Imprimir
Inicio » Noticias  »

Comunicado de prensa de Cuba: Debemos aprender a convivir pacíficamente con nuestras diferencias

| 24 |
Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Foto: Ismael Francisco / Cubadebate.

Para acceder a las imágenes en alta resolución, visite nuestra página en Flickr

COMUNICADO DE PRENSA DE LA DELEGACIÓN CUBANA A LAS CONVERSACIONES SOBRE EL RESTABLECIMIENTO DE LAS RELACIONES DIPLOMÁTICAS CON ESTADOS UNIDOS. LA HABANA, 22 DE ENERO DE 2015.

El 22 de enero de 2015, tuvieron lugar conversaciones entre delegaciones de los Estados Unidos y Cuba para definir los pasos a dar con vistas a formalizar la decisión anunciada por los presidentes Raúl Castro Ruz y Barack Obama, el 17 de diciembre de 2014, de restablecer las relaciones diplomáticas entre ambos países. La delegación estadounidense estuvo presidida por la secretaria asistente para los Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Roberta S. Jacobson, y la cubana por la directora general de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores, Josefina Vidal Ferreiro.

En la reunión, que se desarrolló en un clima respetuoso y constructivo, la delegación cubana expresó que las relaciones diplomáticas deberán basarse en los principios del Derecho Internacional y de la Carta de las Naciones Unidas, incluyendola igualdad soberana, la igualdad de derechos y la libre determinación de los pueblos, y la no intervención en los asuntos internos de los Estados. Igualmente, deberán regirse por las Convenciones sobre Relaciones Diplomáticas y Consulares, que norman la actuación de las misiones diplomáticas y consulares y de sus funcionarios.

Ambas delegaciones intercambiaron criterios sobre los procedimientos para el restablecimiento de las relaciones diplomáticas en una fecha por determinar y decidieron continuar las conversaciones sobre este tema, con vistas a definir los pasos que deberán darse para la apertura de las respectivas Embajadas y la realización de visitas de alto nivel.

Los representantes cubanos reiteraron su profunda preocupación, porque durante casi un año, la Sección de Intereses de Cuba en Washington ha carecido de un banco para realizar sus operaciones, debido al recrudecimiento de las medidas financieras del bloqueo y a la injusta permanencia de Cuba en la lista de “Estados patrocinadores del terrorismo internacional”, lo cual provoca graves afectaciones a su funcionamiento y es contrario a la obligación de los Estados de asegurar todas las facilidades para el desempeño de las funciones de las misiones diplomáticas.

La parte cubana abordó en este contexto los temas que deberán ser resueltos como parte del proceso hacia la normalización de las relaciones bilaterales, en particular, el levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero.

La delegación cubana reiteró la disposición de Cuba a continuar un diálogo respetuoso con el Gobierno de Estados Unidos, basado en la igualdad soberana y la reciprocidad, sin menoscabo a la independencia nacional y la autodeterminación de nuestro pueblo. Reafirmó que ambas partes deben centrarse en la búsqueda de solución a los problemas que enfrentamos y que, a pesar de las diferencias profundas que existen entre nuestros gobiernos, debemos aprender a convivir pacífica y civilizadamente con estas. Asimismo, ratificó la voluntad de Cuba de contribuir a la mejoría del clima bilateral y avanzar hacia la normalización de las relaciones.

(Tomado de CubaMinrex)

Se han publicado 24 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Taran dijo:

    Me gusto el comunicado, y que clase de Jefa de Delegacion Cubana tengo, ?como es que se llama? Mariana?.

  • Daniel de Jesús González dijo:

    Esperamos que así se mantengan estas conversaciones, con avances y con todo respeto a la soberanía de cada parte. Buena cobertura por parte de CUBADEBATE. Felicidades.

  • Roberto dijo:

    Relaciones normales significan para nosotros:
    * No bloqueo
    * No terrorismo contra Cuba
    * No Ley de Ajuste cubano
    * Manos fuera de Guantánamo
    * No programaciones radiales, de tv, ni en Internet contra Cuba
    Se pueden tener Embajadas y relaciones diplomáticas aunque estas relaciones no sean totalmente normales, pero debemos aspirar a ello.

  • estrella fermin dijo:

    roberto no importa que no quiten el embargo ahora
    no importa que no vengan los yumas ahora pero hay que platicar aun sabiendo de su prepotencia y que las diferencias son mayores entre ambos paises

  • EddySS dijo:

    No faltarán defensores de los nobles reclamos de la diplomacia cubana que aspira a un entendimiento civilizado entre ambas partes, ni detractores a estos postulados, que le parecerán demasiado liberales para los que con insolente prepotencia, se acostumbraron a dictar al mundo sus designios.

    Aquellos que se hayan leído con detenimiento el discurso del Presidente Obama a la Nación, entenderán que ya no caben los dobles raseros, y para los que encuentran escuras intenciones ante sus espectaculares proyecciones, no tendrán argumentos suficientes para negarle la razón ante una potencia que ve en riesgo su liderazgo y hegemonía.

    A Cuba le toca su papel histórico de poner fin a una política de ingerencia, no de cincuenta años, sino desde que surgieron estas doctrinas que tanto ha costado al mundo y hoy se vuelve contra los que la crearon.

    El lenguaje beligerante no es propicio en nuestra aldea mundial que no admite un líder tribal, sino un nuevo status quo nunca antes puesto en práctica en la breve historia de la humanidad, que demanda a voces cambios de conducta para evitar la confrontación.

    La cuestión no es de ideologías, es de compresión de nuestras diferencias, bajo el respeto a la libre determinación de los pueblos a decidir su propio destino. Los pueblos necesitan la paz.

    Una comunidad mundial que disfruta de un planeta finito solo tiene como alternativas, encontrar infinitas soluciones antes de acudir a su autodestrucción basado en el egoísmo humano, el desprecio a nuestra propia raza, el desdén por los débiles, el despojo a los pobres, la arrogancia de las armas y de la muerte.

    Nunca antes la historia llegó por su propio curso a propiciar las condiciones para demostrar al mundo la necesidad de encontrar un entendimiento que debe pasar de antagónico a protagónico, de irracional a racional, de absurdo a cuerdo, de beligerante a pacífico de incivilizado a civilizado, de arcaico a futurista.

    Demos al mundo una lección de que el orgullo es pecado y venga en su fundamento, más que la teoría de la convergencia, el de la convivencia pacífica. He aquí la más aleccionadora demostración que puede dar al mundo el pueblo de los Estados Unidos de Norteamérica, con una esperanza de cambios. Tomar no, Dar a Cuba, es la razón.

    • Leandro dijo:

      Creo que Ud. tiene nobles sentimientos y las cosas debía ser como Ud. las plantea, pero me pregunto:
      ¿Acaso no es tribal autoproclamarse lider mundial reiteradamente? En el propio discurso a que Ud. hace referencia Obama dice: “…la pregunta no es si Estados Unidos lidera el mundo, sino cómo lo hace…Yo creo en un liderazgo estadounidense más inteligente…”

      En el sitio de la Casa Blanca creado para dar seguimiento al cambio de política hacia Cuba se puede leer: “El Presidente Obama está tomando medidas para deshacerse de las políticas fallidas del pasado, y comenzar un nuevo curso de relaciones de EE.UU. con Cuba que harán participar y empoderarán a los cubanos. Las varias décadas de aislamiento entre EE. UU. y Cuba han hecho que falle nuestro objetivo de empoderar a los cubanos para construir un país abierto y democrático.”
      Reconocer el fracaso de sus políticas no está mal, pero al parecer hay quienes olvidan que los cubanos no necesitamos que nadie nos ayude a empoderarnos. En uno de los editoriales del TheNew York Times se reconoce que el dictador Fulgencio Batista “había protegido los intereses comerciales estadounidenses” y a ese dictador – a quien el propio editorial califica de “líder”, aunque para guardar la forma, cual hoja de parra lo adjetiva “autoritario” – que, con el apoyo resuelto del gobierno de los EE.UU. había creado una poderosa maquinaria represiva, el pueblo cubano, bajo la guía de Fidel lo enfrentó y derrotó. Es el mismo pueblo que en la segunda mitad del siglo XIX sostuvo 30 años de luchas poniendo de rodillas al imperio español que puso en función de no perder a Cuba “hasta el último hombre y la última peseta” y aplicó políticas de exterminio masivo de la población como la Reconcentración aplicada por Valeriano Weyler con sus cientos de miles de víctimas; el pueblo que en la década de los 30s del siglo XX hizo huir a otro de los tiranos predilectos de los EE.UU: al dictador Gerardo Machado. Nadie tuvo que empoderarnos, lo hicimos por nosotros mismos. Pero aún más, quizás ningún pueblo en el mundo se ha empoderado tanto como el pueblo cubano cuando en defensa de su soberanía y autodeterminación ha desafiado por más de medio siglo a la potencia más poderoso de la Tierra; el pueblo que, arraigado en su historia y convicciones, al quedar solo cuando se derrumbó el socialismo europeo y el imperio lanzó sobre él toda su furia para rendirlo, no claudicó y al precio de enormes sacrificios siguió y sigue adelante.
      En el sitio de la Casa Blanca también se puede leer: “En determinados momentos, esta política de larga data de EE.UU. en relación con Cuba provocó un aislamiento regional e internacional de nuestro país, restringió nuestra capacidad para influenciar el curso de los acontecimientos en el hemisferio occidental…”
      Si bien es cierto que al menos se reconoce que quienes quedaron aislados en el intento de aislar a Cuba fueron los EE.UU., sin el menor rubor plantean que ello restringió su capacidad “para influenciar el curso de los acontecimientos en el hemisferio occidental…” Claro, el gran imperio tiene que dictar el curso de los acontecimientos en cualquier parte del mundo y en particular en este hemisferio, su “patio trasero”, que se les ha ido de las manos y no lo pueden permitir.
      Por su parte, en el comunicado de prensa, John Kerry plantea: “Este nuevo curso… no está basado en un acto de fe, sino en la convicción de que es la mejor manera de… promover los intereses de seguridad nacional de los Estados Unidos en las Américas…”,
      A mí me queda claro, pues, que el nuevo enfoque del “líder mundial” persigue, por vías más “civilizadas” retrotraernos a la época en que los EE.UU. imponían sus dictados no solo a Cuba, sino a todos los pueblos y gobiernos de “Nuestra América”.
      Sin embargo, considero que no porque conozcamos los peligros, debemos rechazar el cambio; al contrario; sin minimizar los peligros, conociéndolos y enfrentándolos, debemos asumir el cambio no como un obstáculo, sino como una oportunidad para aprovechar las posibilidades económicas, comerciales y financieras que nos facilita, sin concesión alguna en el tema de nuestra independencia, autodeterminación y seguridad nacional para avanzar más en la implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, garantizando la continuidad e irreversibilidad del Socialismo, el desarrollo económico del país y la elevación del nivel de vida de la población de conjunto con la formación y consolidación de valores éticos y políticos de nuestros ciudadanos.

      • LuisG dijo:

        Magníficamente planteado y adecuadamente documentado.

        “Es el mismo pueblo que en la segunda mitad del siglo XIX sostuvo 30 años de luchas poniendo de rodillas al imperio español …” A The New York Times le faltó aceptar que es el mismo pueblo que puso de rodillas al gobierno norteamericano.

        Mi más ferviente deseo de que todo siga el mejor curso, para que, una vez reanudadas las relaciones entre las dos naciones, más pronto que tarde sea eliminado el bloqueo.

  • hectordelgado@wordpress.com dijo:

    Lo mejor de todo es la dignidad con la que Cuba expresa sus puntos de vistas y sobre la base de que no renunciarán a sus principios. EEUU tiene mucho que cambiar todavía y decidir en su Legislativo y Ejecutivo para que las relaciones se establezcan realmente. es una muestra de respeto y dignidad los resultados que siempre ha tenido la diplomacia cubana, FELICITACIONES DESDE MEXICO.

  • iker dijo:

    oiga roberto me voy a referir a su ultimo punto, usted es de los q piensan q nuestro sistema social no es criticable y todo lo q el hombre hace es suceptible de perfeccion, si algo le hace falta a cuba es la critica de verdad no el complaciente de unos cuantos q se creen periodistas y por todos los medios

    • Layn dijo:

      Iker, no es Roberto quien duda de relaciones normales, es el propio John Kerry que plantea: “Este nuevo curso… no está basado en un acto de fe, sino en la convicción de que es la mejor manera de… promover los intereses de seguridad nacional de los Estados Unidos en las Américas…”,
      Para Cuba se trata de mantener relaciones civilizadas con un vecino, que incluso sanciona o tros porque las tengan; pero no esperamos mucho de eso y los cubanos no necesitamos de sus criticas que para nada serian objetivas, todo lo que hacen es cambiar de método.

  • Rodolfo Echevarría Pereda dijo:

    Coincido plenamente con EdySS. Hay que incorporar a nuestro pensamiento la convivencia pacífica como principio de relaciones entre los Estados. Hay que releer a los clásicos del marxismo sobre este particular. Existen profundas diferencias, pero nosotros los seres humanos, acaso no somos diferentes unos de otros? Es hora de ceder en tanto odio de ambas partes, porque si seguimos con la concepciçon de fortaleza sitiada( uno de nuestros puntos débiles y escollo para este proceso) no avanzaremos nunca, caeríamps en otro extremismo, seríamos tan derechistas como la Ros Lethinen o el Diaz Balart o el Bob Menéndez o el Marcos Rubio, que se oponen a cualquier paso de normalización. En el mundo contemporáneo, el hielo entre Cuba y los Estados Unidos( a solo 90 millas uno de otro) es relamente anacrónico. Claro que el diálogo tiene que desaroolarse sobre bases recíprocas y en estricto apego al Derecho Internacional, creo que al menos, estas primeras jornadas así lo fueron. Ahora bien, nootros los cubanos debemos dejar atrás la gringofobia, y aprehender el arte del modus vivendi entre dos pueblos vecinos con gobiernos con profundas diferencias. Hay que pensaren ambos pueblos. Ellos no son mejores que nosotros, pero nosotros no somos mejores que ellos tampoco. Pensar lo contrario se aproximaría a una posiciçon chovinista y hasta fascista.

  • macherano dijo:

    Bravo por Josefina!, que flema, con una sonrisa en la cara y con tremendo caracter.. Es bueno saber que tenemos diplomáticos competentes… Pero porqué no se concia, porqué se sabe tan poco de ella…

  • macherano dijo:

    La cobertura de los medios fue buena, pero así debe ser siempre…

  • GAM dijo:

    “”Una gran montaña parece menor cuado está rodeada de colinas. Y esta es la época en que las colinas se están encimando a las montañas, en que las cumbres se van deshaciendo en llanuras, época ya cercana de la otra en que todas las llanuras serán cumbres.”” JOSÉ MARTÍ.

  • sea dijo:

    roberto a cambio de que ?

  • sea dijo:

    es lo que pide cuba y lo va a lograr que es lo que pide usa ,lo ira a lograr?

  • gsus dijo:

    Yo haria lo que hicieron los colombianos cuando dijeron “no hay dialogo que sirva sin la presencia de las victimas del conflicto” la idea seria que representantes del pueblo cubano directamente afectados por las medidas del bloqueo (que bien puede ser cualquiera) y ciudadanos norteamericanos que tambien hayan sido afectados por estas medidas digase (empresarios que quieran comerciar con Cuba, bancos que han sido multados por realizar transacciones bancarias con Cuba etc…) participen de manera activa en el dialogo y pongan sus criterios. porque los gobiernos van a defender sus intereses a toda costa y al final los que estamos en el medio somos nosotros los de a pie que talvez o casi seguro, poco nos interesa la politica y solo queremos un nivel de vida digno y con oportunidades de prosperar con el esfuerzo de nuestro trabajo.

    • Enrique dijo:

      Ante todo, mi agradecimiento a este espacio público para expresar las opiniones de cada quien,, GRACIAS CUBADEBATE.
      Lo más importante es el reconocimiento de que la política de aislamiento del gobierno de los EE UU. todos estos años, no ha servido para nada. Ahí hemos estado los cubanos, de a pie, soportándolo todo.
      Pero no solo debe cambiar esta vieja y obsoleta política de EE.UU. El gobierno cubano tiene que seguir mirando hacia adentro y seguir cambiando viejos dogmas y algunas políticas que tampoco “han servido” durante estos años. Los cambios, tienen que estar enfocados en beneficiar a las mayorías, tanto de un lado, como del otro.
      Estas conversaciones, han demostrado que se puede convivir con diferencias ideológicas o políticas, pero se puede convivir. Lo otro importante debe ser que cada quien respete su sistema. A fin de cuentas, si el pueblo quiere cambiarlo, es él y no otro quien deba asumirlo. Es decir, nos toca a los cubanos solamente decidir nuestro destino.
      Y no excluyo a los que han cruzado las fronteras cubanas. Cubanos somos todos, estemos donde estemos.
      He leído muchos comentarios de cubanos en el exterior (soy uno de ellos) unos a favor, otros en contra. La diversidad de criterios es buena, siempre que se respete el derecho ajeno a ejercerla y con la debida ética. Siento pena por esos paisanos cuando siguen sacando su odio visceral por sus congéneres. Les pido que cambien, como lo expresó Olga Tañón en el concierto del siglo en La Habana “..es tiempo de cambios” (traducido del inglés). Y a los paisanos del archipiélago, también abran sus corazones y que “las pasiones ideológicas” no los dejen ver con claridad esos cambios.
      “Una Cuba mejor es posible” con el concurso de todos (as).
      Mis respetos y felicitaciones a ambas delegaciones reunidas en La Habana.

  • Lopez dijo:

    Vamos a seguir conversando, no importa las diferencias y de ambas partes trataremos de que sean menos las diferencia, la los americanos han hecho concesiones desde el punto de vista económico, donde están las concesiones nuestras, donde están nuestros cambios, eso nos están pidiendo, si alguien sale beneficiado de esto somos los cubanos, vamos a bajar un poco nuestra posición que si se mantiene un poco congelada en el tiempo por lo menos ese es mi punto de vista.

  • María Antonia dijo:

    Excelente la intervención de nuestra representante Josefina Vidal ante la prensa, muy pausada, esclarecedora y muy conocedora del tema que trata, con personas como ella no hay espacio para las dudas.

  • Rufo dijo:

    Gracias a Cubadebate por esta información seria sobre las conversasiones sostenidas entre Cuba y EEUU.este es un paso de avance hacia la normalización de las relaciones entre ambos países ,basado en el respeto mutuo,y en el derecho internacional.Como cubano de a pie me siento optimista y confiado en la labor de nuestros diplomáticos.Un futuro mejor siempre será posible.

  • Berkis dijo:

    Solo esperamos que los acuerdos de estas conversaciones se cumplan y que se termine el bloque que le tienen impuesto a Cuba que tanto ha hecho sufrir a este aguerrido pueblo que a pesar de las dificultades no se doblega, no olvida sus raices y su historia, y que siempre se ha mantenido firme y seguira así, porque somos seguidores de nuestros heroes y martires, revolucionarios por naturaleza, felicidades a CUBADEBATE

  • Omar Salas Diaz dijo:

    Yo creo que Cuba debe seguir firme y no renuciar a sus principios de seguir construyendo su sistema social y los EEUU no pueden pretender nada deben aprender a aceptar a Cuba tal y como es como aceptan a China y a otros paises de diversa ideologia

  • cariola echeverry dijo:

    no ceo nada de la buena voluntad de los yumas,la estocada se esta gesando solo esperan el momento

Se han publicado 24 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también