una receta para recomponer las relaciones dentro de la OEA, fracturada desde hace años por las diferencias entre el bloque del Alba y otros países miembros del organismo.

“La OEA debe estar involucrada en las soluciones, debe acercar posiciones y resolver problemas. No puede radicalizar conflictos, y debe también asegurar condiciones de autodeterminación”, comentó.

Para Almagro, el establecimiento de canales de diálogo deberá ayudar a “curar heridas”.

La canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, confirmó que el jueves pronunciará un discurso ante el Consejo Permanente de la OEA para “alertar” sobre la gravedad que reviste la adopción de sanciones de Estados Unidos contra funcionarios venezolanos.

“Vinimos a alertar en este espacio sobre esta agresión”, dijo.

Este miércoles, el presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, felicitó a su “hermano” Almagro, con quien prometió trabajar “hombro a hombro”. El canciller de Guatemala, Carlos Raúl Morales, apuntó que la OEA necesita “una reforma muy profunda o de lo contrario nos vamos a encontrar con una organización fallida”.

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Luis M. Domínguez Batista dijo:

    Por fín aparece una persona de respeto como Secretario General de la maltrecha OEA. Cuando está haciendo falta alguien que resulte influyente para cambiar las cosas.

    Así pienso.

  • Melesio Capote dijo:

    Bueno, creo que con Almagro y como dice él, a partir de que Cuba concurra a la Cumbre de las Américas, solo falta que se nombre al embajador cubano ante la OEA. Ya no hay por qué no integrarnos, pues ya el escenario es otro y a fin de cuentas sería otra tribuna disponible para plantear puntos de vista y posiciones.
    ¿No creen?

    • mariposa dijo:

      Cuba no ha necesitado la OEA para integrarse con el resto de América Latina y el Caribe. Estamos más que integrados en organismos como el CARICOM, la CELAC, ALBA….
      Plantear puntos de vista y posiciones es lo de menos, nunca lo hemos dejado de hacer. Se trata de hacer, no de de hablar solamente.

  • Ing.Luis Enrique Fuentes salas dijo:

    Coincido con mariposa, CUBA no necesita para nada estar en la OEA, aunque es verdad que la epoca cambio pero cuando te botan de una casa o te bota una mujer , por verguenza y dignidad no tenemos que entrar mas. Ellos se perdieron la presencia de nuestro heroico pais. Para atras ni para coger impulso !!!!!

  • Aroldo dijo:

    Al fin una persona responsable, digna y seria en su trabajo al frente de esa lamentablemente famosa organización, una organización que iba pronta a desaparecer sino se reestructuraba o cambiaba, y más con la irrupción de ALBA y CELAC.

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también